GDK – Capítulo 599

0

Capítulo 599: Viejos amigos


Candice bromeaba y reía mientras conversaba con Han Shuo mientras lo dirija a él y a su grupo hacía el Valle del Sol. Sin embargo, inadvertidamente o a propósito, sus miradas giraban hacia Jasper. Había confusión mostrándose en sus ojos.

Han Shuo notó las miradas secretas de Candice, viendo que ella se volvía más y más confundida, él sonrió explicando, “puedes dejar de mirar. Ella no es un ángel de la Iglesia de la Luz como estas imaginando. Ella nació con ese par de alas tan blancas como la nieve. Eso es todo”.

La apariencia de Candice repentinamente se relajó. Los cuestiono con una voz baja e inquisitiva, “si no es un ángel como dice la Iglesia de la Luz, ¿entonces qué es? He servido como mercenaria en cada esquina del Continente Profundo y aun así nunca vi o escuche sobre esta clase de humano”.

“Ella es mi mujer”, él no explicó el origen de Jasper y en su lugar directamente señaló su relación con ella.

Después de escuchar esas palabras, Candice disparó una mirada molesta hacia Han Shuo y bajó su voz para decir, “tu mujeriego, ya tienes a las tres bellezas en el Imperio Lancelot, ¡cómo puedes seguir haciendo al tonto!”

Han Shuo sonrió y no respondió a su crítica. Mantuvo su semblante despreocupado y tranquilo mientras avanzaban a las profundidades del Valle del Sol.

A lo largo del camino, muchos comerciantes y hombres de negocios en el Valle miraron hacia él y su grupo con asombro. Su atención no se centró sólo en Jasper quien tenía un par de alas, sino también en Hemanna y Sylph quienes tenían afilados cuernos creciendo densamente en sus hombros, codos y rodillas.

“¿Qué clase de personas son? ¡Tan peculiares!”

“¿No es ese un ángel guerrero de los que cuenta en sus leyendas la Iglesia de la Luz? ¿Por qué aparecería un ángel guerrero en el Valle del Sol? ¿Recuerdo que el comandante de la Banda de Mercenarios Destructor del Alma había estipulado expresamente con letra que nadie de la Iglesia de la Luz tenía permitido entrar en el Valle del Sol?”

“¿Viste que Candice era quien guiaba el camino para ellos? ¡Eso es bastante cuestionable!”

Discusiones sobre la identidad de Han Shuo y su grupo sonaban constantemente desde los comerciantes a su alrededor. Sin embargo, debido a la presencia de Candice, esas personas deliberadamente habían bajado sus voces.

Mientras la multitud estaba discutiendo y comentando sobre Han Shuo y su grupo, sus damas también estaban discutiendo sobre la multitud en un tono de susurro.

“¡Sus ropas son tan hermosas! ¡Hay hermosos diseños decorativos en las ropas de esas personas, qué interesante!” Sylph gritó con sorpresa.

“Sí, es cierto. ¡Mira esas piedras en sus cuellos, tan brillantes a la vista mientras destellan y resplandecen!” Hemanna exclamo suavemente.

“¡Este mundo en efecto es diferente del nuestro! Indudablemente, sus ropas, comida, viviendas y transportes son muy superiores a los nuestros”, Jasper remarcó.

“Meh, esas cosas son inútiles. ¿Ustedes no han notado que esas personas poseen una fuerza mucho más pequeña que la de los habitantes de nuestro mundo? ¡Ponen demasiada de su atención en disfrutar de la vida en lugar de pelear constantemente como nuestra gente!” Esas palabras de Sanguis claramente denotaban sus pensamientos lejos de los de las damas. Las tres estaban extremadamente interesadas en los objetos hermosos en ese mundo, pero Sanguis sin embargo las regaño.

Con Candice guiando el camino, Han Shuo y su grupo finalmente llegaron a la parte trasera del Valle del Sol. Esa área fue anteriormente un territorio especialmente para el uso de la Banda de Mercenarios Cairo. Naturalmente, ahora pertenecía a la Banda de Mercenarios Destructor del Alma. En su frente había una enorme área de entrenamiento. Algunos de los mercenarios estaban sin camisa con sus masivos y sólidos músculos completamente revelados mientras practicaban sus habilidades marciales con una completa atención.

“¡Señora Candice!”, esas personas aduladoramente saludaron cuando vieron entrar a Candice.

Han Shuo dio un rápido vistazo y noto que esas personas parecían poco familiares. Al parecer la Banda Destructor del Alma se había desarrollado rápidamente, había reclutado más y más miembros.

“Candice, ¿qué están haciendo esas personas? ¿Un nuevo grupo de mercenarios? Jaja, ¿te importa si pido prestada esa carne fresca para jugar un poco?”, un hombre calvo musculoso de dos metros de altura provocó burlonamente mientras sostenía su hacha de batalla.

“Humph, idiota, con tu minúscula capacidad, serás golpeado hasta la muerte”, Candice lo miró desdeñosamente y le respondió sin la menor misericordia por sus sentimientos.

Ese hombre calvo musculoso se molestó después de escuchar esas palabras. Miró con sus enormes ojos cobrizos y respondió con una voz baja y amortiguada, “¡no lo creo!”

‘¡Silbido!’, Repentinamente una figura se disparó en el campo de entrenamiento en una fracción de segundo. Sanguis entrecerró los ojos hacia ese hombre musculoso, midiéndolo y dio una oración imparcial, “sus cuatro extremidades están desarrolladas, pero la energía en su cuerpo es débil. ¡No puede soportar ni siquiera un golpe!”

“Erm… ¿Bryan…? Candice le dijo a Han Shuo después de quedar en blanco por un momento.

“Sanguis, no lo lastimes. ¡Sólo noquéalo!” Han Shuo alzó la voz para instruirlo. Después de eso, se giró hacia Candice y dijo sonriente, “es mi aprendiz. Sólo déjalo tener algo de diversión, no hay daño al hacer eso”. En el mundo de los mercenarios, el que tenía el puño más grande siempre tenía razón. Si podías derrotarlos abiertamente, ganarías su respeto.

El hombre calvo obviamente fue irritado por las palabras de Sanguis. Bajo el hacha de batalla en su mano, hinchando los músculos en su pecho que se miraban como dos trozos de hierro y rígidamente lanzó un reto, “¡chico arrogante, ven, te dejare hacer tres ataques sobre mí!”

“¡No sólo débil, también de mente débil!” Sanguis sacudió su cabeza y dio otra frase.

“¡Chico, corta las tonterías, derribame si puedes!”, el hombre calvo y musculoso rugió furiosamente como un oso después de escuchar a Sanguis burlándose de él nuevamente. Como Sanguis tenía sólo alrededor de 1.7 metros de altura y no tenía músculos gruesos y abultados, el hombre musculoso no lo consideraba una amenaza en absoluto.

“¡No puede ser tan fácil!“ Sanguis resoplo y lanzó un puñetazo tan rápido como un rayo. Su puño se volvió rojo sangre y se disparó justo al centro de ese hombre musculoso que no se movía.

¡Golpe!

El enorme cuerpo musculoso que pesaba más de cien kilogramos fue enviado a volar lejos como si no pesara nada e hizo un golpe sordo cuando su trasero beso el suelo. El hombre quedó sentando y mirando en blanco hacia Sanguis quien estaba de pie a más de diez pasos de distancia. Parecía no tener idea de que acababa de ocurrir.

Esos mercenarios en el campo de entrenamiento quienes estaban riendo mientras observaban, pensando que Sanguis quedaría como un tonto, todos lo miraban como si estuvieran viendo a un fantasma. Todos y cada uno de ellos estaba estupefacto y no podían comprender como él podía poseer semejante poder aterrador.

Esos mercenarios no eran simples cabezas de músculo. Desde luego, sabían que la fuerza de alguien no tenía mucho que ver con la construcción de su cuerpo. Sin embargo, cuando observaron cuidadosamente, descubrieron que Sanguis no utilizo ninguna aura de pelea.

¡Para que un jovencito enviará a volar un enorme cuerpo de más de cien kilos con un golpe sin usar ninguna aura de pelea, eso era asombroso!

Sanguis se encogió de hombros hacia el hombre musculoso antes de decirle a Han Shuo, “Maestro, no le cause ninguna herida”.

El resultado no era una sorpresa para Han Shuo. Asintió hacia Sanguis y apuro a Candice, “muy bien, vamos”.

“Oh, oh. Bien. ¡Bien!” Candice repentinamente estaba animada. Le dio un vistazo rápido a Sanguis de una forma extraña antes de girar su mirada hacia Han Shuo y sacudir su cabeza y suspirar, “tú realmente te estás volviendo más y más insoldable. ¿Quién podría esperar que incluso tu aprendiz sería tan milagrosamente poderoso? ‘Suspiro’, no me extraña…”

“¿No te extraña qué?” Han Shuo dijo con una brillante sonrisa mientras pensaba para sí mismo, ‘ese hombre musculoso es simplemente un espadachín oficial. Si pudiera soportar un golpe de Sanguis, entonces el Cuerpo de Sanguis no le haría justicia a su nombre’.

“No me extraña que durante estos cinco años que te fuiste, cada vez que la gente del Imperio Lancelot se encuentra con un predicamento, siempre te recuerdan, que grandioso sería si no te hubieras ido; no es de extrañar que Brettel llegara a poseer una fuerza tan formidable en sólo unos cuantos años hasta que incluso la Alianza Mercantil Brut no se atreve a atacar”, Candice explico.

Han Shuo dio una risa hueca y no respondió. Camino hacia el área restringida en la parte trasera del valle.

Mientras entraba más en el valle, él vio rostros más familiares. Grant, quien estaba explicando las reglas de la banda mercenaria a un nuevo grupo de mercenarios, inmediatamente quedó estupefacto cuando él apareció repentinamente. Él lo miró en blanco sin decir ni una palabra.

“Lord Grant, ¿estás bien?” los nuevos reclutas mercenarios no sabían que estaba ocurriendo. No pudieron evitar el preguntar confundidos cuando Grant repentinamente se quedó en silencio a mitad de su explicación.

“¡¡Ah…!!” un chillido que penetraba los oídos salió de Grant. Aquellos mercenarios escuchando atentamente su discurso fueron sacudidos por ese grito inesperado.

Bajo las miradas de esos recién llegados, Grant se disparó hacia Han Shuo a la velocidad del rayo mientras gritaba con sorpresa, “¡Lord Bryan! ¡Sigues con vida!”

“No es fácil para mí el morir, jeje”, Han Shuo asintió y dijo sonriendo. Su corazón se llenó con calor al ver a Grant siendo tan placenteramente sorprendido desde el fondo de su corazón.

“¿Bryan? ¿Quién nombró a Bryan?”, un grito de sorpresa sonó desde una cámara de roca. Poco después, una persona se apresuró con dificultades en una ráfaga de viento y giró su mirada hacia la fuente de la voz. Y así sonó otro grito que reverberó a través de todo el valle, “¡¡Ahh!! ¡Santo cielo! ¡Es realmente Bryan!”

Odysseus estaba salvaje en alegría. Justo como Grant, se apresuró al lado de Han Shuo, riendo de corazón y dándole un firme abrazo.

Odysseus y compañía, tenían una relación cercana con él y se había unido a la Banda de Mercenarios Destructor del Alma por él. A estos días, Odysseus y su grupo se habían convertido en miembros de alto rango de la banda. Todavía seguían tan conversadores y desinhibidos como antes.

“Chicos todavía siguen aquí, esto es grandioso. Parece que la Banda de Mercenarios Destructor del Alma se vuelve cada vez mejor”, Han Shuo estaba muy feliz de ver a sus viejos amigos.

“¡Ven, vamos por Trunks y bebamos! ¡Ese camarada ha estado encerrado para cultivar todo este tiempo, se está volviendo más y más trabajador!” Como Odysseus se unió a la banda por la invitación de Han Shuo, sabía que el dueño verdadero de la banda era él. Aunque todos tenían una inmensa reverencia hacia Trunks, él sin embargo, lo trataba como a un compañero, igual que antes.

El grupo charlo y rio mientras caminaban a la parte trasera. Trunks salió de su cultivación después de escuchar las noticias. Tan pronto como vio a Han Shuo, se apresuró hacia él y se dieron un fuerte abrazo. Poco después, gritó en voz alta, “¡hermanos! Traigan las bebidas. ¡Hoy las vamos a terminar!” Después de terminar esas palabras, Trunks abrazo firmemente a Han Shuo y exclamó, “¡sabía que no sería tan fácil el matarte!”

“¡No bromees! ¡Necesitan esforzarse mucho más!” Han Shuo dijo risueño.

Después de un corto tiempo, todos sus viejos amigos se reunieron. Poco después de que Trunks diera las instrucciones, enormes barriles de licor y grandes trozos de carne fueron servidos. Para empezar los mercenarios no se preocupaban por los modales en la mesa. Después de escuchar las palabras del líder, esas personas no se contuvieron y comenzaron a beber y comer escandalosa y salvajemente.

Después de que esos mercenarios quienes recientemente se unieron a la banda descubrieron la identidad de Han Shuo, se volvieron extremadamente excitados. Tomaron la oportunidad de brindar por su ídolo y expresar su veneración bebiendo hasta los límites de sus capacidades.

En aquel entonces, Han Shuo era verdaderamente un ídolo en el Valle del Sol. También tenía el récord de nunca haber sido derrotado en el Imperio Lancelot. Esos mercenarios tenían la mayor admiración por semejantes personajes. Por tanto, tan pronto como escucharon que el legendario experto había llegado, todos y cada uno de ellos estaba emocionados.

En un instante, el Valle del Sol estaba rebosante con una atmósfera alegre.