GDK – Capítulo 608

0

Capítulo 608: ¡No me atrevo!


“¡¿Tú, tú qué demonios eres?!”, esa voz helada del hombre estaba temblando ligeramente mientras miraba hacia Han Shuo quien abruptamente se convirtió en una espada larga.

Habiendo peleado al lado de la Diosa del Hielo a lo largo de varios planos materiales por muchos años, había visto y encontrado toda clase de personajes y razas. Sin embargo, nunca antes algo de lo que había atestiguado le causó tanto asombro como eso. Un humano que había estado atacándolo hace un momento, de la forma más inesperada se había convertido en una espada larga. La escena ante él estaba completamente más allá de su entendimiento del mundo natural. Un sentido de un extremo absurdo se alzó desde el fondo de su corazón.

No era sólo el hombre quien le temía a lo desconocido, incluso los dioses eran lo mismo. El enviado, quien no había sentido ningún nerviosismo desde que descendió a este plano, se sintió bastante asustado al descubrir que Han Shuo se había convertido en una espada larga. Eso explicaba porque su voz estaba temblando ligeramente.

‘Grieta… Grieta…’, la encarnación que se transformó en el Filo Cazador de Demonios hizo algunos balanceos y causó que el hielo sólido a su alrededor comenzara a quebrarse. Eso causó que el enviado estuviera incluso más aterrado.

“Soy un don nadie. Jeje, ¿piensas que puedes atraparme solamente con ese hielo tuyo?” La encarnación de Han Shuo, en su forma de Filo Cazador de Demonios, ridiculizo y se burló desde dentro del hielo. Brillos rojos sangrientos destellaron repetidamente desde el filo de la espada antes de que el hielo que lo congelaba comenzará a partirse.

El Filo Cazador de Demonios fue forjado por Han Shuo para ser increíblemente incisivo. Sería extremadamente difícil estar atrapado gracias a su composición usual. Mientras brillaba con un resplandor sangriento, el Filo Cazador de Demonios se disparó hacia el cuerpo principal de Han Shuo todavía congelado en su lugar. El hielo que atrapaba el cuerpo principal de Han Shuo se partió completamente después de que un ruido crujiente sonó. Él agrieto una sonrisa y miró hacia el enviado de arriba a abajo. Abrió su palma y el Filo Cazador de Demonios voló a su agarre. Luego, señaló hacia su encarnación de la muerte que estaba a algo de distancia y dijo sonriendo, “mira hacia ese cuerpo. ¿No es también muy extraño?”

Después de escuchar las palabras de Han Shuo, ese hombre se dio la vuelta para ver y repentinamente descubrió que el tercer Han Shuo se había convertido en un bastón esquelético. Nuevamente fue asombrado y su corazón tembló. Realmente no tenía idea de que clase de monstruo estaba enfrentando.

“¿A qué, a qué raza perteneces?” el enviado quien estaba en un estado aterrado gritó mientras señalaba hacia Han Shuo.

Él podía decir que el enviado estaba aterrado después de experimentar la serie de sorpresas. El enviado, profundamente afectado por el miedo hacia lo desconocido, además de todavía tener que recoger su energía divina, inmediatamente tuvo la idea de retirarse.

Han Shuo quien estaba observando al enviado vio que la energía divina en sus ojos estaba recorriendo gradualmente. Gruño fríamente, alzando el Filo Cazador de Demonios y apuñaló hacia él. ‘¡Plop!’, el Filo Cazador de Demonios atravesó su cráneo.

La energía negativa de millones de almas y la energía divina del edicto de la destrucción contenida en el Filo Cazador de Demonios emergieron simultáneamente. Mientras el alma del enviado tenía que restablecerse completamente, a través de la hebra de conexión que le quedaba, Han Shuo le propinó al enviado un golpe feroz.

“¡No me importa quién eres – te encontrare y te asesinare!”, un pequeño trozo de pensamiento fue transmitido repetidamente desde el enviado.

‘¡Salpicar!’, el cuerpo de Tiana estalló en pedazos después de un brillante destello de luz. Su cuerpo estaba sin energía divina después de que su alma divina de dios medio se había marchado y por tanto explotó en una lluvia de sangre y carne picada.

“¡Hump, qué corredor tan rápido!” Han Shuo gruñó ligeramente con una voz helada. Con un giro de su muñeca, el Filo Cazador de Demonios se disparó hacia su otra encarnación atrapada en hielo y aniquiló la energía divina contenida en el.

Él flotó en medio del aire mirando hacia abajo. Descubrió que todos los cuerpos de esos discípulos piadosos se habían congelado en esculturas de hielo. El elemento agua que momentáneamente había desaparecido, regresó para llenar ese lugar una vez más, causando que el repentino descongelamiento de región nuevamente volviera a ser árticamente frio.

El dios medio, con el fin de manifestarse, había tomado varios miles de vidas de los piadosos discípulos y ocupó el cuerpo de Tiana. Después de una ronda de gran batalla, los tres cuerpos de Han Shuo habían sufrido heridas sustanciales. Mientras tanto, ese dios medio quien descendió también tuvo su alma severamente dañada por él. Las heridas en el alma del dios medio eran mucho más severas comparadas a las heridas en el cuerpo físico de Han Shuo.

Incluso después de pagar semejante precio tan alto, no sólo el enviado había fallado en asesinarlo, tuvo que escapar con su cola entre las piernas. No importaba desde qué aspecto, Han Shuo tenía que ser considerado como el ganador de esa batalla. Aunque el ganador no surgió fácilmente y él también tuvo que pagar un alto precio, cuando recordó el hecho de que su oponente era un dios medio, él estuvo lleno de una inmensa sensación de satisfacción.

Sus tres cuerpos se combinaron. Después de tomar una respiración profunda, él repentinamente dio un fuerte silbido. El sonido se extendió a lo lejos en la distancia y hacia los tres dioses fundamentales quienes anteriormente se retiraron de la pelea.

Se sentó con las piernas cruzadas en el suelo para examinar cuidadosamente las heridas de sus tres cuerpos. La herida de perforación en su cuerpo principal se había sanado completamente en ese momento. La mayoría del aura helada todavía tenía que ser purgada de su cuerpo.

Sus dos encarnaciones, sin embargo, como sus cuerpos divinos únicos se formaron usando objetos especiales, no podían recuperarse de los golpes en un corto periodo de tiempo y tendrían que nutrir lentamente sus heridas.

Como sus dos encarnaciones fueron formadas usando los materiales más únicos, después de la transformación, ni un rasguño podía verse en la superficie. Aunque se miraban bien por su apariencia, estaban dañados internamente. Para recuperarse se requeriría una enorme cantidad de energía elemental y del edicto a través de un periodo de tiempo.

Por el contrario, cuando se trataba del cuerpo principal que cultivaba en las artes demoníacas, aunque las heridas parecían severas, gracias al extraordinario cuerpo que poseía una insana habilidad de rejuvenecimiento, después de usar algo de yuan demoníaco, las heridas en su mayoría sanarían después de un tiempo.

Desde ese aspecto, el cuerpo principal cultivando en las artes demoníacas era en efecto extraordinariamente remarcable. Absolutamente no tenía miedo del tremendo trauma a su cuerpo físico.

Esa batalla le había dado un montón de valiosas experiencias. Mientras silenciosamente examinaba las heridas que recibió, él recordó cuidadosamente la escena de la batalla que tomó lugar apenas hace poco. De esa batalla, Han Shuo aprendió que como el enviado poseía un Dominio de la Divinidad que estaba en un reino mayor, simplemente confiando en esa ventaja, ese enviado prácticamente estaba en una posición invencible. Mientras estuvo dentro del Dominio del enviado, él pareció ser encerrado y su fuerza fue enormemente afectada.

El enviado, sin embargo, estaba calmado y tranquilo. Había reunido toda la energía elemental en su Dominio y la concentró en su puño en sólo un instante. El poder que estalló desde su puño era extremadamente formidable. Si no fuera por él usando el Cambio de Velocidad para escapar, tenía miedo que hubiera recibido heridas severas del enviado desde su primer ataque.

Como el enviado no podía tener su cuerpo divino descendiendo junto a su alma divina, la cantidad de energía divina que podía usar no era mucho más grande que la de Han Shuo, pero incluso así al confiar en la superioridad de su Dominio y su manipulación más habilidosa de la energía elemental, no pereció al ser rodeado por los tres Han Shuo. Si no fuera por el uso secreto de las Perlas de la Aniquilación que tomaron con la guardia baja al enviado, seguido de su táctica de perturbar constantemente su mente, probablemente no hubiera salido victorioso al final.

Por esa parte, para un dios el alzarse a un reino más alto en efecto no era solamente sobre incrementar la cantidad de energía que tenían. Esa batalla le había dejado a Han Shuo un claro reconocimiento de cuán peligrosa era la batalla entre dioses así como también iluminación en algunas situaciones que él no entendía anteriormente.

Fuertes sonidos silbantes vinieron desde el horizonte. Han Shuo alzó su cabeza y miró a la distancia. Inmediatamente se dio cuenta que los tres dioses fundamentales escucharon su fuerte silbido y se acercaron.

“¿Cómo están las cosas?” Ayermike Cotton pregunto apuradamente después de que llegó ante Han Shuo.

“Estoy herido. La persona enviada por el Santuario del Hielo en efecto fue difícil de manejar. Pero afortunadamente escapó”, Han Shuo forzó una sonrisa mientras le explicaba.

“¿Es serio? ¿Necesitas descansar inmediatamente?” Ayermike Cotton estaba bastante preocupado y preguntó con sus cejas arrugadas.

“Son bastante graves. ¡Maldito hombre, esas religiones que han existido por largo tiempo en efecto son difíciles de tratar!” Han Shuo asintió y maldijo.

Repentinamente, él noto que cuando dijo que estaba seriamente herido, luces destellaron desde los ojos de Pegaso y Graeae, como si pensaran en alguna clase de idea.

Inmediatamente supo que estaba ocurriendo. Sonrió abiertamente hacia los dos y repentinamente se levantó. Después de que un rayo de luz brillara, Han Shuo estaba justo frente a Pegaso con su enorme mano cubriendo su cabeza. Dijo con un tono aterrador, “¿qué pasa? ¿Estás pensando en acabarme mientras estoy seriamente herido?”

“¡No me atrevo! ¡Tú humilde sirviente no se atreve!” Pegaso estaba extremadamente horrorizado. Inmediatamente se arrodilló a los pies de Han Shuo y estaba muy asustado para mover un músculo.

“Incluso si he recibido heridas pesadas, matarte todavía es tan fácil como chasquear mi dedo. Antes de que tengas completa certeza de abrumarme, mejor esconde tus pensamientos inteligentes y astutos frente a mí”, Han Shuo dijo lentamente con una sonrisa malvada mientras miraba a Pegaso.

“¡Tu humilde siervo realmente no lo hará nunca más!” Pegaso suplico piadosamente por el perdón de Han Shuo. Cuando vio el suelo cubierto con cuerpos, pensó que todos ellos fueron asesinados por Han Shuo y estaba muy asustado de ser acabado por él justo allí.

“Parece que las personas como tú necesitan tener algo para comprometerse, no pienso que de lo contrario ustedes se comporten”, Han Shuo reveló una sonrisa maligna. Una gota de sangre salió de su dedo índice. Mezclo algo de energía divina con ella y la selló dentro del cerebro de Pegaso.

“Antes de tener la fuerza suficiente, es mejor que no tengas pensamientos de revelarte. ¡De lo contrario, con un pensamiento mío, tu cabeza explotará con un estallido! ¡Jeje!» Han Shuo dijo sonriendo de oreja a oreja mientras miraba a Pegaso quien estaba temblando de miedo.

“Graeae, si piensas que puedes escapar, ve e inténtalo”, Han Shuo movió su gran mano de la cabeza de Pegaso y disparo una mirada fria hacia la tímida Graeae que pensaba en escapar.

“Su Señoría me ha malentendido. No he pensado en eso”, Graeae explico con una sonrisa torpe.

“Eres inteligente y debes saber que hacer, ven aquí”, Han Shuo dijo calmadamente mientras miraba sonriente hacia Graeae.

“¡Si, maestro!” Graeae suspiro y pensó para sí misma, ‘Cómo pude ser tan desafortunada y encontrarme con este demonio. Suspiro, ahora realmente estoy acabada’.

Ella obedientemente camino hacia él con una sonrisa en su rostro. Cuando llegó, bajo su cabeza y dijo, “Mi Señor, por favor concédeme tu sello”.

“Mmm, buena chica”, Han Shuo dijo con una sonrisa extremadamente malvada y repitió sus acciones con ella.

“Bryan, ¿qué hay de mí?” Ayermike Cotton camino hacia Han Shuo y preguntó sonriendo.

“Amigo, ¿de qué demonios estás hablando? ¿Cómo podría tratarte así?” Han Shuo fingió enojo y le disparó una sonrisa a Ayermike Cotton antes de decir cordialmente, “no eres como ellos. Puedo distinguir la sinceridad de los que son poco sinceros”.

Pegaso y Graeae, ambos llevando expresiones agrias en sus rostros. Intercambiaron miradas uno con el otro y suspiraron internamente. Pensaron, ‘Por qué soy tan desafortunado. Ahora ni siquiera tengo la oportunidad de escapar’.