GDK – Capítulo 560

0

Capítulo 560: El manantial del mal


La corriente de polvo de estrellas que cubría todo el cielo era como una pintura al óleo gigante colorida en movimiento. Han Shuo tranquilizó su corazón, alzó su cabeza y expandió lentamente su consciencia al exterior…

Había un dios menor que cultivaba el edicto de la destrucción justo como él. Esa aura de destrucción que se originaba de la parte noreste era extremadamente aterradora. Incluso el ligero contacto con la consciencia inmediatamente dispararía el poder corrosivo de la energía de la destrucción. Han Shuo rápidamente lo evito. Él entendía en su corazón que el Rey Demonio que había tomado esa posición debía de ser Bechymos.

Continuó expandiendo su consciencia después de mantener una distancia de él. Entonces llegó a descubrir un área donde el elemento del agua y fuego se reunían en una alta concentración. Con sólo un pensamiento, Han Shuo inmediatamente supo que las personas debían ser Cecrops y Golander. La pareja cultivaba en los elementos del agua y fuego respectivamente. Las personas decían que el fuego y agua no se mezclan. Pero sorprendentemente esos dos Reyes Demonios se llevaban muy bien y disfrutaban de una gran relación amistosa.

A los lados de Cecrops y Golander, él sintió la presencia de una tonelada de Demonios. Han Shuo tenía la certeza de que Cecrops y Golander debían haber llevado también a sus guardias personales.

Después de recuperar secretamente su consciencia, Han Shuo tomo una respiración profunda. Su consciencia se hundió en un estado de vació, mientras él calmada y pacientemente esperaba por el momento en que la corriente desapareciera.

Después de una cantidad desconocida de tiempo, el espacio colorido y brillante, era como un lago en el que una enorme roca fue arrojada, una inmensa ondulación repentinamente surgió en el. Magníficos y espléndidos colores se dispararon violentamente y se entrelazaron. Rayos brillantes de todos los colores atravesaron el espacio como estrellas fugaces.

Después de una ronda de destellantes vistas de un brillo espléndido, la corriente se encaminó en la distancia. Bruscamente, en medio del aire, una entrada de color grisáceo, tomó forma en el torbellino hecho con todas las clases de energías y se mostró. Ese torbellino era enorme y parecía estar succionando y engullendo la materia con una fuerza tremenda. Podía dejar a cualquier observador maravillado con su inconcebible misterio.

Mientras Han Shuo estaba mirando hacia el torbellino con asombro, contemplando su profundo misterio, Manticole repentinamente puso una expresión de deleite y gritó, “la corriente se ha marchado. Podemos entrar ahora”.

“Estén listos”, Leviathan con una expresión grave y una voz profunda, instruyó, “permanezcan cerca de nosotros. No se alejen ni un paso de nosotros”.

‘¡Silbido silbido silbido…!’

Mientras Manticole y Leviathan estaban hablando, una docena de sombras repentinamente entraron en el torbellino que se sacudía violentamente en medio del aire. Basado en sus auras y localizaciones, Han Shuo entendió que esos debían ser Cecrops, Golander y sus fuerzas.

“Hey, hey, esos dos tipos están muy apurados huh”, Leviathan remarcó mientras reía. Hizo una seña con su mano para frenar temporalmente los movimientos del grupo. Fue sólo después de que Golander y su grupo entraron en el Vacío que finalmente dijo, “Vamos a movernos”.

“Bechymos todavía tiene que entrar”, Han Shuo seguía por detrás a Leviathan mientras volaban directamente hacia el torbellino, pronunciando esas palabras como si las dijera accidentalmente.

Leviathan quien estaba volando hacia el Vacío, miro hacia él con un rostro algo sorprendido. Como si estuviera muy asombrado de que Han Shuo pudiera descubrir el rastro de Bechymos, dijo, “Bechymos siempre ha sido un lobo solitario. Cada vez que él entra al Vacío, no trae a ninguno de sus subordinados. Incluso nosotros cuatro combinados, estamos menos familiarizados con el Vacío que él. Además, sus pasos son los más difíciles de encontrar. ¿Tú sabes dónde está?”

Han Shuo señaló hacia un terreno al noreste que estaba cubierto con frondosos arbustos y dijo con una voz natural, “Justo allí abajo. Cultiva el edicto de la destrucción como yo, así que puedo sentirlo”.

Cuando Han Shuo dijo eso, Manticole también recibió una pequeña sacudida. Dijo de una forma asombrada, “el Señor Han Shuo es efecto algo fuera de lo ordinario. Incluso nosotros dos no podemos detectar la localización de Bechymos. Pero inesperadamente, tú puedes”.

Leviathan asintió. Él también estaba bastante asombrado de eso. Sin embargo, los dos no pensaron mucho sobre eso. Mientras hablaban, la entrada al Vacío entró en sus vistas. Con un pensamiento, un escudo protector tan delgado como el ala de una cigarra cubrió todo el cuerpo de Han Shuo. Después de un destello de luz negra, su cuerpo entró al Vacío.

Era como si él repentinamente sintiera que cayó en una dimensión extraña, energías elementales puras de una intensidad extrema podían ser encontradas en cada esquina. Cuando él inhaló, los elementos entrarían naturalmente en su cuerpo a través de su respiración, dándole una maravillosa sensación refrescante.

Había una turbulencia grisácea soplando en todos los alrededores. Cuando Han Shuo concentró su atención para mirar en los alrededores, descubrió que parecía haber entrado en otra dimensión. Había enormes y coloridas rocas suspendidas en medio del aire tan lejos como el ojo podía ver. Lucían como meteoritos flotando en el aire que brillaban constantemente con luces espléndidas. Su magnífico y encantador espectáculo de luces les daba a los observadores un sentimiento de que estaban en un absurdo mundo de ensueño.

Justo al frente había un montón de túneles hechos de corrientes de aire, irradiando constantemente con luces extrañas. Estallido tras estallido de vientos violentos silbaban desde los lados. El viento estaba soplando tan violentamente que incluso las rocas gigantes eran fácilmente apartadas.

“¡Sígannos! ¡Muévanse!” Manticole grito con el máximo de su fuerza. El sonido que alcanzó los oídos de Han Shuo, sin embargo, era como si hubiera sido amortiguado por capas y capas de concreto y era tan suave como la voz de una hormiga.

Han Shuo arrugó sus cejas y se dio la vuelta para mirar hacia Manticole quien estaba a la distancia de un brazo. Se dio cuenta de que el Vacío definitivamente era muy milagroso. Para Manticole una existencia con la fuerza de un dios menor, gritando a lo máximo de su fuerza desde tan corta distancia en cambio la voz que se propagó fue así de ligera.

Han Shuo activó su consciencia. Inmediatamente, sintió la presencia de toda clase de energías a su entrada en el Vacío, nombradas como las ocho energías elementales, cuatro fuerzas dictatorías, así como también algunas energías poco comunes como el miedo y el odio.

“Estas energías fueron dejadas por aquellos expertos cuyas almas perecieron dentro del Vacío, formadas de las energías remanentes de sus cuerpos. Ni siquiera intenten absorber esas energías. Estas se han conducido por el Vacío por incontables años y están contaminadas con alguna clase de aura extraña y desconocida. Al igual que la corriente, tienen un intenso poder corrosivo hacia las almas”, Leviathan dijo apurado.

Ambos Manticole y Leviathan parecían aprensivos e incómodos después de llegar a las afueras del Vacío. Constantemente daban palabras de precaución a los subordinados junto a ellos. Después de decir esas palabras, Leviathan procedió a avanzar cautelosamente. Una estructura como una telaraña hecha de energía del rayo rápidamente tomó forma en su camino al frente. Limpio completamente las intensas energías al frente del grupo. Mientras tanto, Manticole se hizo cargo de la retaguardia y formó una zona de absoluta oscuridad en el área detrás de ellos. Con los dos Reyes Demonio trabajando juntos, utilizando las energías de la oscuridad y el rayo, cada pulgada del espacio dentro de sus protecciones estaba aislada e invulnerable hacia la abundancia de energías a sus alrededores. Ni uno solo de esos Demonios podría recibir el menor daño.

Han Shuo localizado entre Manticole y Leviathan, desplegó su consciencia después de entrar. Inmediatamente, sintió la caótica mezcla de toda clase de energías. Una gran parte de esas energías fue dejada por los expertos quienes habían poseído energía divina que anteriormente habían ido al Vacío. Estaban mezcladas con algunas aterradoras y extrañas energías dentro del Vacío, causando que fueran extremadamente corrosivas hacia el alma. ¡Quizás debido a las extrañezas del Vacío estas no se habían disipado y desvanecido entre el cielo y la tierra!

De pronto, el demonio infante de Han Shuo se volvió inquieto. Hacia las varias clases de energías caóticas encontradas en ese lugar, el demonio infante era como si fuera un niño hambriento y sediento e instintivamente deseaba devorarlas. Con un pensamiento, el demonio infante comenzó a agitarse a gran velocidad. Chispas eléctricas negras repentinamente cubrieron el espacio entre Han Shuo y su escudo protector. El yuan demoníaco se pegó a su escudo protector como un fluido siniestro.

En un instante, Han Shuo parecía haberse convertido en un imán gigante. Toda clase de energías negativas que fluían en la entrada del Vacío tales como la muerte, destrucción, odio, miedo y así, brusca y salvajemente se reunieron hacia él como si fueran caballos desbocados.

“Se… Señor Han Shuo ¿qué es lo que estás haciendo?” El rostro de Leviathan repentinamente se sacudió. Cuando descubrió que las anormalidades con las energías a su alrededor eran causadas por Han Shuo, su corazón se volvió furioso y por eso grito.

“¡Han Shuo, detente ahora mismo! ¿Acaso quieres matarnos a todos?” Manticole también fue enormemente sacudido. Comenzó a volverse ansioso por sus acciones.

Esa entrada al Vacío siempre había estado llena con toda clase de energías. Si fuera sólo un grupo o incluso algunos grupos de esas energías las que se apresuraran a ellos, a Leviathan y Manticole definitivamente no les importaría. Pero si fueran esos cientos de grupos lanzándose simultáneamente hacia ellos, incluso con sus fuerzas, sería un dolor de trasero. Aunque podían purgar esas energías con sus energías divinas, eso sin embargo agotaría una gran cantidad de sus energías divinas.

Ellos simplemente estaban en la entrada del Vacío. Aún había ciertas clases de peligros desconocidos esperando por ellos en el interior. Si desperdiciaban una gran porción de sus energías divinas antes de que entraran, entonces cuando en realidad estuvieran dentro, tendrían que ser extremadamente pasivos. Por ello, cuando vieron que unos cientos de grupos de energías negativas convergían simultáneamente hacia ellos, el dúo chillo urgentemente a la vez.

“¡No se preocupen, puedo manejarlas!” Han Shuo tranquilamente gritó con una voz profunda. El demonio infante se convirtió en un agujero negro sin fondo, emanando un poder siniestro y aterrador de absorción.

Los cientos de grupos de energías negativas que repentinamente se encaminaron, cuando aceleraron a una alta velocidad, se convirtieron en rayos de luz coloridos y destellantes, los cuales se lanzaron completamente a su cuerpo. Han Shuo reveló una expresión de placentera sorpresa y operó su yuan demoníaco al extremo. Fue en ese momento que se dio cuenta de que esos rayos como estrella fugaces que él vio antes de que entraran – eran en realidad formados cuando esas energías fluían a una alta velocidad.

Toda clase de energías negativas, atraídas por la succión del demonio infante, rápidamente brillaron en el cuerpo de Han Shuo antes de que disiparan dentro de su cuerpo a una velocidad incluso mayor. Su demonio infante de hecho básicamente se había convertido en una maquinaria extremadamente sofisticada, operando rápidamente convirtiendo esas energías negativas en yuan demoníaco que fluía en cada una de sus extremidades, huesos y órganos…

El dúo de Leviathan y Manticole quienes estaban a punto de gritar y discutir, repentinamente descubrieron la anormalidad dentro del cuerpo de Han Shuo e inmediatamente cerraron sus bocas. ¡Sus rostros estaban llenos de consternación mientras observaban a Han Shuo quien parecía haberse convertido en el manantial del mal!