GDK – Capítulo 595

0

Capítulo 595: Asombro y temor


En sólo un breve momento, un innumerable enjambre de criaturas no muertas apareció a las afueras de la ciudad. Después de convertirse en un dios, el pequeño esqueleto obviamente había tenido un rápido mejoramiento en fuerza. Inadvertidamente, se volvió extremadamente adepto en manipular la energía elemental de la muerte. Quizás la lápida en su pecho le dio algo de iluminación.

Un enorme número de criaturas no muertas cruzaron desde el Inframundo una tras otra. Bajo las órdenes del pequeño esqueleto, se acomodaron en filas ordenadas y cargaron hacia el campamento del ejército orco. El campo a las afueras de Ciudad Frontera Sur parecía haberse convertido en la tierra profana del Inframundo en sólo unos momentos. El elemento de la muerte se reunió intensamente en ese lugar bajo el efecto del Dominio de la Divinidad del pequeño esqueleto, proveyendo un enorme número de criaturas no muertas con cadenas interminables de energía.

Aquel ejército de civiles observando desde lo alto del muro de la frontera estaba completamente anonadado. Esas personas sabían que Han Shuo era un poderoso nigromante, pero aun así, quedaron asombrados de ver la escena de tal ejército aterrador de no muertos apareciendo ante sus propios ojos.

Había un denso grupo de criaturas no muertas hasta donde el ojo podía ver. Incluso el cielo parecía haber sido ensombrecido por esas criaturas profanas. Su impulso era escalofriante mientras cargaban hacia el campamento del ejército orco.

“¡Increíble! ¿¡Cómo puede Lord Bryan ser tan aterrador!?”

“¡Dios mío! ¡Tantas criaturas no muertas! ¡Resulta que la magia de necromancia en realidad puede ser tan poderosa cuando se cultiva a semejantes alturas!”

“¡Estamos salvados! ¡Jaja, ahora esos malditos orcos sufrirán por sus acciones!”

«¿Qué está ocurriendo? ¡En realidad es tan poderoso!” Firenze obviamente también estaba asombrado y apuradamente cuestionó a Fanny a su lado.

“Yo, yo tampoco estoy muy segura. ¡No esperaba que el reino en el que se encuentra fuera tan aterrador!” Fanny, como alguien quien también cultivaba la magia de necromancia, naturalmente entendía el hecho de que cada criatura no muerta consumiría algo de fuerza mental para ser invocada. Simplemente no podía imaginar que tan enorme debía ser la fuerza mental necesaria con el fin de invocar las miles y miles de criaturas no muertas reunidas en las afueras de la ciudad.

“Fanny, ¿cómo es que ese chiquillo repentinamente apareció? ¿Sabes dónde ha estado en estos cinco años?” Firenze repentinamente se volvió extremadamente interesado por la anterior desaparición de Han Shuo. En efecto quedó impresionado cuando atestiguo que él nuevamente había obtenido un inconcebible incremento de fuerza.

“Tampoco estoy muy segura. Pero por lo que se él vino a apoyar la Frontera Sur tan pronto como regresó”, su viaje al reino del Abismo era verdaderamente algo inimaginable. Esas personas ordinarias cuyas fuerzas todavía tenían que alcanzar cierto reino, quizás incluso no creerían su historia. Por tanto, Fanny decidió no revelárselo a su padre.

“¡Humph, al menos todavía tiene algo de conciencia!” Firenze gruño después de escuchar las palabras de Fanny. Su tono obviamente se había vuelto más moderado.

«¡Mira! ¡La batalla ha comenzado!”, un chillido jubiloso sonó desde la cima del muro.

Cuando la multitud miró al frente, descubrieron que el ejército de criaturas no muertas que había cubierto cada suelo visible, finalmente hizo contacto físico con los orcos. Nubes oscuras hechas de gárgolas descendieron junto a varios dragones de hueso sin alas que llevaban una enorme cantidad del elemento de la muerte. En el suelo había legiones de criaturas no muertas comprendidas de viejos demonios sobrenaturales, demonios de hueso, caballeros malvados, guerreros de odio, guerreros zombis encabezados por Reyes Esqueleto y Reyes Zombis.

En ese momento, todavía había una firme cadena de criaturas no muertas apareciendo con destellos brillantes en el cielo, añadiéndose al ya enorme ejército.

La invasión a gran escala de las siniestras criaturas no muertas inmediatamente causó que el ejército orco se sorprendiera enormemente. Después de que un largo y atronador cuerno de batalla sonó, todos los orcos se avivaron. Los orcos en la línea frontal ya estaban peleando con las criaturas no muertas que cargaban rápidamente. Esos orcos en la parte trasera no tenían idea de que estaba ocurriendo en realidad. Confundidamente tomaron sus armas y preguntaron a aquellos a sus alrededores que era lo que estaba ocurriendo en su lenguaje.

Varios poderosos orcos chamanes, viendo a las gárgolas en picada, apuradamente tomaron el cielo. Cabalgando en extrañas bestias con las que formaron contratos, recitaron el confuso y antiguo lenguaje orco, formaron toda clase de barreras que protegían a sus compañeros orcos.

Fue en ese momento que Han Shuo quien se encontraba quieto después de invocar al pequeño esqueleto del Inframundo, repentinamente se transformó en un gigantesco barreno sangriento que se disparó hacia el ejército de orcos.

A mitad de su vuelo, esa encarnación de Han Shuo se transformó en su forma original. Una brillante espada larga con luces sangrientas estaba navegando junto a olas ensangrentadas. Energía similar a la energía de la destrucción envolvió todo el campo de batalla en un instante. En ese momento, no importaba si era desde el campamento orco o el muro de la ciudad, todo el mundo podía sentir la apocalíptica energía destructiva.

Asustados por la enormidad de esa energía de la destrucción, las miradas de todos fueron sobre esa espada larga emanando un aura terriblemente viciosa.

“¡Es Bryan!” Fanny grito con sorpresa. Un sentimiento de orgullo se alzó desde el fondo de su corazón cuando sintió la inagotable energía de la destrucción extendiéndose desde eso.

“¡Oh dios que aterrador poder!”, finalmente en ese momento Firenze ya no pudo contener el asombro en su corazón y gritó.

Las criaturas no muertas todavía estaban atacando el Reino Orco ya que no podían fatigarse. La batalla por Ciudad Frontera Sur ahora estaba en plena marcha. Sin embargo, de pie en el muro de la frontera, el ejército de civiles quienes habían estado jugando a la defensa todos esos años estaba en completo silencio. Contuvieron sus alientos mientras concentraban toda su atención en la espalda larga soplando olas de sangre en las afueras de la ciudad.

Aunque ninguno de ellos sabía donde estaba localizado Han Shuo, todos estaban completamente conscientes de que él debía estar controlando esa espada larga que estaba emanando constantemente energía de la destrucción.

Al siguiente momento, con el arma siendo el epicentro, una energía de la destrucción emergió como si fuera la explosión de una bomba nuclear. Energía difícil de ser vista a simple vista se disparó violentamente desde el Filo Cazador de Demonios, bombardeando a los orcos cerca y lejos.

Miserables y coagulados chillidos venían desde las bocas de aquellos orcos. La multitud observando atentamente repentinamente descubrieron que todos los orcos dentro de un radio de 300 metros de la espada parecían haber sido bautizados con sangre. Mientras estos dejaban salir alaridos de dolor extremo, sus cuerpos se desintegraban y disipaban en nieblas sangrientas.

De los miles de guerreros orcos en el área, ni uno sólo permaneció.

Esas personas encima del muro de la frontera habían observado la espada larga con toda su atención, pero ninguno de ellos tenía ni una idea de lo que había ocurrido. ¡Parecía como si esos miles de guerreros orcos se hubieran desvanecido repentinamente en nieblas sangrientas justo ante sus ojos, sin una pieza de huesos o restos dejados atrás!

La Ciudad Frontera Sur que había estado llena con los clamorosos ruidos de discusiones, estaba extrañamente callada y en un silencio que hacía posible escuchar un alfiler al caer. Todos esos civiles quienes atestiguaron la escena estaban estupefactos por el horroroso poder destructivo. En sólo una fracción de segundo, miles de feroces, barbáricos y fuertes guerreros orcos fueron reducidos sin esfuerzos en nieblas sangrientas ante sus ojos. ¡Semejante escena era abrumadoramente horripilante!

Los ojos de Fanny estaban brillando con espléndidas luces. Aunque sentía que la escena era bastante sangrienta, como la mujer de Han Shuo, al ver a su hombre demostrando un poder imparable, ese sentimiento de orgullo había excedido por mucho su simpatía por los orcos. Además, considerando la enormemente menguada población de la ciudad, sintió que los orcos no merecían piedad.

La boca de Firenze estaba completamente abierta, llevando un rostro totalmente aturdido, con sus ojos mirando inexpresivamente al frente. Complementado por la ropa sucia y deteriorada suya, él en ese momento era indistinguible de un idiota.

La gran mayoría de las personas en el muro de la frontera sur tenían la misma expresión que él. Algunos estaban tan sobresaltados que parecían haberse convertido en estatuas. Esas personas eran sólo civiles reclutados quienes nunca antes habían visto nada tan espectacular. Sin embargo, ese ataque de Han Shuo hizo que verdaderamente su mente explotará, la escena les causó un tremendo aturdimiento. Era imposible que regresaran a sus sentidos dentro de un corto periodo de tiempo.

El Filo Cazador de Demonios no tomo un descanso después de hacer su ataque. Este rápidamente absorbió las energías negativas dentro de la niebla sangrienta que venía desde aquellos que recientemente perdieron sus vidas. La batalla entre los ejércitos de orcos y no muertos todavía seguía. La cruel batalla sangrienta aún estaba a toda marcha.

Después de largo tiempo, Ciudad Frontera Sur que había estado en silencio repentinamente emergió con vitoreos extremadamente fuertes.

Gracias al fuerte vitoreo, aquellos quienes todavía tenían que volver a sus sentidos fueron repentinamente despertados de sus estados estupefactos. El clamor creció incluso más entusiasta y sonoro mientras expresaban emocionalmente sus sentimientos. Esa escena inolvidable se estaba reproduciendo repetidamente en sus mentes. Ellos vitorearon fuerte y apasionadamente. Sus espíritus nunca habían sido tan altos.

Firenze forzó una sonrisa y sacudió su cabeza. Extrañas expresiones llenaron su rostro mientras le decía a la emocionada Fanny a su lado, “¿ese tipo es siquiera mortal? ¿Cómo es que se volvió tan aterrador después de desaparecer por cinco años?”

“Sin semejante fuerza tan abrumadoramente poderosa, ¿cómo se atrevería a cargar hacia el ejército de algunos cientos de miles de orcos por sí solo?” Fanny alzó su cabeza y festejo orgullosamente como si hubiera sido ella misma quien liberó ese ataque. Parecía estar incluso más emocionada y orgullosa que el propio Han Shuo. Como su mujer, ella no podía sentirse más gratificada de verlo demostrar su poder ante todo el mundo.

La batalla continuaba. Después de absorber esas energías negativas, el Filo Cazador de Demonios repentinamente cruzó a través del cielo y cargó hacia esos orcos chamanes volando en medio del aire. Después de algunos destellos de luz sangrienta, los pocos orcos chamanes fueron desmenuzados en finas gotas de sangre que llovían sobre los guerreros orcos de abajo.

El pequeño esqueleto, montando en un dragón de hueso, giraba en el cielo. La energía de la muerte emergía dondequiera que pasaba, causando que vastas hileras de guerreros orcos murieran en cada ocasión.

A través de ese proceso, el pequeño esqueleto todavía continuaba invocando más criaturas no muertas. Una indeterminada cantidad de criaturas venía desde el inframundo y ocupaban densamente cada esquina del campo de batalla, dándole a los orcos una presión cada vez más y más grande.

Esos no muertos no le tenían miedo a la muerte. Bajo las órdenes del pequeño esqueleto, avanzaron intrépidamente y cargaron hacia el ejército orco, avanzando por lo huecos para reemplazar a sus camaradas caídos.

Había muertes a cada momento…