GDK – Capítulo 552

0

Capítulo 552: ¡Un hombre de verdad tiene la obligación de matar!


“¡Detente!”, el Demonio de nivel uno dejó salir un frío gritó. Mientras disparaba una mirada hacia Sanguis con ojos expectantes antes de mirar fríamente hacia Han Shuo, dijo, “¿quién eres?”

Desde el momento en que ese Demonio de nivel uno apareció, de la insignia orgullosamente colocada al frente de su ropa, Han Shuo descubrió su identidad, ¡un Guardia de Jade Negro!

¡Dentro de Ciudad Jade Negro, sólo un Guardia de Jade Negro sería tan frío y arrogante! Aunque él no poseía un alto rango dentro de la ciudad, él aún podía presumirles a otros.

“¡¿Quién soy?! Lo descubrirás pronto. Pero déjame darte un consejo, no te entrometas con mis asuntos”, Han Shuo ignoró la orden del Guardia. Puso una sonrisa despreocupada y giró su vista hacia Sanguis, quien repentinamente se había detenido siguiendo el grito del Demonio. Con una voz profunda, lo instruyó, “mata a esos payasos. No tienes que preocuparte por nada más”.

Era obvio que Sanguis reconoció la identidad de ese Demonio de nivel uno. En Ciudad Jade Negro, los Guardias de Jade Negro eran equivalentes a los brazos del Rey Demonio Manticole. Sus fuerzas e influencias podían golpear con terror en el corazón de cualquiera, así tomando a Sanguis, quien estaba hasta el fondo de la sociedad del abismo. Esa clase de miedo profundamente enterrado y horror hacia los Guardias de Jade Negro estaba muy enraizado en lo profundo del alma de Sanguis y eso definitivamente no era algo que pudiera revertir en sólo un momento.

Después que Han Shuo le dio instrucciones, Sanguis vaciló al mirar que ese Guardia de Jade Negro cuyo rostro estaba lleno de maldad y oscuridad, giró su cabeza para mirar a su enormemente misterioso maestro mostrando una conducta tranquila. Luego en silencio dio un giro en su mente, ese espíritu de terquedad en él se encendió y su corazón era firme como el acero. Sanguis ya no le prestó atención a ese sublime Guardia y en su lugar concentró su mirada resentida hacia el líder del grupo de adolescentes. Una vez más, marchó hacia el frente con un paso inquebrantable y firme, haciendo que ese adolescente pusiera una burlona y desdeñosa expresión.

“¡Será mejor que no hagas nada estúpido!” Cuando ese Demonio de nivel uno vio que Sanguis en realidad no reconocía su presencia, arrugó sus cejas y se molestó con ese ser ‘inútil’ en el fondo de la sociedad pero que no podía distinguir las cosas. Por consiguiente su mente bruscamente se llenó con pensamientos asesinos Pero cuando estaba a punto de tomar acción, un suave grito repentinamente sonó en sus oídos.

Al siguiente momento, una siniestra, escalofriante y estremecedora sensación se emitió en todo su cuerpo como una corriente de agua, causando que su sangre se helara. Ese Demonio de nivel uno repentinamente se volvió rígido como si estuviera congelado. Sus cejas ligeramente arrugadas se arrugaron incluso más. Rastros de timidez incluso podían ser vistos en su par de ojos fríos y despiadados. Miró con gravedad a Han Shuo que aún tenía una sonrisa y dijo con una voz profunda, “un poderoso experto en efecto. Aun así, para ofendernos a nosotros los Guardias de Jade Negro en Ciudad Jade Negro, ¿realmente tienes el deseo de probar la muerte?”

Esa energía siniestra restringiendo al Demonio de nivel uno no mermó ni un poco mientras la calmada y despreocupada sonrisa en el rostro de Han Shuo repentinamente desapareció y fue reemplazada por una sonrisa bastante malvada y astuta. “Eres simplemente un pequeño Demonio de nivel uno. No tienes la forma de hablar por todo el cuerpo de Guardias de Jade Negro. Jeje, te aviso que no actúes a ciegas sin pensarlo. De lo contrario, incluso si yo te mato, tu muerte sería en vano. ¡Los Guardias de Jade Negro no escogerían ir a una guerra en mi contra por un personaje tan pequeño como tú!

Después de que dijo esas palabras, la expresión de ese Demonio cambió enormemente  Ese tipo pudo discernir el significado entre sus palabras. Gritó con una voz profunda, “¿exactamente quién eres tú?”

“¡Lo descubrirás! ¡Pero por ahora, será mejor que te contengas y seas un buen espectador!” Han Shuo dijo fríamente después de dispararle una mirada al guardia. Justo después, llevó su atención a ese aprendiz recién tomado suyo.

Esos adolescentes quienes habían gastado un montón de esfuerzo para invitar a ese Demonio de nivel uno para combatir en contra de Han Shuo, miraron muy confundidos al guardia quien permaneció inmóvil todo el tiempo. No podían entender por qué un guardia cuya autoridad era absoluta en la ciudad, repentinamente se volvió tan restringido. Esas existencias como hormigas como ellos, obviamente no podían sentir la aterradora presión que Han Shuo ejercía en el guardia.

“Mi… Mi… Mi Señor…” el líder de los jóvenes tartamudeo, como si esperara decir algo.

El guardia fría e indiferentemente se dio la vuelta a otro lado. Con su acción, ese Demonio había declarado su postura. Ellos eran simplemente unos cuantos Guardias Abismales de bajo nivel sin futuros prometedores, absolutamente sin valor para que un Demonio arriesgará su propia vida sólo para protegerlos. Además, ese adolescente llamado Sanguis, quizás no tenía la fuerza para vencerlos.

Ese Demonio de nivel uno no podía sentir ni un poco de la energía elemental o fuerza dictatoría de su cuerpo. Para decir que ese joven quien no poseía ni una sola de las doce energías elementales podría asesinar a esos Guardias Abismales quienes poseían un poco de fuerza, ¡era absolutamente un sueño loco! Ese tipo en realidad estaba lleno de curiosidad en su corazón. Por tanto, sabiamente decidió hacerse a un lado y ser un observador y ver por sí mismo como atacaría Sanguis.

“Ustedes, no tienen que preocuparse por mí. Las cosas entre mi aprendiz y todos ustedes, deben ser dejadas para resolverse entre ustedes. ¡Yo no me involucrare, ni siquiera si lo matan!” Era aparente que esos chicos no le tenían miedo a Sanguis, sino a la persona detrás de él. Por tanto, cuando temían sin agallas y sin saber que hacer, Han Shuo repentinamente sonrió tranquilizándolos.

Era verdad que él estaba extremadamente satisfecho con su nuevo aprendiz. Sin embargo, los cultivadores de las artes demoníacas debían entrar en batallas crueles y combates con el fin de crecer rápidamente. Por tanto entre menos cariñoso fuera con él, menos lo podría echar a perder.

Un hombre, para estar vivo, con seguridad necesitaba enfrentar toda clase de peligros por sí mismo. ¡Para que Sanguis ganara una fuerza dominante y un lugar entre el mundo de los expertos, debía pavimentar su propio camino a través de un baño de sangre! ¡Eso era en efecto algo que incluso Han Shuo no podía cambiar!

“¿En verdad? ¿En verdad no te vas a involucrar?” ese chico pregunto alegremente. Lucía como un hombre ahogándose quien de pronto se sujetó a un tronco que flotaba.

Han Shuo asintió y dijo afirmando, “¡no lo haré! ¡Si ustedes pueden matarlo, yo daré la vuelta y me alejare, justo así!”

“¡Genial!” el joven estaba deleitado. Alzó su mano, deteniendo a sus ansiosos compañeros detrás de él y dijo heroicamente, “no necesito su ayuda. ¡Yo mismo acabaré con ese mestizo!”

“Kuliya, a quien odio más es a las personas que me llaman mestizo. De hoy en adelante, todos esos quienes se atrevieron a llamarme mestizo, morirán en mis manos – y tu – ¡serás el primero!” Los ojos de Sanguis eran rojos como la sangre. Un ligero hedor a sangre comenzó a extenderse fuera de su cuerpo. ¡Después de haber completado finalmente la oración con sus dientes apretados, Sanguis repentinamente estampo sus pies y se lanzó al frente como un leopardo salvaje que escapaba de su jaula!

Un par de pisadas profundas fueron dejadas en el suelo donde él anteriormente estuvo de pie. Una veta de una sombra sangrienta se disparó hacia Kuliya. Las dos manos de Sanguis, como si fueran armas feroces, alcanzaron el espacio antes del pecho de Kuliya en un parpadeo. ¡El hedor de sangre que salía del cuerpo de Sanguis de pronto se volvió incomparablemente intenso!

Kuliya rápidamente puso sus dos manos frente a su pecho para defenderse en contra de ese inesperado ataque. ‘¡Grieta!, En un instante, siguiendo el sonido crujiente, Kuliya sintió un intenso dolor viniendo desde sus brazos. ‘¡Golpe!’, Una enorme fuerza golpeó su cuerpo. Como si hubiera sido embestido por una bestia feroz, él fue lanzado a lo alto del aire. Hizo un ruido sordo cuando su cuerpo besó el suelo. La sangre fresca comenzó a salir de su boca como una corriente de un rio mientras su cuerpo curvado convulsionaba y se retorcía constantemente.

Ese Demonio de nivel uno mirando fríamente como un observador tenía sus pupilas estrechadas justo en el momento en que Sanguis estampo su pie. Su boca estaba ampliamente abierta mientras lo miraba incrédulo, atónito por ese estallido de energía emergiendo de él.

Esa energía misteriosa no pertenecía a ninguno de los doce tipos de energía, pero poseía una fuerza de impacto extremadamente viciosa y aterradora. ¡Cuando llego a eso, el Demonio pudo sentirla claramente!

Incluso descubrió que cuando las dos manos de Sanguis despiadadamente golpearon los brazos de Kuliya, la sangre dentro del cuerpo del primero había hervido repentinamente, circulando rápidamente y convergiendo en sus palmas. Sus palmas que originalmente eran blancas se volvieron rojas como la sangre como si estuvieran cubiertas de sangre, mientras las líneas en sus palmas se volvían sangrientas. Era extremadamente extraño y horrible en apariencia.

“¿Qué, qué clase de arte marcial es esa?” El Demonio tenía su corazón lleno con preguntas. Su mirada se centró firmemente en Sanguis estando llena de asombro y sorpresa.

“¿Cómo, cómo es posible?” dijo Kuliya después de escupir otra bocanada de sangre. Estaba mirando a Sanguis con incredulidad y miedo escrito en su rostro mientras su cuerpo se retorcía por todo el suelo.

“La energía siempre ha estado dentro de ti, en tu cuerpo. ¡Es sólo que tú no sabías cómo hacer uso de ella!” dijo Sanguis cuando repentinamente recordó esas palabras que una vez dijo Han Shuo. No pudo evitar dar la vuelta y darle al Han Shuo sonriente una mirada de gratitud.

Mirando hacia Sanguis sonriendo, Han Shuo dijo, “¡un hombre de verdad tiene la obligación de matar! ¡E incluso más para mis aprendices! ¡Si hay odio en tu corazón, libéralo todo! ¡Hazlo en cualquier forma que te de la mayor satisfacción! No importa cómo te miren los demás. Incluso si todo el mundo piensa que eres un maniático homicida, ¿y qué?”

Antes de que la madre de Sanguis cayera enferma y muriera, ella en realidad tenía una buena apariencia. Los mayores de esos chicos justo frente a él anteriormente habían violado a su madre. Siguiendo el ejemplo de sus padres, incluso esos tipos habían profanado a su madre. Su odio siempre había estado ardiendo en el fondo de su corazón. La razón por la que Sanguis deseaba tanto la fuerza era precisamente para el propósito de tomar represalías.

Después de haber recibido el fortalecimiento de Han Shuo, él cerro sus ojos y tomo una respiración profunda. Cuando abrió sus ojos nuevamente, sus ojos rojos como la sangre estaban llenos de un deseo cruel de carnicería. Voló sobre ese Kuliya que forcejeaba de dolor, se sentó en él y usó sus afiladas uñas para rasgar su cuerpo poco a poco mientras aullaba con risas.

Ese Kuliya, alguien quien había estado maldiciendo a Sanguis como un mestizo, ahora sólo podía dejar salir aullidos que entumecían el cuero cabelludo mientras Sanguis lo torturaba hasta su lenta y dolorosa muerte.

Después de que terminó, giró su mirada hacia esos chicos aterrorizados hasta quedar sin palabras y dijo con una sonrisa psicópata, “¡Su turno!”

“Te lo suplico, por favor perdónanos” los jóvenes repitieron mecánicamente esas palabras mientras ellos estaban asustados más allá de sus ingenios por la actuación brutal de Sanguis.

“Exactamente esas mismas palabras, ¿cuantas veces yo mismo las repetí, pero ustedes me perdonaron?” Sanguis rio como un lunático. Como si fuera una terrible bestia, se abalanzó hacia esos tipos que trataban de escapar. Usando la energía que el obtuvo recientemente, Sanguis resuelta y decididamente los asesinó a todos uno por uno.