GDK – Capítulo 629

0

Capítulo 629: Sería fácil para mí el acabarte


Los cuarteles de la Iglesia de la Calamidad estaban a varios cientos de metros bajo el desierto. El conjunto de edificios era vasto como las arenas. Comparado con el cuartel general del Manto Oscuro, no sólo esa instalación era infinitamente más grande, también tenía una seguridad más fuerte. Era más como una ciudad en miniatura.

Aunque estaban bajo el suelo, el espacio no era tan oscuro como Han Shuo había imaginado. Brillantes bolas mágicas de iluminación podían ser encontradas en cada esquina, iluminando cada pulgada de superficie. Las instalaciones estaban separadas en varias unidades. Había talleres de herrería para refinar toda clase de armas e instrumentos mágicos, templos para consagrar y adorar al dios maligno, campos de entrenamiento para meditación y artes marciales, librerías donde toda clase de tomos mágicos antiguos podían ser encontrados, despensas conteniendo preciosos y raros materiales de bestias mágicas acumulados por cientos de años…

Ese lugar tenía todo lo que una sólida organización religiosa debería tener. Aparte de esas instalaciones esenciales, había comodidades para relajación y descanso. Por ejemplo, había una casa de baño con piscinas de manantiales cálidos donde la gente relajaba sus músculos y una extensa avenida completa con patrones de incontables dioses malignos tallados en los muros donde la gente podía socializar y discutir su cultivación.

Aunque la Iglesia de la Calamidad era una organización rigurosa, las personas en ese lugar no parecían pesadas y decaídas. Han Shuo, con una sonrisa formal en su rostro, siguiendo por detrás a Belinda y Edwin quienes lideraban a través de cada región. Incluso le dio una oportunidad a la tina caliente y tuvo un cambio de ropas. Estaba absolutamente relajado.

Como aquellos miembros de la Iglesia de la Calamidad que encontró a lo largo del camino no estaban enterados de su identidad, no hicieron un escándalo.

Han Shuo observó los alrededores cuidadosamente por un momento. Noto que todos esos miembros de la Iglesia de la Calamidad con los que se cruzó, todos parecían completamente complacidos, casi hasta el punto del deleite. Era como si ellos se hubieran encontrado con algo feliz. Eso lo volvió curioso. No vacilo en preguntarle a Belinda a su lado, “¿algo alegre ocurrió recientemente en la Iglesia de la Calamidad? ¿Por qué todas esas personas que pasamos parecen bastante felices?”

Belinda estuvo algo aturdido. Ella le dio una mirada significativa e hizo una sonrisa bastante incómoda antes de explicar con su dulce voz, “¡la razón por la que están tan felices, eres tú!”

“¿Yo?” Han Shuo estaba sorprendido. Preguntó, “¿qué tiene que ver conmigo?”

“Debido a ti, no sólo la Iglesia de la Luz ahora es más débil que antes, ellos se dirigen hacia la completa y absoluta destrucción. Para nosotros los miembros de la Iglesia de la Calamidad quienes vemos a la Iglesia de la Luz como un enemigo mortal, nada puede ser más emocionante que esa noticia. Además, ellos escucharon de tus planes de venir aquí. Eres un ídolo para todos aquí, todos quieren conocerte. Naturalmente, se volvieron más emocionados cuando supieron las noticias”, Belinda le explicó con seriedad a Han Shuo.

“Lo que es más, debido a la existencia de la Iglesia de la Luz, hemos sido forzados a vivir en la oscuridad todo este tiempo. Generalmente, no nos atrevemos a anunciar abiertamente nuestra identidad a los plebeyos. Pero ahora, como el agarre de la Iglesia de la Luz ha declinado, de acuerdo a su Santidad el Papa, no pasará mucho para que nuestra Iglesia de la Calamidad verdaderamente surja de las sombras y podamos caminar honorablemente en la superficie del continente.

La gente como nosotros quizás hemos entregado todo a la Iglesia, pero todavía tenemos familia y amigos. Normalmente, nosotros deliberadamente ocultamos nuestras identidades de ellos y tenemos que vivir una agotadora doble vida. Hay algunos quienes no tienen el coraje de ver a sus familias por años, mientras algunos incluso fueron desheredados por sus familias. Pero la situación en esta ocasión es verdaderamente diferente. Para esas personas, tan pronto como la Iglesia pueda salir de las sombras, podrán regresar a sus hogares y reunirse nuevamente con sus familias. Es por eso que todos parecen tan felices”, Edwin añadió a la explicación mientras llevaba una sonrisa satisfecha antes de agradecerle sinceramente a Han Shuo.

Después de escuchar esas palabras y dar un pensamiento, el último se dio cuenta de porque parecían tan alegres. Bajo la difamación de la Iglesia de la Luz, la Iglesia de la Calamidad se convirtió en el enemigo público del continente. Esos discípulos quienes eran devotos a la Iglesia de la Calamidad también tenían parientes y familia. Sin embargo, como el público fue persuadido para oponerse a la Iglesia de la Calamidad, esos miembros de la Iglesia tenían miedo de revelar sus identidades a las personas cercanas a ellas. Mientras tanto, aquellos quienes tenían sus identidades expuestas no se atrevían a encontrarse con sus familias y tenían que pasar sus días lejos de ellos. Eso era seguramente una experiencia dolorosa.

«¿Eh? ¿Qué es este lugar?”, con Edwin y Belinda dirigiendo, Han Shuo llegó a una región con una arquitectura áspera la cual estaba sellada por una gran y oscura puerta hecha de hierro.

La razón por la que preguntó era que detrás de la puerta de hierro había sentido la presencia de un dios fundamental y dos semidioses. Han Shuo había notado las presencias de esos expertos cuando se acercó. Por alguna razón, las presencias incluso se sentían bastante familiares. Esto hizo que él estuviera bastante curioso.

‘¡Ka ka!’, antes de que Edwin o Belinda respondieran, esa puerta de hierro cerrada de repente se abrió. Un aura sombría, helada y despiadada fluyo directamente en su rostro. Un alienígena con el que él estaba muy familiarizado salió de la puerta – ¡era el rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma!

En aquel entonces durante la excursión en el Cañón Tarrag, Han Shuo, Stratholme el viejo monstruo y la Nieve Celestial Tiana, hicieron equipo para saquear varios Cristales del Origen elementales de la Raza Alma. Fueron perseguidos por el rey tribal quien de pronto emergió en medio de su robo. Fueron cazados por todo el camino hasta la montaña sagrada de la Iglesia de la Luz y se las arregló para hacer un escape gracias a la Santidad de la Iglesia de la Luz haciendo su aparición. Han Shuo y Stratholme pasaron el siguiente período de tiempo con miedo, profundamente asustados de que fueran capturados antes de poder fusionar sus almas con los Cristales del Origen.

Sin embargo, teniendo una consciencia extraordinaria, Han Shuo después encontró un método para esconder su alma del rastreo del rey tribal. Lo que era más, él incluso había transmitido deliberadamente la energía de su alma para provocar al rey de seis cuernos para que fuera al Santuario del Hielo. Sin embargo, en el camino, cuando el rey tribal llegó a los territorios del Imperio Angela, había permanecido en ese lugar por alguna razón y no busco a Han Shuo que lo esperaba en el Santuario del Hielo.

Después de que Han Shuo se hizo cargo de las cosas en el Santuario del Hielo, durante su regreso al Imperio Lancelot, se encontró con el Dragón Primordial en el Valle Dragón localizado en las profundidades del Bosque Oscuro. Allí, fue traicionado por el Dragón Primordial y la Iglesia de la Luz y fue lanzado al reino del Abismo. Después de regresar al Continente Profundo, había estado ocupado con asuntos sobre el Imperio Lancelot y tomar venganza y arrinconar a sus enemigos. Era la última cosa en su mente el esperar chocar con el rey tribal de seis cuernos en esos cuarteles generales de la Iglesia de la Calamidad. Él pensó sobre la posición única de esa instalación en el Imperio Angela y recordó cuidadosamente la posición, sintió que el rey tribal donde quedo pegado allí hace cinco años. Repentinamente, todo quedo claro. Murmuro, “así que resulta ser así. ¡Al parecer hace cinco años, puede ser que hayas peleado con el Papa o algo ocurrió en este lugar!”

Cuando el rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma salio, sus dos subordinados de cinco cuernos lo siguieron por detrás. Después de escuchar sus palabras, el rey tribal revelo confusión en sus frios ojos sin sentimientos. Miró de arriba a abajo a Han Shuo por un largo tiempo antes de preguntarle usando el lenguaje común en el cual no era muy fluido, “¿quién eres? ¿Te conozco?”

Han Shuo quedó aturdido por un momento antes de regresar a sus sentidos. Como su fuerza había avanzado varios pliegues en esos años, especialmente cuando su consciencia se había transformado después de entrar en el Reino de los Nueve Cambios, el perfil de su alma había cambiado enormemente comparado con ese tiempo. Ese rey tribal de la Raza Alma no era bueno con los desagradables rostros humanos, similar a como Han Shuo no podía ver muchas diferencias en las bestias mágicas de la misma especie.

Él recordó que tan resentido estuvo cuando enfrentó al rey tribal en aquel entonces. Lentamente altero su consciencia y transformó el perfil de su ama para copiar la fuerza y condición que solía tener. Sonrió pícaramente mientras miraba hacia el rey tribal, “¿ahora sabes quién soy?”

“¡Fuiste tú! ¡Ese ladrón insignificante quien robo mis cosas!” el rey tribal grito fríamente. Era muy familiar con ese perfil de alma de Han Shuo.

¿Ladrón insignificante? Han Shuo sacudió su cabeza y se rio involuntariamente. Todos esos años, él había recibido numerosos sobrenombres. Por ejemplo, ‘rey demonio’, ‘demonio’ y ‘el más grande hereje en el Continente Profundo’. Pero esa era la primera vez que alguien lo llamaba ‘patético ladrón’. Han Shuo verdaderamente estaba entre las risas y lágrimas.

Sin embargo, cuando en realidad pensó en ello, no era de sorprender que ese rey tribal lo llamara así. En aquel entonces, él y su grupo en efecto parecían unos patéticos ladrones. Fueron y robaron varios cristales del origen que le pertenecían al rey tribal de seis cuernos antes de que él pudiera emerger. ¿De qué otra forma podrían ser llamados aparte de ladrones insignificantes?

Después de dejar salir un grito helado, antes de que Han Shuo pudiera decir otra palabra, el rey tribal que entró en ira repentinamente cargo. Su cola como un pitón que dejaba salir un sonido de zumbido ferozmente barrio hacia Han Shuo mientras lanzaba directamente el mismo viejo ataque para penetrar el alma hacia su consciencia.

Sin embargo, después de que tantos años pasaron, Han Shuo ya no era la misma persona quien había huido en pánico. En contra del rey tribal quien no había cambiado mucho, no sólo ese Han Shuo no tenía miedo, incluso parecía muy relajado. Con un movimiento de su mano, capturó la cola del rey tribal que se lanzó hacia él. Su cuerpo todavía estaba quieto tan estable como una roca. Su consciencia también permaneció intacta y sin daños bajo el ataque del rey tribal.

Incluso hasta ese día, Han Shuo no tenía idea de que energía cultivaba ese rey tribal de la Raza Alma, todo lo que sabía era que sus fuerzas podían ser contadas aproximadamente por el número de cuernos en sus cabezas. Él calculo que la energía que cultivaron era algo que tenía que ver con la habilidad especial de sus razas.

“¿Cómo, cómo te has vuelto tan fuerte repentinamente?” El rey tribal de seis cuernos se sobresaltó cuando el ataque dual en el cuerpo y alma fue fácilmente interceptado por Han Shuo. Gritó finalmente tartamudeando con sorpresa.

Han Shuo se rio de pícaramente. El yuan demoníaco en su cuerpo repentinamente estalló. Su otra mano libre se disparó a la velocidad del rayo y presiono en el cuello del rey tribal en un instante. Directamente presionó su enorme cuerpo en contra del muro oscuro de roca de hierro detrás de él y lo fijó firmemente en el lugar.

‘¡Tintineo!’ Las Cuchillas Demoníacas fueron extendidas y colocadas junto al cuello del rey tribal de seis cuernos. El aura helada que las cuchillas dejaban salir hizo que el rey tuviera miedo incluso de moverse un poco.

“En el presente, sería fácil para mí el acabarte. ¿Lo entiendes?” Han Shuo dijo con un tono indiferente mientras sonreía mirando al rey tribal.

El miedo en los ojos del rey creció con más y más intensidad. Miró directamente a los ojos de Han Shuo por algunos segundos antes de asentir de una forma estupefacta.

“Bien. Entonces será mejor que te comportes. ¡Tengamos una charla!” Han Shuo dijo compuesto y retiró la enorme mano que presionaba su cuello.