GDK – Capítulo 590

0

Capítulo 590: ¡Cuando tenga tiempo libre, destruiré la Iglesia de la Luz!

Fabián estuvo algo confundido al principio. Pero después de un tiempo, se sacudió mientras repentinamente recordaba algo. La emoción de una sorpresa placentera estaba escrita a través de su rostro.

“¿Dónde está Emily?” Phoebe preguntó con urgencia, su voz temblaba mientras fijaba sus ojos en Chester. Cualquiera podía decir que estaba emocionalmente agitada.

“Su Señoría recién ha llegado de un deber y lo más probable es que esté en una reunión sobre ciertos asuntos en los cuarteles generales en este momento”, Chester respondió respetuosamente.

“Erm Hagrid, el asunto está concluido. Por favor retírate. Tengo algunos asuntos que atender y comenzare a hacer mi movimiento”, Phoebe le dijo rápidamente a Hagrid y ya no puso un ojo en él o en sus hombres. Se apresuró rápidamente hacia la salida como si no estuviera dispuesta a permanecer allí por un momento más. Luego, tan pronto como salió por la puerta, gritó en voz alta, “¡tráiganme un caballo!”

Phoebe se volvió apurada y ansiosa para retirarse inmediatamente después de recibir la carta de Emily, dejando atrás al grupo de personas para que se vieran unos a otros en abatimiento.

Hagrid tenía una mirada de desilusión. La emoción de asombro y desconcierto podía ser vista en sus ojos mientras miraba en blanco hacia la figura de Phoebe alejándose más y más.

“Adiós”, Chester habiendo entregado la carta, le dijo sonriente a Fabián. Realizó una inclinación hacia Hagrid y se marchó silenciosamente.

Fabián permaneció profundamente inmerso en un incontenible sentimiento de sorpresa placentera mucho después de que Phoebe y Chester se marchó.  La sonrisa en su rostro no podía ser más brillante. Era muy obvio por sus ojos que él estaba muy emocionado.

“Señor Fabián ¿qué es lo que está ocurriendo?” Hagrid obviamente había descubierto la enorme sonrisa en el rostro de Fabián. Estaba increíblemente confundido y no pudo evitar preguntar. Después de tomar una respiración profunda para calmar su emocionada mente, Fabián miró hacia Hagrid de alguna manera lamentándose y dijo sonriendo, “¡si adivino bien, la persona que nuestra señorita ha estado esperando todos estos años, ha regresado!”

“Imposible, ¿no murió ese tipo hace mucho?” El rostro de Hagrid repentinamente se transformó. Poco después, de cierta manera decepcionada, dijo, “¡la información dada por el Papa de la Iglesia de la Luz no puede estar equivocada!”

Fabián sonrió y dijo de una manera bastante orgullosa, “el Señor Bryan tiene una vida bendecida. Debió ser que el despreciable esquema de la Iglesia de la Luz  en su contra fallo”.

Su rostro se volvió cenizo como la muerte. En ese punto, Hagrid supo que su terca persecución de Phoebe ya no tenía la menor esperanza. Ella lo había rechazado tan resueltamente cuando Han Shuo todavía estaba desaparecido. Y ahora que él había regresado, ¿cómo podría haber una oportunidad para él de tener éxito?

Todo mundo fue aturdido al aprender las noticias de Han Shuo repentinamente reapareciendo. Mientras él caminaba por el camino, todos los miembros del Manto Oscuro quienes conocían su identidad expresaron sus sentimientos de placentera sorpresa y respeto a través de sus ojos. Pasaron esa asombrosa información unos con otros a través de sus palabras.

“¡El legendario personaje del Manto Oscuro ha regresado!”

“¡El orgullo de nuestro Imperio ha regresado!”

“¡El poderoso guardián ha regresado!”

Todos esos miembros del Manto Oscuro quienes recibieron la información instantáneamente se llenaron de esperanza y expectación en sus corazones. Sinceramente se sintieron orgullosos por Han Shuo.

Cinco años antes, él era el experto más sobresaliente en el Imperio Lancelot. Derrotó a dos expertos sagrados al mismo tiempo, asistió a Su Majestad el Rey hasta su trono, llevo orden a Ciudad Brettel y neutralizo a Stratholme el viejo monstruo de los siete grandes ducados…

Esos folclores salvajemente extendidos pero gradualmente olvidados comenzaron a rondar nuevamente debido a la reaparición de Han Shuo. Todas esas personas quienes supieron de su regreso sintieron que con su reaparición traería nuevos cambios al imperio que había estado colina abajo por los últimos años.

Caminando a través de las miradas de adoración y asombro, Han Shuo fue hacia Cándido, uno de los tres pesos pesados del Manto Oscuro.

El rostro siniestro de Cándido estaba lleno con incredulidad y asombro. Cándido, quien se convirtió en un magus sagrado oscuro después de cinco años, quedó boquiabierto por mucho, mucho tiempo antes de finalmente decir con una voz profunda, “¡pensé que estabas muerto!”

Han Shuo dejo salir una risa de corazón antes de tirar bruscamente de una silla y sentarse. Miro sonriente hacia Cándido quien estaba tratando de controlar la emoción en su corazón y dijo confiadamente, “¡no es tan fácil matarme!”

Cándido asintió en acuerdo. Ese hombre quien daba un siniestro y astuto aire reveló una inesperada sonrisa gratificada en su rostro y dijo, “es bueno que hayas regresado. Eso es todo lo que importa”.

“Tengo un entendimiento aproximado de la situación actual del imperio. Sin embargo, en cuanto a algunos asuntos más ocultos, todavía necesito aprenderlo de ti”, Han Shuo dijo sonriendo hacia Cándido. Él dijo de una manera natural, “aparte de los asuntos más obvios del imperio, ¿hay alguna cosa de relativa importancia que deba saber?”

“Debes conocer la situación general del continente”, Cándido ya no trataba a Han Shuo como a uno de sus subordinados. Lo miró y explicó lentamente, “nuestro Imperio puede considerarse bastante estable. Es sólo que las personas están muy asustados. Por una parte, es debido a la crisis en la frontera sur. Por la otra, es el Imperio Kasi acercándose, durante los cinco años que desapareciste, nuestro Imperio alcanzó un acuerdo con la Orden Druídica para cooperar. Ellos han jugado un papel bastante significativo en la batalla”.

“En cualquier caso, tus tres mujeres son personajes sobresalientes en el Imperio Lancelot en estos días. Sus perseguidores pueden encontrarse por todas partes. Incluso cuando la Iglesia de la Luz declaró claramente que tú fuiste eliminado, las tres no aceptaron sus palabras y persistieron en esperar por tu regreso. Jovencito, ¿qué clase de hechizo lanzaste sobre ellas? ¿huh?”

Cándido explicó incansablemente algunas de las cosas que ocurrieron en los pasados cinco años para Han Shuo.

Este se sintió bastante culpable con Emily, Phoebe y Fanny. Fue conmovido cuando escucho esas palabras de Cándido. Cinco años eran un tiempo bastante largo especialmente cuando la Iglesia de la Luz había estado publicitando su muerte. Los lazos entre ellos eran más fuertes de lo que él había esperado dado que las tres damas habían estado esperando por él desde el principio hasta el final.

“Felicitaciones, te has convertido en un magus sagrado”, Han Shuo sonriente y sinceramente felicito a Cándido después de lamentarse en su corazón.

“Fue todo gracias a ti. Si no fuera por ese cuaderno que me regalaste en aquel entonces, ¿cómo podría llegar a comprender la verdadera esencia de la energía elemental de la oscuridad, alcanzando este nuevo reino en sólo unos pocos años?” Cándido admitió abiertamente que todo fue debido a su asistencia mientras lo miraba sonreír.

“Esto es el fruto de tu propio trabajo duro”, Han Shuo no reclamó el crédito para sí mismo. Él sonrió mientras decía, “sin embargo, un magus sagrado oscuro es simplemente el punto inicial en la escalera de la fuerza. Todavía hay un largo camino al frente”.

Cándido dejó de lado su sonrisa, le dio un rápido vistazo y dijo con una expresión grave, “¿por qué el aura de un nigromante no sale desde tu cuerpo y por qué hay un intenso intento asesino? ¿Qué fue lo que ocurrió en ese entonces?”

“No mucho. La Iglesia de la Luz tramo en mi contra usando algunos métodos desvergonzados. Jeje, hace mucho que piensan que estoy muerto. Pero soy afortunado. No sólo no morí, tuve encuentros afortunados”, Han Shuo dijo sonriente pero el deseo de cometer una masacre destellaba brillantemente desde sus ojos.

“¿En qué reino estas actualmente?” Cándido preguntó solemnemente después de mirarlo por un largo tiempo.

Han Shuo se encogió de hombros y dijo relajadamente, “¡cuando tenga tiempo libre, destruiré la Iglesia de la Luz! ¡Para entonces sabrás en qué reino estoy!”

Esa confianza que Han Shuo mostró con esas palabras increíblemente arrogantes que salieron de su boca hizo que Cándido quedara sin palabras. Después de mirar en blanco por un largo tiempo, Cándido finalmente forzó una sonrisa y sacudió su cabeza. Él lo aconsejo, “de la audacia de tus palabras, sé que tu fuerza debe haberse alzado. Sin embargo, la Iglesia de la Luz es la cima de las organizaciones religiosas en el Continente Profundo. No importa que tan poderosa sea tu fuerza, eso es imposible de lograr con la fuerza de un solo hombre. Los días por venir son largos. Hazlo paso a paso”.

Han Shuo sonrió en silencio y no respondió. Era como si barrer a la organización religiosa número uno del Continente Profundo fuera un asunto insignificante y trivial.

Después de que ambos charlaron por un tiempo, Han Shuo dijo sonriendo, “Emily ha regresado”.

“Entonces ve a verla”. Cuando Han Shuo se puso de pie, Cándido pensó por un momento y dijo, “después de hablar con Emily, debes ir a encontrarte con Su Majestad. Creo que estará muy deleitado”.

“Lo tengo”, Han Shuo dijo con una elegante sonrisa y estuvo lista para irse.

“Espera”, Cándido repentinamente dijo justo cuando él estaba a punto de marcharse. Vaciló por un momento bajo la mirada de Han Shuo antes de decir algo incómodo, “esto, erm, aunque te marchaste por cinco años, Ciudad Brettel ha crecido rica y más poderosa. Incluso los antiguos siete grandes ducados pueden ser considerados como territorios de Ciudad Brettel. Jack, Dorcas y el resto son todos tus gentes y sólo escuchan tus órdenes. Al parecer es como si Ciudad Brettel se hubiera convertido en otro país. Erm, Su Majestad después de todo es el Rey. El Imperio no ha pasado por un estado próspero estos años. Sobre ese punto de vista donde tus subordinados gobiernan independientemente Ciudad Brettel, erm, eso…”

Han Shuo hizo gestos con su mano para detener a Cándido. Lo miró profundamente y sonrió diciendo, “no hay necesidad de más palabras. Se lo que hay que hacer”.

Cándido estuvo aliviado. Asintió y dijo, “Muy bien. Su Majestad el Rey no puede relajarse completamente cuando tu estas lejos. Pero como ya has regresado, probablemente no se preocupara por eso. Oh sí, Su Majestad parece haberse convencido más y más de la profecía de Grace la astróloga. Poniéndolo simplemente, el Imperio no prosperará sin ti”.

Han Shuo se aturdió un poco y pensó en ello por un momento. Verdaderamente admiraba bastante a la fallecida astróloga. La profecía que hizo justo antes de su muerte fue excepcionalmente acertada.

Para entonces, Han Shuo desde hacía mucho estaba consciente de que lo que cultivaba la astróloga Grace, era de hecho la energía más misteriosa entre las cuatro fuerzas dictatorías – el edicto del destino. Sin embargo, Grace obviamente no gano un profundo entendimiento del tema. Sólo podía predecir un cierto destino e incluso no conocía el método más fundamental para utilizar la energía del edicto del destino.

De las cuatro fuerzas dictatorías mayores – destino, espacio, destrucción y vida, era bastante raro encontrar personas cultivando en el edicto de la destrucción y la vida. Los cultivadores de las fuerzas dictatorías del espacio y destino eran incluso menos comunes. La razón era debido a que esas dos fuerzas dictatorías eran verdaderamente misteriosas. Sin la guía de un experto, alguien no tendría la manera de descubrir el método de cultivación.

“Muy bien, Emily está aquí. Debo ir”, Han Shuo se marchó vivazmente y se dirigió a la habitación de Emily.