GDK – Capítulo 506

0

Capítulo 506: La fuerza invencible del pequeño esqueleto


No hacía falta decirlo, Sophie no era rival para Han Shuo. Ella se lanzó enfurecida, pero él simplemente la miro con una sonrisa a través de su rostro, no opuso resistencia y sólo soporto el golpeteo de Sophie en contra de su pecho, fingiendo todo el tiempo, haciendo algunos gritos adoloridos mientras reía.

Cuando las tiernas manos de Sophie colisionaron con su cuerpo, él no sintió ni el más mínimo dolor en absoluto, en su lugar lo sintió muy placentero. Ella quizás habría parecido feroz al abalanzarse, pero no era más que un cachorro cuando en realidad choco con él. Como él era más resistente de lo que era considerado normal, naturalmente no tomo ni el más mínimo daño.

Después de golpearlo por un largo tiempo, ella finalmente se dio cuenta de que sus intentos de lastimarlo habían sido en vano. Mirando hacia el detestable rostro de Han Shuo, no sabía cómo sacar su furia en él. Sólo pudo entrecerrar sus ojos hacia éste tanto como pudo.

“¡Muy bien, muy bien!” Han Shuo la consoló con algunas palabras y continúo sonriendo. “Sólo lo estoy haciendo para que tu padre este tranquilo. Será sólo para que parta hasta Ciudad Brettel sin ninguna duda. Después de que ustedes, padre e hija lleguen a Brettel, tú puedes aclarar las cosas con él. Para entonces, no habrá nada que pueda hacer incluso si lo desaprueba”.

Después de desatar su ira en Han Shuo, las emociones originalmente confusas de Sophie fueron ventiladas. Luego de dar un pensamiento, ella no pudo evitar el remarcar, “mi familia es bastante extensa. Será muy difícil el moverlos a todos hacia Ciudad Brettel sin llamar la atención. Pero afortunadamente el Imperio Kasi está en caos en estos días gracias a ti. Como un caballero sagrado, mi padre tiene la autoridad absoluta en la familia. Dudo que vaya a haber algún problema mientras él le dedique el tiempo suficiente”.

“Hmm, será mejor que evacues a las personas tan pronto como sea posible mientras Braque no tenga el tiempo para preocuparse por ti. Yo me comunicare con la gente de mi lado. No debería haber ningún problema”, dijo Han Shuo.

“Oh, cierto, ¿qué ocurrió en realidad ese día? ¿Por qué el Santuario del Hielo lanzo un Decreto de la Diosa del Hielo tan repentinamente, reuniendo a los obispos de todas las regiones en el Imperio Kasi para que regresaran a las montañas congeladas de la tierra nevada?” Sophie no pudo evitar el interrogar a Han Shuo son sus cejas arrugadas cuando recordó las anormalidades dentro del Santuario del Hielo en días recientes.

La muerte del Hielo Celestial Corey debió haber sido encubierta por el Santuario del Hielo. De lo contrario, tendría un impacto inconmensurable en ambos, el Santuario del Hielo y el Imperio Kasi. La razón por la que Tiana lanzo un Decreto de la Diosa del Hielo, llamando a los obispos de todas las regiones hacia el pico principal, era obviamente el concentrar sus poderes.

“No mucho. Probablemente es para lidiar conmigo apropiadamente”, Han Shuo respondió casualmente.

Después de todo Sophie era una ciudadana del Imperio Kasi y tenía una opinión favorable del Santuario del Hielo. Si ella descubría que él había perseguido al Hielo Celestial Corey, uno de los líderes más altos del Santuario del Hielo hasta su muerte, ¡quien sabía como iba a reaccionar!

“Oh, cierto”. Sophie miro hacia él con una expresión un tanto compleja y suspiro, diciendo, “al final del día, soy una ciudadana del Imperio Kasi. Quizás, yo nunca sea capaz de regresar aquí después de que yo me vaya en esta ocasión. Aun así, yo espero que tú no lastimes a los ciudadanos mundanos del Imperio”.

“No te preocupes, yo no pondré mis manos en ellos. Cierto, iré a hacer algunos arreglos para que tú dejes el Imperio Kasi este día. Si todo va segun lo planeado, la siguiente vez que nos encontremos, será en Ciudad Brettel”.

“¿Vas a marcharte hoy? ¿Tan pronto?” Sophie repentinamente se sintió un poco indispuesta y su tono se volvió más decaído.

“Sí, pero haré los arreglos antes de que tú partas. Con mis instrucciones, será más fácil para tu familia el dejar el Imperio Kasi sin ningún obstáculo. Además, Ciudad Brettel y los siete grandes ducados están actualmente en guerra. También necesito tener las últimas actualizaciones de eso”, dijo Han Shuo.

Marcharse era siempre un poco sentimental, con el fin de prevenir que las emociones de Sophie se volvieran más sombrías, él dijo sonriendo, “muy bien, muy bien, yo me retirare primero. Considero que no pasara mucho antes de que nos encontremos de nuevo en Ciudad Brettel. Mira, envía mis saludos a tu padre. Dile que Ciudad Brettel los recibirá a todos con los brazos abiertos”.

Antes de que ella pudiera decir cualquier cosa, él se escabullo lejos. Se convirtió en un rastro de una ligera luz y desapareció bajo la atenta mirada de Sophie.

Después de dejarla, él viajo a la base de operaciones del Manto Oscuro en el Imperio Kasi y tuvo un intercambio con la persona a cargo. A través de ellos, paso su mensaje a la base de operaciones del Manto Oscuro de Ciudad Brettel, instruyéndolos para ponerse en contacto con Sulo y asistir a su familia en su relocalización hacia Brettel.

La base del Manto Oscuro en Ciudad Ciro había estado en servicio por muchos años y habían acumulado rutas de escape muy seguras y bien planeadas a través de los años. Han Shuo creía que el viaje de la familia de Sulo sería incluso más suave con su asistencia. Dado el estado caótico en que Kasi estaba en esos días, el poder poseído por ese viejo zorro Sulo, así como la ayuda del Manto Oscuro, él tenía la confianza de que su marcha avanzaría sin ningún problema.

El rey tribal de seis de la Raza Alma aún continuaba rondando los alrededores del Imperio Ángel. Han Shuo nuevamente escondió su consciencia mientras se dirigía hacia el Imperio Lancelot. Llegó al Bosque Oscuro con una velocidad moderada, intentando atravesarlo y regresar al Cementerio de la Muerte.

A mitad de su viaje, repentinamente sintió la alegría del pequeño esqueleto desde el inframundo. Han Shuo quien justo había entrado al Bosque Oscuro desde Ciudad Cesar, estaba regocijado por las buenas noticias.

Sin pensarlo mucho, supo que el pequeño esqueleto debía haber fusionado su alma con el Cristal del Origen de la Muerte. Él ya poseía una fuerza extraordinaria desde el comienzo y definitivamente le daría una sorpresa incluso más grande una vez que él se fusionara con el Cristal del Origen que contenía el elemento puro de la muerte.

El impaciente Han Shuo había localizado una cueva oculta e invoco al zombi élite de metal para abrir una cámara dentro de la piedra. Entonces saco el bastón esquelético, decoro los alrededores un poco y al siguiente segundo, su consciencia había atravesado el túnel del espacio tiempo y llego al inframundo donde el aura de la muerte era fuerte.

Desolado, mortalmente silencioso, monótono en blanco y gris, omnipresente con el frio elemento de la muerte, una interminable y brutal matanza y la regla simple de la supervivencia del más apto; esos eran los inalterables componentes principales del inframundo.

En la cima de un inmenso pico estaba un palacio que partía los cielos. Esqueletos pálidos se encontraban esparcidos en los alrededores. Miles y millones de diferentes clases de criaturas no muertas comenzaron a arrodillarse en el suelo a medio camino a través de la montaña, adorando hacia la cumbre de la magnífica montaña mientras hacían su peregrinaje.

Un poder aterrador y siniestro barrió a través de todo el enorme pico de varios cientos de metros de altura. La densa aura de muerte fue atraída por los poderes malignos en el lugar, toda dirigiéndose al palacio en el pico.

Por un momento, el aura de la muerte que era difícil de ver a simple vista se había condensado en una delgada especie de fluido, avanzado hacia el palacio con miles y millones de hebras. Todo el lugar era como una criatura monstruosa, absorbiendo constantemente el aura de la muerte que surgía a través de cientos de millas.

En el centro del magnífico pico, el aura en esa región había convergido frenéticamente, emocionando a toda clase de poderosas criaturas de necromancia dentro del radio de cientos de millas e incluso de miles de millas de distancia. Las miradas vacías de esas poderosas criaturas no muertas apuntaron hacia el pico gigante mientras estas caminaban involuntariamente al sitio.

La consciencia de Han Shuo había aterrizado frente al palacio del Pequeño esqueleto. Primero había formado un cuerpo fantasmal utilizando la omnipresente aura de la muerte y desplegó su consciencia tomando los cambios de todo el pico hasta sus ojos.

Esqueletos guerreros, guerreros zombis, necrófagos, gárgolas, caballeros malvados, señores de las momias, viejos demonios sobrenaturales, demonios de hueso…

Toda clase de criaturas no muertas se habían reunido en la ladera del fondo de la colina, pareciendo ser invocados por alguna clase de fuerza, caminando lentamente hacia la cima del gran pico. Entre ellos había algunas criaturas con las que Han Shuo estaba familiarizado, así como algunas de las que él sabía poco.

Observando a la distancia, dentro de una docena de millas había más criaturas no muertas aproximándose. Entre ellas había dos Dragones de Hueso y también un Rey Zombi con una figura extremadamente robusta. El Rey Zombi estaba rugiendo a lo largo del camino y algunas de las criaturas de bajo nivel en su camino fueron vaporizadas una por una bajo ese rugido.

Los dos Dragones de Hueso y el Rey Zombi, le parecieron a Han Shuo estar cargando con hostilidad hacia el palacio donde el pequeño esqueleto estaba sentado mientras ellos llegaban al descubrimiento de que sus súbditos ya no se encontraban a sus órdenes. Estos lentamente fueron apartados de su lado bajo la influencia de algún poder malvado de invocación.

Que desgracia era, en efecto, para los reyes del inframundo el repentinamente perder el agarre de sus súbditos.

Incluso aunque por sí mismos, sentían la fuerza de invocación desde la cima del pico, como los reyes del inframundo quienes habían reinado por lo que podía haber sido una eternidad, tenían la capacidad de apartarse de esa clase de fuerza de invocación y estaban tratando de destruir completamente esa tremenda existencia.

“Padre, has venido”. Mientras Han Shuo miraba a la distancia, el zombi élite de tierra repentinamente emergió desde el medio del palacio. Detrás de él estaban los zombis de fuego y metal, apareciendo lado a lado y Han Shuo pudo sentir la alegría en sus corazones.

“Desde luego que lo he hecho”, él respondió

Podía sentir que en el fondo del palacio del enorme pico y en lo profundo de la montaña, el zombi élite de agua y el zombi élite de madera estaba absorbiendo y digiriendo minuciosamente el poder. Pudo ver que una vez que terminaran, la Formación No Muerta de los Cinco Elementos sería finalmente completada.

En medio del palacio, el pequeño esqueleto sentado en su Trono de Hueso todavía estaba absorbiendo locamente el aura de la muerte de cientos de millas. Hebras de una densa aura de muerte se perneaban lentamente en sus tersos huesos que estaban brillando como el jade y todo su cuerpo estaba lleno del elemento puro de la muerte.

Una inesperada idea repentinamente se le ocurrió a Han Shuo. Después de que el alma del pequeño esqueleto se fusiono con el Cristal del Origen, él no solamente había formado el Alma Elemental sino que ahora estaba usando sus habilidades de manipulación del elemento de la muerte para formar un Cuerpo Elemental en un corto periodo de tiempo.

Un Alma Elemental y un Cuerpo Elemental eran los cimientos para convertirse en un dios. Han Shuo no había esperado que un Cristal del Origen con el elemento de la muerte por sí solo le permitiría al pequeño esqueleto el poseer un Alma Elemental y también mágicamente poseer un Cuerpo Elemental.

Una vez que ambos estuvieran completados, él estaría a sólo un paso de volverse un dios.