Capítulo 489: Sitio de la subasta


“¡Jeje, esto es por qué dije que aquellos que saben lo que quieren pueden obtener cosas buenas en un lugar así!” Han Shuo dijo sonriendo.

“Vamos. Llévame de compras. ¡Pareces una persona que sabe lo que quiere!” Sophie dijo con un gran ánimo. Se sujetó firmemente de la esquina de la camisa de Han Shuo y tiro de él hacia el área de puestos con actividad.

Han Shuo la siguió impotente. Él pensó para sí mismo, ‘¿no fuiste tú quien dijo primero que eras la anfitriona?, deberías recibirme apropiadamente. ¿Cómo me convertí en su lugar en quien tiene que mantenerte acompañada?’ Parecía que las palabras que salían de la boca de una mujer definitivamente no serían de confianza.

Viendo que Sophie tenía un gran ánimo, él no lanzo agua helada sobre ella. Acompaño su antojo a través de una multitud congestionada y visito varios puestos de vendedores. Utilizando sus acertados sentidos para fundamentarse, él encontró varios objetos valiosos adecuados para ella.

“¡Han, eres sorprendente! ¿Cómo es que conoces tanto?” Sophie le dijo emocionada, mientras sostenía firmemente un brazalete de jade de manufactura áspera.

El brazalete también era una de las cosas que él le ayudo a escoger. Después de usar ese brazalete de jade, ella pudo sentir el efecto al aliviar su fatiga. Luego de escuchar toda una lección completa sobre la eficacia del brazalete de jade de Han Shuo, ella verdaderamente sintió una admiración extrema por él, casi postrándose ante él con adulación.

“Casi es medio día. Vamos a visitar también el sitio de la subasta”, Han Shuo sugirió mientras él le sonreía a Sophie.

“No hay nada interesante sobre ese lugar, bien podríamos seguir aquí y continuar paseando en los alrededores”, Sophie respondió con sus labios curvados. Claramente no tenía una buena opinión del sitio de la subasta.

“Dentro de esa subasta la cual se lleva a cabo sólo una vez cada tres años en el Imperio Kasi, ciertamente habrán muchas personas interesantes y objetos. Desde que yo ya he venido al Imperio Kasi, sería inexcusable sino lo experimento. Y tú, como la anfitriona, ¿quizás es tiempo de que hagas los honores?” Aunque los puestos de fuera en las calles definitivamente probaron ser útiles, debía haber tesoros incluso más poderosos en la subasta. No sólo eso, esos objetos puestos en la subasta habían sido bien apreciados. Eran por esas razones que él había hecho esa propuesta.

“Bien. Desde que eres tan insistente, iré contigo” Sophie refunfuño en acuerdo hacia su propuesta. Siguiéndolo por detrás, se dirigieron directamente al sitio de la subasta.

La subasta estaba ubicada en un enorme edificio con un escuadrón de caballeros en armaduras brillantes protegiendo firmemente la entrada. Cuando ambos llegaron, atestiguaron a esos caballeros en la puerta de pie refinada y cortésmente. Aunque esos caballeros podían ser considerados con actitudes amistosas, no dudaron en obstruir a los dos en sus caminos.

“Dama, caballero, no pueden entrar sin una carta de invitación”, uno de los caballeros les recordó sonriente.

Dada la apariencia ordinaria actual de ambos, además de la ropa muy ordinaria en ellos, después de retirar sus anillos espaciales, no había ningún rasgo excepcional en ellos. Obviamente, personajes vistiendo como plebeyos no deberían aparecer en semejante venta premier de cinco estrellas donde la clase privilegiada se congregaba.

Han Shuo dejo salir una burla helada, pensando por dentro que esa clase de personas definitivamente podían ser encontradas en cualquier parte. No siendo engañado por la amable conducta de esos caballeros en la superficie, el ridículo y desprecio mostrado en sus ojos difícilmente podía ser escondido. Han Shuo podía decir el desdén en sus corazones con sólo una mirada.

“Aquí, esta es la carta de invitación. ¿Podemos entrar ahora?” Sophie casualmente saco dos invitaciones y se las entregó a los caballeros con un ligero gruñido. Los caballeros estaban aturdidos. Claramente nunca esperaron que alguien como los actuales Han Shuo y Sophie tuvieran las calificaciones para recibir la invitación. Miraron tontamente a ambos y momentáneamente olvidaron como hablar.

“¿Podemos entrar?” Sophie pregunto una vez más con una voz ligeramente más fuerte.

“¡Por supuesto, por supuesto!” el caballero repentinamente despertó y respondió apurado. Él se hizo a un lado y ejecuto un saludo. En una forma cortés dijo, “¡por favor entren!”

“¡Humph!” Han Shuo disparo una mirada helada hacia ese caballero antes de marchar dentro con grandes zancadas junto a Sophie.

Tan pronto como cruzaron la entrada, vieron un escenario espléndidamente decorado con luces gloriosas. Más al fondo estaba un salón increíblemente espacioso, con filas y filas de magníficas linternas destellantes de cristal suspendidas en lo alto. El suelo estaba cubierto con una suave alfombra roja. El salón tenía asientos en gradas similares a un lujoso cine. Exquisitos postres y frutas estaban cuidadosamente colocados en cada mesa.

Derecho al frente, un presentador vestido con un traje de noche estaba alegremente dando una presentación sobre un objeto. Una colorida iluminación del escenario descendió en un delicado bastón incrustado con una gema con forma de rombo de un color azul como el agua. Bajo la iluminación de las luces, ese bastón pareció incluso más hermoso. Para algún mago de agua quien tomara placer en contemplar la hermosura, ese bastón mágico poseía una tentación mortal.

“Damas y caballeros, este delicado bastón mágico fue ensamblado por el Maestro Faler de la raza elfa. Este bastón mágico de ensueño azul puede triplicar el poder de los hechizos del elemento agua y permite una gran velocidad de recuperación de fuerza mental. En cuanto al diseño, quizás sólo la palabra ‘perfección’ puede describirlo. Las piezas del Maestro Faler son todas asombrosamente refinadas sin ninguna excepción…” en el escenario, el presentador estaba promocionando el bastón mágico de la manera más provocativa.

Han Shuo observo cuidadosamente por un momento. Descubrió que ese bastón mágico en efecto no era malo, pero lo que era una pena era que de cierta forma estaba excesivamente decorado. Su diseño extremadamente artístico era de hecho no muy adecuado para que un mago lo sujetara bien. Ese Maestro Faler claramente cortó en lo práctico en su búsqueda de la perfección.

Dado el temperamento de Han Shuo, no habría forma en que él escogiera un arma como esa. Sin embargo, su belleza rondaría la loca persecución de una maga.  En el Imperio Kasi, gracias a la presencia del Santuario del Hielo, la mayoría de los magos eran del elemento agua. Cuando el presentador termino sus palabras, la multitud inmediatamente comenzó a ofertar.

“¡Dama, caballero, por favor vengan conmigo!” mientras ambos miraban fijamente el escenario, un camarero les dijo con una sonrisa.

“¿Hay alguna habitación privada disponible?” Sophie se dio la vuelta hacia el camarero y pregunto indiferente.

El camarero quedo en blanco y la miro de arriba a abajo. Sólo entonces respondió sonriente, “lo siento. Estamos llenos desde hace mucho”.

Han Shuo entendía que en esa clase de subasta de clase alta, había habitaciones especialmente preparadas para aquellos peces gordos en la parte superior, lejos del salón con gradas de asientos.  Aquellos personajes con gran estatus usualmente ofertarían en habitaciones privadas.

Si Sophie hubiera ido junto a Braque como se planeaba originalmente, ella habría estado en una de esas habitaciones VIP. Pero como ella actualmente estaba con él, todo lo que podía hacer era quedarse allí.

“No importa. Por favor muestra el camino”. Sophie respondió casualmente. Con la guía del camarero, ambos llegaron a sus asientos cerca de la última fila. Una consola mágica estaba colocada frente a los delicados postres. Uno podía colocar la cantidad exacta de monedas de oro en ella.