Capítulo 492: Un incidente imprevisto


La ‘Hoja Verde’ en la caja se veía igual que la que estaba en el escenario de la subasta, pero la clase de energía y vitalidad no podía ser encontrada. Han Shuo la sintió con su mano e inmediatamente encontró que esa cosa definitivamente no era el tesoro de atributo madera, más bien era una falsificación tallada de un bloque de un fino jade verde oscuro.

Habiendo gastado 300 mil monedas de oro, sólo para descubrir que lo que recibió era sólo una falsificación hecha de un jade normal. Nadie estaría de buen humor, por no hablar de Han Shuo.

“¿Qué ocurre?” viendo que parecía haber alguna clase de disputa, un personal de alto nivel vistiendo un traje rápidamente llego y pregunto.

“¡Señor Zarya, el caballero dice que el objeto está mal!” un asistente a cargo de recibir a Han Shuo respondió apresuradamente.

Zarya había observado cuidadosamente a Han Shuo durante la subasta. Personajes extravagantes como él tenían la tendencia de dejar ciertas impresiones en él. En cualquier caso, él había gastado 300 mil monedas de oro en comprar el objeto. Era desde luego una obligación para él tratar a Han Shuo como un VIP.

Zarya se apresuró. Después de escuchar la explicación del asistente, ansiosamente le dijo a Han Shuo, “¿puedo darle un vistazo?”

Inexpresivamente, Han Shuo le entrego la falsificación de la Hoja Verde. Con una voz profunda dijo, “tu casa de subastas tiene mucha reputación en todo el Imperio Kasi. Supongo que ustedes no estarán jugándome una broma ¿cierto?”

“¡Por supuesto que no! ¡Por supuesto que no!” Zarya pudo ver la ira entre las palabras de Han Shuo. Le dio un vistazo a la ‘Hoja Verde’ y la sintió con sus manos y su rostro. Le pregunto al asistente, “¿quién fue el que trajo este objeto?” “¡Fue Galia, Señor!” el asistente respondió.

Zarya tomo una respiración profunda y respetuosamente ejecuto una reverencia hacia Han Shuo. Dijo con firmeza, “mis disculpas, en efecto hay algo mal con este objeto. Señor, primero le regresaremos las 300 mil monedas de oro. Por favor denos algo de tiempo y nosotros rápidamente obtendremos el objeto genuino para usted”.

“Han, probablemente no tiene nada que ver con la casa de subastas. ¡No harían a propósito semejantes cosas que podrían dañar su reputación!” susurró Sophie, quien estaba justo a su lado.

Han Shuo originalmente pensó que la casa de subastas deliberadamente había intentado engañarlo. Incluso estaba preparado para darle a la casa de subastas un baño de sangre si ellos no lo admitían. Pero ahora, Zarya la persona a cargo inmediatamente reconoció el asunto mientras era muy amistoso en actitud. Por ello, él inmediatamente se dio cuenta que era más una situación que reunió sus ojos.

“Muy bien, entonces. Espero que tu casa de subastas me dé una explicación apropiada. ¡Además, fui yo quien gano el objeto limpia y abiertamente, espero que no lo vendan a nadie más!” Han Shuo dijo con una voz profunda mientras miraba fríamente a Zarya.

Éste lo miro con miedo e inquietud. De repente pudo sentir que ese nada sobresaliente gordo repentinamente se volvió extremadamente aterrador. De su cuerpo, sintió un intento asesino que era casi material. Esa clase de presión abrumadora lo petrifico y supo que Han Shuo no era el hombre para convertir en enemigo.

Zarya, estando en la alta posición en que estaba, no era un personaje simple. Sólo de la aterradora conducta viniendo de Han Shuo él entendió que no era una fuerza con la cual crear rencores. Él acordó con él como un hombre que sólo decía si mientras daba vueltas en su mente sobre cómo resolver apropiadamente ese asunto.

“Por favor déjenos un método de contacto. ¡Una vez que encontremos el objeto, inmediatamente lo buscaremos para hacer una nueva transacción!” Zarya quien estaba asustado fuera de su ingenio, dijo respetuosamente después de devolver 300 mil monedas de oro a Han Shuo.

“No hay necesidad de eso. Estaré aquí por los siguientes dos días. ¡Será mejor que ustedes se apuren!” Han Shuo gruño fríamente antes de señalarle a Sophie con sus ojos y se retirara.

Sophie lo siguió. Cuando estaban cerca de la salida, viendo que nadie estaba en los alrededores, Sophie concluyo, “¡creo que el problema no viene de la casa de subastas, es más probable que sea Braque, ese tipo dos caras!”

Repentinamente, Han Shuo sostuvo con fuerza la pequeña mano de Sophie y antes de que ella pudiera reaccionar, él bruscamente acelero su paso y rápidamente se desvaneció entre las calles arrastrándola fuera de la casa de subastas.

Justo cuando el dúo se retiraba rápidamente, el caballero sagrado Sulo se acercó apuradamente desde otro pasillo. Todo lo que vio fue a Han Shuo tirando de la mano de Sophie mientras desaparecían en las abarrotadas calles. En la ocupada calle alineada con puestos de vendedores y llena de gente, Sulo pronto perdió el rastro de los dos.

Él tenía un rostro sombrío. Mirando en la multitud mientras el dúo desaparecía de la vista, murmuró suavemente, “¿quién es ese tipo?”

La silueta de Han Shuo y Sophie sosteniendo sus manos fue profundamente impresa en su corazón. Cuando repentinamente recordó en su mente la influencia de la familia Pillon en el Imperio Kasi, Sulo en un instante tuvo dolor de cabeza. Sacudiendo su cabeza con una sonrisa amarga en su rostro, suspiro, “¡Fifi, ah Fifi, tú de verdad sabes cómo encontrar problemas para papá!”

“Señor Sulo, ¿qué ocurre?” Mientras él estaba hablando consigo mismo, Thuram un esbirro de Braque, de pronto se acercó y pregunto.

“¡No, nada!” Sulo respondió brevemente. Viendo que Braque salió detrás de Thuram, sosteniendo todos los tesoros que gano en la subasta con una luz en sus ojos, él no sintió la más mínima cantidad de alegría, por el contrario, comenzó a preocuparse por toda su familia.

Sulo conocía a Braque incluso mejor que Sophie, a pesar de su alto rango de aprobación en el Imperio Kasi, su verdadero temperamento no era en absoluto de naturaleza buena como se veía en el exterior. Esa persona, una vez que tenía sus ojos en algo, nunca lo dejaría ir. Una vez que se centraba en algo, no se detendría hasta que lo lograra. Como resultaba, la Casa de Pillon era la familia real del Imperio Kasi. Sulo se dio cuenta que sólo con él, era incapaz de ayudar a Sophie a encontrar su verdadera felicidad.

Él suspiro. Sulo había decidido que sin importar que tenía que juntar a Braque y Sophie. De lo contrario, no sería sólo un asunto de Sulo y Sophie. Sus parientes cercanos no tendrían la necesidad de molestarse en pensar sobre tener un apoyo en el Imperio Kasi.

“Suegro, Fifi realmente es una cabeza dura. Ni siquiera nos dijo a donde corrió. Pero aun así, estoy seguro que entre estas cosas, habrá algunas que le gusten”, Braque rio mientras salía expresando su afecto por Sophie.

Él verdaderamente debería estar enamorado de Fifi. Fifi podría ser incluso feliz con él. ¡Debía estarlo! Sulo se consoló a si mismo antes de sonreír y decir, “que considerado. ¡Creo que Fifi seguramente vera que tanto te preocupas por ella!”

“¡Desde luego, ella es mi prometida! ¡Cómo no la trataría bien!” Braque rio.

Mientras Braque y Sulo conversaban, Han Shuo arrastro a Sophie en medio de un interminable mar de gente. Fue sólo cuando él descubrió que Sulo perdió el rastro de ambos que soltó la delicada mano de Sophie. Entonces explico, “tú padre te estaba buscando”.

“Oh”, Sophie respondió sin pensar mucho. Aunque parecía indiferente en la superficie, sus ojos eran algo vacilantes. Él inconscientemente froto su pulgar izquierdo en el índice izquierdo de ella.

Han Shuo también de cierta forma se sintió avergonzado. Cuando él estaba a punto de decir algo, repentinamente sintió el aura natural de vitalidad desde el sur. Inmediatamente, supo que esa energía debía ser originada de la ‘Hoja Verde’. Él dijo apresuradamente, “tengo algunos negocios que atender, espera un momento”.

Tan pronto como termino esas palabras, él se deslizo a través de la multitud. Dirigió su consciencia al suroeste hacia la ‘Hoja Verde’. Sophie sólo miro en blanco por un corto periodo de tiempo dándose cuenta que Han Shuo había hecho algo de distancia de ella. Ella sabía que el Santuario del Hielo era el enemigo de Han Shuo en el Imperio Kasi. Temiendo que algo malo pudiera ocurrirle, lo siguió.

Fue cuando él apenas había dejado a la multitud, antes que tomara el aíre, que descubrió que la energía de la ‘Hoja Verde’ había desaparecido. Han Shuo tenía la certeza de que la ‘Hoja Verde’ estaba siendo mantenida a cierta distancia por alguien, lo cual explicaba por qué la anterior energía liberada desapareció nuevamente.

Cuando ocurrió, él se volvió aún más ansioso. Inmediatamente, desplegó el Arte de los Nueve Cielos Demoníacos y voló rápidamente, continuando en esa dirección. Tenía que localizar la ‘Hoja Verde’ antes de que el ladrón dejara el área.

Voló con todas sus fuerzas. En sólo unos minutos, llego a la región donde la había sentido. Era exactamente la misma lujosa plaza pública en la cual Han Shuo y Sophie se habían detenido anteriormente. Miro hasta donde sus ojos podían ver, pero no descubrió nada sospechoso. Cuando concentró su atención para sentir con su consciencia, ya no pudo sentir la energía.

Él miro los alrededores una vez más mientras retorcía su cerebro por otra solución. Braque parecía el sospechoso más obvio en tomar el tesoro de atributo madera de Han Shuo. Pero desde luego, Zofi y esa mujer de clase alta no podían dejarse de lado.

Él estaba absolutamente determinado a obtener ese tesoro. Incapaz de procurarlo fácilmente con 300 mil monedas de oro, él había comenzado a considerar otros medios para tomar posesión de el. Aunque Zofi era rico y déspota, él casi no tenía poder dentro del Imperio Kasi. En cuanto a la mujer de clase alta, tampoco parecía un personaje político particularmente poderoso. De lo contrario, ella no se habría rendido cuando el precio alcanzo las 250 mil monedas de oro.

Habiendo identificado sus objetivos, él se preparó para tomar la ‘Hoja Verde’ por la fuerza. En cualquier caso, él ya había establecido una relación hostil con el Santuario del Hielo en el Imperio Kasi. Él no estaba preocupado por alguien como Braque.

“Han, ¿qué ocurre?” Han Shuo aún estaba meditando en su cabeza cuando Sophie apresuradamente llego junto a él, jadeando por aliento. Cómo ella no había invocado a su pegaso, en esa ocasión estaba incluso más corta de aliento cuando llego. Su pecho se alzaba y caía y parecía mucho más grande de lo habitual.

“¡Tú! ¡Tú matón! ¡Qué estas mirando!” Sophie inmediatamente descubrió que Han Shuo estaba mirando en una dirección extraña y le grito.

“¡Yo… Nada, no estaba mirando nada!” Han Shuo respondió con prisa. Después de eso, explico, “es sólo que sentí la Hoja Verde apareciendo aquí. Pero parece que llegue tarde. Quien la haya tomado probablemente la escondió y la llevo a otra región”.

“Deja de pensar en eso. Sólo déjaselo a la casa de subastas. Esa casa de subastas en una de las más grandes en el Imperio Kasi. Incluso Su Majestad le debe cara. ¡Ellos lo resolverán por ti!” Sophie consoló a Han Shuo.

“¿Qué pasa si Braque es quien está detrás? ¿Ellos serán capaces de manejarlo?” Han Shuo arrugo sus cejas.

Sophie se encogió de hombros y algo impotente dijo, “en ese caso, no lo sé”.

“¡Muy bien, muy bien, vamos a dejar de preocuparnos por eso! Hmm, se está haciendo tarde. ¿Qué tal si nos encontramos mañana?” Han Shuo dijo mientras alzaba su cabeza para mirar al cielo. Intentaba enviar a Sophie lejos y buscar a las personas del Manto Oscuro para preguntar sobre la localización de la mansión de Braque. Y después, por la noche, haría un viaje para tomar la ‘Hoja Verde’.

“¡Aún es temprano, porque estás tan apurado! Jajaja, vamos. Primero, te llevare por los alrededores para saborear algunas comidas interesantes. ¡Luego cuando caiga la noche, le daremos un vistazo al cielo nocturno de la bien conocida Ciudad Riverie del Imperio Kasi!”  Sophie no tenía intención de dejar ir fácilmente a Han Shuo. Ella sujeto la esquina de su túnica y rio mientras tiraba de él junto a ella. Entonces continuo, “¡sólo estoy tirando de la esquina de tu camisa, así que esto no puede ser considerado como tomar ventaja de ti!”

Siendo arrastrado por ella mientras se dirigían a sus destinos, él inmediatamente entendió el significado detrás de esas insinuantes palabras. Él no pudo hacer nada más que forzar una sonrisa y explicar, “Señorita, eso fue debido a circunstancias especiales en ese momento, ¿debe realmente sostener semejantes rencores incluso hasta ahora?”

Sophie disparo una mirada hacia él y respondió, “es verdad que las circunstancias fueron especiales. ¿Pero no fue que alguien actuó un poco indecente mientras sostenía mi mano?”

La mente de Han Shuo quedo en blanco por un momento y sólo entonces recordó que cuando sostenía la delicada mano de Sophie, inconscientemente había estado frotando su pulgar en contra de ella. Él usualmente usaba esa intimidad con Emily, Fanny y Phoebe y por tanto instintivamente hizo lo mismo con ella.

En ese momento, cuando él se volvió consciente de su indecencia, inmediatamente se detuvo. Incluso miro subrepticiamente a Sophie. Cuando vio que ella actuaba como si nada hubiera ocurrido, asumió que no le importaba. Pero quien sabría que ella lo expondría deliberadamente en ese momento.

El rostro de Han Shuo se sonrojo, pero no fue visible como su piel estaba oculta. Sonrió indispuesto y dijo con vergüenza, “no lo note. ¡Jaja, lo siento!”

“¡Humph! ¡No pienses que le creeré a tu descarada mentira!” Sophie hizo un puchero y le lanzo una mirada a Han Shuo. Pero entonces, dijo magnánimamente, “pero soy una mujer gentil y benevolente. ¡Mientras me acompañes y me entretengas, yo te perdonare!”

“Umm, pero si recuerdo correctamente, soy yo quien es el invitado ¿cierto?” Han Shuo dijo con una sonrisa oscura.

“Eso es irrelevante. ¡Si soy feliz, entonces tú también estarás feliz!” Sophie rio juguetonamente. Comenzó a correr mientras tiraba de él, como si quisiera que él se tambaleara.

Han Shuo había experimentado de primera mano que tan implacable era Sophie. No obstante, no creía que esa clase de broma inofensiva suya fuera excesiva. Deliberadamente camino inseguro, como si el realmente se agitara. Sin embargo, en esa situación, él podría repentinamente acercarse a Sophie y chocar “accidentalmente” con su cuerpo.

Él rio siniestramente en su corazón, demasiado deleitado por su hazaña.