GDK – Capítulo 504

0

Capítulo 504: ¿Me llevarías?


Han Shuo sacudió su cabeza firmemente y mientras Kelly lo miraba con asombro, dijo. “¡Aún no es tiempo!”

“¿Cómo es eso?” Kelly pregunto confundido. Sólo ver al maestro de la Mano de la Diosa no debería ser difícil, así que él no podía entender por qué Han Shuo dio semejante negativa tan tajante.

“Justo como Tiana necesito tiempo para fusionarse con el Cristal del Origen del Agua, el maestro de la Hoja Verde está fundiéndose lentamente con ella y requiere una serenidad absoluta. No debe ser molestado”, Han Shuo explico.

Pero su explicación sólo hizo a Kelly más curioso, mirando hacia Han Shuo en confusión él continúo preguntando, “si no te escuche mal, antes dijiste que el maestro de la Mano de la Diosa es un guerrero zombi. ¿En realidad quieres decir que el zombi guerrero es capaz de fusionarse con el artefacto divino de nuestra Orden Druídica, la Mano de la Diosa?”

“¡En efecto, es correcto!” Han Shuo respondió confiadamente.

El viejo Kelly, quien había vivido incontables estaciones, creció extrañamente pálido y traslucido. Su mano derecha inconscientemente se movió hacia su pecho, como si la explicación de Han Shuo fuera demasiado para manejarla, luego dijo con su voz temblando ligeramente, “¡tengo el presentimiento de que él no es realmente el emisario de nuestra Diosa de la Naturaleza!”

¡Ridículo! ¿Cómo podría un guerrero zombi del inframundo ser el emisario de la Diosa de la Naturaleza en el reino mortal?

“¡Por supuesto que no!” Han Shuo sonrió débilmente, observando al trio visiblemente perturbado con algo de interés. Su mirada finalmente se centró en el Kelly que murmuraba silenciosamente y dijo, “él no es tu emisario de la Diosa de la Naturaleza. Una vez que él domine completamente la Hoja Verde, puedo dejar que se encuentre contigo”.

“¿Eso significa que la Mano de la Diosa se convertirá en su arma?” Kelly dejo salir un ligero suspiro y pregunto muy indispuesto.

“Bien, a falta de una palabra mejor, sólo puedo decir que en efecto es verdad”, Han Shuo miró o Kelly excusándose, alzando sus manos mientras se encogía de hombros. Él sintió un repentino surgimiento de simpatía y continúo, “¿qué tal si te pago algo de oro como compensación? ¡Lo siento mucho!”

De la actuación de Lilian, Han Shuo podía decir que la Orden Druídica no era una organización religiosa que fuera buena en manejar las finanzas. Como Han Shuo tenía una opinión muy favorable de la Orden y con la intención de atar a Kelly, un ser semidiós con una asombrosa fuerza, él intento hacer alguna compensación material al ofrecer monedas de oro.

“Olvídalo. Esto fue un incumplimiento del deber de nuestra parte. No podemos dejar que tú cargues con las consecuencias de nuestro fracaso”, Kelly agito su mano perezosamente, rechazando su oferta de una compensación monetaria. Mirando a Kelly, después a Caspian y Lilian, él entendió que no había mucho que decir si él seguía allí. Con una risa incomoda, él dio sus despedidas. “Todavía tengo asuntos que atender, así que me retiro. Si todavía estas interesado en el maestro de la Mano de la Diosa, puedes ir a encontrarme en Ciudad Brettel, serás muy bien recibido”.

La Hoja Verde debió ser algo que circuló al exterior desde la Orden Druídica. Mientras él tuvo que usar sus propias habilidades para tomarla de las manos de Zofi, eso no cambiaba el hecho de que él había tomado algo que les pertenecía a ellos. Entendió las frustraciones de los tres y sabía que conversar amistosamente sería imposible si él se quedaba. Por tanto, lo mejor que podía hacer era retirarse tan pronto como le fuera posible y evadir la incomodidad.

“Muy bien, cuando tenga el tiempo yo ciertamente haré un viaje a Ciudad Brettel. Hmm, a pesar de todo, fue un gran placer conocerte”, Kelly no le pidió que se quedara, sólo mostró una sonrisa bastante irónica mientras respondía la despedida de Han Shuo.

“Igualmente. Adiós”, él respondió amablemente, asintiendo hacia el gran druida Caspian antes de dar la vuelta y dejar el valle.

Después de que salió del valle, no regreso inmediatamente a Ciudad Ciro, en su lugar, reflexiono en sus próximos recursos para tomar cuidado del Santuario del Hielo.

A sus ojos, el Santuario del Hielo se había debilitado enormemente con la muerte del Hielo Celestial Corey. La Nieve Celestial Tiana por sí sola no representaba amenaza para él.

Él nunca olvidaría el odio que se debía a la traición que había sufrido en la montaña sagrada de la Iglesia de la Luz. Era sólo que Tiana había desaparecido repentinamente y él no tenía idea de a donde había escapado. Pero recordó que ella probablemente estaba dentro de los picos congelados del Santuario del Hielo.

Con el propósito de montar un ataque encubierto en contra de Corey, él había escondido su consciencia. Y ahora que él había dejado el viaje, inmediatamente libero su consciencia de nuevo. Planeaba continuar provocando al rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma, guiándolo al Santuario del Hielo para enseñarle a Tiana y su gente la lección más dolorosa.

Sin embargo, cuando él desplegó su consciencia, descubrió al rey tribal de seis cuernos tieso e inactivo, sin continuar su largo y cansado viaje para perseguir a Han Shuo. Eso causo en él algo de confusión, ya que no tenía idea de por qué el rey tribal repentinamente se había detenido.

Podía ser que el viejo monstruo Stratholme aún no se había fusionado con el Cristal del Origen del Aura de Pelea y resultaba que se estaba escondiendo en el camino por el que se acercaba el rey y que éste había sentido su presencia y ¿lidio con él primero?

Han Shuo se sorprendió por el pensamiento. Concentro su atención y sintió cuidadosamente por un tiempo y aproximo que el rey de seis cuernos estaba en algún lugar dentro de las fronteras del Imperio Ángel.

Sacudiendo su cabeza con algo de frustración, se sintió preocupado por Stratholme. Sin embargo, no se apresuró temerariamente al Imperio Ángel para descubrir que estaba ocurriendo exactamente. Y, seguramente si las cosas en efecto habían ido de esa manera, Stratholme el viejo monstruo sería asesinado antes de que él incluso pusiera un pie allí.

Dos días habían pasado. Han Shuo descubrió que el rey tribal estaba quieto dentro de las fronteras del Imperio Ángel. No importa como lo tentaba, él no picaba.

Con eso, él casi tenía la certeza que el rey de seis cuernos no se había detenido debido a Stratholme el viejo monstruo. Después de todo, la fuerza de Stratholme no era suficiente para contenerlo por dos días completos.

Aunque él no tenía idea de que estaba ocurriendo en el Imperio Ángel, era obvio para él que el rey de seis cuernos iba a permanecer allí sin ninguna pista de cuando dejaría ese lugar. Aunque Han Shuo era muy curioso de cuál era el asunto que el rey encontró en ese lugar, hizo una sabia decisión de no ir allí para verlo por sí mismo.

Sin el Rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma, incluso si él iba sobre la Nieve Celestial Tiana él ni siquiera tenía una certeza completa de ser capaz de matarla. Por ello, después de pensarlo por un momento, decidió rendirse temporalmente en cazar a Tiana. Sólo podía aguardar hasta que la fusión del pequeño esqueleto con el Cristal del Origen de la Muerte estuviera completa y los zombis élite de agua y madera progresaran hasta ser capaces de formar la Formación No Muerta de los Cinco Elementos, antes de lidiar con ella apropiadamente.

Habiendo perdido uno de sus dos pilares centrales, el Santuario del Hielo fue reducido enormemente en fuerza. Han Shuo creía que la Orden Druídica haría un buen uso de la oportunidad de una manera u otra, un pensamiento que le dio la sensación de placer por el dolor ajeno.

En una mansión en el distrito norte de Ciudad Ciro…

Era el mediodía y el llameante sol se alzaba en lo alto del cielo. Han Shuo se coló en silencio, intentando revisar la condición de Sophie y despedirse de ella antes de dejar el Imperio Kasi.

Después de todo, ella interactuó con él un buen número de días y había sido una anfitriona agradable. Además, él había incrementado su afecto por ella y estaba preocupado de que fuera arruinada por ese bueno para nada de Braque, así que decidió visitarla antes de marcharse.

Una vez que llego a la mansión, desplegó su consciencia para buscar su presencia y en nada de tiempo la encontró.

Sin embargo, sus cejas se arrugaron profundamente cuando llego a su localización. Tres intrincadas y fuertes barreras mágicas fueron colocadas dentro de una habitación espaciosa. Uno podía decir que la persona que las desplegó era bastante capaz en ello. Sin alterar el espacio u objetos en la habitación se las arreglaron para atrapar a Sophie dentro.

Incluso aunque estaban separados por tres barreras mágicas, él aún podía ver claramente la expresión en su rostro. Bajo arresto domiciliario, ella llevaba un rostro lleno de miseria y se miraba mucho más débil que hace dos días. Era claro que ella no había estado bien.

Frunciendo el ceño mientras la miraba detrás de las tres barreras mágicas, él libero gradualmente su consciencia y lentamente detecto donde se encontraba su padre el caballero sagrado Sulo. En ese momento, estaba trabajando duro, entrenándose en su habitación de práctica. Al parecer no había sido por casualidad que él fuera capaz de convertirse en un caballero sagrado.

Después de algo de vacilación, Han Shuo colocó una mano en las tres barreras mágicas y una luz demoníaca irradio de su palma. Hubo un sonido de agrietamiento y las barreras se despedazaron como espejos.

“¿Quién está allí?” Sophie grito con sorpresa y terror.

“¡Soy yo!” Han Shuo respondió tranquilamente, dirigiéndose hacia ella. Viendo la gran sorpresa grata de Sophie, pregunto, “¿qué ocurre?

“No mucho. Mi padre no me deja salir y está planeando casarme con Braque en unos pocos días”, su sonrisa era amarga y resignada.

Por alguna razón, Han Shuo actualmente sentía un ligero sentimiento de incomodidad en su corazón al escuchar que Sulo estaba por forzar a Sophie a casarse con Braque. Un leve destello de furia atravesó sus ojos y hablo, “tu padre se está volviendo senil, ¡cómo puede ser tan autoritario!”

Suspiro… Sophie sacudió su cabeza y respondió bastante letárgica, “no es senil. Es precisamente porque es muy inteligente que él lo hace. Debido a que de lo contrario, no será un asunto de los dos, toda mi familia ya no tendrá lugar en el Imperio Kasi”.

Han Shuo quedo en blanco antes de exhalar pesadamente cuando se dio cuenta que ella en efecto tenía razón.

La fuerza de una nación no era algo que una sola persona pudiera contradecir. Bueno, a menos que esa persona fuera alguien como Han Shuo, quien poseía una fuerza tan formidable que le permitiría estar sobre las reglas mundanas. De lo contrario, con seguridad no habría manera de que alguien pudiera ir en contra de toda una nación.

En el Imperio Kasi, el caballero sagrado Sulo se había hecho un nombre por sí mismo. Pero aun así, duramente podría contrarrestar a la Casa de Pillon. Por no mencionar que también estaba la existencia del Santuario del Hielo en Kasi. Sulo apenas y podría salvar su propio pellejo, por no hablar de toda su familia.

Justo cuando los pensamientos de Han Shuo estaban en desorden, Sophie lo miro profundamente a los ojos y pregunto con expresiones mezcladas en su rostro, “Bryan, ¿me llevarías?”