Capítulo 521: Los Guerreros Sombra


Han Shuo repentinamente despertó de su contemplación y dijo con una sonrisa un tanto torpe, “no te preocupes, sólo estoy interesado en chicas bonitas como Hemanna y Sylph, jeje, es sólo que tenía algo en mi mente”.

Después de escuchar su explicación, Nambrough dejó salir un suspiro de alivio y rio de corazón. “Gracias por tu ayuda”.

“No hay necesidad de semejantes formalidades, todavía no hemos roto el cerco, ¿o sí?” Han Shuo se giró para mirar las fuerzas del Castillo Colmillo Venenoso persiguiéndolo de cerca y al ver algunas de las criaturas abismales en los perímetros del Regimiento Shero siendo asesinadas una tras otra, él tuvo que sacar su bastón esquelético y cantar más encantamientos. Lanzas de hueso y pantanos ácidos aparecieron unos tras otros, creando un bloqueo frente a los perseguidores Triops.

No invoco su ejército como mares de no muertos, ni trato de revertir la situación usando sus artes demoníacas. Todo lo que hizo fue exactamente lo que dijo antes y retuvo al enemigo del regimiento.

“Muy bien. Hemanna, Sylph, las dos ayuden a nuestro amigo aquí. Tomen otro ciento de guardias para mantener la barricada, yo tomaré la carga y romperé el cerco”, Nambrough dio otra orden y sin esperar a que ellas dijeran otra palabra voló directamente al campo de batalla. Sus brazos se ondeaban como pitones y vestigios de humo negro se dispararon desde dentro, forzando a los enemigos del Castillo Colmillo Venenoso que estaban de pie en su camino a retirarse constantemente.

Han Shuo estaba en la retaguardia, con dos hermosas chicas alienígenas Hemanna y Sylph a sus lados. Las dos jóvenes estaban cerca de él, trabajando junto a él para asesinar a todos los perseguidores sin piedad.

La sangre se roció y varias extremidades volaron por todas partes. La pelea se volvió incluso más violenta con la adición de Han Shuo. Cada vez que él atacaba, tomaría las vidas de varias criaturas abismales a la vez. Con las Cuchillas Demoníacas en sus dos manos, ondeó una red hecha de una luz demoníaca y la envió a cubrir a las criaturas del abismo de abajo. Todas las que fueron cubiertas por ella fueron cortadas en trozos.

Las dos hermosas chicas a sus lados, Hemanna y Sylph siguieron lanzando miradas hacia él mientras lo ayudaban. El Han Shuo de ese momento se volvió extremadamente atractivo a sus ojos.

Él se veía complacido en medio de la feroz batalla, sus ataques eran brutales y salvajes. Teniendo dos adorables damas a su lado lo puso de un excelente humor y se mantuvo intercambiando modestas miradas con las chicas mientras peleaba.

Con su adición, Hemanna y Sylph y el Regimiento Shero tuvieron algo de éxito en su intento de salir. El amplia área de la necromancia de Han Shuo fue un obstáculo particularmente grande para el Castillo Colmillo Venenoso. Después de que sus Barreras del Miedo y la Debilidad fueron lanzadas, los ataques del castillo se volvieron colectivamente más lentos. Debido al miedo que ellos sentían, sus poderes eran claramente menos que antes.

Filas de lanzas de hueso y pantanos ácidos causaron una destrucción inmediata de los enemigos del Castillo Colmillo Venenoso. La persecución de los enemigos del castillo ni siquiera se habían acercado a él en todo ese tiempo y ellos ya habían perdido seiscientos o setecientos. Eso dejó a aquellos quienes habían cargado de frente a él con gran dificultad, pero bajo las fuerzas colectivas de él y las dos jóvenes, fueron más rápidos al reducirlos a trozos. Los cien guardias detrás del trió ni siquiera tenían oportunidad de darles una mano.

Las cosas marcharon así por un tiempo, peleando y retirándose. El grupo de guardias del Regimiento Shero liderado por Nambrough rompió a través del cerco y dejó un camino atrás. Con eso, todos rápidamente siguieron y limpiaron el área a gran velocidad, con Han Shuo y compañía tomando la parte de atrás.

Después de romper el confinamiento, el regimiento no se detuvo y siguió moviéndose por largo tiempo hasta que se sacudieron a todos sus perseguidores.

“Mi amigo, debo agradecer tu ayuda, sin ella nosotros no habríamos sido capaces de escapar del cerco tan fácilmente”, Nambrough, quien se acercó desde el frente del regimiento sólo después de que tuvo la certeza de que en efecto estaban seguros, dijo con una risa de corazón.

Sus brazos como pitones habían regresado a su apariencia normal y sólo las espinas como de erizo permanecían sobresaliendo desde su espalda. Aunque el hombre de la raza alíen cultivaba el elemento de la oscuridad, no daba la sombría y fría aura de mago oscuro como Cándido. En su lugar, él era muy brillante y energizado. Quizás debido a que su método de cultivación era diferente.

En ese momento, Han Shuo y las dos chicas, estaban coqueteando pesadamente a plena luz del día. En ese mundo donde el fuerte era idolatrado, Han Shuo había ganado el conocimiento de las dos jóvenes sin que ellas lo supieran. Las dos atractivas chicas del reino del abismo eran bastante desinhibidas, lanzándole muchas miradas coquetas.

También era un hecho que ambas eran rivales y las dos parecían tener un acuerdo sin palabras de tratarlo como su nuevo campo de batalla, como si la que resultara que lo ganara habría derrotado a la otra. Como tal, ambas eran extremadamente cordiales y afectuosas en cómo lo trataban. Han Shuo, quien recibía todo, naturalmente estaba animoso, riendo cordialmente todo el camino.

Sólo después de que la voz de Nambrough sonó él lo recibió amistosamente, diciendo, “de nada, de nada”.

Con la llegada de Nambrough, las dos chicas se comportaron un poco más y ya no continuaron con sus insinuaciones. Han Shuo sabía que Nambrough era un sargento mayor del Regimiento Shero y alguien quien tenía cierto pero en el Valle del Demonio de la Guerra.

“Una vez que lleguemos al Valle del Demonio de la Guerra, mi amigo, te estaré tratando con la mejor hospitalidad. Hmm, también, si estas interesado, puedo ayudarte presentándote con el Señor Crosius”, Nambrough dijo de una manera muy amistosa. Él parecía haber aprendido ciertas cosas sobre Han Shuo de Hemanna y Sylph.

“¡Entonces bien, muchas gracias!” Han Shuo dijo muy consciente de que Crosius era el verdadero maestro del Valle del Demonio de la Guerra. La única manera de obtener información útil sobre los secretos profundos del reino del abismo, tales como los guardianes de los planos, podía ser preguntando a alguien como Crosius.

“Mi Señor, ¿cómo terminó corriendo al interior de las fuerzas del Castillo Colmillo Venenoso de allí?” Hemanna le pregunto a Nambrough con solemnidad, sin bromear o reír.

Las dos chicas eran jóvenes peleadoras talentosas del Valle. Dado que una de las dos podría tener el honor de alzarse al rango de sargento mayor, Nambrough lo recordó y las trataba con estima. Con una sonrisa amarga explico, “yo estaba en una expedición para recolectar medicinas bajo las órdenes del Señor Crosius. Fui descubierto por las escoltas del Castillo Colmillo Venenoso. Durante nuestro camino de regreso, encontramos tres regimientos que no llegaron a rodearnos y exterminarnos. Afortunadamente, nosotros nos encontramos con ustedes dos y Han Shuo o ciertamente no habría sido tan fácil el romper aquel cerco”.

“Entonces ese es el caso. Recientemente el Castillo parece estarse volviendo arrogante. Escuche que descubrieron un portal entre planos dentro de sus territorios y por eso el rey Golander envió a varios peleadores poderosos al castillo sólo para eso. ¿Puede ser que debido a la llegada de esos peleadores que recientemente se han portado tan valientes?” Sylph, la chica de ojos púrpuras, repentinamente recalcó después de pensar por un momento.

De sus palabras, Han Shuo fue enormemente sacudido. Se dio la vuelta y miró a Nambrough para ver si él estaba al tanto de las noticias. Él finalmente tenía la certeza de que la cueva donde la zona de discontinuidad espacio tiempo apareció estaba dentro de la esfera de influencia del Castillo Colmillo Venenoso. Como él había llegado a ese plano por medio de ese lugar, naturalmente le prestaría especial atención a cualquier información relacionada.

“Basados en nuestra información, ese así llamado pasaje entre planos ya ha sido completamente destruido y esos poderosos peleadores enviados por el rey Golander en su mayoría no ganaron nada de el. Es precisamente por eso que ellos intentan derrocar el Valle del Demonio de la Guerra y así tener algo para responderle al rey demonio Golander”.

“Hmph, pero nuestro Valle ha estado bajo las órdenes del Señor Crosius por muchos años y no será fácil hacerse cargo de el. No te preocupes, el Señor Crosius ha planeado para esta situación desde hace mucho y no tenemos miedo de la gente del Castillo Colmillo Venenoso”. Nambrough parecía tener un gran temor del maestro del Valle del Demonio de la Guerra y dijo con una firme convicción.

“¡Pero, se ha dicho que en esta ocasión los que han sido enviados aquí son los Guerreros Sombra del rey demonio Golander!” Hemanna frunció el ceño y dijo con un tono bastante preocupado. “¡Guerreros Sombra! ¿Estás segura que son los Guerreros Sombra?” Sylph estaba asombrada y el nombre parecía como un gran tabú para ella, mientras un destello de miedo era visible en sus ojos.

Incluso el rostro de Nambrough cambio de color bastante preocupado y dijo, “Eso es extraño, los Guerreros Sombra son la carta de triunfo del rey demonio Golander. ¿No serán enviados por todo el camino hasta el castillo sólo por algo tan insustancial?”

“Descubrí eso de un demonio de alto nivel del castillo que vencí e interrogue hace algunos días, no debería estar equivocado”, Hemanna se miraba profundamente atormentada, como si estuviera muy preocupada por la seguridad del Valle. Al parecer esos Guerreros Sombra bajo las órdenes del rey demonio Golander eran extremadamente aterradores para ellos.

“Si ese es el caso, entonces debemos regresar al Valle lo más pronto posible. Debo transmitir esas noticias al Señor Crosius. Los Guerreros Sombra no sólo son increíblemente poderosos, cada uno de ellos es un demonio de la orden más depravada. Si ellos han llegado al castillo, entonces en esta ocasión nuestro Valle del Demonio de la Guerra estará enfrentando algunos problemas reales”. El rostro de Nambrough era grave, incluso de cierta manera aterrador. Era evidente que los Guerreros Sombra del rey demonio Golander tenían una reputación que los precedía.

“Si, es mejor reportarle al Señor Crosius lo antes posible. Si realmente son los Guerreros Sombra, tenemos que hacer preparativos. Al final, Crosius necesitará reportar esto a la Ciudad de Jade Negro”, la voz de Hemanna era pesada mientras asentía.

La Ciudad de Jade Negro era donde el rey demonio Manticole vivía, Han Shuo estaba consciente de eso. Por las palabras de Hemanna era evidente que no era optimista sobre la fuerza actual del Valle y tenía esperanza de que Crosius pudiera pedir asistencia de su maestro Manticole.

“¡Sí realmente son los Guerreros Sombra, me temo que quizás ya es muy tarde!” Nambrough suspiro y añadió rápidamente, “Regresemos al valle lo más rápido que podamos, debo reportarle esto al Señor Crosius de inmediato”.