GDK – Capítulo 543

0

Capítulo 543: ¡Los tomare a todos!


Escombros se remolineaban en el aire. Luces sangrientas se dispararon por todas partes. Explosiones remanentes continuaron sin fin. En sólo un instante, el bosque de piedra se había convertido en un lugar completamente diferente.

Decenas de miles de criaturas del abismo, en prácticamente el instante en que la matriz mágica fue activada, habían tenido sus vidas tomadas. Bajo el control de la Capa de Necromancia, aquellos rayos sangrientos permanecían tan violentos y rabiosos como antes. Cuando partían los cuerpos, también convertían los huesos de las víctimas en metralla, atravesando a esos en sus alrededores.

Era como el infierno en la tierra, cuerpos muertos y esqueletos apilados en alto en el bosque de piedra. La esencia de la sangre era hedionda hasta el extremo.  Las almas resultantes que cargaban un odio irreconciliable no se disiparon, en su lugar flotaban dentro del bosque de piedra. Alguna clase de transformación peculiar estaba ocurriendo en esas almas…

Aquellas almas de los muertos, bajo el efecto de la transformación, no se desvanecieron inmediatamente entre el cielo y la tierra después de perder su vitalidad. En su lugar, se volvieron sombras rojas sangrientas que flotaban en los alrededores. Llevando un resentimiento sin fin, estas morderían a quienes aún tenían que morir en jirones, causando que la ya de por sí aterradora escena fuera incluso más horrorosa…

En sólo un corto periodo de tiempo, el originalmente estático e inerte bosque de piedra, se convirtió en una máquina sangrienta que podía exterminar todas las vidas. De aquellas decenas de miles de criaturas del abismo, ninguna se las arregló para escapar de la máquina de masacre hecha al poner juntas las artes demoníacas, magia de necromancia y el edicto de la destrucción. Todas se convirtieron en sombras rojo sangre que aullaban mientras vagaban por el bosque de piedra, listas para cosechar las vidas de aquellos quienes entrarán.

El grupo originalmente clamoroso alrededor de Han Shuo, todos cerraron sus bocas momentáneamente. ¡La multitud en lo alto del muro del Valle del Demonio de la Guerra, se volvió extrañamente silenciosa mientras la guerra aún estaba rugiendo!

Crosius, Brakyah, Brayshaw, los seis Rakshas, cinco asesores visitantes, Jasper y todos los demás, todos llevaban rostros estupefactos mientras sus miradas torpes observaban el agujero infernal del frente. Viendo que decenas de miles de criaturas vivas fueron destruidas en sólo un corto momento, temor, asombro, incredulidad, escalofríos que bajaban por la espina… Todos esos sentimientos que no aparecerían en tiempos normales llenaron sus corazones en una fracción de segundo.

“Ohh… No esperaba que el poder fuera así de enorme. Jeje, al menos ahora no seré considerado como alguien que desperdicio todos los materiales del Señor Crosius”, Han Shuo también dejó caer su boca ampliamente mientras estaba ligeramente aturdido por la aterradora escena causada por la matriz que él construyó. La aterradora destrucción causada por la combinación de la magia de necromancia, edictos de la destrucción y formaciones de las artes demoníacas – tres artes marciales que no fueron todas originadas del mismo universo pero eran igual de viciosas y crueles – hicieron que él no pudiera reaccionar en corto tiempo.

¡Decenas de miles de esos así llamados expertos de élite del Castillo Colmillo Venenoso, en sólo un instante, todos fueron consumidos por el bosque de piedra construido por él, sin un solo superviviente! ¡Semejante poder tan admirable era simplemente horrendo hasta el máximo!

“Se, Señor Han Shuo, ¿esto, esto es la ruina causada por la matriz mágica?” en ese momento, Crosius el maestro del Valle del Demonio de la Guerra, en realidad tartamudeo en sus palabras. Sus profundos ojos estaban vacíos y perdidos, pareciendo incapaz de procesar la escena ante él.

“Erm, sí, debería ser. Así que Señor Crosius, ¿es el resultado de tu satisfacción?” Con una mirada compuesta, Han Shuo dijo antes de curvar sus labios para formar una sonrisa burlona e hizo un guiño.

Crosius estaba sin palabras.

“Te has ganado mi respeto”, Brayshaw el tipo excéntrico fijó su mirada hacia Han Shuo con unos ardientes y brillantes ojos, dándole más escalofríos que bajaron por su espina. Mientras tanto, el cuerpo de Brakyah tan flexible como una serpiente, se volvió tan rígido como un cadáver que se había secado por miles de años. Su cuerpo estaba fijo en una postura extraña de avanzar hacia el campo de batalla. Llevaba una expresión aterrada de incredulidad mientras miraba en blanco hacia aquellas sombras sangrientas danzando salvajemente dentro del bosque de piedra.

Después de un largo tiempo, Brakyah reveló una sonrisa fea y murmuró para él mismo, “al parecer yo realmente deberé llamarlo papito. Ese tipo, ¿él es siquiera un mortal?”

Todo el Valle repentinamente se volvió silencioso. Todos y cada uno de ellos tenían rostros estupefactos. Sus miradas hacia Han Shuo estaban llenas de reverencia y respeto. ¡Un personaje quien podía destruir decenas de miles de vidas en sólo un momento era mucho más aterrador comparado con aquellos demoníacos Guerreros Sombra!

“¡Retirada, retirada! ¡Maldita sea, no entren en ese bosque de piedra! Mierda, ¡¿qué demonios está ocurriendo?!” Dijo Yeki mientras volaba en un halcón de guerra. En ese momento, su tenaz corazón se volvió tan pesado como si hubiera sido llenado con plomo. Era obvio que él tenía un miedo incontenible por su voz temblorosa de ansiedad y desamparo. Incluso había un rastro de sollozo en su tono.

“Yeki ¿qué está ocurriendo? ¿Cómo pueden ser tan aterradores? ¿No me dijiste que el Valle sólo tenía un poco de fuerza? Y ¿qué podríamos derribar fácilmente el Valle?” Como la cabeza de los Guerreros Sombra, Zajya parecía haber visto y experimentado toda clase de situaciones a través de su carrera por tantos años. La escena donde decenas de miles de expertos fueron masacrados en sólo un momento, era la primera vez que él encontraba algo como eso – ¡él también había perdido la cabeza!

Incluso para ese carnicero bañado en sangre quien trataba las vidas con insignificancia, cuando vio la apabullante escena de devastación bajo él, sintió que le hormigueo el cuero cabelludo, y un sentimiento sofocante.

Una silueta humana se alzó en el cielo. El cuerpo de la persona estaba mutilado feamente. Grandes trozos de carne colgaban flojamente de su resistente esqueleto, como si estos fueran a caer en cualquier momento…

Mirando hacia la persona quien repentinamente se apresuró fuera del bosque de piedra, esos cortes inhumanos de carne, ese horrible cuerpo empapado en sangre, el rostro de Zajya se volvió increíblemente feo. Reprimiendo su ira, pregunto, “siderita, ¿eres tú?”

“Señor General, si… Soy yo… ¡Qué espantoso ataque! Todos muertos… Todo el mundo murió, sólo yo me las arregle para escapar. Mi dios, ¿qué jodidos está ocurriendo? Yeki, tú maldito, ¿a quién en el mundo molestaste?” El Guerrero Siderita, cuya apariencia no era visible, dijo incoherentemente mientras temblaba.

“En realidad ¿a quien has ofendido?” La Guerrera Demonio Escarlata estaba enojada hasta el punto donde su encantador cuerpo temblaba y sus frondosos pechos se sacudian, atrayendo salvajes y maravillosos pensamientos a cualquier observador…

“Yo… Tampoco tengo idea de que está ocurriendo. ¿Qué hacer? ¿Qué deberíamos hacer ahora?” Después de ser cuestionado por los tres Guerreros Sombra, ese maestro del Castillo Colmillo Venenoso perdió sus cabales. La escena de abajo era simplemente muy aterradora y brutal. Yeki estaba bastante asustado después de ver el sangriento giró de los eventos.

“No podemos hacer nada sobre lo que ocurrió. Nadie entrara nuevamente en el bosque de piedra. Afortunadamente nada nos ocurrió a nosotros. El odio en esta ocasión, debe ser reparado inmediatamente con un baño de sangre. De lo contrario, nosotros los Guerreros Sombra le habremos fallado a nuestro rey”, Zajya grito fríamente con una expresión cerca de la locura. Entonces se dio la vuelta hacia los miles de guerreros que eran las cartas de triunfo de Yeki que montaban en criaturas voladoras y dijo con una voz asesina, “haremos caer el Valle del Demonio de la Guerra, o moriremos en el valle. Todos ustedes deben tener muy en claro los métodos del rey. ¡No tenemos una tercera opción!”

Todos los del Castillo Colmillo Venenoso quienes estaban aterrados y perdieron sus fuerzas de voluntad, todos tuvieron escalofríos cuando Zajya mencionó al Gran Rey Demonio Golander. Todas sus miradas repentinamente se volvieron resueltas y firmes, determinados a no provocar la furia de Golander incluso si eso significaba pelear hasta sus muertes justo en ese lugar.

“Entonces bien, vamos a ser asesinados. ¡Serán todos esos hombres dentro del Valle los que perezcan, o seremos todos nosotros los que perecerán!” Yeki lamió las esquinas de sus labios y reveló una apariencia maligna y sin misericordia. ¡Antes de que Zajya pudiera decir otra palabra, agitó su mano y grito, “por nuestros hermanos que murieron, asesinaremos a todos y cada uno de los del Valle! ¡Ataquen!”

A su orden, las miles de élites de Castillo Colmillo Venenoso que permanecían mirando la sangrienta escena en el bosque de piedra, cargaron al frente hacia el Valle desafiando a la muerte.

“Todos tengan cuidado. Esos que permanecen son los expertos más poderosos del Castillo, con tres Demonios entre ellos. Por todos los medios no permitan que entren al valle. ¡Debemos resistir!” Después de ser asombrado e impresionado por Han Shuo, Crosius gano algo de optimismo en su corazón. Cuando vio que el Castillo lanzó su última ola de asalto, gritó rápidamente.

“¡Señor Han Shuo, por favor háganos otro favor deteniendo a uno de los Demonios!” Después de instigar su moral, la voz de Crosius se volvió más baja para decirle a Han Shuo con una actitud respetuosa nunca antes vista. Su conducta al hablar llevaba un tono de reverencia y aprecio.

En un instante, todas las miradas de los expertos del Valle cayeron en Han Shuo. ¡En ese momento, él parecía haber reemplazado la posición de Crosius y se convirtió en el nuevo líder espiritual del Valle del Demonio de la Guerra!

Bueno, eso no podía evitarse. Después de todo, la hazaña que él completo fue simplemente muy asombrosa y apabullante. ¡Una existencia que podía matar decenas de miles de enemigos en un instante, incluso Crosius, el maestro del valle, que tenía la misma calidad de un dios, palidecía por mucho en comparación!

“¡Han Shuo, tú, tú verdaderamente eres inconcebiblemente asombroso!” Jasper gritó emocionada. Fue sólo hasta ese momento que volvió a sus sentidos por el asombro que él le provocó. Su adorable rostro está irradiando con un lustre extraño que podría arrojar el corazón de un hombre al desorden. Ella no escondió en absoluto sus sentimientos por él que eran visibles desde sus hermosos ojos.

A diferencia de la expresión asombrada llevada por todo el mundo, Han Shuo todavía llevaba su expresión tranquila en su rostro. Después de ver la humilde expresión de Crosius, Han Shuo dijo con una sonrisa malvada, “desde que estoy siendo pagado, entonces debo ofrecer una mano para ayudar. No se preocupe, se lo que hay que hacer”.

“Muchas gracias, Señor Han Shuo. Mientras que nuestro Valle pueda escapar de la calamidad de este día, podrás tomar cualquier cosa en el Valle que desees”, después de decir eso, Crosius giró sus emocionados ojos hacia Jasper y continuo, “¡incluso la cosas más preciada para mí, estoy dispuesto a que el Señor Han Shuo la tome!”

Han Shuo no pudo evitar reír. En su interior pensó que el reino del Abismo era en efecto pragmático para su gusto. Él meramente demostró un poco de su fuerza y Crosius comenzó a depender de él a cualquier costo. ¡Él en efecto era un personaje que hacía cosas grandes!

“Tiene que concentrarse en hacerse cargo de Yeki. Lo ayudare a manejar a los tres Guerreros Sombra. Asegúrese de mantener su promesa”, Han Shuo dijo y rio siniestramente después de dispararle una mirada a la sonrojada Jasper.

“¿Tres… Tres Guerreros Sombra? Han, Señor Han Shuo, ¿manejaras solo a los tres Guerreros Sombra?” Crosius no pudo contenerse y gritó con una gran alarma.

Han Shuo asintió y dijo confiado, “¡es correcto, los tomaré a todos!”