GDK – Capítulo 615

0

Capítulo 615: Fe ciega


“No te preocupes por encontrar a los atacantes en este momento. Lo más importante justo ahora es el proteger los pilares del imperio bajo nosotros”, de esas miradas asesinas en el rostro de Han Shuo, Ayermike Cotton podía decir que él estaba a punto de buscar inmediatamente a esos agresores desplegando la magia prohibida de luz y acabarlos.

Sin embargo, si él fuera a marcharse y buscar a los lanzadores en ese momento, entonces habría un poderoso escudo menos para proteger a aquellos en la plaza bajo ellos. De todos los signos que reunió, la magia prohibida ‘Estallido Radiante’ debía ser desplegada por varios expertos de la Iglesia de la Luz. Incluso Ayermike Cotton no tenía una certeza completa de proteger a cada persona por sí mismo.

“Cierto. Vamos a proteger a las personas de debajo del Estallido Radiante”, Han Shuo inmediatamente volvió a sus sentidos después de escuchar el recordatorio. Él no se apresuró a buscar y destruir a los agresores de la Iglesia de la Luz.

En ese aspecto, algo estaba realmente desconcertándolo. Su consciencia tenía un área de cobertura extremadamente extensa. Hablando lógicamente, en circunstancias normales, él debía ser capaz de localizar por lo menos el rastro de esos agresores. Había concentrado completamente su atención en encontrar la posición de los alborotadores tan pronto como sintió las anormalidades con el elemento de la luz sobre la plaza. Sin embargo, más inesperadamente, no pudo detectar el escondite de esos agresores. La situación obviamente era bastante extraña.

“¿Qué ocurre? ¿Por qué el sol repentinamente se volvió tan brillante? Está haciendo que me maree y me sienta incómodo”.

“Si, por alguna razón, me siento muy sofocado en mi corazón. ¿Podría ser que una tormenta está por caer?”

En la plaza, esos nobles sin idea alzaron sus cabezas y miraron los alrededores con sus manos cubriendo sus ojos del sol. Aunque la mayoría de esas personas tenían una alta posición tenían poca o ninguna experiencia en la magia o artes marciales, sin embargo, podían decir que algo estaba mal a través de sus instintos.

Todos esos expertos con logros poco comunes en sus cultivaciones, podían sentir ligeramente el peligro desde la anormalidad de la energía elemental de la luz. Sin embargo, como eran los mejores expertos de la Iglesia de la Luz quienes estaban desplegando el ‘Estallido Radiante’, la mayoría de las personas no podían dar una explicación precisa de las irregularidades que sintieron.

“Algo no está bien”, Lawrence, el Rey del Imperio Lancelot, aunque pobre en artes marciales, era capaz de sentir el peligro en la sofocante atmósfera a su alrededor.

“No sé por qué pero por alguna razón, el elemento luz repentinamente se ha vuelto muy activo”, dijo Amyes, uno de los tres pesos pesados del Manto Oscuro, cultivando en la energía elemental de la luz y siendo un gran magus. Sus cejas estaban fuertemente arrugadas. De la circulación del elemento de la luz él era el más familiarizado, percibió un rastro del riesgo.

“Su Majestad, puede haber peligro. ¿Deberíamos evacuar a Su Alteza de esta área?” Cándido camino hacia Lawrence y le propuso una idea con su cuerpo inclinado.

Lawrence alzó su cabeza para mirar al cegador cielo brillante y vaciló por un pequeño momento. Su mirada comenzó a buscar la figura de Han Shuo entre la multitud. Cuando se dio la vuelta en un círculo completo y descubrió que él no estaba entre la densa multitud de personas, él tomó una decisión. Sus muchos años de una aparente fe ciega en él parecieron tener efecto en ese momento. Lawrence simplemente puso una sonrisa y respondió con una voz imperturbable, “está bien. Con Bryan aquí, no estaremos en ningún peligro. Jaja. La ceremonia todavía tiene que concluir formalmente. Como el invitado más importante, ¿cómo podría irme antes?” Cándido estaba bastante asombrado de ver que Lawrence hablaba sonriente y no estaba ni un poco asustado. Pero al mismo tiempo, él internamente asintió con admiración. Pensó que ese rey suyo en efecto estaba fuera de lo ordinario. Antes del evento, Cándido había visto a Ayermike Cotton y a Graeae llegar a la plaza. Se sentía bastante tranquilo ya que tenía un cierto entendimiento de la fuerza que ambos poseían. Además, como no había una clara indicación de lo que estaba ocurriendo, él no siguió apurando a Lawrence para que se marchara.

Cuando Han Shuo le recomendó a Pegaso y Graeae a Cándido, él le indico ligeramente el nivel de fuerza que ambos tenían. Con su garantía, él creía que los dos tenían que ser tan poderosos como él dijo. Aunque Cándido no conocía la verdadera identidad de Ayermike Cotton, había escuchado de Han Shuo que él poseía una fuerza ligeramente superior a los otros dos. Por tanto, él se sentía bastante seguro de su seguridad.

‘Estallido Radiante’, un hechizo prohibido que cubre un área inmensa. Usa el elemento de la luz para producir un intenso brillo que cae desde el cielo, vaporizando cualquier cosa viviente en su camino.

Usualmente, entre más destructiva la magia, mayor sería el tiempo que tomaría el despegarla. Esa magia prohibida Estallido Radiante era especialmente así. Quizás los atacantes eran cuidadosos en que tan aterrador era Han Shuo, intencionalmente habían utilizado un hechizo mucho más largo que cualquier hechizo común. El brillo que caía desde el cielo crecía más luminoso con cada segundo que pasaba. Este creció gradualmente tan intensamente que las personas en la plaza casi no podían abrir sus ojos.

Cuando cada pulgada de superficie estaba cubierta con una luz abrasadora y la plaza parecía estar recibiendo un bombardeo directo desde el cielo, esos nobles quienes habían estado bastante tranquilos, todos revelaron miradas de nerviosismo.

Los estudiantes de todas las escuelas de la Academia de Magia y Fuerza Babylon quienes estaban junto a sus maestros estaban en pánico. No pudieron evitar el hacer un escándalo.

“¡Dios glorioso! Estos, estos parecen ser los signos tempranos de la liberación de una magia prohibida de luz, ¡el Estallido Radiante!” Voigtlander, el decano de la escuela de magia de luz, se había sentido sospechoso desde el comienzo. Fue sólo hasta ese momento que repentinamente recordó alguna información pertinente del ‘Estallido Radiante’ grabado en un antiguo rollo que él había estudiado recientemente. Chillo al instante.

Una gran mayoría de la multitud fue aterrada fuera de sus ingenios por el chillo de Voigtlander, ninguno de ellos eran expertos con mentes firmes quienes enfrentarían a la muerte directo a la cara. Todo mundo sabía lo que una magia prohibida significada. Voigtlander, como el decano de la escuela de magia de luz en la Academia de Magia y Fuerza Babylon, definitivamente no diría falsedades ante semejante cosa. Por tanto, la mayoría de las personas habían perdido sus cabezas al extremo cuando escucharon esas palabras.

“Oh mi dios… Oh mi dios… Una magia prohibida…”

“¿Voy a morir aquí? ¡Maldita sea! No debí haber venido. ¡Ahora estoy muerto!”

“Su Majestad, por favor evacue ahora. Esto realmente parece ser la magia prohibida de luz, Estallido Radiante…”

En la plaza, toda clase de voces en pánico y agitación sonaron. Algunos de los estudiantes quienes carecían de experiencias en el mundo real y algunos de aquellos nobles acobardados aullaban y graznaban. Estaban aterrorizados hasta el punto de perder sus mentes.

Sin embargo, el Imperio Lancelot era una nación con un orden social extremadamente rígido. Dado que su Rey Lawrence estaba presente y todavía no había dejado el lugar, aunque algunos de ellos estaban aullando como fantasmas y estaban aterrorizados hasta la muerte, estos solamente miraban hacia Lawrence con impaciencia y no se atrevían a escapar antes de que él lo hiciera.

“Su Majestad, dado todos los signos y cambios en el ambiente, esto parecer ser la magia prohibida Estallido Radiante. Esta magia ha estado preparándose por un gran tiempo y su poder será excepcionalmente destructivo. ¿No piensa Su Majestad que es tiempo de retirarse y tomar refugio?” Amyes, uno de los tres pesos pesados del Manto Oscuro, camino hacia Lawrence con un rostro calmado y tranquilo, dándole esa advertencia.

En ese momento, Lawrence también se estaba sintiendo de cierta manera asustado en su corazón. Sin embargo, con tantos de sus ministros observando, él no reveló su miedo y se mantuvo con una apariencia tranquila. Le pregunto a Amyes, “si esta es realmente la magia prohibida Estallido Radiante, entonces, tendrá una enorme área de cobertura. ¿Piensas que podremos escapar de la zona de explosión en tan poco tiempo?”

Amyes quedó aturdido. Poco después, forzó una sonrisa, sacudió su cabeza y respondió, “si realmente es el Estallido Radiante, creo que no podremos escapar incluso si escapamos ahora”.

“Bien, entonces olvídalo. Desde que escapar ya es inútil, sólo permanezcamos aquí y esperemos”, Lawrence pretendió estar calmado y dijo sonriendo.

“No te preocupes. Con Bryan aquí, nada nos va a ocurrir”, Fanny quien recién había recibido la posición como la canciller y en el escenario, dijo sonriendo y con confianza. Era como si ella no estuviera preocupada en absoluto.

“¡Si! Si ese mocoso está aquí, este lugar definitivamente estará a salvo. Ustedes puñado de cobardes, ¿de qué tienen miedo? Quizás ustedes en realidad serán asesinados si escapan de esta área que Bryan está protegiendo”, después de atestiguar el poderío de Han Shuo, Firenze ahora tenía una fe ciega en él, justo como Fanny. Miró desdeñosamente hacia los cobardes y se burló de ellos.

Después de escuchar a Lawrence, Fanny y Firenze, aquellos quienes pretendían hacer su escape se volvieron vacilantes. Luego, cuando vieron que los tres estaban de pie en ese lugar tranquilamente, después de pesarlo en sus mentes por un tiempo, también decidieron permanecer. Sin embargo, todavía estaban temblando y no tenían certeza de su fe.

“¿Eh? ¡El cielo se está oscureciendo!” cuando esos adultos consideraron sus opciones, un tierno grito de sorpresa sonó.

Cuando la multitud alzó su cabeza y miró, descubrieron que el cielo brillante e increíblemente radiante, de pronto se cubrió con capas de nubes oscuras. Esas nubes oscuras que parecían estar hechas de tinta de calamar habían bloqueado aquel brillo radiante que venía del cielo.

Esas nubes tan oscuras como el carbón eran como si una gigantesca pintura de cielo nocturno hubiera sido extendida, convirtiendo el soleado atardecer en una oscura medianoche.

Mientras ese fenómeno inusual ocurría en el cielo, un aura siniestra y escalofriante envolvió toda la plaza. Múltiples brillos sangrientos se lanzaron y se fusionaron con las nubes oscuras. Parecían estar alterando las propiedades de las capas de nubes oscuras, volviéndolas incluso más gruesas y firmes.

“Bryan está haciendo un movimiento. No se preocupen, estaremos bien”, Lawrence estaba enormemente aliviado cuando vio que los brillos sangrientos se disparaban en el cielo. No pudo evitar dar un grito de sorpresa.

Habiendo tenido una amistad con Han Shuo por tantos años, él desde hacía mucho estaba consciente de que aparte de la magia de necromancia, también cultivaba un arte marcial extremadamente misteriosa. Lawrence era uno de esos quienes lo habían visto desplegar sus artes demoníacas. Por tanto, tan pronto como vio el brillo sangriento, tuvo la certeza de su conjetura y supo que él había tomado acción protegiendolos del Estallido Radiante.

“Es cierto. Bryan ha tomado acción”, Cándido tranquilizó a la multitud. También dejó salir un obvio suspiro de alivio.

Aquellos con profundas relaciones con Han Shuo y aquellos quienes lo habían visto atacar estuvieron enormemente aliviados. Creían ciegamente que él podía neutralizar la amenaza de la magia prohibida que les estaba apuntando. Sin embargo, la mayoría de los nobles y estudiantes quienes no lo conocían tan bien no estaban tan confiados. Miraban nerviosamente por todas partes y estaban listos para escapar por sus vidas en cualquier momento.

“¡Está viniendo! ¡Estén listos!” Han Shuo, quien había estado colocando defensas junto a Ayermike Cotton y Graeae en la torre del reloj, sintió que el ‘Estallido Radiante’ alcanzado el máximo y por ello gritó ligeramente.