Capítulo 518: ¡El increíble poder de las joyas hacia las mujeres!


La consciencia de Han Shuo operaba a alta velocidad mientras él secretamente curioseaba en sus cabezas. Gradualmente, rastros de compresión entraron en su consciencia. Memorias del lenguaje alienígena que hablaban fueron aislados y finalmente emergieron en su propia memoria.

“¿Cuál es el problema de este tipo? ¿Él ni siquiera sabe cómo hablar?” la dama de ojos púrpuras dijo mientras lo miraba con sospechas.

“¿Podría ser un espía de los Triops? Pero él no parece uno. Sus métodos de ataque son bastante extraños. Que tipo tan extraño”, la chica de ojos verdes también parecía muy confundida mientras mantenía cautelosamente una distancia de él.

“Sí, él es realmente extraño. ¿Quién sabe a qué raza pertenece? Realmente desconcertante”.

“Ugh, lo que sea, me voy. Tengamos un duelo la próxima vez”.

Cuando las dos damas vieron que Han Shuo no podía comunicarse y que no podían hacerle nada ya que poseía una asombrosa fuerza, se desanimaron de batallar con él más tiempo y se prepararon para dejar ese lugar.

“¡Esperen!” Han Shuo grito torpemente después de comprender cuidadosamente las dos memorias pertenecientes a su lenguaje.

Cuando él terminó sus palabras, las chicas lo miraron con una sospecha incluso mayor. Una cuchilla helada repentinamente se disparó del dorso del puño de la dama de ojos verdes. Ella lo miró con los ojos más llenos de desprecio y desdén con su aguda y dulce voz, “¿qué demonios? ¿Cuáles son exactamente tus intenciones al pretender que no podías hablar nuestro lenguaje?”

La dama de ojos púrpuras también estaba muy molesta. De hecho ella era más directa que la chica de ojos verdes al expresar su disgusto. Sin ninguna advertencia, ganchos retorcidos fueron lanzados de sus suaves y lisos hombros como dardos y se dispararon hacia el pecho de Han Shuo a una alta velocidad. Poco después, la chica de ojos verdes también atacó. Se convirtió en una hebra de luz verde y cargó hacia él con dos manos ardientes, pareciendo esperar forzar la llama en su palma en el cuerpo de Han Shuo.

La energía elemental del rayo y el fuego alrededor fue extraída por las damas repentinamente. Formaron ataques de una pequeña superficie pero un gran daño en su contra.

Habiendo tenido una ronda de pelea con las damas apenas hace un momento, Han Shuo tenía un buen entendimiento de sus métodos de ataque y su fuerza real. Entendió que ambas anteriormente habían contenido toda su fuerza. Viendo que ambas lo habían malentendido, él rápidamente comenzó a cantar un hechizo, formando un escudo blanco de hueso ante su pecho, así como también desplegó el Mystical Glacial Spellfire para interceptar las llamas viniendo de la dama de ojos verdes.

“¡Espera… malentendido… tienen!” Han Shuo no tenía mucha práctica al hablar el nuevo lenguaje mientras expresaba apuradamente sus disculpas.

El escudo de hueso blanco bloqueo los proyectiles como ganchos que venían de la dama de ojos púrpuras. El fuego en las palmas de la dama de ojos verdes fue extinguido por el Mystical Glacial Spellfire. La chica de ojos púrpuras, en el umbral de desencadenar ataques de relámpagos, dijo furiosamente, “¡qué hay que explicar, tu estafador retorcido!”

“Realmente me malentendiste. ¡Yo apenas acabo de aprender el lenguaje de este mundo!” Han Shuo apresuradamente explico. Movió las manos alrededor de su cuerpo, formando un hechizante escudo oscuro con lustrosos rayos de luz. Éste bloqueó el golpe cuerpo a cuerpo de la chica de ojos púrpuras que contenía una enorme cantidad del elemento rayo.

Él sabía que las dos chicas estaban verdaderamente furiosas. Sus anteriores ataques en conjunto fueron en su mayoría para probar su fuerza. En esta ocasión, sin embargo verdaderamente estaban enfadadas.

Comparadas con esos magos del Continente Profundo, ellas poseían un poder incluso más destructivo. Sus métodos de ataque eran básicamente cercanos, con repentinos estallidos de energía en un área pequeña. En efecto le causaron a él algunos problemas.

Los encantadores cuerpos de las dos seductoras señoritas alienígenas, sólo tenían ciertas partes importantes en sus cuerpos cubiertas por la armadura maligna, por lo que mucha de su tierna piel blanca estaba expuesta. Mientras sus ataques eran a semejante proximidad, cada balanceo de sus bien redondeados senos era claramente visible, mientras sus delgadas y hermosas piernas inevitablemente hacían algún contacto con él mientras atacaban con sus rodillas. Como él estaba disfrutando mucho del proceso, no presionó con sus exploraciones.

Con ello, él permaneció de pie en los torrenciales ataques de las damas, incluso llevando una sonrisa malvada en su rostro. Sus miradas se centraron alrededor de ciertos lugares sensibles y desnudos. No sólo era que él no sentía ni el más ligero sentido de peligro, incluso lucía bastante despreocupado y complacido.

Muy pronto, las dos chicas alíen descubrieron que ese repulsivo enemigo, ese estafador retorcido, no sólo poseía una fuerza más allá de su imaginación, él estaba mirando sus cuerpos con sus maliciosos ojos. Eso hizo que ambas estuvieran enojadas y avergonzadas. Sin embargo, habían atacado con toda su fuerza. Tan coordinadas como eran, sus ataques no pudieron hacer ni el más mínimo daño en ese tipo pervertido.

La chica de ojos púrpuras quien cultivaba el elemento rayo, se retiró bruscamente. Mirando hacia él enfadada y pisoteando con furia, dijo, “termine”.

Sin la ayuda de la dama de los ojos púrpura, la chica de ojos verdes tenía incluso menos oportunidad de lidiar con él. Viendo que él estaba mirando hacia ella con ojos burlones, con su vista torcida miró de arriba a abajo alrededor de sus pechos, aunque estaba irritada no podía hacerle nada a Han Shuo. Al final, disparó una mirada feroz hacia él y también dejó de pelear.

Viendo que ambas habían detenido sus agresiones mientras lo miraban enojadas al mismo tiempo, Han Shuo torpemente dio dos risas huecas, encogiéndose de hombros dijo, “como ven, ni siquiera me defendí. Yo realmente no tengo ninguna intención malvada”.

“No te defendiste, pero tus miradas astutas están llenas con sucias intenciones maliciosas”, la dama de ojos verdes lo miro ferozmente mientras exponía su deshonrosa conducta sin vacilar.

“¿Cómo puedes culparme? Vistes tan poco y te mantuviste sacudiéndote frente a mí. Soy un hombre normal. ¡Sería un tonto si no mirara!” Han Shuo explicó. Gradualmente se volvió más fluido al hablar el lenguaje alienígena.

“Jeje”, la dama de ojos púrpuras dejo salir una suave risa. Miro de arriba a abajo a Han Shuo de forma divertida y dijo con una voz adorable, “la forma en que hablas es bastante interesante. ¿Pero por qué nos mentiste?”

“Esa excusa que diste fue extremadamente mal concebida. En realidad clamaste que apenas habías aprendido a hablar nuestro lenguaje. Dicho eso, ¿quién demonios eres tú? ¿Cuáles eran tus intenciones al espiar nuestro duelo?” la dama de ojos verdes aún era extremadamente hostil. Quizás aún tenía algunos rencores por las miradas lascivas de él.

“Siempre he estado viviendo en un área remota y aislada. Esta es la primera vez que me aventuro fuera de mi hogar. El lenguaje que hablamos no es parecido. Sólo tuve un entendimiento gradual después de escuchar como hablaban por un tiempo. No estaba tratando de engañarlas”, Han Shuo explicó, pero no reveló el hecho de que en realidad venía de otro plano de existencia.

Durante ese tiempo en la región de la discontinuidad espacio tiempo, él anteriormente se encontró con la criatura abismal de tres ojos. Creía que esa criatura abismal definitivamente recordaría su apariencia. Si desentrañaba el hecho de que él fue quien detuvo su invasión al Continente Profundo, posiblemente se convertiría en un enemigo público. Por tanto, primero debía esconder cuidadosamente su identidad antes de entender completamente ese nuevo mundo.

“Hmmm, por tu apariencia, también debes pertenecer a una raza de alto nivel. En efecto había algunas razas antiguas que les gustaba esconderse en algunas regiones remotas y únicas. Pero aun así, eres una persona muy repulsiva”, aunque la dama de ojos púrpuras tuvo una ligera mejora en su actitud, no era tan amable en su discurso y obviamente mantenía agravios hacia él.

Quizás ellas no compraron sus palabras. Él pudo ver su precaución y resentimiento en sus ojos. La chica de ojos verdes incluso miró directamente hacia él con ojos de desagrado.

No había sido fácil encontrar seres de una raza de alto nivel. Con el fin de tener una charla apropiada con ellas, él primero debería eliminar su vigilancia y hacer que no lo trataran con semejante hostilidad.

Él pensó en su corazón y medito que debía hacer para estar en buenos términos con las damas. Repentinamente, notó que las dos chicas seductoras estaban llevando joyería en sus cuellos y cintura. Estas eran sólo algunas rocas pulidas que eran bastante lisas y brillantes o algunos huesos con formas bastante extrañas.

En el Continente Profundo, sólo las mujeres de algunas razas de bajo nivel podrían llevar semejante joyería. No importaba el diseño, calidad o mano de obra, no se comparaban con los collares de gemas, perlas, o finos jades encontrados en el mundo humano del Continente Profundo. Cada persona quería parecer hermosa y eso era especialmente para las mujeres. Al parecer ni una sola raza de alto nivel con mujeres podía escapar de esa ley natural irrompible.

Había un enorme número de gemas brillantes y ornamentos almacenados dentro de su anillo espacial. Estas fueron saqueadas del bosque de los trols del bosque y toda clase de grandes gremios comerciantes. Esas joyas y ornamentos en realidad no tenían muchos usos para él. Cuando se comparaban con esas crudas y poco refinadas joyerías vestidas por esas dos alienígenas, la diferencia era de polos completamente opuestos.

“Jeje, una pequeña muestra de cortesía, me gustaría regalárselas. Por favor acepten ese pequeño presente. Sólo semejantes ornamentos serán adecuados para su elegancia y belleza”. Él reveló una ligera sonrisa antes de sacar un collar con una gema púrpura con forma de corazón y un deslumbrante brazalete verde profundo desde su anillo espacial. La gema púrpura estaba brillando con hermosos rayos que podían robar la mirada de cualquiera. El brazalete verde oscuro estaba destellando y era translúcido con un patrón como ola, como si tuviera dentro una clara corriente de un rio. Esa suave luz verde oscuro podía atraer inmediatamente la atención de cualquier dama.

Cuando las dos piezas de joyería de alta y fina calidad originadas del Continente Profundo fueron reveladas, las palmas de Han Shuo estaban destellando con maravillosas luces. Era como si las dos piezas de joyería estuvieran dando luz de luna.

Las dos chicas quienes nunca antes habían visto semejantes adornos tan hermosos quedaron absolutamente estupefactas. Sus ojos púrpuras y verdes estaban directamente fijos en los adornos en las manos de Han Shuo.

“¡Por favor acepten este pequeño regalo!” dijo él.

Las dos permanecieron inmóviles y sin expresiones, aún mirando hacia las piezas de joyería en sus manos.

“¡Por favor acepten este pequeño regalo!” Él repitió sus palabras con una voz mucho más fuerte.

Sus ojos permanecieron en las joyas. Era como si intentaran mover sus miradas de sus palmas pero no pudieran.

“¡Por favor acepten este pequeño regalo!” Han Shuo repentinamente gritó.

Las dos damas se sobresaltaron y se miraron entre ellas. Quizás era debido a su emoción o quizás resentían el no ser capaces de resistir la tentación, sus mejillas se sonrojaron al mismo tiempo. Estaban demasiado avergonzadas para mirarse la una a la otra como si tuvieran culpa de algo.

Sin ninguna otra palabra, Han Shuo camino directamente hacia la dama de los ojos púrpuras y colgó la gema púrpura con forma de corazón en un pico de su hombro. Luego procedió a la dama de ojos verdes y colgó el brazalete en la armadura con protuberancias en su hombro izquierdo.

“Estos regalos son para ustedes. ¡Por favor acéptenlos!” Han Shuo dijo risueño.

Sus rostros fueron instantáneamente cubiertos con una sorpresa placentera y parecía que habían olvidado cómo hablar. Tomaron cuidadosamente las joyas con sus manos y milagrosamente introdujeron las cuchillas alrededor de sus brazos y hombros en sus cuerpos, pareciendo temerosas de dañar sus dos adornos.

Las enloquecidas chicas tenían alguna clase de sonrisas extremadamente satisfechas en sus rostros mientras cuidadosamente sostenían sus adornos con sus dos manos. Sus ojos estaban brillando con una luz incluso más brillante que la que venía de esos ornamentos. Sus reacciones hicieron que Han Shuo estuviera bastante confundido. Pensó internamente, ‘¿podría ser que ese tipo de adornos nunca han existido en el reino del Abismo?’

“Tan bonito, tan hermoso, tan misterioso, tan…” la joven de los ojos púrpuras murmuró para sí misma, antes de parecer que repentinamente pensó en algo y rápidamente puso el collar en el bolso de su cintura. Le dijo a Han Shuo, “Me lo has dado a mí. Es mío”.

Cuando la chica de ojos púrpura dijo eso, la joven de ojos verdes volvió a sus sentidos y rápidamente escondió el brazalete en su profundo escote. Declaro, “ahora es mío. No te lo voy a regresar”.

Eso dejó a Han Shuo entre las lágrimas y risas. Aunque él intentó decir que habían muchas más joyas en su anillo espacial, sabía el principio de que entre más raro era algo, más grande su valor. Respondió apropiadamente, “Desde luego, desde luego. Son para ustedes bellezas”.

Cuando él dijo eso, las dos obviamente se sintieron más aliviadas. La chica de ojos púrpura nuevamente lo miró de arriba hacia abajo antes de decir repentinamente con una voz muy suave y amable, “no sé por qué pero de alguna manera te vez más placentero a mis ojos al darte otra mirada”.

“Sí, él es una buena persona y definitivamente no es un espía para los Triops. Estoy segura”, la dama de ojos verdes declaró inmediatamente.

Han Shuo estaba deleitado. Pensó, ‘la joyería en efecto es poderosa en contra de las mujeres en cualquier lugar. Puede liberar un poder aterrador no sólo en el Continente Profundo, también en el reino del Abismo’.

¡No había nada que ellas pudieran hacer, nunca habían visto semejantes objetos tan hermosos antes!