GDK – Capítulo 579

0

Capítulo 579: El regreso de la corriente de polvo de estrella


Bechymos quien había esperado agónicamente quién sabía cuántos años hasta ese momento, tenía luces destellantes irradiando desde su par de ojos. Abrió su boca ampliamente mientras su cuerpo temblaba inconscientemente. Por un momento, estuvo tan emocionado que no podía decir ni una palabra y jadeaba pesadamente mientras miraba al frente.

En esas memorias dejadas atrás por el dueño original del bastón esquelético contenían las instrucciones para iniciar y operar una matriz de transportación entre planos. Esta matriz de transportación que él encontró era básicamente el mismo modelo que la de su Cementerio de la Muerte, sin ninguna diferencia. Además, el alma del dios medio que él había asimilado era precisamente la del antiguo dueño de esa matriz de transportación abismal.

Con todo eso, Han Shuo tenía todas las credenciales que necesitaba. Teniendo un buen entendimiento de una matriz de transportación entre planos, él naturalmente sería capaz de activarla con facilidad.

Fue después de un largo, largo tiempo que Bechymos se recuperó de ese enorme shock. Mientras miraba hacia la destellante matriz de transportación, murmuro, “está activada… Realmente está activada…”

El corazón de Han Shuo estaba llenó con éxtasis. Entendía claramente que los cambios en esa matriz de transportación dilapidada del frente significaban que él realmente tenía la oportunidad de ir a casa. El Continente Profundo tenía todo lo que conocía y con lo que estaba familiarizado. Allí vivían no sólo aquellos a quienes amaba, sino también aquellos a los que odiaba hasta los huesos.

Ahora, ganando el acceso a la matriz de transportación abismal equivalía a establecer un camino entre el Continente Profundo y el reino del Abismo. No sólo podría regresar al Continente Profundo, más tarde, a través del Cementerio de la Muerte en el Bosque Oscuro él incluso podría regresar al reino del Abismo. ¡Qué cosa tan maravillosa!

Bechymos, quien ya no podía ser más emocional, mirando hacia la matriz de transportación brillando con luz, dijo con una felicidad incontenible, “tengo suficientes minerales de energía. Después de insertar los minerales y poner las cosas en orden, la matriz de transportación entre planos puede ser activada. Debemos hacer eso rápidamente“.

Han Shuo asintió y respondió sonriente, “¡al parecer ambos tendremos nuestros deseos concedidos!”

“Muchas gracias. Recordare este favor tuyo”, Bechymos estaba realmente de muy buen humor. Un rastro de elegancia incluso fue revelado en su voz.

“¡De nada!” Aunque Han Shuo descubrió que la suavidad revelada en la voz de Bechymos era extraña y no tenía idea de si esa persona era en realidad un hombre o una mujer, habiendo permanecido por tanto tiempo en el reino del Abismo, Han Shuo se había encontrado a muchos personajes extraños. No podía tener certeza del género real de Bechymos o quizás géneros.

“¡No es bueno! ¡Mi Señor, mire!” Bord grito con el máximo de su fuerza.

Ambos, Han Shuo y Bechymos fueron sacudidos. Cuando miraron hacia arriba, vieron que destellos de luz repentinamente aparecieron en el cielo con niebla sobre sus cabezas. Inmediatamente, supieron la situación que estaba ocurriendo. Han Shuo apuradamente pregunto, “¿está regresando la corriente de polvo de estrella?”

Bechymos estaba increíblemente frenético. Respondió ansiosamente, “si, está regresando muy rápidamente y en una cantidad extremadamente corta de tiempo. Pero he estado esperando por mucho tiempo y realmente no puedo hacerlo más. ¡¿Qué debería hacer?!”

“¿Cuánto le tomará regresar?” Han Shuo preguntó inmediatamente con una mente imperturbable.

“¡Muy pronto, más rápido de lo que puedas imaginar y definitivamente antes de que puedas recargar todos los minerales! El corazón de Bechymos estaba en un caos extremo y habló de una forma extremadamente ansiosa.

“¡Entonces qué estas esperando, dejemos inmediatamente este lugar!” Han Shuo grito. Le dio órdenes a Bord, Zinia y el resto de Demonios, “¡no se preocupen por nada más, evacuen inmediatamente!”

“¡Yo, yo no puedo aceptar esto!” Bechymos dijo furioso, de una forma alterada.

Mientras las encarnaciones de Han Shuo de la muerte y destrucción estaban dirigiéndose hacia Bechymos, su cuerpo principal entró en el Cementerio de la Muerte. Las encarnaciones que cultivaban en la energía de la muerte y destrucción cada una tomó uno de los brazos de Bechymos y lo sacaron volando, diciendo, “debemos dejar este lugar inmediatamente. En cualquier caso, ya has esperado por mucho. ¿Por qué no puedes esperar un poco más?”

Los brazos de Bechymos cubiertos con la armadura verde se sintieron suaves y tiernos. Era como si la armadura verde no estuviera presente en absoluto. Eso le dio a Han Shuo un extraño sentimiento.

La mente de Bechymos estaba alterada. Se sacudió las manos de los Han Shuo y preguntó impaciente, “¿hay alguna posibilidad de hacer operacional la matriz antes de que regrese la corriente?”

“Tú mismo has dicho que es imposible. Vamos, no permanezcamos aquí por más tiempo”, Han Shuo respondió rápidamente. Cuando la mayoría de los Demonios había comenzado a evacuar, Han Shuo le gritó a Bord y Zinia, “¿qué están esperando? ¿Quieren morir aquí? ¡Rápido márchense a través del camino por el que llegamos!”

“¡Sus humildes sirvientes no se atreven a marcharse antes que su Señoría lo haga!” Bord y Zinia respondieron simultáneamente.

“No hay reglas molestas a las que mis seguidores necesiten adherirse. ¡La cosa más importante es la supervivencia!” Han Shuo reprendió antes de gritar, “¡Márchense!”

Después de escuchar las palabras de Han Shuo y viendo la resolución en sus ojos, la pareja no insistió en quedarse. Se inclinaron hacia él antes de alejarse volando detrás de los otros Demonios.

“Ven conmigo, dejaremos el Vacío de momento. Pero poco después seremos capaces de regresar. ¡Te prometo eso!” las dos encarnaciones de Han Shuo nuevamente arrastraron al exterior a Bechymos.

Este finalmente recobró sus sentidos. Entendió que permanecer en el Vacío significaría con certeza la muerte. Precisamente por esta razón, pensó en la garantía de Han Shuo como unas simples palabras de consuelo y no las tomo con seriedad.

Sin embargo, como las dos encarnaciones estaban arrastrándolo, vio que el otro Han Shuo permaneció en la matriz de transportación entre planos con un rostro calmado. Bechymos estaba bastante sorprendido. Apuntó hacia el cuerpo principal de Han Shuo alejándose más y más de ellos y dijo con una voz alarmada, “ese, ese tú, ¿por qué no se ha marchado?”

“No te preocupes por él, aunque es mi actual yo con la menor fuerza; aunque esta corriente puede matar a tantos dioses, ¡no tiene efecto en mí!”

«¡Imposible!” Bechymos chillo. Miro hacia Han Shuo y grito, “¡ni un solo dios pudo escapar de la corrosión de la corriente, ninguno! ¡Si ese cuerpo tuyo se queda, seguramente morirá!”

“¡Sé que estoy haciendo, no te preocupes!” Han Shuo no le dio una explicación alargada. Ya no tiraba de Bechymos de sus brazos cuando también comenzó a volar por sí mismo.

Gradualmente, la corriente apareció desde la distancia. Las dos encarnaciones de Han Shuo, Bechymos y los discípulos que él recibió recientemente, rápidamente salieron a través del camino original por el que llegaron.

La única cosa viviente que permanecía en el Vacío era el cuerpo principal de Han Shuo, dentro del Cementerio de la Muerte en el centro del valle nublado. Ese Han Shuo cultivando en las artes demoníacas tenía una conciencia infinitamente maravillosa la cual era absolutamente invulnerable a los efectos de la corriente.

Después de que todos los demás desaparecieron, Han Shuo tranquilamente y con calma sacó una gran cantidad de minerales de cristal mágico desde su anillo espacial. Los minerales de energía que Bechymos mencionó, eran de hecho minerales de cristal mágico. Podrían proveer la energía requerida por la matriz de transportación para que fuera operacional. Esos minerales de cristal mágico que saco eran de la mejor cantidad, conteniendo una considerable cantidad de energía.

Había muescas grandes y pequeñas por toda la matriz de transportación con el fin de que fueran llenadas por minerales de cristal mágico. La consciencia de Han Shuo no tenía miedo de la corrosión de la corriente. Calmada y muy cautelosamente, Han Shuo coloco eso minerales de cristal mágico de la más alta calidad en esas muescas. Después de eso, lentamente ajustó la matriz de transportación entre planos con los recuerdos de su consciencia.

Justo como Bechymos había dicho, la velocidad a la que la corriente regreso fue extremadamente rápida. No mucho después de que Bechymos y el resto se marchó, la rápida y violenta corriente había llenado el Vacío.

Naturalmente, esas energías que corroían el alma comenzaron a atacar su consciencia. Sin embargo, su maravillosa consciencia regeneraba constantemente lo que era desintegrado. ¡No fue lastimado incluso en el menor grado!

Fue después de un tiempo del cuidadoso y concentrado esfuerzo de Han Shuo que repentinamente, una pieza de consola mágica de la matriz de transporte mágico entre planos de pronto comenzó a brillar con una luz gloriosa. Han Shuo estuvo enormemente deleitado ya que él sabía que la consola mágica era usada especialmente para colocar las coordenadas del destino del plano material. Se ilumino significando que había suficiente energía almacenada en esas muecas para conducir transmisiones entre planos.

¡En otras palabras, esa matriz de transportación entre planos estaba ahora verdadera y completamente operacional!

Cada matriz de transportación tenía sus propias coordenadas. Han Shuo había aprendido hacía mucho el conocimiento general al teletrasportarse a otro plano material, requeriría las coordenadas de destino.

En aquel entonces en el Continente Profundo, cuando Han Shuo aprendió de la Iglesia de la Calamidad que la enorme matriz de transportación podía realizar transportación entre planos, gasto algo de esfuerzo para estudiar esa matriz y por tanto conocía las coordenadas del Cementerio de la Muerte en el Continente Profundo. Viendo con sus propios ojos que la consola mágica de esa matriz de transportación estaba brillando, Han Shuo sintió un regocijo extremo en su corazón. Estaba listo para colocar las coordenadas de su Cementerio de la Muerte de regreso en el Continente Profundo usando su fuerza mental.

Cuando Han Shuo pensó en el hecho de que sería capaz de regresar muy pronto al Continente Profundo a través de la matriz de transportación entre planos, verdaderamente se abrumó con emoción. Incluso sus dos manos que sostenían algunas piezas de minerales de cristal mágico estaban temblando inconscientemente.

Sin embargo, en ese momento, una transformación ocurrió repentinamente en todo el valle.

Por alguna razón desconocida, las energías de los incontables sellos antiguos y matrices mágicas encontradas a través del valle que alguna vez fue el campo de batalla de dioses, comenzaron a dispararse en un desorden. Rayos de luz fueron formados y disparados violentamente hacia la única cosa viviente en el valle – ¡Han Shuo!