GDK – Capítulo 503

0

Capítulo 503: Malos entendidos


Tenía que decirse que el Hielo Celestial Corey aún tenía algo de consciencia cuando se refería a tratar a los ciudadanos del Imperio Kasi.  De lo contrario, no habría limitado el radio de la explosión de su autodestrucción a sólo diez metros. Fue precisamente debido a eso que Han Shuo, con la advertencia de Kelly, se las arregló para actuar en un segundo y no verse afectado por la explosión de Corey en las puertas de la muerte.

El Hielo Celestial Corey, como uno de los altos líderes del Santuario del Hielo, con Han Shuo y Kelly en una caza conjunta, fue obligado hasta el final de la cuerda y finalmente a terminar con su propia vida. Incluso con el desesperado ataque final suyo, él enfrento la muerte habiendo fallado en verdaderamente dañar a Han Shuo o a Kelly.

Después de que los brillantes rayos se alejaron, la región de espacio donde una enorme cantidad de energía había presentado momentáneamente un fenómeno aterrador, regreso a la normalidad en un parpadeo. Corey, sin embargo se había desvanecido eternamente de sus vistas.

Han Shuo dejo salir un ligero suspiro de alivio. Fue como si una pesada roca suspendida en su corazón fuera repentinamente lanzada en un profundo abismo. Sintió una indescriptible sensación de tranquilidad y satisfacción.

“Murió, sólo así, murió. Suspiro…” Kelly suspiro ligeramente con pesar. Su increíblemente colosal cuerpo de simio comenzó a encogerse poco a poco.

Las existencias semidiós, tomando a todo el Continente Profundo como vista, eran personajes en la cima de la pirámide. Semejantes existencias eran muy raras de tenerse. Aunque Corey era un enemigo, Kelly todavía así sintió un poco de lastima por su muerte.

Existencias semidiós, ¿y qué? ¡Estas no podían escapar de la muerte como todos!

“¡Kelly, creo que deberíamos, con un torrente de energía, erradicar completamente la fundación del Santuario del Hielo!” Han Shuo propuso con una sonrisa malvada mientras él miraba a la Nieve Celestial Tiana quien llegaba en un rastro de luz blanca.

En sólo un corto periodo de tiempo, Kelly se había transformado de regreso a su forma humana. De pie hombro a hombro con Han Shuo, él miro profundamente hacia la Nieve Celestial Tiana flotando en medio del aire a lo lejos. Sacudió su cabeza y suspiro antes de mirar hacia Tiana y decir, “en esos días, tu Santuario del Hielo había erradicado completamente a nuestra Orden Druídica del Imperio Kasi, sin dejar ni una capilla atrás para que nosotros predicáramos nuestras enseñanzas. Incluso yo fui forzado a retirarme después de ser herido por Corey y tú. ¡Quien podría adivinar que, lo que haces se te devuelve!”

“El Imperio Kasi tiene un clima helado y frígido. Es el territorio que la Diosa del Hielo nos otorgó a nosotros. ¡La presencia de herejes no debe ser tolerada en el territorio de la Diosa del Hielo!” Tiana lo miro de regreso desde la distancia con una expresión fría e indiferente. No parecía estar inmensamente perturbada o emocional hacia la muerte de Corey.

“No tiene caso hablar con ella. ¡Gran Sabio Kelly, ataquemos!” Han Shuo no estaba interesado en las disputas religiosas entre ambos. Todo lo que había en su mente era eliminar a ese enemigo llamado Tiana.

“Eso sería inútil. Ella se ha preparado para irse”, Kelly sacudió su cabeza y replico impasiblemente, sin ningún rastro de alegría o dolor.

Han Shuo se sobresaltó e inmediatamente giró su mirada hacia la Nieve Celestial Tiana que estaba a cierta distancia. Vio que su cuerpo se estaba desvaneciéndose gradualmente, pareciendo convertirse en copos de nieve que se conducían a lo largo del viento. Él descubrió mientras la sentía que la presencia que venía de ella se había fusionado y convertido en uno con el elemento agua encontrado entre el cielo y la tierra. Indudablemente podía ver a Tiana y aun así no sentía su presencia.

Gradualmente, como si los copos de nieve se derritieran en agua, ella se desvaneció y desapareció.

Mirando como Tiana se alejaba poco a poco, él no avanzo para hacer que se quedara. Sabía que como ella estaba localizada a una buena distancia, dada la afinidad de su alma hacia el elemento agua, él definitivamente no podría detenerla si ella quería marcharse.

Fue sólo cuando ella se desvaneció completamente de su vista que el escuadrón de caballeros siguiéndola por detrás llego. Antes de que esos caballeros pudieran abrir sus bocas, Kelly de la Orden Druídica miro hacia Han Shuo y dijo, “vamos a movernos y conversemos en otra parte. En el Continente Profundo, nuestra clase de personas tiene un entendimiento tácito de no involucrarse en disputas mundanas. No hagamos las cosas difíciles para ellos”.

Han Shuo asintió y siguió por detrás a Kelly, escapando fácilmente del gran regimiento de caballeros quienes apuradamente llegaron con gran dificultad. Después de viajar de derecha a izquierda por un tiempo, llegaron a un valle donde las plantas crecían frondosas.

Ese pequeño valle no estaba en Ciudad Ciro, sino dentro de un bosque de tamaño medio en las afueras de la ciudad. Al llegar, Han Shuo descubrió que la druida Lilian quien había partido de la escena antes de la gran batalla estaba esperando allí.

Fuera de sus expectativas, aparte de Lilian, había otra persona familiar de pie junto a ella en ese valle – ¡el gran druida Caspian!

“Sabio” ”Maestro”

Cuando el dúo vio que Kelly y Han Shuo se acercaban, ambos saludaron a Kelly, aunque  ligeramente diferente en como lo llamaban.

“¡Caspian! ¡Mucho tiempo sin verte!” Han Shuo tomo la iniciativa de saludar a Caspian.

Él entendía en su corazón que la razón por la que ese viejo lo llevo allí era definitivamente para discutir sobre la Mano de la Diosa de la Orden Druídica. Tenía que decirse, él ya se había dado cuenta de que la Orden Druídica era una religión honorable y honrada. Por tanto, no estaba preocupado de que esas personas tramaran en su contra o secretamente lo llevaran a una trampa.

Desde luego, era raro encontrar a una persona normal quien pudiera atrapar personajes con la fuerza del reino alcanzando por él.

“¡Bryan! ¡Mucho tiempo sin verte! ¡Qué inesperado, verdaderamente inesperado, tú en realidad alcanzaste una fuerza hasta semejante altura!” Caspian lamentó desde el fondo de su corazón mientras miraba hacia Han Shuo.

Unos años atrás cuando él y Caspian se conocieron por primera vez en Ciudad Valen, aunque Han Shuo tenía los primeros indicios de un talento naciente, él estaba muy, muy corto de fuerza en esos días. En sólo unos pocos años, él actualmente poseía la fuerza de un semidiós, el equivalente en fuerza a su maestro. ¡Caspian no podía evitar el jadear con admiración por tal progreso!

“¡Jaja, todo es debido a que yo he tenido muy buena suerte!” Han Shuo dijo risueño.

“¡Excelente, ahora podemos hablar con tranquilidad!” Kelly, el Sabio de la Orden Druídica, dijo sonriente mientras él centraba su par de ojos, con lo cual pudo ver en el cuerpo de Han Shuo que él había experimentado la dureza de la vida. Repentinamente suspiro suavemente y lastimosamente dijo, “Bryan fue todo gracias a tu ayuda en esta ocasión. De lo contrario, no sólo ese Corey no hubiera sido perseguido hasta la muerte, me temo que yo habría sufrido nuevamente algunas heridas bajo el ataque combinado del dúo”.

“No tiene que agradecerlo, Sabio. Ellos también eran mis enemigos. Nosotros al unir fuerzas, no importa quién le hacía un favor a quien. ¡No me debe nada!” Han Shuo sabía sobre lo que Kelly quiera discutir, pero sin importar eso, él permaneció cortes en sus palabras.

En efecto, como esperaba, después de que él termino esas palabras, Kelly continúo, “en base a los principios, tú nos has ayudado y has obtenido la Mano de la Diosa con tus propias habilidades. Nosotros realmente ya no tenemos el derecho de recuperar el objeto. Sin embargo, la Mano de la Diosa es un artefacto mágico de nuestra Orden Druídica y como los seguidores de la Diosa de la Naturaleza, es nuestro deber el reclamarla. Yo en verdad no sé qué debería hacer”.

Han Shuo desde hacía mucho había anticipado que ellos descubrieron que la Mano de la Diosa estaba en su posesión. Como las cosas habían alcanzado ese punto, él ya no jugo al tonto. Sin embargo, él jamás entregaría la Mano de la Diosa. Mirando profundamente a Kelly, respondió, “La cosa está en efecto conmigo. Yo entiendo cuanto significa para tu gente. Sin embargo, es incluso más importante para mí. Pido disculpas. Sin importar que, yo no te la entregare”.

Cuando el gran druida Caspian escucho sus palabras, abrió su boca y quiso decir algo, pero al final con un suspiro suave el sacudió su cabeza y no dejo salir sus palabras de persuasión.

En sus relaciones, Han Shuo no le debía a Caspian ningún favor. Pero al contrario, Caspian le había causado molestias una y otra vez. Aunque los dos tenían algunas relaciones amistosas, Caspian no pensaba que él cambiaría de idea en un asunto tan grande por él. Por tanto, vacilo en su discurso.

“Señor Bryan, sé que dada tu identidad y estatus, definitivamente no te preocupas mucho por las monedas de oro. Por tanto, la propuesta que te hice en la casa de subastas debe haber sido inútil”, Lilian miro hacia Han Shuo con sus ojos brillantes y continúo, “sin embargo, puedes decirnos por favor, ¿cómo es que sabes de las maravillosas funciones de la Mano de la Diosa y con qué propósito la usaras? Por todo lo que se, incluso entre los seguidores de nuestra Orden Druídica, sólo unos cuantos han visto la Mano de la Diosa, mucho menos decir el saber sobre sus maravillosos usos”.

Asintiendo con su cabeza, el Sabio Kelly de la Orden Druídica también lo estaba mirando fijamente. Sin esconder en absoluto la curiosidad que provenía de su corazón, dijo, “es cierto. Incluso como el más piadoso seguidor de la Orden Druídica, yo sólo conozco una pequeña parte de los usos de la Mano de la Diosa y absolutamente no soy capaz de hacerla volar espontáneamente. ¡Verdaderamente no puedo entender como hiciste eso!”

Después de que termino esas palabras, Han Shuo inmediatamente entendió que de regreso en la Mansión de Braque, Kelly debió haber estado escondido en un lugar donde él no lo descubrió y vio cierta escena. No era de extrañar que él estuviera tan convencido de que la Mano de la Diosa estaba en su posesión.

Él arrugo sus cejas y vacilo por un momento. Estaba considerando si él debía revelar el asunto sobre la Mano de la Diosa y el zombi élite de madera. Parecía que no habría otra manera de explicarlo con claridad.

“Sé que es un secreto tuyo. Sin embargo, desde que yo vi como pusiste en uso tan milagrosamente la Mano de la Diosa, he estado preguntándome si tú eres el mensajero que nuestra Diosa envió al mundo humano. Quizás, sólo tal vez, tú en realidad eres alguien de nuestra Orden Druídica”, Kelly dijo mientras miraba a Han Shuo con grandes expectativas.

Éste involuntariamente exploto en risas. Él encontraba el razonamiento de estos miembros de la religión bastante desconcertante. Sacudió su cabeza y dijo, “yo definitivamente no soy un seguidor de tu Orden Druídica. Pero yo en efecto tengo algo de entendimiento de la que ustedes llaman Mano de la Diosa”.

Cuando las miradas de los tres druidas de la Orden estaban en él con ojos brillantes por sus expectativas, Han Shuo asintió y comenzó a informarles de sus distintos entendimientos hacia la Mano de la Diosa.

“¿Hoja Verde? ¿Qué es eso? Eso es tan inimaginable. ¿Cómo es eso posible?” Lilian absolutamente no pudo creer las palabras de Han Shuo, sacudiendo su cabeza mientras ella murmuraba en asombro.

El gran druida Caspian también tenía un rostro de incredulidad. Él miro confundido a Han Shuo, pero no dijo ni una palabra para cuestionar su validez.

El Gran Sabio Kelly, la cabeza de la Orden Druídica, lo miro con una expresión grave. Con una profunda voz medio dudosa, pregunto, “¿podrías dejarnos darle un vistazo al maestro de la Mano de la Diosa?”