GDK – Capítulo 564

0

Capítulo 564: Caos inminente


El grupo avanzó por un centenar de metros sin correr hacia algún obstáculo. Manticole y Leviathan revisaron cada pulgada visible del suelo a sus alrededores, pero no pudieron encontrar ningún tesoro verdaderamente valioso.

Después, encontraron el camino al frente por una barrera. Siguiendo con su procedimiento básico, cuando los Reyes Demonio no podían detectar de qué tipo de energía estaba hecha la barrera, Leviathan instruyó al momento, “Anro, ve e intenta”.

Aunque Leviathan y Manticole eran ambos dioses menores, sólo detectaban barreras escondidas de la misma energía que ellos cultivaban, si la energía elemental de la barrera estaba bien oculta dentro y la energía no pertenecía ni al rayo o la oscuridad, entonces sólo podían depender de sus empleados con el método más torpe – ¡encontrarla con sus vidas!

Los dos no podían sentir a qué energía pertenecía, pero eso no significaba que Han Shuo no pudiera, él no pudo evitar arrugar sus cejas cuando vio que la barrera escondía la energía elemental del viento, pero Anro, el Demonio enviado al frente por Leviathan, cultivaba el elemento agua. Alzó su mano y lo detuvo, diciendo, “¡espera!”

Leviathan quedo en blanco por un segundo antes de revelar una brillante sonrisa y decir amablemente, “¿si Señor Han Shuo? ¿Hay algo que quieras compartir con nosotros?”

Desde el momento en que Han Shuo descubrió que esa persona no dejaba escapar ni siquiera a sus seguidores, Han Shuo perdió toda opinión amable hacia él. Pero sin importar eso, en la superficie, aún se mantenía civilizado y dijo sonriente, “si confías en mí, deja que en su lugar lo intente ese amigo de allí”.

Han Shuo extendió una mano y señaló hacia un Demonio bajo Manticole quien cultivaba en el elemento del viento. Él en realidad no era así de piadoso. No le importaba mucho la vida o la muerte de esos Demonios bajo Leviathan y Manticole. Era sólo que avanzar con sus acercamientos, verdaderamente agotaría a su mano de obra. Él se preocupaba de que sus intentos y errores no durarían mucho antes de que todos esos Demonios estuvieran muertos. Si eso ocurría, no serían capaces de aventurarse a las profundidades, por tanto también afectando su propio progreso. Fue solamente por esa razón que él dio esa clase de opinión.

El rostro de ese Demonio que cultivaba en el elemento del viento señalado por él repentinamente se volvió mortalmente blanco. Disparó una mirada de odio hacia Han Shuo mientras trataba de pensar cuando lo ofendió y por qué quería enviarlo a su muerte en ese momento crítico.

En contraste, Anro estaba claramente deleitado. Aunque él no rechazaría la orden de Leviathan, aún sabía cómo atesorar su propia vida. Si esa barrera al frente estuviera hecha del elemento agua, el cargaría sobre ella emocionado. Pero mirando la conducta de Leviathan, él no sabía qué tipo de energía estaba en el interior de la barrera. Las oportunidades de que muriera mientras irrumpía en la barrera eran verdaderamente grandes, no pudo evitar el sentir miedo de ello.

Era también por esa misma razón que ese Demonio llamado Anro muy secretamente expresó su gratitud hacia Han Shuo con sus ojos, aunque no tenía idea de por qué lo había ayudado.

Leviathan y Manticole estuvieron ligeramente sorprendidos y miraron hacia Han Shuo con ojos confundidos. Después de una pequeña pausa, Manticole finalmente no pudo evitar preguntar, “¿por qué es eso?”

“Para reducir las pérdidas de todos. De esta manera podremos aventurarnos incluso más profundamente”, Han Shuo dijo sin entusiasmo después de poner una sonrisa enigmática.

“Entonces, muy bien”, Manticole fue bastante contundente, o quizás sintió que sacrificar a uno de sus Demonios no era gran cosa. Agito su mano hacia ese Demonio quien cultivaba en el elemento viento y que en la actualidad llevaba un rostro aterrado y le ordenó, “¡Yadi, ve!”

Su Señor le ordenó. Sin importar lo aterrado y poco dispuesto, Yadi no tenía una segunda opción. Justo antes de entrar en la barrera, le lanzó una mirada resentida hacia Han Shuo, como si estuviera diciendo, “¡si no soy asesinado, ajustare cuentas contigo tarde o temprano!”

Han Shuo se encogió de hombros. Él en absoluto tomo como una amenaza a esa existencia en su corazón.

Yadi dejó salir un gruñido helado e irritado. Luego, sin decir ninguna tontería, avanzó y se lanzó a sí mismo a la barrera que estaba bloqueando el camino de todos. Fuertes silbidos y sonidos de viento repentinamente sonaron desde el interior. Brillantes y afiladas dagas fueron formadas del intenso elemento del viento y comenzaron a flotar en el interior de la barrera y hacían ruidos metálicos.

Las expresiones en los rostros de Leviathan y Manticole cambiaron repentinamente. Sus ojos giraron simultáneamente hacia Han Shuo. ¡Estaban llenos de asombro!

“Señor Han Shuo, ¿cómo sabías que la barrera estaba hecha del elemento viento?” Leviathan estaba extremadamente asombrado.

Han Shuo puso una ligera sonrisa y respondió, “como dije antes, el arte marcial principal que cultivo, no es igual a aquellas que ustedes conocen. ¡Jeje, por tanto, este toque de misterio sobre mí, en realidad no es para nada extraño!”

Los dos no le respondieron al Han Shuo que deliberadamente se volvía misterioso. Sin embargo, secretamente intercambiaron miradas significativas uno con el otro. Nadie sabía lo que estaban pensando detrás de esos ojos destellantes.

“¡El Señor Han Shuo es verdaderamente una persona mágica! ¡Con esto, podemos cortar enormemente nuestras pérdidas!”, uno de los Demonios remarcó. El grupo lo secundo a la vez.

Cuando Manticole y Leviathan vieron que sus subordinados parecían estar aprobando en extremo a Han Shuo, la extraña luz irradiando en sus ojos brillo incluso más vigorosamente.

‘¡Tintineo!’ un agudo sonido de timbre. Esa barrera de viento repentinamente se rompió.

Fuera de las expectativas del grupo, Yadi no obtuvo suavemente la energía del elemento viento contenida en el interior. Ese Demonio quien entró en la barrera mientras albergaba odio hacia Han Shuo, parecía ser alguien extremadamente desafortunado. Su cuerpo estaba cubierto de agujeros que llegaron a la vista de la multitud. Desde hacía mucho no tenía ni un rastro de vida.

Aunque sería mucho más seguro para el que entraba en la barrera que estuviera hecha de la misma energía que cultivaba, no estaba completamente libre de riesgo. Ese Demonio nombrado Yadi obviamente tenía una suerte realmente mala. No sólo no pudo evitar obtener ninguna energía del interior, incluso perdió su vida.

Fuertes ruidos de silbidos sonaron desde la ruptura de barrera. Un chorro de un poderoso viento, que parecía que podía separar la carne de los huesos de alguien, se apresuró. El dúo de Manticole y Leviathan soportaron lo más fuerte. Sus rostros inmediatamente se volvieron graves y rápidamente desplegaron sus Dominios de la Divinidad. Los elementos del rayo y la oscuridad en los alrededores se reunieron. La pareja se defendió con toda su fuerza. Fue sólo después de gastar una gran cantidad de esfuerzo que se las arreglaron para resistir el poderoso viento que emergió desde la barrera.

“Eso estuvo cerca. Probablemente fue desplegada por un dios medio del viento. ¡Después de permanecer por quién sabe cuánto, el poder restante es en realidad tan aterrador!” Leviathan todavía tenía sus miedos mostrándose en su rostro. Su frente tenía rastros de sudor. Parecía que el viento que sopló desde la barrera rota del elemento viento definitivamente había agotado un montón de su energía divina.

“Afortunadamente, muy afortunadamente. Si fuera Anro en lugar de Yadi quien hubiera entrado, el viento que sopló sobre nosotros definitivamente sería algunas veces más fuerte”, Manticole dijo jubiloso después de girar su mirada hacia Han Shuo.

Han Shuo hizo una sonrisa hueca y no dijo ni una palabra. Ninguno de los dos Reyes Demonio era confiable. Él definitivamente no debería relajar su guardia en contra de los dos debido a la gratitud que expresaban.

«¿Eh? ¡Esencia Divina del Fuego!” Leviathan repentinamente dejó salir un grito de sorpresa. Su cuerpo, como un rayo, cargo directamente hacia la tierra desprotegida del frente. Extendió su mano, hundiéndose profundamente en las rocas y tomando el cristal brillante del tamaño de un puño con la destellante luz del fuego. ¡Estaba regocijado!

Ese cristal del tamaño de un puño contenía algún líquido intensamente feroz. Una energía incomparablemente abrasadora y aterradora fue emitida de el sin restricciones. De la distancia, esa pequeña pieza de cristal lucía como un sol miniatura. ¡Era extremadamente brillante!

¡Esencia Divina – un raro tesoro que podía ser absorbido directamente por un dios y convertirse en energía divina, en realidad existía en ese lugar llamado Vacío!

“¡Esto es maravilloso!” Manticole también estaba emocionado. Llego al lado de Leviathan en un momento desconocido y dijo rápidamente, “¡con esta Esencia Divina de Fuego, si los otros dos tipos descubren esencias divinas de rayo y oscuridad, entonces tendríamos los medios para intercambiar con ellos!”

Leviathan continuó asintiendo y tenía una larga risa desde su vientre. Al parecer el obtener esa pieza de esencia divina en efecto lo había vuelto extremadamente emocionado.

Los dos eran definitivamente muy amistosos el uno con el otro. Sin embargo, a ellos claramente no les importaba su compañero cultivando en la energía de la muerte y destrucción llamado Han Shuo.  Ellos únicamente habían estado pensando en ellos mismos todo el tiempo. Han Shuo puso una sonrisa en su rostro como si se sintiera feliz por ellos mientras miraba al dúo quien de alguna manera pensaba en ellos con alegría. Aunque él estaba sonriendo, su corazón, sin embargo era frio como el hielo. Se volvió incluso más y más convencido de que los dos sólo habían pensado en explotarlo.

‘Jeje, entonces bien, veremos al final quienes cosecharan las mayores recompensas en este Vacío’, Han Shuo pensó interiormente para sí mismo.

Mientras él pensaba en eso, dos energías que habían desaparecido hace mucho tiempo, repentinamente emergieron dentro de su consciencia – Cecrops y Golander quienes cultivaban en el elemento del fuego y agua respectivamente, se acercaban rápidamente hacia esa área.

‘¡Chirrido!’

Algunos ruidos agudos y claros repentinamente sonaron desde no muy lejos. La tranquilidad de los alrededores fue rota en un instante. Bruscamente, el suelo parecía temblar, sonidos silbantes sonaron y trozos de hierro cayeron en la oscuridad. Varios Cortes Espaciales, con los cuales Han Shuo estaba muy familiarizado que eran como la guadaña de la Parca, volaron en una trayectoria errática e impredecible, cortando sin piedad a cualquiera en sus caminos.

“Cecrops y Golander sintieron el aura de la esencia divina y están cargando rápidamente aquí. Debido a que están tan apurados están demoliendo por la fuerza algunas barreras en su camino. ¡Ustedes dos ahora deberían alistarse para enfrentarse al enemigo!” Han Shuo describió la verdad con una increíble calma y conducta serena. Poco después, alzó su cabeza y miró hacia la lluvia de meteoritos que estaba por caer desde el cielo y dijo, “la lluvia de meteoritos y los Cortes Espaciales están a punto de caer a gran escala. Mientras se protegen en contra de Cecrops y Golander, mantengan un ojo en esas energías emergiendo de esas barreras”.

Después de escuchar las palabras de Han Shuo, los rostros de Manticole y Leviathan se sacudieron. Leviathan rápida y cuidadosamente guardó la esencia divina del fuego antes de hacer llover maldiciones de una manera enfadada y exasperada, “Cecrops y Golander, esos dos imbéciles, ¡se atrevieron a cargar rápidamente a esta región! ¿Puede ser que han olvidado sobre nuestro acuerdo con Bechymos?”

Manticole dejó salir un pequeño gruñido y dijo, “cuando el acuerdo fue hecho, probablemente nunca habían visto en verdad una esencia divina. ¡Ahora que esta clase de tentación está justo frente a ellos, una esencia divina de fuego le permitiría a la fuerza de Cecrops avanzar enormemente, no es inesperado para él que pierda su autocontrol!”

“¡Corta la charla, estén listos para enfrentar el enemigo!” Han Shuo interrumpió su conversación en una forma ruda y descortés.

El desprecio apareció simultáneamente en los rostros de los Reyes Demonio. Sin embargo, no se molestaron en ese momento y más bien desplegaron sus Dominios de la Divinidad listos para la batalla.

En ese momento donde una gran batalla estaba por ocurrir, Han Shuo dejo salir una burla y retrocedió. Tranquilamente dejo la cobertura de sus Dominios retirándose de regreso hacia esa matriz mágica de rayo rota que anteriormente había explotado. Nadie más que él mismo conocía sus intenciones…