GDK – Capítulo 632

0

Capítulo 632: Astuto


Mientras Han Shuo se dirigía al Salón de los Cardenales, Wolf describió todo sobre el cardenal anciano a gran detalle para él. Después de escuchar la descripciones, él se sintió enfermo por el cardenal incluso antes de encontrarse con él.

Ese cardenal llamado Kironlo no sólo había ayudado a establecer la Iglesia de la Calamidad. ¡De hecho, toda la razón por la que el Continente Profundo unió fuerza para derrumbar a la Iglesia de la Calamidad hace varios cientos de años fue todo gracias a esa persona!

¿Por qué? Debido a que en aquel entonces, él indiscriminadamente libero ‘Plaga’ por todo el Continente Profundo, convirtiendo a los ciudadanos de muchos países en criaturas no muertas rápidamente. La Plaga era un tipo de enfermedad infecciosa de necromancia. Aquellos quienes eran infectados por la plaga se convertirían en zombis y subsecuentemente extenderían la enfermedad al morder a otras personas.

Gracias al loco trabajo de Kironlo, liberando plagas en todos los países y convirtiendo a un gran número de la población en criaturas no muertas, cada nación en el continente estaba furiosa. Después de ese enloquecido acto de Kironlo, aunque la reputación de la Iglesia de la Calamidad en el Continente Profundo no era tan grande como la de la Iglesia de la Luz, todavía era bastante buena. Los miembros de la Iglesia de la Calamidad en aquel entonces tenían estatus relativamente altos.

Sin embargo, después de que la Plaga se volvió viral, cada país estaba en un ataque de pánico y sus actitudes hacia la Iglesia se volvieron hostiles. Por consecuencia, la Iglesia de la Calamidad se convirtió en el enemigo público en todo el Continente Profundo.

Durante la batalla en contra de la plaga, la Iglesia de la Luz movilizó a todos sus sacerdotes blancos y los envió a todos los países. Gastaron una gran cantidad de energía al purificar el masivo número de criaturas no muertas formadas por la plaga.

También fue durante ese periodo que la Iglesia de la Luz, que era sólo una pequeña organización religiosa en ese momento, aprovecho la enorme oportunidad y subió a la cima como la religión número uno del Continente Profundo. Mientras tanto, la Iglesia de la Calamidad se volvió aborrecida y detestada por todos los países y tuvo que ocultarse constantemente. Fue en ese periodo de tiempo que sus cuarteles generales bajo tierra de la Iglesia de la Calamidad fueron establecidos.

Kironlo, el principal culpable de la catástrofe, fue muy afortunado y se las arregló para no perder su vida. Aunque algunos de esos de la Iglesia tenían agravios por sus acciones, como él era uno de los mayores antiguos de la Iglesia y la existencia de esta era amenazada en ese momento, decidieron ejercer paciencia. Después de eso, Kironlo también había reconocido los efectos dañinos que sus locas acciones le habían traído a la Iglesia de la Calamidad. En los siguientes cientos de años, vivió en aislamiento y ya no se involucró en los asuntos de la Iglesia.

Para empezar él tenía una fuerza muy poderosa. La rigurosa cultivación durante los cientos de años de aislamiento le permitió progresar incluso más. Se convirtió en una de las existencias más poderosas y antiguas de la Iglesia. Su influencia actual con la Iglesia era segunda sólo por el Papa ya que muchos de los miembros núcleo de la Iglesia anteriormente recibieron su consejo. El prolongado paso del tiempo quizás había hecho que las personas olvidaran el grave error que cometió en aquel entonces. Después de mantener un perfil bajo por muchos años, cuando vio que la Iglesia de la Luz estaba al borde de la destrucción, decidió emerger y crear un disturbio destructivo nuevamente.

El Salón de los Cardenales estaba localizado en el centro de los cuarteles generales de la Iglesia de la Calamidad. El salón tenía una atmósfera solemne y pesada. Había brillantes lámparas mágicas colgando en el techo hecho de roca oscura y con patrones de varios dioses malignos tallados en cada pulgada de los muros a su alrededor. Cómodas pieles de algunas bestias mágicas estaban colocados en los asientos hechos de roca dura. Huesos blancos arreglados en formas extrañas estaban colocados en las cuatro esquinas del Salón de los Cardenales.

Cuando Han Shuo entró, la docena o más de cardenales y el gran gordo del Papa tenían sus miradas centradas en él. Esas personas tenían fuerzas diversas. Los más poderosos tenían la fuerza de dioses fundamentales mientras los más débiles tenían grados sagrados. Todos ellos también lucían extremadamente viejos y dejaban salir intensas auras siniestras mientras sus ojos destellaban con brillos crueles, siniestros y sin sentimientos.

Aparte del Papa, había trece cardenales en total. Entre ellos, uno era un dios fundamental, tres eran semidioses y el resto eran todos expertos de grado sagrado. La mayoría de ellos cultivaban en la energía de la muerte, oscuridad, destrucción e invocación.

Wolf le había descrito la apariencia de Kironlo de antemano a Han Shuo. Pero incluso sin sentir deliberadamente usando su consciencia, a primera vista, él podía decir que el alto y delgado Kironlo quien tenía diabólicas luces verdes irradiando de sus ojos era la persona. Su cuerpo dejaba salir tanta aura de la muerte que casi no tenía presencia de vida viendo de él. Era más similar a un no muerto que a un humano.

Mientras Han Shuo estaba mirando a la multitud reunida en el salón, ellos también lo estaban midiendo especialmente Kironlo. No sólo no estaba ocultando la hostilidad en sus ojos, incluso lo escaneaba constantemente con miradas con las que una persona ordinaria podría sentir su sangre helándose.

Repentinamente, un pulso de una energía para probar el alma de Kironlo fue a envolver a Han Shuo. Las esquinas de la boca del primero incluso se curvaron para formar una escalofriante mueca cuando esa energía del alma fue lanzada. Parecía que quería humillar a Han Shuo.

Él entendiendo la estratagema, llevaba una sonrisa genial todo el tiempo y midió a Kironlo con esa sonrisa en su rostro. Entonces, su consciencia golpeo. Una energía del alma mucho más poderosa que la que Kironlo repentinamente pulso y lo golpeó ferozmente.

“Oww…” cuando el alma de este fue golpeada por Han Shuo, no pudo evitar gritar de dolor y sostener su cabeza severamente. Esa apariencia inhumana suya se convirtió en algo incluso más maligno y horrible.

“¡Cómo, cómo te atreves a atacarme!” Kironlo, quien fue castigado, después de que el dolor en su cabeza pasó ligeramente, grito y miró furioso hacia él con unos ojos sombríos y helados.

Han Shuo no respondió a su pregunta. En su lugar, miro al gran gordo lleno de sonrisas y dijo de una forma inocente, “Su Santidad ¿quién es esta persona? Acabo de entrar y ni siquiera he tomado asiento. ¿Por qué está tratando de difamarme?”

Todos los presentes en ese lugar tenían fuerzas decentes. Aunque la mayoría fue incapaz de saber lo que realmente ocurrió, podían sentir ligeramente que los dos tuvieron una confrontación con sus almas. Ese rostro inocente de Han Shuo parecía bastante genuino. Obviamente había salido mejor que Kironlo y aun así pretendió que fue acusado erróneamente y parecía tan genuino en eso. Inmediatamente ganó la aprobación unánime de todos los presentes por sus habilidades para el engaño.

‘Verdaderamente alguien despreciable y malicioso. En efecto es uno de los nuestros. ¡No es de extrañar que la Iglesia de la Luz no pudiera prevalecer ante él!’ muchos de los cardenales en el salón internamente lamentaron.

Como ellos mismos eran personas siniestras, astutas y malvadas, sinceramente encontraron admirable la acción de Han Shuo.

El Papa fue dejado entre las lágrimas y risas cuando él obviamente golpeó a Kironlo y todavía pretendía ser inocente. Forzó dos risas huecas y trato de mediar, “esto es sólo un malentendido…” pero antes de que cualquiera de los dos pudiera decir una cosa, rápidamente alzo la voz y anunció, “¡hey, hey! Déjame presentarte para todos. ¡Este atractivo joven es el miembro más sobresaliente de nuestra Iglesia – Bryan! ¡Jaja, creo que no tengo que narrarles sus logros pasados!”

“Un valiente. ¡A primera vista puedo decir que eres uno de los nuestros!”

“¡Aunque no estuviste en la Iglesia todo este tiempo, nosotros nunca te hemos considerado como un forastero!”

Algunos de los que estaban en la habitación comenzaron a alabarlo con rostros que parecían sinceros y cordiales.

Fue en ese momento que otro grupo entró en el salón. Cuando Han Shuo se dio la vuelta, descubrió que los recién llegados eran en realidad el rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma y sus dos subordinados de cinco cuernos. Él quedó bastante asombrado ya que no entendía porque esos alienígenas serían invitados a semejante reunión de alto nivel de la Iglesia de la Calamidad.

“Bryan, déjame presentarte. Estas personas están del mismo lado que nosotros ¡En esa guerra de hace cinco mil años, uno de los líderes que condujo nuestra pelea era originario de su raza!” cuando el gran gordo vio que esos de la Raza Alma entraron al salón, inmediatamente le contó a Han Shuo sobre la identidad del rey tribal ya que conocía los rencores entre los dos.

Mientras tanto, por alguna razón, ese Kironlo quien peleo secretamente con él repentinamente quedó en silencio. Estaba mirando hacia Han Shuo y el rey tribal con una expresión de esperar ver ocurrir una broma. Parecía estar esperando a que el rey tribal atacara a Han Shuo.

Al parecer todos los cardenales sentados dentro de la habitación estaban conscientes del rencor entre ambos. Esas personas sólo escucharon de la fuerza de Han Shuo por relatos y verdaderamente nunca atestiguaron su poder. Algunos incluso eran escépticos de esos reportes. Sin embargo, cuando se trataba del rey tribal de la Raza Alma, una enorme mayoría de ellos tenía una impresión de primera mano de su fuerza extremadamente aterradora. Cuando vieron que los dos cruzaron camino, tenían miradas divertidas en sus ojos.

‘Así que resulta que esos de la Raza Alma habían participado en esa gran guerra que involucró a todo el Continente Profundo cinco mil años antes. ¡No era de extrañar!’ Han Shuo estaba enormemente deleitado por las palabras del Papa.

Han Shuo dio sólo una mirada en los alrededores del salón antes de darse cuenta de lo que pasaba en las mentes de esos cardenales de las emociones mostradas en sus ojos. Eso lo hizo burlarse en su corazón. Pero después de observar cuidadosamente, él notó que sólo el Papa gordo tenía una mirada imperturbable y calmada.

De su observación, adivino que Edwin y Belinda siendo leales al Papa le debieron haber reportado sobre lo que ocurrió entre él y el rey tribal el día anterior. De lo contrario, el Papa no luciría tan calmado y despreocupado.

El resto de los cardenales tenían sus miradas yendo de ida y vuelta entre él y el rey tribal como si estuvieran anticipando que algo ocurriera. Kironlo de alguna forma estaba ansioso cuando los dos no entraron en conflicto. Luego, como si repentinamente recordara algo, puso una sonrisa malvada y dijo, “¿ustedes dos no se han puesto al corriente? Por nuestro entendimiento, los dos anteriormente se encontraron uno con el otro dentro del Cañón Tarrag. Incluso hubo un malentendido entre ambos. ¿Estoy en lo correcto?”

Kironlo también había pensado que el rey tribal de seis cuernos no era bueno distinguiendo las apariencias humanas y por tanto dio su maligno recordatorio. No pudo esperar a ver que Han Shuo fuera humillado.

Sin embargo, ¿cómo sería posible que Han Shuo no estuviera enterado de eso?

“Jaja, eso es correcto. En aquel entonces en el Cañón Tarrag, en efecto tuve un malentendido con él”, Han Shuo explícitamente reconoció el hecho.

Todos en la habitación se tensaron al pensar que algo ocurriría a continuación. Sus miradas fueron completamente concentradas en el rey tribal, esperando a que atacara. Sabían que la gente de su raza era cruel, despiadada y no tenían tantas dudas como los humanos. Era natural que esperaran que él lo atacara.

Kironlo se estaba burlando en su corazón. Como él personalmente había peleado antes con el rey tribal junto al Papa, sabía mejor que nadie que tan formidable era. ¡Viendo que el espectáculo estaba por comenzar, la emoción en su corazón estaba botando tanto que él casi no podía suprimir la alegría en su corazón!

Sin embargo, contrario a lo que la multitud anticipo, el rey tribal no cargó ferozmente hacia Han Shuo. Sus corazones estaban llenos de confusión y no pudieron entender que estaba esperando.

“Fue Bryan quien tomó tus cosas, ¿no es así? En aquel entonces incluso dijiste que lo matarías al instante si lo veías. ¿Qué ocurre?” Kironlo no pudo esperar mucho más y le recordó explícitamente.