GDK – Capítulo 558

0

Capítulo 558: Demonios – ¡nada más que carne de cañón glorificada!


Después de que Han Shuo retiró su alma del inframundo, había estado permaneciendo dentro de la cámara secreta, cultivando constantemente. Él no fue indulgente con los placeres sensuales.

Como el estado de su reino se había estabilizado, parecía tener los deseos inagotables de su corazón bajo control. Han Shuo entendió ligeramente que él estaba en el borde de un rompimiento. Sin embargo, incluso aunque él había pasado los obstáculos que tenía en el estado de su reino, el yuan demoníaco dentro de su cuerpo no era plenamente suficiente para alcanzar la masa crítica para que la transformación del rompimiento ocurriera. En ese aspecto, necesitaba acumular yuan demoníaco poco a poco a través de una cultivación de gran esmero día a día.

Él sabía que alzar la cantidad de yuan demoníaco puramente a través de la cultivación tomaría una enorme cantidad de tiempo. Sin embargo, no había pensado en una alternativa de momento.

Entonces, un día, mientras cultivaba asiduamente en su cámara secreta, él repentinamente sintió la llegada de Bord y Zinia. De las expresiones anormales de la pareja, él sospechaba que quizás Manticole había completado sus preparativos. Con un pensamiento, sus dos encarnaciones una a su izquierda y otra a su derecha, se transformaron nuevamente en sus formas originales del bastón esquelético y el Filo Cazador de Demonios. ‘Silbido Silbido’ Estos se escondieron a sí mismos en el cuerpo de Han Shuo.

Después de hacer algunos estiramientos, él tranquilamente salió de la cámara secreta que el zombi élite de tierra excavo profundamente en el suelo y se dirijo hacia la sala donde estaban Bord y Zinia.

En la sala, algunas doncellas estaban llevando refrigerios ligeros y frutas, colocándolos en la mesa frente a la pareja. Jasper, quien podía ser considerada como una señora, estaba discutiendo sonriente algo con los dos Guardias de Jade Negro con una adorable voz jubilosa.

Después de llegar a Ciudad Jade Negro, cabalgando en la falda de Han Shuo, Jasper había recibido la hospitalidad de un visitante distinguido. Durante esos días, Jasper, Hemanna y Sylph no perdieron oportunidad de visitar los lugares de interés en esa ciudad que era una de las más florecientes en el reino del Abismo. Con varios Guardias de Jade Negro asignados por Bord para mantenerlas ocupadas, las damas disfrutaron todas las miradas de envidia y admiración, dándoles una enorme satisfacción.

Fue precisamente por eso que las tres damas se volvieron más y más dependientes de Han Shuo. Durante los muchos días que él cultivó en aislamiento y cesó sus encuentros en cualquier libertinaje, las tres estuvieron inquietas, como si ellas hubieran perdido algo de sí mismas.

“Ahem…” Han Shuo entró a la sala y vio a Jasper charlando tiernamente con Bord y Zinia. Él observó cuidadosamente a Jasper, descubrió que la fuerza mental dentro de su cerebro había crecido más poderosa. Al parecer durante esos días en cultivación aislada, Jasper tampoco fue perezosa con su cultivación.

“¿Huh? ¡Han, has salido!” Jasper inmediatamente se dio la vuelta para mirar cuando escucho la ligera tos de Han Shuo. Sus hermosos ojos estaban llenos de anhelo y felicidad. Después de haber recibido la nutrición de Han Shuo por un periodo de tiempo, la piel de Jasper era tan hermosa como el jade. Una ligera fragancia flotaba de su cuerpo. Se miraba extremadamente atractiva.

“¡Al parecer no has estado siendo perezosa!” Han Shuo dijo sonriendo mientras la miraba. Poco después, fue frente a Bord y Zinia y preguntó, “¿El Rey Demonio Manticole ha hecho todas las preparaciones apropiadas y ha hecho que ambos vinieran a invitarme?”

La pareja asintió simultáneamente. Bord respondió respetuosamente, “es correcto. El Vacío está a punto de abrirse. El Señor ha hecho los arreglos para Ciudad Jade Negro. Nos ha pedido a ambos que le notificáramos al Señor Han Shuo y nos dirigiéramos al Vacío junto a él”.

“Muy bien. Necesito un poco de tiempo para mis propias preparaciones. Entonces me marcharé con ambos”, Han Shuo respondió casualmente. Él entonces desplegó su consciencia. Sanguis, Hemanna y Sylph, quienes estaban cultivando en reclusión, simultáneamente recibieron el mensaje de Han Shuo dentro de sus mentes.

Durante ese tiempo que él pasó en cultivación, aprendió el uso más eficiente de su consciencia. Afectando las mentes de aquellos sin la fuerza suficientemente poderosa usando su conciencia desde una distancia corta era una de las maravillosas habilidades de su consciencia.

Cuando Sanguis, Hemanna y Sylph repentinamente sintieron un trozo de mensaje en sus mentes que claramente podían sentir que se originaba de Han Shuo, fueron consternados. Los tres inmediatamente despertaron de sus cultivos y se reunieron en la sala de acuerdo con el mensaje envió.

“Maestro, ¿fuiste tú quien transmitió a nuestros cerebros?” Sanguis inmediatamente preguntó con asombro después de llegar.

Han Shuo sonrió y respondió, “sí. Voy a dejar Ciudad Jade Negro muy pronto y me dirigiré al Vacío. Los llame a todos para informarles de eso. Además, si te has encontrado con cualquier dificultad en tu cultivación, mejor toma esta oportunidad para buscar aclaraciones de mí. Quizás tome algo de tiempo antes de que pueda regresar”.

“¡Eso, eso es asombroso! Incluso desde tan lejos, puedes dejarnos mensajes en nuestros cerebros. ¡Verdaderamente inconcebible!” Sylph grito de asombro después de llegar y escuchar su afirmación.

Bord y Zinia se dieron la vuelta para mirarse el uno al otro y simultáneamente forzar una sonrisa y sacudir sus cabezas, jadeando en admiración a las misteriosas capacidades de Han Shuo.

“Maestro, ¿por qué no nos llevas al Vacío contigo?” Sanguis pregunto.

“Ninguno de ustedes posee la fuerza suficiente de momento. Eso te incluye, Sanguis. Aunque has hecho progresos a un ritmo increíble, actualmente sólo posees la fuerza de un Destructor. De mi entendimiento del Vacío, sin la fuerza de un Demonio, no sólo se es inútil, sino que serás una carga. Ustedes permanezcan aquí por este tiempo, cultiven bien y esperen por mi regreso del Vacío. Si encuentro la matriz de transportación, nos retiraremos a mi mundo”, Han Shuo explicó.

Después de escuchar sus palabras, Sanguis recibió un gran golpe en su ego. Afligido, murmuró, “así que a los ojos del maestro, todavía soy una carga…”

Han Shuo le sonrió y lo consoló, “aunque están muy dotado, ¿hace cuánto que comenzaste con tu cultivación? Habiendo llegado al rango de Destructor de un lamentable y frágil don nadie en semejante corto tiempo, eso es más que suficiente para probar tú potencial. Si puedes ser un Demonio en sólo ese tiempo, entonces tu maestro podría retirarse de inmediato. Jaja, no te sientas desanimado. Date un poco más de tiempo. No tomará mucho antes de que te conviertas en un experto con la fuerza de un Demonio”.

Sanguis se sintió un poco mejor después de escucharlo. Pensó por un momento y rápidamente cuestionó a Han Shuo sobre algunos problemas difíciles que había encontrado en su cultivación en los pasados días.

Cuando Bord y Zinia vieron que Sanguis consultaba a Han Shuo, comenzaron a alejarse. No importaba en qué mundo estuvieran, cuando el maestro estaba enseñándole a su aprendiz, los forasteros no estaban permitidos para escuchar, Bord y Zinia obviamente entendieron eso y conscientemente se retiraron.

Han Shuo extendió su mano y dijo con una sonrisa, “no hay necesidad de que se alejen. Pueden quedarse”, Bord y Zinia estuvieron gratamente sorprendidos. Intercambiaron miradas y respetuosamente se quedaron a un lado, escuchando las lecciones de Han Shuo. Sin embargo, las artes demoníacas que él estaba enseñando eran completamente diferentes de los métodos de cultivación de ese mundo. Lo que era más, el Mantra del Dios de la Sangre era una técnica de cultivación particularmente extraña. Sería una sorpresa si ambos pudieran entenderla.

Han Shuo, despreocupado por la pareja de pie a su lado, comenzó a responder los temas que Sanguis expuso. Sanguis quien frecuentemente asentía con su cabeza entusiasmado cuando escuchaba, había tomado los conceptos intuitivamente. Bord y Zinia, sin embargo, estaban completamente perdidos. Estaban increíblemente confundidos con los términos poco familiares como meridianos y chacras y absolutamente no tenían ni idea de lo que estaba hablando.

Luego de que Han Shuo terminó su explicación, Sanguis dijo emocionado, “gracias maestro. Después de escuchar tus explicaciones, todas esas cosas con las que estaba confundido se han vuelto claras para mí”.

Bord y Zinia se miraron uno al otro con un desaliento sin palabras. Estaban decepcionados y descorazonados por las palabras de Sanguis. Bord forzó una sonrisa y exclamó con admiración, “Señor Han Shuo en efecto es un maestro de su arte. Incluso tus palabras son muy profundas. Desafortunadamente para nosotros, no tenemos la aptitud suficiente. Al parecer no fuimos capaces de entender nada”.

Han Shuo rio internamente y pensó, ‘¡sería una maravilla si pudieran entenderme!’ Sin explicarle al dúo, Han Shuo se volvió hacia Jasper, Hemanna y Sylph instruyéndolas en ciertos temas en los que tenían que prestar atención y les dijo que se quedaran y también cultivaran. Después de eso, siguió a la pareja hacia el Palacio del Rey Demonio.

Cuando el Rey Demonio Manticole, en la cima del palacio vio que él había llegado, dijo con una sonrisa, “te hemos esperado por un tiempo. No pasará mucho para que el Vacío se abra. He hecho todas las preparaciones necesarias de mi lado. Señor Han Shuo está listo, podemos ponernos en camino”.

En su nada adornada cámara de piedra, además de Manticole, también había quince expertos todos con la fuerza de demonios sin excepción. Basado en sus actitudes, eran claramente Guardias de Jade Negro directamente respondiendo a Manticole. Al parecer él estaba tomando a un grupo de Guardias para ir al Vacío.

De las palabras de Bord y Zinia, él adivinó que durante los momentos críticos, esos Guardias serían usados como carne de cañón. Si enfrentaba un peligro desconocido, Manticole enviaría a esos Guardias de Jade Negro para descubrir la situación y sólo procedería personalmente después de estar seguro que no se lastimaría.

En el reino del demonio, los expertos de grado Demonio eran segundos sólo a los cinco Grandes Reyes Demonio. Cada Rey Demonio tenía guardias directamente bajo sus órdenes. Esos hombres eran todos infames y tendrían reputaciones sobresalientes. Sin embargo, cuando llegaba el momento en que el Vacío se abría, esos deslumbrantes y gloriosos Demonios era meramente peones para los cinco Grandes Reyes Demonio, absolutamente prescindibles ante el propósito de sus propias metas.

No era fácil obtener un Demonio, pero aun así, no era nada una cosa difícil para los cinco Grandes Reyes Demonio. A sus ojos, esos Demonios que ellos creaban con sus propias manos no eran más que perros sirvientes. El sacrificar sus vidas por ellos cuando el momento llegaba era realmente su honor.

El reino del Abismo era así de cruel. Aunque esos demonios estaban conscientes del destino que les esperaba en sus corazones, habiendo entregado su fe, seguirían detrás de sus maestros sin dar un vistazo hacia atrás, listos para ofrecer todo por sus maestros en cualquier momento.

Han Shuo, conociendo ese secreto abierto, tenía otros pensamientos en mente. No había oportunidad de que él le sirviera a Manticole como carne de cañón en cualquier momento, sin importar lo crítico.

“¿Eh? ¿Dónde está el otro Rey Demonio? ¿Dijiste que los dos eran aliados?” Han Shuo pregunto después de mirar los alrededores.

“Nos encontraremos en la entrada del Vacío. Por ahora, él debería estar de camino. Nos marchamos”, Manticole explico.

“¡Oh! No tengo quejas. Vámonos”, Han Shuo respondió.

Manticole asintió sonriente y sin otra palabra, tomo el cielo liderando el camino para el grupo. Han Shuo, junto al grupo de Guardias de Jade Negro, lo siguieron de cerca por detrás. ¡Su destino, el Vacío!