GDK – Capítulo 567

0

Capítulo 567: ¡Alianza disuelta!


Comparado a los métodos de cultivación que el dueño original del bastón esquelético había dejado atrás, ese nuevo nivel de realizaciones hacia el elemento de la muerte que obtuvo en ese momento era mucho más precioso. Mientras esos métodos de cultivación sólo le permitirían a Han Shuo el aprender cómo formar ataques usando la energía de la muerte, el alto nivel de entendimiento le permitiría a Han Shuo el hacer avances y saltos en su cultivación, ¡obteniendo incluso una energía de la muerte más aterradora!

Todos esos métodos de cultivación eran al final, simplemente diferentes maneras de poner en uso la energía de la muerte. Ninguna cantidad de estos podía hacer que él se alzará desde el reino del dios fundamental al reino del dios menor. ¡Esos profundos entendimientos, sin embargo, podían! Le permitirían alcanzar la verdadera esencia de la energía de la muerte y convertirse en un dios menor. Y con la suficiente energía divina, él podía incluso continuar haciendo un rompimiento sin el menor obstáculo, por todo el camino hasta ser un dios medio.

¡Las apreciaciones de los dioses mayores, eran las cosas más preciosas para los dioses menores! Los métodos de poner en uso la energía y la adquisición de energía, ambos podían ser dominados lentamente a través de la práctica y cultivo. Sin embargo, eran sus entendimientos profundos los que eran los más valiosos. Eso era debido a que un poderoso dios nunca podía poseer aquellas realizaciones incluso después de adquirir una tremenda cantidad de energía.

¡Pero ahora, Han Shuo llegó directamente a poseer esos entendimientos! ¡Lo que era más importante, era que eran las realizaciones de un dios medio!

En otras palabras, desde ese momento en adelante, en su cultivación del elemento de la muerte, todos los problemas retadores que necesitaría comprender antes de avanzar al siguiente reino ya no serían un impedimento. ¡Mientras que él pudiera adquirir la suficiente energía divina, él podría progresar a la velocidad de la luz y convertirse en un dios menor e incluso un dios medio!

Mientras la fusión de almas procedía, el bastón esquelético en la mano de Han Shuo gradualmente se transformó sin su control. Se convirtió en una copia al carbón de Han Shuo lleno del aura de la muerte. Entonces, sin ninguna indicación, esa pieza de túnica negra mágica espontáneamente voló y se envolvió a su alrededor.

Maldad, oscuridad, desolación, soledad – todas esas auras que podían ser encontradas en el inframundo – comenzaron a emanar de esa encarnación suya.

Han Shuo no había previsto que las almas repentinamente comenzarían a fusionarse. Estaban en el Vacío. Una gran batalla estaba teniendo lugar no muy lejos de él. La fusión de almas significaba que estaría expuesto a una gran vulnerabilidad mientras que el proceso no podía ser interrumpido en lo más mínimo.

Por tanto, cuando su alma comenzó a fusionarse con el alma divina del dios medio, comenzó a comunicarse silenciosamente con el Inframundo. Su consciencia estaba en total alerta. Su cuerpo principal que sujetaba el Filo Cazador de Demonios estaba listo para manejar cualquier amenaza que pudiera llegar en cualquier momento.

El bombardeo de la lluvia de meteoritos y los Cortes Espaciales cubrían un área extremadamente vasta. Aunque él estaba escondido en un área oculta, aún estaba bajo el acoso de eso dos ataques. En esa situación, teniendo tres almas le dio una absoluta ventaja. Mientras el dios fundamental de la muerte estaba fusionándose rápidamente con el Alma Divina, su cuerpo principal y una de sus encarnaciones estaban conteniendo activamente las perturbaciones de la lluvia de meteoritos y los Cortes Espaciales, manteniéndolos alejados de la encarnación que cultivaba el elemento de la muerte.

Los minutos pasaron tranquilamente mientras eso continuó por una larga e indeterminada cantidad de tiempo. Incluso las otras dos almas de Han Shuo se sintieron un poco fatigadas.

Repentinamente, el elemento de la muerte comenzó a reunirse en un caos hacia la encarnación de Han Shuo. Su cuerpo, como una ballena azul tragando en las aguas del mar, estaba absorbiendo rápidamente una enorme cantidad del elemento de la muerte. Al mismo tiempo, todas esas realizaciones profundas que se originaron del Alma Divina de un dios medio comenzaron a evocarse.

Una extraña y fantástica transformación estaba ocurriendo simultáneamente en el cuerpo y alma de la encarnación del bastón esquelético. El alma, cuerpo, elemento de la muerte y las realizaciones estaban reuniéndose, fusionándose, partiéndose y volviéndose a combinar en una forma en que Han Shuo no podía entender.

De pronto, su cuerpo principal que había estado observando vigilante todos los alrededores repentinamente descubrió que en el espacio de una docena de metros alrededor de su encarnación, aparte del fuerte elemento de la muerte, ningún otro elemento estaba presente.

¡Dominio de la Divinidad! ¡Esos eran los efectos del domino de la divinidad!

El regocijado Han Shuo observó el elemento de la muerte reuniéndose a su alrededor y entonces observó que el elemento de la muerte comenzó a condensarse en una alta concentración antes de convertirse en energía divina para su encarnación de una forma que no entendía. ¡Habiendo experimentado la escena del pequeño esqueleto convirtiéndose en un dios, él entendía claramente que una maravillosa transformación estaba ocurriendo en esa encarnación que cultivaba el elemento de la muerte!

“¿Huh?” De regreso en el campo de batalla de los cuatro Reyes Demonio, Manticole repentinamente murmuro.

Mientras Golander estaba con la mente distraída por un breve momento después de ser aturdido por Han Shuo quien era similar en fuerza, se las arregló para capturar el preciso momento para envolverlo dentro de una absoluta oscuridad. Fue precisamente por esa razón que Manticole tenía una ventaja y tenía tiempo de hablar.

Los otros tres Reyes Demonio también sintieron el elemento de la muerte reuniéndose salvajemente no muy lejos de ellos. Los cuatro, quienes habían atravesado exactamente el mismo proceso, sólo necesitaron pensar por un segundo antes de que cada uno se diera cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Esos cuatro, quienes estaban en medio de una feroz batalla, pararon de pelear al mismo tiempo con un buen entendimiento. Todos intercambiaron miradas y volaron a la región simultáneamente.

Han Shuo, quien abrigaba intenciones maliciosas, no permaneció muy lejos de ellos. En el proceso de convertirse en dios, el reunir el elemento de la muerte no era algo que pudieran controlar. Por tanto, él no podía esconder su rastro. Los cuatro Reyes Demonio descubrieron el escondite de Han Shuo en sólo un instante.

“Dos… Dos de ellos… ¿Qué está ocurriendo?” Cecrops gritó con sorpresa tan pronto como llegó y vio la escena.

El cuerpo principal de Han Shuo sujetando el Filo Cazador de Demonios y su encarnación, vistiendo una túnica negra – ¡excepto por la ropa, ambos lucían exactamente iguales!

Cecrops se calmó rápidamente de su asombro inicial. Miró hacia Manticole y Leviathan y dijo, “es mejor matarlo, de lo contrario se convertirá en un problema en el futuro”.

Eso fue seguido por un silencio total. ¡En ese momento crucial, Manticole y Leviathan, quienes se suponían eran sus aliados, ambos mantuvieron silencio!

Un Han Shuo con la fuerza de un dios menor en el edicto de la destrucción ya los forzaba a estar en alerta. Y ahora, de la nada, vino un segundo Han Shuo. Lo que era más importante, ese Han Shuo estaba al borde de convertirse en un dios menor de la muerte. Esa clase de horror había excedido completamente cualquiera de sus expectativas. Esos dos aliados quienes albergaban motivos ocultos desde el inicio, mantuvieron su silencio mientras la luz brotaba de sus ojos.

Cecrops y Golander repentinamente se giraron para verse el uno al otro. Golander asintió y dijo con una voz helada, “vamos a hacerlo juntos. Ese tipo es bastante difícil de manejar. No tengo la seguridad de terminar con él dentro de un corto periodo de tiempo si lo hago solo”.

“¡Seguro!” Cecrops dijo sonriente. Nuevamente miró hacia los silenciosos Manticole y Leviathan y poco después, le dio una mirada significativa a Golander. Marcharon paso a paso hacia Han Shuo quien estaba cauteloso con el Filo Cazador de Demonios en su mano.

Los dos estaban en guardia hacia Manticole y Leviathan mientras no tenían idea de si el dúo tomaría la oportunidad para atacarlos. Por esa razón, no cargaron inmediatamente hacia Han Shuo, sino que más bien se acercaron lentamente a él para descubrir cómo reaccionarían Manticole y Leviathan.

Lo que le siguió seguramente no fue en contra de sus expectativas. Cecrops, completamente familiarizado con la personalidad de los Reyes Demonio en la otra facción, descubrió que durante ese momento crítico, ni uno de los dos mostró ningún deseo de interrumpir y permanecieron inmóviles.

Han Shuo, sosteniendo el Filo Cazador de Demonios, miró a los cuatro Reyes Demonio ante él con un rostro endurecido. Él no dijo ninguna otra palabra. Era como si se hubiera convertido en un espectador.

Cecrops y Golander continuaron su marcha paso a paso hacia Han Shuo. Cuando estaban a unos 50 metros, sus Dominios hicieron contacto con el Dominio de la Divinidad formado hacía un momento por su encarnación. Manticole y Leviathan, como sus aliados, permanecieron indiferentes y se mantuvieron en silencio como antes. En ese momento, Han Shuo puso una sonrisa y miró a los dos, diciendo, “Manticole, Leviathan. ¡Desde este segundo, ya no somos aliados!”

El corazón de Han Shuo no sentía ni pesar o alegría. Desde el momento en que atestiguo a Leviathan asesinando despiadadamente a su propia seguidora, Nolan y desde el momento en que Manticole le informo a Golander de su identidad cuando estaba recogiendo la túnica negra, entendió que esa alianza con esos dos bastardos despiadados era tan frágil como una delgada hoja seca. Esta se partiría con una ligera sacudida.

De hecho, sabía que eso ocurriría cuando los dos volaron hacia él. Habiendo previsto cómo reaccionarían, él no sintió la más mínima sorpresa. Y naturalmente, no sintió ni tristeza ni alegría. Su corazón estaba firme mientras se defendía en silencio en contra del giró de los eventos.

“Mis sinceras disculpas, pero el Abismo no es lo suficientemente grande para un sexto Rey Demonio – ¡especialmente un Rey Demonio quien posee dos energías fundamentales! ¡Eso no debe permitirse! Aunque has dicho que dejaras el Abismo, la tentación del poder de la fe no es algo que alguien pueda simplemente resistir – ¡justo como fuimos tentados para ir a tu mundo para adquirir el poder de la fe!” Manticole llevaba la misma expresión. Sonrió hacia Han Shuo y continuó hablando con él con su suave voz.

El Abismo era sólo así de grande. La aparición de un nuevo Rey Demonio significaba que otra existencia competiría para subyugar a la gente del reino del Abismo con el fin de ganar su poder de la fe. Subsecuentemente, esto dividiría más el mundo y por tanto significaría una menor parte de pastel para cada uno de ellos. Lo principal, la fuerza de Han Shuo estaba creciendo rápidamente con una energía desconocida para ellos. La aparición de ese dios menor de la muerte causaría que ellos se sintieran incluso más amenazados.

¡Por tanto, desesperadamente deseaban que él muriera! ¡Esa desesperación excedía el odio que tenían los cuatro Reyes Demonio los unos con los otros!