GDK – Capítulo 572

0

Capítulo 572: Atrapados en una situación sin esperanza


Desde el cielo sobre sus cabezas y el suelo bajo sus pies, cuando esa fuerza restrictiva repentinamente se contrajo, los cuatro Reyes Demonio inmediatamente notaron los inusuales cambios en sus alrededores. Estos se volvieron incluso más consternados en sus corazones.

Después de que la voz de Han Shuo sonó, los cuatro ya no tuvieron dudas de que los cambios en esa región del espacio eran cosa de él. Habiendo experimentado una ronda de batalla, los cuatro se volvieron muy conscientes de que él poseía una clase insoldable de arte marcial. La transformación en el espacio alrededor de ellos les causó estar sofocados – una emoción con la que ellos estaban muy poco familiarizado.

Ya no había energías elementales fluyendo en sus Dominios de la Divinidad. El suelo bajo sus pies era duro más allá de su imaginación. Incluso el espadón increíblemente afilado de Manticole no pudo partirlo. La presión que rodeaba sus corazones gradualmente se volvió más y más grande.

“¡Ridículo! Solamente con tus poderes, ¿quieres contenernos a nosotros cuatro? ¡Incluso Bechymos no tiene esa clase de fuerza, menos tú solo!” La helada voz de Golander estaba llena de un extremo desdén. Sin embargo, sus ojos centelleaban con incertidumbre. Nadie sabía exactamente lo que estaba pensando.

“Han visto que tan dura es la tierra. Es bastante difícil para nosotros el dividirla. Sin embargo, el cielo vació es más difícil que se proteja de nosotros. Creo que deberíamos intentarlo desde allí”, Manticole sugirió mientras alzaba su cabeza y miraba hacia el cielo.

“¡Está bien!” Golander accedió.

Habiendo centrado sus mentes, los cuatro ya no desperdiciaron su energía divina en atacar el suelo. Alzaron sus cabezas y miraron hacia el cielo vació con una densa niebla flotando allí. Nuevamente ejecutaron sus fuerzas divinas, enviando otra ronda de ataques para bombardear el cielo.

‘Temblores…’

Los truenos y extraños sonidos reverberaron constantemente y sonaron desde todas las direcciones. Era como si el cielo estuviera cayendo, con un sonido perforador de oídos viniendo desde todas partes.

Sin embargo, el cielo parecía estar lleno con el más adaptable pero duró algodón. El aterrador ataque unido de los cuatro Reyes Demonio que apuntó hacia el cielo cayó como una roca que era lanzada en el mar.

La tierra era dura más allá de la medida, mientras que el cielo era suave, adaptable, pero fuerte. Lanzaron dos ataques, pero para su sorpresa su resistencia había sido inútil.

En ese momento, los cuatro Reyes Demonio realmente habían comenzado a entrar en pánico. El sentimiento de temor apareció simultáneamente en sus ojos. Mientras que sentían ser aislados del mundo exterior, un sentimiento de impotencia y desamparo repentinamente se alzó desde el fondo de sus corazones.

‘¿Qué deberíamos hacer? ¡¿Qué deberíamos hacer?!’, los cuatro habían estado haciendo la misma pregunta en sus mentes al mismo tiempo. Se miraron uno al otro con abatimiento, fuera de sus ingenios por un momento.

No podían volar por encima o pasar a través del suelo. La situación era simplemente desastrosa para ellos. Incluso con los cuatro cooperando, no podían encontrar la forma de dejar ese extraño lugar. Finalmente estaban aterrados.

Fuera de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos, Han Shuo tenía una expresión incomparablemente nerviosa mientras miraba la región brumosa. Su consciencia, conectada a los cinco zombis de élite en un nivel profundo, vio que los cinco mostraban signos de fatiga.

Los dioses menores, eran después de todo, dioses verdaderos. Lo más importante, tenían que lidiar con cuatro de ellos al mismo tiempo. Para que la Formación No Muerta de los Cinco Elementos se mantuviera firme al defenderse de dos olas de ataques unidos hechos por los cuatro Reyes Demonio, Han Shuo genuinamente se sentía orgulloso de sus cinco zombis de élite.

Sin embargo, la formación hecha por los cinco necesitaba bloquear un total de ocho ataques que venían de cuatro entidades divinas atacando con todas sus fuerzas. Aunque la dura carga fue compartida entre los cinco, aun así era bastante difícil de manejar.

La energía defensiva de la tierra fue formada al fusionar la energía del metal y la tierra. Mientras el poder defensivo suave y flexible del cielo fue formado al fusionar la energía del agua y madera. Aunque los cinco zombis de élite, a través de la formación, compartían la carga y lograron neutralizar el ataque conjunto de los cuatro Reyes Demonio, la consciencia de Han Shuo conectada a los cinco claramente sintió que las energías en sus cuerpos disminuían sustancialmente.

La Formación No Muerta de los Cinco Elementos poseía no solamente la energía para propósitos defensivos y de ocultamiento. Su energía principal estaba en el ataque. Sin embargo, como esas cuatro existencias poseían las aterradoras fuerzas de dioses menores, además del hecho de que los intervalos entre los dos ataques habían sido bastante cortos, los cinco zombis de élite no tuvieron más opción que estar a la defensiva con todas sus fuerzas. Simplemente de momento ya no tenían energía restante para organizar y desplegar las propiedades ofensivas de esa formación.

Han Shuo entendió que si los cuatro Reyes Demonio fueran a continuar locamente con el bombardeo del cielo o de la tierra, no tomaría mucho para que la formación fuera destruida. Después de todo, los cinco zombis de élite sólo tenían una fuerza finita. Absolutamente no podrían soportar el repetido bombardeo que podría agotar sus energías.

No sólo eran los cuatro Reyes quienes estaban sofocados. Han Shuo, observaba atenta y nerviosamente la batalla, también se encontraba fuera de sus sentidos en ese momento. La Formación No Muerta de los Cinco Elementos fue desplegada por los cinco zombis de élite y él no podía intervenir. Si fuera al interior, él mismo podría recibir algunos de los efectos de la formación y no sería capaz de utilizar completamente su fuerza.

Los cinco zombis actualmente estaban digiriendo las dos olas de energía enviadas por los cuatro Reyes Demonio. Tan pronto como eliminaran los efectos de esas energías, serían capaces de ir con todo y liberar totalmente el formidable poder de fuego de la formación. Para entonces, los cuatro Reyes Demonio estarían completamente ocupados con defenderse a ellos mismos y no tendrían tiempo de continuar sus incesantes ataques hacia la formación.

Todos y cada uno de los Grandes Reyes Demonio del reino del Abismo eran expertos veteranos quienes poseían corazones y mentes extremadamente firmes. Incluso aunque en ese momento estaban de alguna manera en pánico, no se volverían locos y enviarían sus ataques de forma temeraria. En la forma en que estaban sus pensamientos – ‘Si el primer ataque no lo lograba, entonces el segundo sería igual de inefectivo’. Fue gracias a su completa ignorancia hacia la formación que le dieron una oportunidad a los cinco zombis de tomar un aliento.

Justo cuando los cuatro estaban arrugando sus cejas, dándole vueltas a sus mentes en cómo destruir la formación desde el interior, los cinco zombis de élite finalmente se recuperaron de los disturbios que recibieron anteriormente. Sin ninguna vacilación, los cinco abandonaron todas las energías defensivas y comenzaron a fusionarse con la energía de los otros poco a poco, liberando el poder de fuego de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos a su máximo.

“¡Mira! ¡El cielo, de alguna manera no está bien!” Manticole quien estaba atormentando rápidamente su mente, meditando en cómo romper esa zona, repentinamente alzó su cabeza y gritó con alarma.

Después de escuchar el gritó, los otros tres aterrados Reyes Demonio, simultáneamente alzaron sus cabezas y miraron el cielo. El cielo originalmente nublado repentinamente se volvió ocupado por un enorme campo de nubes ardientes. Feroces llamas conteniendo un abrasador calor se lanzaban hacia esas nubes presionándolas hacia abajo poco a poco.

Simultáneamente, una energía extremadamente aterradora envolvió al grupo de Reyes Demonio desde arriba de sus cabezas. Mientras las nubes ardientes, se estaban presionando lentamente hacia abajo hasta los cuatro.

Temblores abruptamente llegaron a través de la tierra anteriormente tranquila. Se desgarro hasta hacer fisuras, las cuales permitieron que afilados conos tan duros como el acero repentinamente se alzaran desde debajo del suelo. Estos se dispararon hacia los cuatro como si fueran misiles guiados.

El desértico pedazo de tierra, de una forma desconocida había crecido para saturarse de enredaderas. Estas se arrastraban como serpientes, crepitando en su camino hacia los cuatro.

Por otra parte además de las nubes ardientes presionándose hacia abajo, el bastón dorado del zombi élite de metal se había convertido en una enorme montaña. Portando un impulso incomparablemente aterrador y la altura de una montaña, este envolvió toda la zona mientras caía sobre los cuatro Grandes Reyes Demonio mientras sonidos retumbantes resonaban.

El bastón dorado crecía constantemente en tamaño hasta que llenó completamente el cielo. Aparte de enterrarse a ellos mismos debajo el suelo, los cuatro no tenían manera de evitarlo. Sin embargo, esconderse bajo el suelo no parecía ser la opción más viable mientras los incontables picos tan duros como el acero estabas alzándose despiadadamente desde sus pies. Con la fusión de las energías, toda clase de ataques fueron lanzados hacia ellos uno tras otro. Era como si no hubiera una pulgada de espacio donde ellos pudieran ocultarse. Dentro de la región, todo lo que ellos podían hacer era ejercer sus energías divinas para defenderse.

“Padre, entonces, ¿qué opinas?” El pequeño esqueleto quien estaba montando en un dragón de hueso transmitió hacia Han Shuo desde no muy lejos.

El corazón de Han Shuo estaba llenó con asombro. Esa región nublada al frente no podía escapar de la vigilancia de su consciencia. Sintiendo la fuerza despiadada de ofensiva dentro mientras que la formación comenzaba su actual ofensiva, Han Shuo estaba atónito por su formidable poder. Descubrió que él había subestimado el verdadero poder de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos por un margen muy amplio. No importaba si era el cielo o el suelo, ninguna dirección, ninguna región de espacio, ninguna esquina, no había donde se pudieran ocultar sus presas. Los ataques podrían llegar de cualquier grano de suelo, cada corriente de aire y cada gota de agua…

Una vez que la energía de los cinco atributos se fusionaba, también alzaba algunas otras energías que incluso él no tenía pista de sus características. Esas energías eran extremadamente extrañas y misteriosas. Más importante que eso, podrían abrumar las defensas puestas por los Reyes Demonio usando sus energías divinas, poniéndolos en una situación apretada.

Los cinco zombis eran formas de vida refinadas de cinco guerreros zombis ordinarios usando las artes demoníacas y los cinco lugares extremos. Han Shuo no tenía muy claro qué clase de fuerzas poseían en ese momento, pero tenía claro que los cinco, incluso los zombis de fuego, metal y madera quienes obtuvieron tesoros con atributos, definitivamente no eran tan poderosos como el pequeño esqueleto. Ellos podrían como mucho, poseer simplemente la fuerza de dioses fundamentales.

Y aun así, eran exactamente los cinco zombis de élite, formando la Formación No Muerta de los Cinco Elementos fusionando sus cinco energías elementales, quienes podrían liberar un poder de ataque tan aterrador. ¡Incluso esos cuatro Reyes Demonio estaban lidiando hasta el cansancio con ella!

¡La formación en efecto no había decepcionado a Han Shuo!

El bastón dorado que estaba llenando completamente el espacio contenía el atributo metal. Sin embargo, cuando lo lanzaron sobre los cuatro, nubes de llamas danzantes salían desde el…

Los cuatro Reyes Demonio dejaron salir un gemido al mismo tiempo. Bajo el martilleo del imparable bastón dorado, los cuatro quedaron mareados con una visión borrosa. Entre los cuales, Leviathan, quien estaba seriamente lastimado desde el inicio, no pudo soportar el martilleo. Sus heridas que había reconectado por la fuerza, repentinamente estallaron. La sangre fresca escurría como el agua de una presa rota.

Su rodilla se rindió. Leviathan, el primero en recibir heridas graves, se hinco en el suelo con una rodilla. La sangre fluía desde su boca como una corriente de rio.

Como era entendido, era sabio el eliminar al inicio al más débil, las numerosas energías dentro de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos se reunieron en él en un instante. Cientos y miles de rayos de luz bombardearon hacia él.

“¡Sálvenme, sálvenme!” Leviathan estaba extremadamente petrificado. Rogó y gritó de dolor mientras miraba hacia los otros tres Reyes Demonio.

‘¡Explosión!’, como un fuego pirotécnico, el alma divina y energía divina de Leviathan fueron bruscamente aniquilados. Ese dios menor ahora estaba verdaderamente muerto.