GDK – Capítulo 565

0

Capítulo 565: Pescando en aguas problemáticas


Después de que Leviathan y Manticole desplegaron sus Dominios de la Divinidad, seguros por los elementos del rayo y la oscuridad, ninguna otra energía podía ser encontrada dentro del espacio. Han Shuo todavía tenía que romper hacia el Reino de los Nueve Cambios en su cultivación de las artes demoníacas. Por tanto, estaría en desventaja permaneciendo dentro de sus Dominios. A pesar de sus intenciones, Han primero tenía que asegurarse que él era capaz de desplegar completamente su fuerza a lo máximo.

Por tanto, sin mucha vacilación, evacuo decididamente el área de cobertura de los dos Dominios en ese momento crítico.

Aquellos Demonios que permanecían siguiendo a los dos Reyes Demonio revelaron la misma expresión de asombro cuando vieron que él retrocedía en lugar de avanzar. Antes de que pudieran decir algo, Leviathan cuyo cuerpo estaba rodeado de rayos, grito fríamente, “¡largo! Retrocedan y permanezcan con el Señor Han Shuo. ¿Qué es lo que están esperando? ¿Esperan a que los asesinen?”

El grupo, como si hubieran recibido un perdón, se apresuraron rápidamente hacia Han Shuo. En una batalla entre cuatro Grandes Reyes Demonio del Abismo, con incluso la más pequeña fracción de sus energías divinas aterrizando accidentalmente en cualquiera de esos Demonios, sin ninguna energía elemental presente, estarían muertos con un golpe sin la posibilidad de sobrevivir. No era necesario decir, que todos estaban aterrados.

Sólo una existencia excepcional como Han Shuo sería capaz de mantenerse seguro dentro del Dominio de los cuatro Reyes Demonio confiando en su cuerpo y su encarnación que cultivaban en las artes demoníacas y el edicto de la destrucción respectivamente. Sin embargo, Han Shuo obviamente tenía otros planes y por tanto dejó el escenario de la batalla.

“Arhhhhh…” chillidos miserables repentinamente resonaron a través del valle. Unos cuantos Demonios que corrieron hacia él, fueron los más desafortunados por la lluvia de meteoritos. Sólo se las arreglaron para dejar salir algunas quejas de dolor antes de ser aplastados en carne para hamburguesa por los meteoros.

Aquellas personas lamentables todavía tenían que dejar los Dominios de Manticole y Leviathan. Sin ninguna energía elemental para usar, sus cuerpos eran frágiles al extremo. Además del hecho que la lluvia de meteoritos era realmente aterradora, era sólo de esperar que murieran violentamente en ese lugar.

‘¡Maldita sea, esos idiotas en efecto sólo saben cómo cuidar de sus propios traseros!’ Han Shuo maldijo en su corazón. Repentinamente, su cuerpo que se había alejado bastante, se convirtió en una hebra de brillo negro. Al siguiente momento, estaba de regreso en el espacio envuelto por los Dominios.

Bord y Zinia miraban impotentes hacia el Corte Espacial que estaba yendo hacia ellos. Sin acceso a las energías elementales en las que ellos dependían para sobrevivir, estaban notablemente entorpecidos. Absolutamente no tenían la forma de esquivar ese Corte Espacial que volaba hacia ellos. Sus ojos estaban llenos con desesperación.

En ese momento, la figura de Han Shuo apareció entre la pareja con un destello. Sus dos brazos se extendieron al frente tan rápido como el rayo. Hizo un lanzamiento con fuerza después de que el yuan demoníaco fluyo en sus brazos. La pareja fue enviada a volar en una hermosa trayectoria parabólica. Escaparon exitosamente de ser rebanados por ese Corte Espacial.

Han Shuo todavía tenía algo de amistad hacia Bord y Zinia, especialmente desde que la pareja había sido muy atenta hacia Jasper y el resto en Ciudad Jade Negro. También habían sido diligentes e incansables al atender sus necesidades. Aunque Han Shuo sabía que esos dos eran tan amables debido a la excelente fuerza que él poseía, dejando eso de lado, era una persona sentimental. Tenía la mejor voluntad de realizar ese favor que sólo necesitaba que él flexionara ligeramente sus músculos.

Después de lanzar a la pareja de la ruta de impacto, él no planeó permanecer dentro de los Dominios. Justo cuando él estaba a punto dejar el área de cobertura de los Cortes Espaciales, repentinamente, su alma del dios fundamental de la muerte sintió un estallido incomparable de una rica energía elemental de la muerte.

Inmediatamente determinó que la fuerte energía elemental de la muerte debía ser originada de una barrera que los dos Reyes Demonio habían destruido a la fuerza.

La gran batalla entre los cuatro Grandes Reyes Demonio estallaría inevitablemente en cualquier momento. La lógica diría que Han Shuo no quería participar en ella. Sin embargo, esa energía elemental de la muerte era intensa. Han Shuo tenía la certeza que habría al menos una pieza de esencia divina de la muerte. Después de convertirse en un dios, alzar la energía divina sería una cosa extremadamente difícil de hacer, esa pieza de esencia divina de la muerte llevaba un poder con una tentación irresistible para la encarnación de Han Shuo.

‘Ninguna gran recompensa viene sin riesgos. ¡Al diablo, tomare el disparó!’ Han Shuo lo peso rápidamente en su mente. Cuando noto que el Corte Espacial estaba por golpearlo, finalmente dejó de vacilar. En su forma de sombra en un instante se lanzó hacia el área donde la esencia divina de la muerte estaba localizada.

Cecrops y Golander, los dos Reyes Demonio tenían que haber sentido la presencia de la Esencia Divina del Fuego y por tanto cargaron imprudentemente. Uno de ellos cultivaba en el elemento del fuego, mientras que el otro cultivaba en el elemento del agua. Ellos fueron increíblemente imprudentes y emocionados sobre la presencia de la esencia divina del elemento fuego y por ello no tuvieron paciencia o preocupación por cualquier cosa en sus caminos.

Al siguiente momento, Han Shuo llegó a descubrir que los cuatro Dominios de la Divinidad formalmente se habían interceptado unos con otros. La región que anteriormente había sido desprovista de todos los elementos menos del rayo y la oscuridad nuevamente se había llenado con los elementos del agua y fuego. Las dos facciones de Reyes Demonio del Reino del Abismo, con sus Dominios completamente desplegados, habían comenzado a involucrarse en un combate mano a mano mientras la lluvia de meteoritos y los Cortes Espaciales bombardeaban la tierra.

Mientras volaba rápidamente hacia la Esencia Divina de la Muerte, Han Shuo encontró el tiempo para observar sus alrededores. Repentinamente descubrió que ambos, Cecrops y Golander tenían apariencias muy extrañas. La verdadera forma de Cecrops como había cultivado en elemento de fuego no podía ser vista claramente. Su cuerpo era similar a ese Guerrero de Hierro que Han Shuo había asesinado. Su cuerpo era tan duro como el acero he incluso estaba brillando con un rojo ardiente.

Mientras tanto, Golander lucía como un gran monstruo del mar. Había antenas gruesas como dedos creciendo densamente en su cuerpo. Su cuerpo podía retorcerse y enrollarse mientras peleaba salvajemente con Manticole.

Los cuatro tenían unas fuerzas más o menos igualadas, Leviathan peleaba con Cecrops mientras Golander peleaba con Manticole. Los cuatro eran Grandes Reyes Demonio del Reino del Abismo y todos eran dioses menores. Como habían estado realizando la guerra unos en contra de los otros por muchos años, estaban muy familiarizados con los movimientos de pelea de los otros. Incluso aunque estaban peleando con todas sus fuerzas, aun así, la pelea parecía aburrida a los ojos de Han Shuo.

Los cuatro Reyes Demonio escondían sus energías divinas dentro de sus cuerpos y sólo enviarían estallidos de sus energías a través del contacto directo de sus cuerpos para dar golpes a sus oponentes. Inesperadamente, ni un rastro de sus energías divinas se extendería. Quizás era por esa razón que el combate entre ellos parecía tan plano, nada impresionante y no daba ningún brillante y colorido espectáculo de luces.

A Han Shuo sólo le tomó una mirada antes de tener claro el por qué eran tan cautelosos y prudentes en mantener su acuerdo tácito, sin atreverse a desperdiciar ni un poco de sus energías divinas. Eso era debido a que había barreras, sellos antiguos y matrices mágicas dilapidadas por todos sus alrededores. ¡Un mal paso y posiblemente podrían activar peligros incluso mayores y causar que todos perecieran!

Aunque los cuatro Grandes Reyes Demonio ahora estaban peleando por la Esencia Divina del Fuego, eran muy precavidos y peleaban tan prudentemente como podían. No se atrevían a tener ni un poco de sus energías divinas extendidas para evitar causar un gran disturbio en el ambiente. De lo contrario, nadie podría ser capaz de salir con vida.

¡Whoosh! Han Shuo, con su escudo protector activado, confiando en la energía que venía desde el demonio infante dentro de su cuerpo, se disparó hacia la localización de la energía elemental de la muerte a una alta velocidad.

Tres piezas translúcidas y brillantes, de un blanco puro tan radiante como el jade, estaban colocadas de forma cercana dentro de una túnica mágica de un negro profundo. Esa túnica mágica tampoco parecía ser un objeto ordinario. La energía siniestra y malvada de la muerte estaba emanando de ella.

Han Shuo estaba deleitado. Sin demora, extendió su mano y la tomo. ‘Timbre’, un extraño sonido repentinamente vino desde esa pieza de túnica negra mágica. Justo después de que su mano hizo contacto con la túnica mágica, una extraña barrera de la muerte fue de pronto desplegada desde ella. Las tres barreras que eran las marcas distintivas de la necromancia – la Barrera de la Debilidad, Miedo y Envejecimiento – emergieron simultáneamente. El poder era más de una decena de veces lo que Han Shuo podía desplegar. Además, una energía se sujetó fuertemente de él, sin permitirle soltar la túnica negra.

Han Shuo estaba consternado. Instintivamente activo el yuan demoníaco en su cuerpo, emergiendo como un torrente, atacando frenéticamente esa energía que lo sujetaba con firmeza. Trato de liberarse de esa túnica negra antes de pensar en algo más.

“¿Quién es ese chico?” Golander respiro fuertemente, su voz era tan helada como el hielo.

“Jaja, que gracioso. ¡El Señor Han Shuo, ese que asesinó a tres de tus Guerreros Sombra está justo frente a ti, pero aun así no tienes idea de quién es!” Manticole dijo calmadamente con una mueca arrogante en su rostro.

Han Shuo, quien estaba resistiendo la energía de la túnica con toda su fuerza, casi saltaba para maldecir a Manticole. No era un acertijo para él qué clase de problemas le causarían esas palabras.

En efecto, justo como esperaba, el rostro monstruosamente feo de Golander, que apenas se asemejaría a cualquier cosa cercana a un humano, se volvió extremadamente helado. Puso una sonrisa ofendida y dijo, “bien, te he estado buscando por mucho tiempo. ¡Chiquillo, enfrenta tu muerte!”

Después de terminar esas palabras, Golander paro el combate mano a mano con Manticole. Su cuerpo como de un monstruo marino se disparó al aire con una agilidad extrema. Cargo hacia Han Shuo a una velocidad impresionante.

Han Shuo maldijo sobre las dieciocho generaciones de los ancestros de Manticole y alzó furiosamente su yuan demoníaco a su máxima capacidad para sacudirse la energía que lo estaba atacando. Sin embargo, rodeado por la barrera del Miedo, Debilidad y Envejecimiento, las cuales fueron liberadas con un poder formidable, Han Shuo se descubrió a sí mismo en un estado extremadamente débil.

El vuelo de Golander había causado que su Dominio se moviera con él. Una energía helada cientos de veces más fria que la que liberaba el Hielo Celestial Corey se fijó en Han Shuo y se apresuró a su consciencia causando que su poder defensivo se redujera incluso más.

El Hielo Celestial Corey sólo era un semidiós y ni siquiera era un dios fundamental. Comparado con Golander un dios menor dos clases sobre él, en términos de la manipulación de la energía elemental del agua, Corey era simplemente como una colina ante los Alpes. ¡La brecha entre ellos era simplemente inconmensurable!

Golander como un dios menor, podía dirigir su energía divina en el alma de su enemigo. ¡Si no fuera por su consciencia que era útil de forma única, en ese momento habría sido congelado y no tendría forma de pensar!

En el borde de la muerte, esa alma de dios fundamental de la muerte de Han Shuo parecía haber ganado un sentimiento de familiaridad cuando sintió vagamente la energía que se enredaba a su alrededor. En esa situación de vida o muerte, Han Shuo tomo una decisión. Con un pensamiento, esa alma de dios fundamental liberó una hebra de una leve energía. Repentinamente, un apetecible cambio ocurrió en esa túnica mágica de un negro profundo en su mano…