GDK – Capítulo 540

0

Capítulo 540: Dos armas demoníacas


Había una pieza de lápida gris y blanca incrustada en el pecho del pequeño esqueleto. La lápida tenía inscripciones crípticas y complicadas en ella. Daba una extremadamente intensa y fuerte aura de muerte y formaba una clase de conexión con el alma del pequeño esqueleto, dándole un aire poco convencional de poderío.

Después de ocupar por la fuerza todas las memorias de Haley, aunque Han Shuo aún tenía que visitar personalmente al Valle Inferior, él estaba extremadamente familiarizado con todas y cada una de las rocas dentro del valle. Le tomó sólo un vistazo hacia la lápida dentro del pecho del pequeño esqueleto e inmediatamente gritó con sorpresa, “esa lápida en tu pecho, ¿es la que estaba dentro del Valle Inferior?”

La razón por la que Haley el dios fundamental de la muerte permaneció en el Valle Inferior por tanto tiempo, era debido a que el valle contenía una lápida que tenía una habilidad inusual. Esa lápida también tenía la habilidad milagrosa de causar que el elemento de la muerte se reuniera y convergiera. Por tanto, la fuerza de Haley se incrementó rápidamente en el Valle Inferior que en otros lugares. También permaneció allí porque esa lápida no podía ser movida.

A parte de ser mucho más pequeña y más intrincada, esa lápida en el pecho del pequeño esqueleto lucía muy parecida a la del Valle Inferior que él recordaba. Han Shuo le preguntó por esa razón.

“Sí, Padre. Como me pediste que investigara la lápida, la vigile usando mi alma por un tiempo. De alguna manera y de alguna forma, esta cosa milagrosa entró en mi cuerpo. Puede ayudarme a absorber la energía de la muerte a mí alrededor más rápidamente. Es muy útil”, el pequeño esqueleto respondió.

Han Shuo estaba sorprendido. Recordó que Haley había gastado incontables cantidades de tiempo en ella y aun así no pudo moverla ni una pulgada, por tanto fue la razón por la que permaneció en el Valle Inferior. Quien pudo saber que después de que el pequeño esqueleto entró en el Valle Inferior, sin gastar mucho tiempo, se las arregló para miniaturizar la gigantesca lápida y ponerla en su cuerpo e incluso la convirtió en un maravilloso tesoro que podía hacer crecer su fuerza. Esos hechos estaban mucho más allá de la anticipación de Han Shuo.

“Hmm, ¿has sentido algo malo en ella? ¿Será como el Ojo de Demonio Púrpura donde alguna poderosa fuerza repentinamente emergerá de ella con la intención de ocupar tu alma?” Han Shuo rápidamente preguntó después de pensar por un corto tiempo. Instintivamente se volvió alerta con cualquier particularidad en el cuerpo del pequeño esqueleto después de haber encontrado el ataque sorpresa del Ojo de Demonio Púrpura.

“No, yo incluso creo que entiendo algunas cosas a través de la lápida. Pero como no ha pasado mucho desde que la puse en mi cuerpo, todavía tengo que descubrir verdaderamente toda la historia”, el pequeño esqueleto respondió.

Después de ver al pequeño esqueleto por un largo tiempo, Han Shuo puso una sonrisa amarga y sacudió su cabeza, diciendo, “bien. Sólo ten cuidado. Es mejor no tener ningún problema. De lo contrario, si es como la última vez y otra poderosa alma explota de ella, vamos a tener enormes problemas”.

“Lo tengo, Padre. Tendré cuidado”.

Han Shuo no continúo dando discursos. Repitió los mismos pasos que hizo en el inframundo la última vez en preparación para implantar sus memorias de necromancia en el pequeño esqueleto usando su consciencia. Aunque el alma principal de Han Shuo era distinta de las otras dos encarnaciones, sus memorias estaban compartidas y eran comunes entre las tres almas.

En otras palabras, las tres almas, ya fuera el cuerpo principal o las encarnaciones, podían acceder a cada una de sus memorias y conocer las experiencias de cada uno. Por ello, la consciencia de Han Shuo era completamente consciente de la comprensión de la encarnación del dios fundamental de la muerte sobre la necromancia. Subsecuentemente, la consciencia no tendría problemas en transferir esas memorias al alma del pequeño esqueleto.

Sin embargo, en esa ocasión, Han Shuo no sería capaz de completar totalmente su deseo. La razón que interrumpió la transferencia de memoria en esta ocasión, sorprendentemente, fue debido a la lápida en el pecho del pequeño esqueleto.

Esa lápida que recientemente había obtenido, parecía poseer alguna clase de energía milagrosa que protegía el alma del pequeño esqueleto de cualquier intrusión externa. Incluso Han Shuo, como el maestro del pequeño esqueleto y alguien quien tenía una conexión especial con él, no pudo pasar a través del escudo con el propósito de instalar memorias en su alma.

Lo que sorprendió más a Han Shuo era que la energía no estaba sujeta al control del pequeño esqueleto. Cada vez que su consciencia trataba de entrar, esa energía automáticamente emergería y formaría un escudo, bloqueando por la fuerza su consciencia y esas memorias.

Esa energía misteriosa llevaba un intenso elemento de la muerte. Han Shuo no se atrevió a realizar ningún choque apresurado hacia el alma del pequeño esqueleto. De lo contrario, muy posiblemente podría causar que el alma fuera destruida. Por tanto, Han Shuo sólo intento por un tiempo antes de rendirse decepcionado y le explico el asunto al pequeño esqueleto.

“Padre, yo también sentí esa energía. Sin embargo, parece que sólo está protegiéndome y no tiene deseos de causarme ningún daño”, después de su explicación, el pequeño esqueleto permaneció en silencio por un largo tiempo antes de responder desconcertado.

“Si, la energía definitivamente está tratando de protegerte. Puedo sentirlo”, Han Shuo luego continuó con sus cejas arrugadas, “pero entonces, no seré capaz de enseñarte ciertas comprensiones hacia la necromancia a través de este método. ‘Suspiro’, vamos a olvidarlo por ahora. Quizás lo intentemos de nuevo cuando aprendas a controlar esa energía y los secretos de la lápida en el futuro”.

“De acuerdo, Padre. Recientemente he estado sintiendo y aprendiendo sobre la energía dentro de la lápida. A través de esta lápida, incluso he hecho algunos progresos inexplicables hacia la manipulación del elemento de la muerte. Quizás la lápida también pueda ayudarme a avanzar más rápido”, el pequeño esqueleto respondió.

Han Shuo parecía bastante sorprendido cuando él dijo eso. Después de pensar por un tiempo, dijo, “entonces, muy bien. Durante este periodo sólo concéntrate en estudiar las habilidades de la lápida. Yah, te transferiré todas esas memorias que gane, después de que aprendas todos sus secretos y lo milagroso de ella”.

Siguiendo eso, con un encantamiento, envió al pequeño esqueleto de regreso al inframundo.

Lo que venga, vendrá. La enorme amenaza del Castillo Colmillo Venenoso, se había estado acercando gradualmente al Valle del Demonio de la Guerra. Dentro de sólo dos días, todos los puntos de vigilancia estacionados dentro de algunas miles de millas de radio al Valle fueron eliminados.

Después de descubrir que las fuerzas enemigas del Castillo Colmillo Venenoso estaban cerca, Crosius inmediatamente emitió el orden de tener a todos de regreso al Valle, para no desperdiciar esa mano de obra.

Aquellos del Castillo parecían esperar por algo; estos no atacaron inmediatamente después de llegar a las afueras del Valle. Mientras tanto, los ciudadanos del Valle, quienes tenían estrictamente prohibido salir de la ciudad, gradualmente descubrieron que la amenaza que enfrentarían en esta ocasión no era ordinaria.

Mientras el tiempo seguía, noticias de la asombrosa fuerza del Castillo Colmillo Venenoso se extendieron gradualmente entre la población. Los ‘Guerreros Sombra’ se volvieron lo más discutido entre las conversaciones de todos en el Valle. Cada vez que esas dos palabras eran mencionadas, sus rostros se volvían aterrados.

Durante esos pocos días, todo el Valle estaba rodeado por una intensa atmósfera de preparación para una enorme tormenta a punto de llegar. Todos aquellos Guardias del Valle quienes iban y venían por el Valle, los expertos del lado de los seis Rakshas y algunos asesores visitantes fuertes y bien conocidos por la gente, todos llevaban una apariencia preocupada, pareciendo ansiosos por la extraordinaria batalla de esta ocasión.

Crosius, los seis Rakshas, los cinco asesores visitantes principales y Han Shuo se reunieron y estaban de pie hombro a hombro en lo alto de la puerta de la ciudad del Valle del Demonio de la Guerra.

Algunos días en el tiempo del reino del Abismo eran iguales a más o menos un mes del Continente Profundo. Haciendo un buen uso de ese tiempo, así como de los abundantes y variados materiales que Crosius facilitó, Han Shuo no sólo había tenido éxito desplegando la Formación del Alma Shura en las afueras del Valle, incluso tuvo éxito en refinar dos clases de armas demoníacas.

De ellas, un tipo eran las Perlas de la Aniquilación. Cada una formaría una enorme área de explosión después de su activación. Y en esas explosiones, Perforadores de Alma tan agudos como agujas serían lanzados. Cualquiera golpeado por los Perforadores de Alma disparados de las Perlas de la Aniquilación serían aniquilados instantáneamente si sus almas no eran lo suficientemente fuertes.

Incluso aquellas almas lo suficientemente poderosas deberían buscar inmediatamente refugio para liberarse de las toxinas de los Perforadores de Alma en un corto periodo de tiempo. De lo contrario, entre más se expandieran, sus almas resultarían más lastimadas. Incluso para expertos de nivel dios cuyas almas se habían fusionado para volverse uno con los elementos, una vez que golpeara el alma con las agujas de los Perforadores del Alma, instantánea y temporalmente perderían su habilidad de pelear. Además de eso, si no se trataban a tiempo, sus almas serían aniquiladas.

La Llama Demoníaca Cían, un arma que puede causar que un área masiva ardiera con una llama de color cían. Era un arma demoníaca viciosa que causaría que cualquiera que estuviera en contacto con la más ligera chispa comenzara a arder desde el interior.

Esos dos tipos de arma demoníaca fueron dolorosamente refinados después de gastar algunos materiales encontrados en el reino del Abismo así como también con algo de tiempo y esfuerzo de Han Shuo. De los dos, las Perlas de la Aniquilación eran consumibles y Han Shuo sólo había hecho dieciséis de ellos. Aunque tenían un poder extremadamente poderoso en el instante en que explotaban, se irían una vez que se usarán. La Llama Demoníaca Cían, por otro lado se activaba usando el Mystical Glacial Spellfire. Al igual que el Abanico de Sangre, requería de su yuan demoníaco como fuente de poder.

Con esos dos tipos de armas demoníacas, además de las dos encarnaciones que él tenía, Han Shuo tenían una confianza amplia. No tomaba a esos invasores en su corazón. Comparado con Crosius y compañía, él parecía el más calmado y tranquilo.

“Señor Han Shuo, ¿su así llamada formación mágica fue completamente desplegada? ¿Realmente puede poseer un poder tan inmenso como describiste?” Con sus ojos mirando hacia el denso bosque erguido y decorado con coloridas banderas de formas extrañas en las afueras del Valle, Brakyah curvo sus labios y dijo de cierta manera desdeñosa.

“Poderosa o no, Señor Brakyah deberías entrar y verlo por ti mismo. Jeje, sin embargo, si fueras a perder accidentalmente tu vida allí, no tomaré ninguna responsabilidad”, Han Shuo dijo con una gran confianza mientras miraba burlonamente hacia Brakyah.

“¡Creo que el Señor Han Shuo nos dará algunas sorpresas!” Por lo que se veía, Crosius parecía tener confianza en él. Sin embargo, sus ojos miraban hacia esos densos pilares de roca decían una historia diferente. Como Crosius no tenía idea de que tan poderosas podrían ser las formaciones mágicas, lo que más le importaba a él era la fuerza misma de Han Shuo. Él pensaba que Han Shuo sólo había tomado ventaja de la situación para saquear sus recursos y en realidad no puso sus esperanzas en la matriz mágica.

“El Castillo Colmillo Venenoso atacara después de medio día”, Han Shuo dijo confiado. Cuando el grupo lo miro con ojos confundidos, él reveló una ligera sonrisa y dijo de una manera misteriosa, “puedo sentirlo”.