GDK – Capítulo 637

0

Capítulo 637: ¡Él viene!


La extensa ceremonia finalmente termino. Cada uno de esos miembros de la Iglesia quienes habían estado agachados en el suelo alzó sus cabezas y reunieron sus miradas en Han Shuo en el centro.

Aunque la multitud no pudo escuchar el diálogo entre él y el alto dios, la atmósfera anormal dentro del santuario hizo que entendieran que algo debió haber sucedido durante la ceremonia.

El Papa también lanzó su mirada hacia él. Había una insinuación de duda mostrándose en sus ojos. Han Shuo sabía que el Papa quería preguntarle y asintió con su cabeza para afirmar que en efecto se había comunicado con el dios maligno. Sin embargo, él no lo expresó claramente para él Papa con palabras.

Tenía un cierto entendimiento de la voluntad de algunos dioses malignos de la Iglesia de la Calamidad. Como, al final, él era simplemente un dios fundamental, tan lastimero para ser tomado en cuenta por los dioses, no había punto en que Han Shuo le revelara el asunto.

El siguiente reino después del dios fundamental era el dios menor. Aunque la división entre los mortales y los dioses era de sólo un reino, el camino era muy, muy difícil de atravesar. Incluso el más poderoso de los dioses fundamentales estaría muerto sin lugar a dudas cuando se enfrentará en contra de un dios menor. Para los dioses, los dioses fundamentales no eran personajes importantes para hablar directamente con ellos. Sin energía divina, alma divina y el Dominio de la Divinidad, los dioses fundamentales eran lamentables como hormigas para los verdaderos dioses. Podrían ser fuertes entre las hormigas pero sin embargo eran hormigas.

Han Shuo no le explico al gran gordo, ni este le pregunto. Como el Papa de la Iglesia de la Calamidad, pudo discernir exactamente qué preguntas debería o no debería hacer así como también la información que debía o no conocer. Esa era la razón por la que pudo tomar la posición en la que estaba.

Como la ceremonia había concluido, bajo la orden de varios cardenales, los miembros de la Iglesia de la Calamidad reunidos en ese lugar se dispersaron ordenadamente.

Esas personas quienes habían participado en la ceremonia, de la atmósfera peculiar en el santuario así como la conducta de Han Shuo, se dieron cuenta de que el dios malvado que adoraban se había comunicado solamente con él. Esto hizo que ellos lo reverenciaran incluso más de lo que ya lo hacían.

Aquellos quienes tenían relaciones cercanas con Kironlo, después de asistir a la ceremonia donde Han Shuo se comunicó con sus dioses, se las arreglaron para reconocer claramente la situación actual y muy directamente quemaron los puentes con Kironlo. Tenían miedo de que cualquier atadura con él podría afectar su relación con Han Shuo.

Después de comunicarse con ese alto dios, él no continuó permaneciendo en la Iglesia de la Calamidad. Dejo los cuarteles de la Iglesia de la Calamidad después de hablar brevemente con el gran gordo.

Él tuvo que atravesar el vasto desierto a pie para llegar a ese lugar. Pero cuando partió, simplemente usó una matriz de transporte mágico y llegó a la base secreta de la Iglesia de la Calamidad en el Imperio Lancelot.

Como su identidad en la Iglesia  había cambiado, así también lo hizo el tratamiento que recibió. Wolf y Burt quienes lo acompañaban de los cuarteles generales anteriormente fueron puestos a cargo de temas en esa región. Sin embargo, ahora sólo le respondían a él.

Era la más grande base secreta de operaciones de la Iglesia de la Calamidad dentro del Imperio Lancelot. Estaba localizada en el Valle Kerlan cerca del Valle del Sol. Estaba situado entre un pequeño grupo de montañas. Había niebla alrededor del aire y el ambiente era complejo.

Después de salir de la matriz de transportación, Han Shuo dejó a Wolf y Burt con algunas instrucciones y dejo el valle. Regreso directamente al Cementerio de la Muerte. Los tres demonios espíritu que refino habían entrado en la etapa final. Han Shuo observó por un momento y se aseguró de que no hubiera ningún problema con ellos antes de caminar a la matriz de transportación entre planos a gran escala en el centro del Cementerio de la Muerte.

Después de aprender todos los secretos en el Cementerio de la Muerte, él supo cómo usar y operar esa matriz a gran escala. Para asegurarse de que nada fuera mal, inspeccionó cuidadosamente esa matriz de transportación y la alimento con la energía que podía sostenerla. Sólo entonces estuvo tranquilo.

Cuando regreso al Cementerio de la Muerte, había pensado cuidadosamente sobre las palabras que el alto dios de la destrucción mencionó. Sabía que realmente no tenía opción. Una vez que el Dragón Primordial recibiera a los expertos de planos materiales alienígenas, entonces, lo que debería enfrentar no sería sólo a él, sino muy posiblemente a poderosos dioses de reinos altos.

Él tenía confianza pero no era engreído. Entendía que dada su fuerza actual, ciertamente ganaría en contra de expertos de su mismo reino. Sin embargo, si los que llegaban excedían ese reino, incluso un dios menor de etapa tardía muy posiblemente podría matarlo, ni que decir de un dios medio.

Por tanto, él sabía que no tenía una segunda opción o no tendría forma de salir. Todo lo que podía hacer era hacer equipo con la Iglesia de la Calamidad y dar lo mejor en la batalla por llegar. Más aún, sólo podía obtener la victoria y no debía fallar.

Después de la conversación, el originalmente orgulloso e inquebrantable Han Shuo se volvió mucho más pesado en su humor.

‘¡Es sólo al volverme fuerte y poderoso hasta el punto de que nadie pueda amenazarme que puedo protegerme yo mismo!’ después de meditar por un largo tiempo, él decidió que debía avanzar más en su fuerza sin retrasarse.

De sus tres almas, aquellos que podían hacer avances rápidos eran su encarnación de la muerte y su cuerpo principal. Su encarnación de la muerte podía hacer uso del último trozo de esencia divina obtenido del Vacío para avanzar en su fuerza. Mientras tanto, su cuerpo principal podía acelerar al tratar de comprender y dominar los nueve cambios de las artes demoníacas.

Como su encarnación de la destrucción estaba formada con la ayuda de la energía dentro del Filo Cazador de Demonios, la energía divina de Datara, así como también el cristal del origen de la destrucción, no tenía una fundación sólida en el edicto. Por tanto no era realmente fácil avanzar más.

Sin embargo, Han Shuo no perdió su coraje. Dentro del Cementerio de la Muerte, él comenzó a digerir la tercera y última pieza de esencia divina de la muerte con su encarnación de la muerte mientras su cuerpo principal estudiaba afanosa y meticulosamente cómo usar los nueve cambios en el Reino de los Nueve Cambios.

El tiempo voló. Han Shuo permaneció en el Cementerio de la Muerte como un tonto. Sus tres cuerpos se hundieron en una completa quietud. Como si se hubieran fosilizado.

Un día, mientras él estaba sentado tranquilamente dentro del Cementerio de la Muerte, repentinamente sintió que había múltiples formas de vida acercándose.

Las tres almas estaban avivadas por sus cultivaciones. Han Shuo, quien se sacudió enormemente, rápidamente expandió su consciencia para dar un vistazo a la situación afuera del Cementerio de la Muerte.

Después de comunicarse con el alto dios Terokk en los cuarteles generales de la Iglesia de la Calamidad, Han Shuo se volvió consciente de que su situación real no era segura como había imaginado. De las palabras de Terokk, el Dragón Primordial podía recibir a sus aliados con el tiempo. Eso también significaba que si el Dragón Primordial detectara su localización en ese momento, posiblemente se enfrentaría a un enorme peligro.

Especialmente, el Cementerio de la Muerte que estaba localizado en el Bosque Oscuro y no estaba lejos del Valle Dragón en el que el Dragón Primordial permanecía la mayoría del tiempo. Era natural que él se preocupaba por eso.

Después de un pulso de su consciencia, suspiro de alivio. Las visitas tenían auras débiles que obviamente no pertenecían a la clase de existencias tan poderosas como el Dragón Primordial.

Su encarnación de la destrucción, la más tranquila de los tres, se levantó y salió.

Después de salir del Cementerio de la Muerte, él vio los rostros de Emily, Phoebe y Fanny. Emily y Fanny llevaban expresiones normales mientras que Phoebe, quien previamente tuvo un disgusto con él, parecía de alguna manera incomodá.

“¡Bryan! ¡Sabía que estarías aquí!” Emily dijo con una dulce sonrisa. Luego tomó la pequeña mano blanca de Phoebe, camino hacia Han Shuo y dijo sonriendo, “esas cosas que ocurrieron hace tiempo, sólo déjalas pasar. Phoebe ahora se ha tranquilizado. ¡También deberías dejar de estar molesto!”

Al parecer durante el tiempo que él se fue, Phoebe finalmente se controló bajo la persuasión de Emily y Fanny. Quizás pensaron que la razón detrás de que él desapareciera era debido a que todavía la estaba culpando por ser egoísta y extremadamente posesiva.

Cuando Emily dijo eso, Phoebe miró hacia Han Shuo con una expresión complicada. Las lágrimas estaban rodando ligeramente en sus ojos. Mordió su labio y dijo con una voz resentida, “¡cómo pudiste irte por tanto tiempo y ni siquiera pensaste en confortarme!”

Inesperadamente, Han Shuo se sintió culpable en su corazón cuando escucho sus palabras. Cuando él lo pensó cuidadosamente, era él quien estaba equivocado. Sólo había perdido su temperamento cuando ella reaccionó de mala actitud. Pero ahora cuando vio a Phoebe al borde del llanto, una persona completamente diferente de su apariencia usualmente helada, arrogante e inflexible, su corazón ardió…

Después del viaje a la Iglesia de la Calamidad, él llegó a reconocer la peligrosa situación en la que él estaba y sintió como si pudiera perder su débil vida en cualquier momento. Su mente no estaba relajada como antes. Ahora, después de escuchar las palabras de Phoebe, su humor se volvió incluso más pesado. Forzó una sonrisa, gentilmente limpio las lágrimas de las esquinas de los ojos de Phoebe y dijo, “siento haberme molestado ese día. ¿Por qué no lo dejamos en el pasado y lo olvidamos?”

“Huhu…” contrario a las expectativas, ella no pudo contener sus lágrimas cuando él la trato tan tiernamente. Lloro muy, muy fuerte como si quisiera ventilar todos los agravios acumulados durante los días pasados a través de sus lágrimas.

Emily y Fanny en efecto habían construido una relación cercana con ella en esos años. Cuando vieron que torrentes de lágrimas bajaron por su rostro, rápidamente fueron a consolarla. Estaban un poco aturdidas.

Con eso, Han Shuo también estuvo un poco aturdido. Rápidamente trato lo mejor para consolarla.

Después de un largo, largo tiempo, Phoebe se cansó de llorar y finalmente se detuvo. Él gentilmente dejó salir un suspiro de alivio. Fue en ese momento que recordó la posible amenaza que enfrentaba y dijo con una voz profunda, “todas ustedes deben regresar de inmediato. No vengan sin mis instrucciones. ¡Durante este periodo de tiempo, este lugar es muy peligroso!”

“¿Qué ocurre?” Fanny estaba sobresaltada. Pero poco después, dijo sonriendo, “Bryan, ¿no nos darás la bienvenida a tu escondite? Ja, el Continente Profundo puede ser grande, ¿pero quién podría posiblemente lastimarte? ¡Es que no nos quieres aquí y estás poniendo excusas! ¡Humph!”

Obviamente, Fanny pensó que él estaba jugándole una broma. Creía absolutamente que nadie en el Continente Profundo podría lastimarlo. Emily y Phoebe tenían el mismo pensamiento, pensando que él no quería ser perturbado. Todas pusieron una apariencia malhumorada.

Las tres damas tenían una fe ciega en él y eran ignorantes de la situación. Han Shuo no sabía si debía reír o sentirse orgulloso. Sin embargo, la situación no permitía nada de haraganeo. Puso un rostro firme y dijo solemnemente, “no bromeo. ¡El Continente Profundo es enorme y en efecto hay personas quienes pueden ser una amenaza!”

“¿Quien? ¡No creemos tus mentiras!” Fanny dijo con una risilla y no estaba nerviosa en absoluto.

Han Shuo se dio una palmada en su rostro dentro de su mente. Cuando estaba por responder, su rostro repentinamente se sacudió. Suspiró y dijo con una voz profunda, “¡aquí viene!”

El aura de un dragón antiguo estaba fluyendo sin una pizca de ocultamiento. Han Shuo podía decir que el Dragón Primordial se había hundido en furia. Estaba cargando directamente hacia la barrera del Cementerio de la Muerte con un impulso aterrador. Han Shuo miró a las tres damas quienes estaban en una pérdida y se dio cuenta de que el Dragón Primordial debió encontrar el camino hasta allí a través de esas tres mujeres desprevenidas.