GDK – Capítulo 571

0

Capítulo 571: ¡Ni siquiera piensen en salir!


Los Dominios de la Divinidad del agua, fuego, rayo y oscuridad fueron desplegados simultáneamente. Los cuatro Reyes Demonio cargaron hacia Han Shuo juntos con sus Dominios fusionados unos con otros.

Cuando los cuatro finalmente se acercaron a Han Shuo y al pequeño esqueleto, el Dominio de la Divinidad de la muerte liberado por el último se unió a la mezcla de los otros cuatro. Y Repentinamente, las energías de los cinco elementos convergieron juntas, formando un aterrador estallido de aire que se extendió por todas partes.

‘Temblores…’, una ensordecedora explosión repentinamente resonó alrededor de Han Shuo y el pequeño esqueleto.

¡En sólo un pequeño momento, los remanentes de las matrices mágicas alrededor de la pareja fueron expulsados con esa explosión! Todos esos pilares grabados fueron pulverizados en polvo que llenaba el aire. Brillantes y translúcidos minerales de cristales mágicos que no pudieron soportar la tremenda presión se derritieron en un líquido. Los montículos desplegados de acuerdo a los principios de la Formación del Alma Shura, se convirtieron en baches con el fuerte estallido.

¡Todo en ese pedazo de tierra, en el momento en que los cinco Dominios de la Divinidad se entrelazaron, fue limpiado hasta el extremo!

Después del temblor, ni una sola pieza de roca dentro de cientos de metros de radio alrededor de Han Shuo y el pequeño esqueleto estaba intacta. Era una escena de desolación y devastación. Otros aparte de Han Shuo y el pequeño esqueleto de pie orgullosamente en el centro, todo a su alrededor fue barrido desde el suelo, sin dejar rastro de las matrices mágicas que previamente estaban allí.

Con cuatro Reyes Demonio del reino del Abismo atacando juntos, la formación que había perdido sus funciones, en ese momento fue reducida hasta el punto donde ni siquiera un desecho podía ser encontrado. El pequeño esqueleto y Han Shuo, uno sosteniendo una lanza de hueso y otro sosteniendo con fuerza el Filo Cazador de Demonios, esperaban la llegada de la grandiosa batalla.

‘¡Silbido! ¡Silbido! ¡Silbido! ¡Silbido!’

Cuatro figuras volaban silbantes. Los cuatro Reyes Demonio en la actualidad enviaron cuatro de sus ataques sin ninguna reserva. El relámpago se enrollo. La oscuridad cubrió el cielo. El hielo cubrió los alrededores. El fuego quemó la tierra.

La escena en ese momento lucía como si uno esperaba ver el Día del Juicio. El asalto combinado de los cuatro Reyes Demonio era como el juicio final enviado hacia ese pecador imperdonable llamado Han Shuo.

“¡¡¡Muere!!!” el pesadamente lastimado Leviathan grito dura y fuertemente. Los rayos se retorcían hacia Han Shuo mientras sonidos retumbantes los acompañaban.

Leviathan lo odiaba al extremo. Por muchos años, después de Bechymos, esa fue la segunda vez que él fue lastimado por alguien. Esas heridas causaron un gran impacto psicológico. La energía de la destrucción y la energía elemental de la muerte que se originaba desde Han Shuo y el pequeño esqueleto aún se encontraban dentro de sus cuerpos. Era imposible para él recuperar su antiguo poder sin pasar un largo periodo de tiempo para recuperar sus heridas.

El reino del Abismo estaba lleno de gente egoísta. Tenía que decirse que los cuatro Reyes Demonio eran de esas personas. Leviathan, quien podía asesinar a sus más leales y devotos subordinados sin la menor vacilación, no permitiría que Han Shuo se convirtiera en otro trauma psicológico en su corazón. Eso era debido a que era muy claro para él qué clase de impacto tendría ese trauma psicológico de derrota en su futura cultivación.

Era sólo asesinando a Han Shuo que ese trauma que este previamente le causó podía ser ocultado para siempre. ¡De lo contrario, en su cultivación de la energía elemental del rayo, muy posiblemente sería incapaz de hacer una pulgada de avance! ¡Por tanto, Leviathan tenía cada razón para hacer que Han Shuo muriera!

Los otros tres Reyes Demonio también tenían todas las razones para matarlo. El ascenso de una nueva existencia poderosa significaba que sus territorios y por tanto sus beneficios fueran divididos en el futuro. Cuando esa nueva existencia tuviera un poder mayor que el suyo, esa clase de redistribución de territorios incluso significaría que ya no tendrían una relevancia.

¿Qué era el poder de la fe? Era una cosa maravillosa que podía ahondar la energía divina de un dios permitiendo que su Dominio de la Divinidad creciera incluso más poderoso. Los incontables años de guerra en el reino del Abismo todos habían sido por esa cosa llamada poder de la fe. ¡Por tanto, cuando la fuerza de Han Shuo había amenazado severamente los intereses de todos, era una cosa segura que su anterior alianza imposible tomara forma!

El poder de cuatro Reyes Demonio atacando al mismo tiempo en efecto no era algo que ninguna persona común pudiera manejar. Especialmente, esa clase de fuerza feroz y vigorosa, incluso hizo que Han Shuo y el pequeño esqueleto sintieran una presión extremadamente pesada.

Sin embargo, Han Shuo y el pequeño esqueleto no tenían la intención de confrontar directamente a los cuatro. Las esquinas de los labios de Han Shuo hicieron una sonrisa mientras tomaba su camino. Podría ser la última expresión que habría en su rostro dado que él y el pequeño esqueleto muy posiblemente podrían ser asesinados en cualquier momento.

Repentinamente, ambos quienes estaban de pie orgullosamente en el mismo suelo, se hundieron en la tierra sin la menor indicación. Era como si el suelo se hubiera convertido en líquido, se hundieron sin el menor impedimento.

La primera reacción de los cuatro Reyes Demonio fue la sorpresa, con desdén revelándose en sus rostros poco después. Pensaron que la acción de Han Shuo era estúpida. Para tener a cuatro de ellos atacando al mismo tiempo, ¿qué uso tendría el enterrarse a sí mismo en el suelo?

Por ello, con sonrisas heladas en sus rostros, los cuatro atacaron simultáneamente, enviando todas sus energías divinas disparándose hacia donde la pareja había estado previamente. Sus aterradoras energías querían arrancar por la fuerza la tierra.

‘¡Choque!’

Fuera de sus expectativas, ese bombardeo que los cuatro lanzaron con todas sus fuerzas, parecía haber caído sobre una roca dura. Esos ataques que podrían destruir todas las rocas, en realidad sólo produjeron chispas metálicas cuando cayeron en el suelo. En ese momento, el suelo parecía haberse convertido en el material más fuerte en existencia. ¡El suelo no tenía ni una abolladura incluso con los cuatro ataques de los Reyes Demonio con sus energías divinas!

“¡Cómo es esto posible!”, cuatro voces consternadas sonaron simultáneamente. Los cuatro fueron abrumados por la sorpresa con rostros aturdidos de incredulidad y desconcierto. Sus ojos llevaban una confusión extrema mientras miraban hacia el suelo que estaban pisando, sin tener idea de qué demonios había ocurrido.

El entendimiento de esos cuatro hacia ese valle, excedía por mucho el de Han Shuo, sabían que el suelo en ese valle no era muy duro. Pero ellos, como dioses menores, estamparon sus pies, aún eran capaces de hacer baches profundos con sus tobillos. Los dioses menores ya eran dioses de verdad, ¿cómo podría su poder ser puesto en duda?

Además, hacía sólo un momento ese Han Shuo se había hundido claramente en el suelo como si se hundiera en agua. Los cuatro los observaron claramente con sus propios ojos. Desde luego, pensaron que Han Shuo había utilizado la energía divina para hundirse a sí mismo en el suelo.

Si él podía insertarse en el suelo sin la menor dificultad, ¿cómo podría ser que todos sus ataques no dejarán por lo menos un gran agujero en el suelo?

Sus mentes estaban increíblemente confusas. ¡Sin embargo, la verdad estaba justo frente a sus ojos – ese ataque que ellos arrojaron con todas sus fuerzas, realmente no sacudió la tierra y sólo produjo chispas metálicas en el suelo!

¡Extraño! ¡Increíblemente extraño!

Los cuatro estuvieron momentáneamente estupefactos por esa situación formada por los zombis élite de tierra y metal combinando sus energías elementales.

“¡Algo no está bien!” Manticole grito alarmado. En algún momento sacó su espadón con una infinita oscuridad ligada a este. Justo ante los otros tres Reyes Demonio, él demostró su poder divino y apuñaló el suelo sin ninguna vacilación. ‘¡Choque!’, las chispas se dispararon por todas partes. Dejó una muy pequeña abolladura en el suelo.

Las expresiones de los cuatro se sacudieron a la vez. Nadie entendía mejor que tan afilado era el espadón de Manticole. Ese ataque de su espadón manejado por él poseía un asombroso poder de fuego, inesperadamente, sólo dejó una diminuta abolladura en el suelo.

¿Qué significaba eso? ¡Significaba que la tierra era dura más allá de la medida!

“¡Esto es de locos!” La helada voz de Golander estaba llena de horror y confusión. Su cerebro estaba en un gran desastre mientras miraba la inimaginable transformación en el piso en que estaba de pie.

“¡El espacio, el espacio está cambiando!” Cecrops repentinamente abrió sus ojos cerrados y gritó.

Después de escuchar esas palabras, los otros tres aterrados Reyes Demonio, simultáneamente alzaron sus cabezas y miraron el cielo.

La densa niebla que constantemente flotaba en ese valle del Vacío estaba convergiendo rápidamente en esa pieza de cielo. El espacio vació repentinamente les dio un sentimiento extremadamente extraño de contracción. Era como si el cielo se hubiera convertido en una jaula que era alimentada usando alguna clase de energía que los cuatro no podían entender. La presión estaba incrementando poco a poco mientras se contraía poco a poco…

Los cuatro Reyes Demonio eran muy sensibles hacia las energías elementales. Sus Dominios de la Divinidad podían absorber constantemente la energía elemental presente alrededor del cielo y la tierra para su uso. Cuando usaban su energía divina, podía ayudarles a recuperar la energía divina que ellos agotaban.

¡Sin embargo, en ese momento, los cuatro elementos entre el cielo y la tierra que constantemente se reunían hacia ellos bruscamente frenaron!

Era una situación que nunca antes les había ocurrido. ¡Era como si en un instante, todos los elementos en el mundo se hubieran desvanecido completamente sin dejar un rastro!

“¡Imposible!” Los cuatro simultáneamente descubrieron el inusual cambio y chillaron al mismo tiempo. Se miraban unos a otros con asombro.

“¡¿Qué demonios está ocurriendo?!” Leviathan quien sufrió severas heridas, finalmente no pudo contenerse de maldecir. Eso indicaba que esa escena inusual a su alrededor había perturbado su mente y causó que él de alguna manera perdiera su calma.

“Las energías elementales ya no se reúnen al alrededor de nuestros Dominios. ¡Alguna clase de energía debe haber afectado el flujo de los elementos o quizás, daño la conexión de las energías elementales de esta región!” Cecrops gritó con una voz profunda.

“Este lugar es realmente extraño, primero debemos dejar este sitio”, un sentimiento sofocado que se había dispersado desde el corazón de Golander por muchos años repentinamente volvió a salir. Ese extraño sentimiento que repentinamente emergió lo hizo sentir extremadamente incómodo, tanto así que hizo que su voz se volviera algo ronca.

“Esto debe ser obra de Han Shuo. Golander tiene razón, primero debemos dejar este lugar. ¡Todo lo demás puede esperar!” Manticole y Golander eran archienemigos. Pero en ese momento, Manticole en realidad acepto su sugerencia.

Los cuatro repentinamente intercambiaron miradas. Desde los pares de ojos de los otros, vieron una emoción desconocida – ¡miedo!

¿Quiénes eran? ¡Los Grandes Reyes Demonio del Reino del Abismo! Poseían un poder absoluto y autoridad en el Abismo. Eran existencias poderosas del Abismo que nadie se atrevía incluso a desafiarlos. ¡Y aun así, en ese momento, en realidad se sentían aterrados!

“¡Ni siquiera piensen en salir!” Repentinamente, la voz fria y firme de Han Shuo sonó desde un lugar desconocido.

En un momento, podría ser desde el cielo. En otro, se sentiría como si viniera desde el abismo. La voz parecía estar justo al lado de sus oídos, pero entonces se sentiría como si estuviera extremadamente lejos…