Capítulo 495: Monstruo Devorador de Mentes


En el segundo día, Han Shuo no acudió a la subasta.

Había obtenido alguna información del Manto Oscuro de antemano y ya era consciente que no habría más bienes en la subasta que le pudieran interesar. Sophie fue a buscarlo temprano por la mañana. Cuando ella supo que él no iba a asistir a la subasta, nuevamente se entusiasmó y tiro de él para realizar turismo alrededor de un par de lugares de interés.

En esa ocasión, ella finalmente estaba habiendo los honores como la anfitriona. Lo llevo a visitar varios lugares escénicos bien conocidos alrededor de Ciudad Cesar del Imperio Kasi.

A lo largo de su viaje, Han Shuo de cierta forma se encontraba distraído. Él podía sentir al rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma acercándose. Ese constante intento asesino originado desde el rey de seis cuernos aseguraba que él siempre estuviera recordando la amenaza, causando que él encontrara difícil relajarse y saborear la alegría del turismo a lo máximo.

En un abrir y cerrar de ojos, otro día había pasado repentinamente, era el tercer día. Han Shuo finalmente reunió suficiente energía para mostrarse en la casa de subastas.

Muy pronto después de que él llego, la misma persona a cargo Zarya, muy rápidamente apareció a su lado, quizás debido a la experiencia del día anterior, de la forma con más disculpa dijo, “yo verdaderamente lo siento, de momento aún debemos localizar el objeto. Por favor denos algo de tiempo”.

Con la Hoja Verde secretamente en su posesión, Han Shuo asintió y respondió magnánimamente, “¡Bien!”

“¡Gracias! ¡Nosotros ciertamente haremos lo mejor para localizar el objeto tan pronto como sea posible!” Zarya parecía completamente avergonzado. Él hizo señas hacia el sirviente y lo instruyó, “¡trata bien a nuestro distinguido invitado!”

Habiendo hecho el impresionante acto de ofertar 300 mil monedas de oro en la subasta de hace dos días, las personas incuestionablemente vieron a Han Shuo con nuevas luces. Cuando la subasta inicio, Han Shuo dejo de hablar. Él desplegó su consciencia y primero hizo una ronda de inspección de todos aquellos dentro de la sala de subastas antes de regresar su atención a los objetos puestos en subasta.

“Señor, ¿puedo sentarme a su lado?” en ese momento, esa dama de clase alta quien había estado en el banquete de Braque camino hacia él antes de preguntar agraciadamente con sus ojos fijos en él.

“¡Oh, por supuesto!” Han Shuo disparo una mirada hacia ella y le dio una respuesta superficial. En su corazón, sin embargo estaba un tanto sorprendido, sin saber cuál era la intención de esa mujer al acercarse a él.

En el banquete de Braque la noche anterior, él supo que ella era una druida. En el Imperio Kasi, el Santuario del Hielo reinaba supremamente. Era extremadamente raro que cualquier otra religión hiciera su aparición; incluso más por aquellos de la Orden Druídica.

Él previamente había lidiado con el gran druida Caspian de la Orden Druídica. Sabía que la doctrina de la Orden Druídica era hacia la vida natural y armoniosa. Entre ellos, aquellos verdaderos grandes druidas raramente se llegaban a mostrar en las bulliciosas sociedades humanas. Inclusos aquellos quienes profesaban las enseñanzas de la Orden Druídica en las sociedades humanas, lo harían en las regiones donde las plantas crecían exuberantes.

Han Shuo raramente se encontró con una druida como ella que iba y venía en la alta sociedad. En la otra noche, esa dama se refirió al tesoro de atributo madera la ‘Hoja Verde’ como la ‘Mano de la Diosa’. Al parecer ella tenía un cierto entendimiento de la ‘Hoja Verde’. La Orden Druídica reverenciaba a la naturaleza. Incidentalmente, el tesoro de atributo madera podía hacer que las plantas del atributo madera crecieran con una gran vitalidad mientras poseían algunas maravillosas y milagrosas habilidades. Era muy interesante que esa dama reconociera a la ‘Hoja Verde’ como la Mano de la Diosa de la Naturaleza.

“Me llaman Lilian. Soy una druida de la Orden Druídica”, ella se presentó a si misma inmediatamente después de que se sentó.

Han Shuo asintió hacia ella con una sonrisa pero no dijo ni una palabra. Ciertamente debía haber algunas razones por las que esa mujer se acercó. Basado en la observación de Han Shuo, el asunto del cual quería hablar debía ser algo relacionado con la Hoja Verde.

“Espero que puedas venderme la Mano de la Diosa. Ésta pertenece a nuestra Orden Druídica. Espero que nos la puedas entregar de buena voluntad”, Lilian dijo en voz baja con sus ojos concentrados en él.

Esa dama parecía tener alrededor de unos treinta años. Tenía una piel lisa y una figura esbelta. No lucía particularmente sobresaliente y era sólo apenas suficiente para ser considerada elegante. Sin embargo, exudaba una dignidad que sólo los verdaderos personajes de clase alta tendrían. Con esa calidad en sus acciones, su apariencia originalmente ordinaria se volvía bastante atractiva.

Han Shuo barrio su mirada en una ronda hacia Lilian antes de sonreír y decir, “tú sabes que esa cosa no está en mis manos. ¡Lo siento mucho!”

Lilian miro a Han Shuo con sus ojos húmedos. Después de algo de vacilación, dijo, “¿qué pasa si esa cosa está en tus manos?”

Las cejas de Han Shuo se arrugaron y su expresión se volvió realmente sombría. Pregunto, “¿a qué te refieres exactamente?”

El corazón de Lilian se congelo como si todo su cuerpo hubiera sido sumergido en las aguas árticas. En un instante dentro de clamoroso salón de la casa de subastas, Lilian no sintió ni el más mínimo sentido de seguridad. Como una druida de la Orden Druídica, ella poseía un poder de sensibilidad mucho más intenso que una persona común. Por ello, inmediatamente supo lo que esa sensación significaba.

¡Si ese gordo simple y de apariencia honesta quería matarla, ella absolutamente no tendría posibilidad para resistir!

Lilian fue abrumada con sorpresa. Ella aclaro, “Lo que quise decir fue que en el caso que la casa de subastas encontrara nuestra Mano de la Diosa de la Orden Druídica para ti, ¿podrías por favor revendérnosla a nosotros? ¡Nosotros estaríamos dispuestos a adquirirla por un precio más alto!”

En ese momento, Sophie, quien estaba sentada al lado de Han Shuo, tiro de la esquina de su camisa. Al parecer ella también había sentido el intento asesino que venía de él y por tanto le recordó la situación actual.

El frio sombrío en su rostro fue barrido y remplazado con una sonrisa ordinaria. Rio y dijo, “¡Ah! ¡Entonces ese es el caso! Hablemos después sobre eso cuando llegue el momento. ¡Quizás cuando la casa de subastas encuentre el objeto para mí!”

Dos días antes, esa dama parecía como si estuviera bastante carente de dinero. ¿Quién habría anticipado que sólo después de un corto periodo de tiempo, ella en realidad estaría dispuesta a ofrecer un alto precio para comprarla? Esa dama seguramente había alzado fondos lo suficiente, de lo contrario, definitivamente no habría dicho eso.

“Señor, ese objeto es muy importante para la Orden Druídica. Si estás dispuesto a revenderlo, nuestra Orden Druídica estaría muy agradecida”, Lilian continúo mientras miraba a Han Shuo un tanto suplicante después de ver la despectiva expresión en el rostro de él.

“Yo ni siquiera pienso obtener el objeto por mí mismo. Si tienes el tiempo en tu mano, sería mejor que te pusieras en contacto con la casa de subastas. Quizás tienen otra para la venta. ¿Quién sabe?” Han Shuo absolutamente no iba a pasarle la Hoja Verde a otra persona. Era inconmensurablemente benéfica para el zombi élite de madera. Además él dependía del zombi para desatar completamente la fuerza de la Formación No Muerta de los Cinco Elementos.

Mirando hacia él, Lilian abrió su boca y estaba por decir algo pero vacilo. Tal vez era debido a que recordó el aterrador intento asesino que él mostró hacía poco, no continúo con su discurso.

Han Shuo no sabía por qué pero cuando miro la vacilante expresión de Lilian, en su corazón, pudo sentir en su corazón como si ella en realidad supiera que la ‘Hoja Verde’ estaba en su posesión. Ese sentimiento era completamente desconcertante. Él le dio un par de miradas y la observo cuidadosamente. De sus inflexibles ojos, pareció descubrir algo.

¿Cómo lo supo? ¡No puede ser! Han Shuo estaba desconcertado. Vacilo por un momento antes de tratar de probarla, “¿cuantas monedas de oro puedes usar?”

Inmediatamente después de que él termino esas palabras, Lilian fue gratamente sorprendida y dijo, “¿estás dispuesto a venderla?”

Eso dio lugar a que Lilian inequívocamente se convenciera que Han Shuo estaba en posesión del objeto. Fue sólo hasta entonces que ella reaccionó así. Él noto su reacción justo después de que él la observara atentamente. Estaba seguro de que ella descubrió que la Hoja Verde estaba en sus manos, aunque no podía decir exactamente como.

“¡Bien, si ofreces un precio razonable, cuando finalmente la reciba, considerare vendértela!” Han Shuo respondió casualmente.

“¡350 mil monedas de oro! ¿Qué dices?” Lilian respondió rápidamente.

‘Hmm, no es tan alto como pensé. Simplemente un adicional de 50 mil monedas de oro’. Han Shuo pensó para sí mismo.

“¡400 mil monedas de oro! Eso es lo más que puedo ofrecer. ¡Te lo suplico, por favor, eso es todo lo que podemos dar!” Viendo que Han Shuo estaba en silencio, Lilian asumió que él no estaba satisfecho con el precio de 350 mil monedas de oro y por eso le dijo eso casi suplicándole.

Con semejante dama de clase entreteniéndolo de tal forma suave y servil, si no fuera por el hecho de que la Hoja Verde era tan importante para el zombi élite de madera, él en realidad habría aceptado.

“Un precio bastante bueno. ¡Lo considerare!” Han Shuo suspiro impotente y le respondió a Lilian con una sonrisa cortes.

“La Bestia Come Cerebros. En una criatura mágica inusualmente extraña. No tiene un núcleo de cristal y sobrevive al comer los cerebros de humanos y criaturas mágicas. Se dice que sólo existen profundamente bajo los mares del este del Continente Profundo. Es muy difícil de capturar. Cualquier niño nacido con dificultades de aprendizaje, mientras consuman a la Bestia Come Cerebros, regeneraran su inteligencia y se volverán incluso más inteligentes que un niño promedio. Adicionalmente…” sonó la voz con un alto espíritu del subastador.

Han Shuo se sintió como si estuviera en el éxtasis. Por primera vez, reunió su atención y lanzo sus miradas en el objeto del escenario. Ya no le puso atención a Lilian, quien estaba parloteando a su lado.

En la memoria de Chu Cang Lan, la Bestia Come Cerebros era llamada el Monstruo Devorador de Mentes – una criatura rara y única. Después de reforjar la carne y huesos físicos de Gilbert, él estaba más preocupado sobre la restauración de sus funciones cerebrales. Pero si él pudiera obtener el Monstruo Devorador de Mentes, no necesitaría preocuparse por ese asunto. Mientras él se las arreglará para resolver ese contratiempo final y después de recolectar algunos materiales más, prácticamente partiría inmediatamente para reconstruirle a Gilbert un nuevo cuerpo físico.

De ese modo, justo como el tesoro de atributo madera la ‘Hoja Verde’, Han Shuo estaba determinado a ganar el Monstruo Devorador de Mentes.