GDK – Capítulo 573

0

Capítulo 573: ¡No puedes esconderte de mí!


Quizás fue debido al despedazamiento del cuerpo y alma divinos de Leviathan, o quizás los cinco zombis élite estaban exhaustos por ese golpe con todo, repentinamente, apareció una pequeña grieta en el cielo lleno de niebla de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos.

Manticole, quien estaba aplicándose a sí mismo en contra de los ataques de la formación, muy sensiblemente noto ese cambio en el cielo. ¡De una hebra del elemento de la oscuridad que bruscamente se extendió, supo que finalmente, la formación había revelado su debilidad!

Sin ninguna vacilación, prácticamente después de que la fisura se produjo, Manticole se convirtió en un trozo de humo oscuro y escapó de la formación con la mayor velocidad de toda su vida. En cuanto a Leviathan quien había explotado a su lado, él ni siquiera le dio una mirada.

Fuera de la formación, Han Shuo, quien estaba sintiendo los cambios en la Formación No Muerta de los Cinco Elementos con toda su atención, por vía de su conexión con los cinco zombis élite, supo que el ataque a todo poder para exterminar a Leviathan había agotado un montón de su energía.

‘¡Silbido!’, Manticole repentinamente escapó desde esa fisura.

Ambos Han Shuo y el pequeño esqueleto sintieron el Dominio de la Divinidad de la Oscuridad. Simultáneamente le lanzaron una mirada a Manticole.

El Dominio de la Divinidad naturalmente formado por el pequeño esqueleto era fácilmente notable. Manticole noto al pequeño esqueleto y a Han Shuo después de salir volando de la formación.

Sin decir ni una tontería, él, quien había escapado de la formación, sin siquiera pensarlo, alzó ese espadón suyo que tenía el aura de la oscuridad unida a el y cargo hacia Han Shuo.

Naturalmente, Manticole pensó que el extraño espacio era completamente producido por él usando alguna clase de energía. En su mente, mientras él pudiera hacer que Han Shuo se distrajera y se preocupara de lidiar con sus ataques, esa extraña escena que había aprisionado a los otros dos Reyes Demonio, repentinamente desaparecería como la Formación del Alma Shura lo hizo antes.

No era por amabilidad que Manticole tratara de salvar a Cecrops y Golander. La muerte de Leviathan lo hizo sentir que él estaba en una amenaza extrema. Sabía que si ellos no mataban a Han Shuo en ese momento, ninguno de aquellos que se aventuraron al Vacío saldría con vida.

En ese momento, Manticole ya no buscaba las riquezas y tesoros del Vacío, en su lugar quería proteger sus intereses por todos los medios necesarios. Todas las fuentes de peligro se originaban de Han Shuo. Creía que si él atacaba con toda su fuerza, Han Shuo indudablemente sería incapaz de mantener el espacio que restringía a Cecrops y Golander.

¡Cortejas la muerte!” Cuando Han Shuo vio que Manticole estaba cargando imprudentemente hacia él, se rio en lugar de mostrar algún signo de estar asustado. El Filo Cazador de Demonios fue revelado. Después de eso, un aura de la destrucción mezclada con rayos sangrientos instantáneamente se lanzó una docena de metros al frente. El intento asesino también estaba rodando dentro de la energía.

El pequeño esqueleto, quien había estado montado en un dragón de hueso, expandió su Dominio de la Divinidad. Un intenso elemento de la muerte fue enviado hacia Manticole. Simultáneamente, mientras el pequeño esqueleto arrojaba la larga y delgada lanza de hueso en su mano, una enorme cantidad de elemento de la muerte se reunió y la energía divina en su cuerpo fluyo hacia la lanza. Entonces, la lanza de hueso fue desplegada a través de la Ley de Activación Mágica. Un rastro de una helada luz blanca se disparó hacia Manticole.

Repentinamente, Manticole tenía las energías de la destrucción y muerte centradas en él con dos ataques llegando en un instante. Eso hizo que él sintiera que la situación estaba lejos de ser enfrentada. Sin embargo, asumió que si podía perturbar la concentración de Han Shuo y hacerlo capaz de causarle un error al espacio detrás de él, Cecrops y Golander también serían capaces de escapar e ir en su ayuda.

Fue con ese pensamiento en su mente que él no se retiró cuando se enfrentó en contra de los ataques de Han Shuo y el pequeño esqueleto. Obstinadamente se presionó al frente. Una oscuridad absoluta se formaba donde quiera que su espadón hubiera pasado. Incluso él mismo desapareció dentro de la oscuridad.

Pero era una lástima, la milagrosa consciencia de Han Shuo se había centrado firmemente en él desde hace mucho tiempo. Quizás, esa clase de método de ocultamiento podría ser útil en contra de otros dioses. Pero a los ojos de Han Shuo, sólo era hilarante y divertido.

El Filo Cazador de Demonios y la lanza de hueso del pequeño esqueleto, guiadas por su consciencia, se deslizaron y apuñalaron hacia Manticole con una increíble precisión y velocidad.

“¿¡Cómo es eso posible!?” Manticole dentro de la oscuridad, repentinamente dejó salir un grito desesperado. Poco después, sonidos metálicos resonaron desde la absoluta oscuridad.

“Jeje, ¿piensas que tus pequeños trucos de ocultamiento funcionan conmigo? ¡No me culpes por esto, prácticamente estas pidiéndolo!” Han Shuo lo ridiculizó con una sonrisa arrogante.

Han Shuo y el pequeño esqueleto todavía estaban de pie en el suelo mientras controlaban sus respectivas armas, el Filo Cazador de Demonios y la lanza de hueso, a través de sus pensamientos. Las armas volaban rápidamente y maniobraban dentro de la oscuridad. Sonidos agudos de metal siendo golpeados juntos sonaban repetidamente desde el interior.

Manticole se sintió adolorido de tener que manejar la increíble precisión, puntería y los extraños ataques de las dos armas. Especialmente cada ataque del Filo Cazador de Demonios que contenía múltiples tipos de energía, dejando abolladuras en el espadón del que él estaba muy orgulloso.

¡Obviamente, eso significaba que comparado con ese espadón que tenía el aura de la oscuridad a su alrededor, el Filo Cazador de Demonios era inclusive más aterradoramente afilado!

Manticole estaba extremadamente decaído. ¡No importaba que tanto lo meditaba, no podía darle sentido a cómo esas dos armas dentro de la absoluta oscuridad que él creó al activar su Dominio de la Divinidad al extremo podían apuntar y dispararse con semejante precisión tan increíble! Con eso, él quien supuestamente tomó la ofensiva hacia la pareja por medio de ocultar su cuerpo, ahora se encontraba completamente en el lado defensivo. Estaba impotente y con su ingenio al final en contra de los ataques de esos dos.

“Manticole, no esperabas esto, ¿no es cierto? Jeje, al principio, realmente no tenía interés en tu reino del Abismo. ¡Sin embargo, dado que todos ustedes desaparecerán muy pronto, bueno, creo que yo voluntariamente me ofreceré para llenar los asientos vacantes y tomaré este mundo para mí!” la encarnación del Filo Cazador de Demonios que poseía una alma independiente repentinamente dijo eso con una voz distintivamente humana mientras atacaba.

Manticole fue enormemente aturdido y asustado. Él ya no pudo contener la consternación en su corazón. Sus movimientos fueron afectados mientras su corazón estaba en desorden. Se las arregló para apenas bloquear el ataque del Filo Cazador de Demonios, pero fue penetrado por la lanza de hueso, permitiendo que la energía divina de la muerte fluyera en su cuerpo.

Sus ojos estaban llenos de miedo. En un apuro, dividió una porción de su energía divina para resistir la energía de la muerte invadiendo su cuerpo. La extraña escena del Filo Cazador de Demonios hablando mientras cortaba ferozmente hacia él hizo que estuviera incluso más aterrado.

“¿Tienes miedo? Jeje, no deberías. ¡Pronto estarás muerto!”, el Filo Cazador de Demonios parloteaba más y más para perturbar su mente. Esos comentarios sarcásticos que caían en sus oídos eran como un vudú que agilizaba su muerte, causando que se sintiera incluso más abrumado y lastimero.

Fuera de la oscuridad absoluta, llevando una sonrisa siniestra, Han Shuo muy lentamente sacó una Perla de la Aniquilación de su anillo espacial. Después de entregarle un mensaje al pequeño esqueleto, una extraña luz cruzó a través del espacio. La Perla de la Aniquilación de pronto fue disparada hacia Manticole quien estaba haciendo su mayor esfuerzo para mantener su vida.

¡Simultáneamente, el Filo Cazador de Demonios y la lanza de hueso que lo plagaban como si fueran fantasmas demandando venganza por sus muertes injustas, de pronto desaparecieron sin dejar rastros!

La presión sobre él de pronto fue liberada. Sin embargo, él era bastante apático en su corazón. No podía entender por qué las dos molestas armas repentinamente se desvanecieron en el momento más crítico.

‘¡Oh, mierda!’, ¡Manticole chillo en su corazón cuando vio una bola volando hacia él! Habiendo atestiguado claramente la anterior experiencia amarga de Golander y Cecrops, entendió que tan grande era el dolor de cabeza que esa esfera de apariencia ordinaria causaba al explotar.

Trato de escapar, pero desafortunadamente antes de que se moviera una pulgada, la Perla de la Aniquilación explotó.

El estallido que sacudía la tierra fue seguido rápidamente por un fuerte chillido en miseria…

Después de que el retumbar disminuyó, Manticole recibió cortes y heridas de la cabeza a los pies. La sangre fluía desde su cuerpo como pequeñas corrientes. ¡Además, los sorprendentes Perforadores de Alma dejaron una aterradora cantidad de energía corrosiva dentro de su alma!

Manticole sabía que ahora, ya no tenía posibilidad de prevalecer. Mirando a Han Shuo y al pequeño esqueleto, acercándose a él paso a paso, forzó una fea sonrisa con un gran esfuerzo. Con una voz ronca, dijo, “Señor Han Shuo, Leviathan está muerto. Podemos trabajar juntos para tomar sus territorios. Tú careces de entendimiento hacia el Abismo, pero yo puedo ayudarte con eso. ¡Es la verdad, me necesitas!”

Manticole necesitaba tiempo para purgar la energía corrosiva entregada por los Perforadores del Alma. En contra de Han Shuo y el pequeño esqueleto acercándose paso a paso, él verdaderamente estaba aterrado. En ese momento, sabía que incluso escapar de los dos sería muy difícil. Esa persona quien siempre había sido orgullosa, arrogante y trato a Han Shuo como una carne de cañón de alto nivel en ese preciso momento, no tenía más opción que arrodillarse y pedir favor. De hecho, él no vaciló en lanzar lejos la conducta de una existencia divina y suprema sólo para sobrevivir.

Han Shuo hizo una sonrisa llena de desprecio y desdén hacia Manticole antes de sacudir su cabeza y decir, “¡esa no es una buena propuesta! Hay muchos quienes también entienden el Abismo. Por ejemplo, Bord y Zinia. Creo que una vez que estés muerto, estarán más que dispuestos a servirme. Por cierto, la verdad sea dicha, mi única intención era dejar el reino del Abismo tan rápido como fuera posible. Fueron ustedes cuatro los que empujaron la situación hasta este punto”.

“Han Shuo, ¿realmente no me darás ni la menor oportunidad de vivir?” Manticole dijo con amargura y agonía escritas a través de su rostro. Sin embargo, después de una corta pausa, puso un rostro siniestro y antes que Han Shuo pudiera responder, dijo, “no lo olvides, tus mujeres y tu aprendiz aún siguen en Ciudad Jade Negro. Soy un dios menor. Incluso aunque estemos separados por una gran distancia, todavía puedo tener una conexión con mis creyentes. Puedo convertirlos en carne picada con sólo un pensamiento. ¡No te vayas a arrepentir!”

“Personalmente cree las Perlas de la Aniquilación y tengo extremadamente claro el efecto de los Perforadores del Alma. Tu alma en este momento está en un gran caos. Absolutamente no hay forma que puedas comunicarte con tus creyentes. ¡No hay necesidad de mentir!” Han Shuo dijo después de dejar salir una risa desde su vientre.

El Filo Cazador de Demonios había estado ocultándose detrás de Manticole. Mientras estaba aturdido, el arma atravesó a Manticole desde su espalda.

“¡Cuando se trata de ocultar tu presencia, tú en verdad no eres rival para mí!” Han Shuo sacudió su cabeza y se lamentó. ¡Justo después de eso, Han Shuo y el pequeño esqueleto masacraron juntos a Manticole al destruir despiadadamente su alma y cuerpo divinos!