Capítulo 479: Proyecto Crear un Dios


A través de la estrecha hendidura, los brillantes ojos de Han Shuo miraron fijamente a los pocos de pie en la plataforma encima de la estatua de la Diosa del Hielo, escuchando cautelosamente sus conversaciones.

“Cuando estará verdaderamente completo el proyecto. Han sido más que unos centenares de años”, un discípulo del Santuario del Hielo suspiro.

“Incluso desde el comienzo del Proyecto Crear un Dios y hasta ahora, nuestro santuario ha consumido incalculables recursos físicos y laborales. Y ahora ha llegado al momento más crítico. Nosotros no debemos bajo ninguna circunstancia ser descuidados. La razón por la que nuestro Santuario del Hielo siempre ha sido presionado bajo la Iglesia de la Luz y la Iglesia de la Calamidad es todo debido a que nuestro Santuario del Hielo no tiene su propio Dios en el Continente Profundo, sin el cual los milagros no pueden ser realizados en este mundo. Es por eso que nosotros no podemos incluso reclutar más seguidores. Una vez que el Proyecto Crear un Dios tenga éxito, nuestro Santuario del Hielo será capaz de cambiar la situación actual y de una vez por todas nuestro santuario se convertirá en algo que todo el continente mirara. No más actuar de acuerdo con la voluntad de otros”, otro discípulo intervino y explico con una voz helada.

¿Proyecto Crear un Dios?

Han Shuo estaba aturdido por lo que escucho.

Hasta ahora, él hacía mucho había aceptado que en efecto había dioses en ese mundo. La Diosa Malvada Rose, quien previamente ataco su consciencia a través de algunos planos de existencia; la Santidad que se escondía en la profundidad de la Montaña Sagrada de la Iglesia de la Luz; el rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma con su fuerza sin par. Todas esas eran certificaciones para Han Shuo de que los Dioses sin lugar a dudas eran reales.

Sin embargo, por lo que él sabía, incluso el Dios más débil pasaba por decenas de millones de años de cultivación y poco a poco llegaba a comprender los elementos en el mundo o la verdadera esencia de las leyes de la naturaleza. Sólo entonces, con algo de buena suerte, podrían romper a través de sus propias cadenas y convertirse en Dios.

Esa era la primera vez que él había escuchado el término, “Crear un Dios”. Lo más remarcable era que fue lo más egocéntrico  y la cosa más sorprendente que él había escuchado en años. En ese punto, el Santuario del Hielo estaba en esencia retorciendo el más básico entendimiento sobre los dioses.

¿Era un dios realmente algo que podían manufacturar?

“Este proyecto está casi en la etapa final. En poco tiempo, seremos capaces de completar esta aventura, logrando el magnífico hecho de evolucionar directamente a un Favorecido por la Divinidad en un Dios en sólo unos cientos de años. ¡Qué grandiosa empresa es ésta! Durante este período, no podemos permitir ningún desliz”, uno de los hombres dijo con una voz profunda. Su tono llevaba una arrogancia inexplicable.

¿Favorecido por la Divinidad? Han Shuo nuevamente fue sacudido. Después de procesarlo por otro tiempo, él se convenció completamente de la validez de ese proyecto.

Aquellos quienes poseían el Cuerpo del Favor Divino tenían estructuras corporales que eran diferentes a las de una persona común y usualmente tenían habilidades especiales. Estos podían poseer fuerzas extraordinarias como Janet, o ser como Elizabeth quien tenía la habilidad de absorber la energía divina.

También había algunos de esos Favorecidos por la Divinidad quienes podían formar con facilidad la habilidad de absorber la energía divina. Una vez que estos comenzaban a practicar en una línea de magia, harían progresos asombrosos e inimaginables. Podrían alcanzar logros que una persona ordinaria podría lograr, pero quizás en sólo una décima o incluso una centésima del tiempo.

Para lo que pareció una eternidad, Han Shuo había sido fascinado con aquellos que poseían el Cuerpo del Favor Divino y se desconcertaba con las habilidades especiales que sus cuerpos únicos les brindaban. Después de escuchar la conversación entre esas pocas personas, él llego a una simple realización.

¿Podría ser que esos Favorecidos por la Divinidad fueran los descendientes de los Dioses?

“Eso es suficiente. Vamos a apurarnos. ¡Viertan esos cristales de energía y retírense!” uno de ellos de alguna forma estaba apurado e impaciente.

Después de terminar sus palabras, Han Shuo inmediatamente comenzó a prestar una atención incluso más cercana a la plataforma sobre la estatua. Vio que de sus anillos espaciales, sacaron fragmentos de cristal que contenían un intenso elemento agua, los sostenían cuidadosamente usando magia y entonces los insertaron en un pequeño orificio en el cráneo de la estatua de la Diosa del Hielo.

Una vez que los fragmentos de cristal que contenían el elemento agua cayeron en la estatua, se disolvieron rápidamente con la composición del agua helada de dentro. A través de la mezcla, hebras del elemento agua gradualmente fluyeron en la joven desnuda localizada en el útero de la estatua.

En sólo una pequeña cantidad de tiempo, los hombres habían depositado pilas de cristales de energía en la estatua de la Diosa del Hielo. Observaron cuidadosamente por un tiempo y después de asegurarse que la estatua de la Diosa del Hielo estaba operando con normalidad, finalmente retrajeron la plataforma que sobresalía del muro, desapareciendo de la vista de Han Shuo.

Después de que esos pocos se retiraron, él inmediatamente giró toda su atención de vuelta a la estatua de la Diosa del Hielo. Observando la gigantesca estatua en la que el Santuario del Hielo derrocho un centenar de años para crear, en su corazón exclamo con sorpresa.

Esa joven con una piel helada como de jade localizada dentro de la estatua no mostraba ninguna señal perceptible de vida. Ella era como un recipiente único, acumulando enormes cantidades de energía de la mezcla de agua helada en su cuerpo.

Después de meditar por un momento mientras miraba la estatua, él formo una idea en su mente. Tenía que destruir esa estatua de la Diosa del Hielo, incluyendo lo que estaba dentro y que quizás podía producir un “verdadero Dios”. Entre él y el Santuario del Hielo, sólo existía una absoluta e irreconciliable mala sangre. Fue debido a que el Santuario del Hielo actualmente no poseía existencias tipo dios que él podía estar a la ofensiva en esa guerra en su contra.

Sin embargo, una vez que ese experto de grado dios fuera producido, él creía que el Santuario del Hielo nunca lo dejaría ir y cuando ese momento llegara, ese experto podría estar indefinidamente en su rastro. Por tanto, él decidió dejar de lado a Corey el Hielo Celestial en ese momento y tomar ventaja del hecho que el Proyecto Crear un Dios aún tenía que completarse, para erradicar ese enemigo que podría poseer potencialmente una enorme amenaza para él.

Alrededor de la estatua de la Diosa del Hielo, el intenso elemento agua estaba presente. Él había descubierto sus enigmáticas barreras mágicas y trampas desplegadas justo cuando entro en la cámara. Sería bastante fácil para él el alcanzar el fondo del edificio donde el Hielo Celestial estaba, usando la energía del zombi élite de metal. Pero para llegar a la estatua de la Diosa del Hielo sin tocar ninguna barrera mágica o trampa, eso no sería así de simple.

Sus ojos brillaron. Él decidió romper a través de las barreras y trampas y destruir esa estatua de la Diosa del Hielo usando medios salvajes. En su mente, comenzó a considerar los procedimientos de su operación, pesando cual podría ser la manera más rápida de destruir esa posible amenaza futura.

En ese momento, una bombilla se ilumino sobre su cabeza. Él recordó al zombi élite de agua. El zombi, refinado con la energía yuan del agua, poseía la maravillosa habilidad de manipular el hielo y el agua. En esa región, las barreras y trampas alrededor de la estatua estaban en realidad hechas de hielo y agua. Con el zombi élite de agua, quizás él podría ir directamente a la estatua de la Diosa del Hielo sin alertar a nadie.

Cuando esa idea floto en su mente, inmediatamente la puso en acción. Después de recitar un encantamiento, el zombi élite de agua apareció ante él. El zombi élite de metal tomo la iniciativa de retroceder, haciendo espacio para que el zombi élite de agua se parara hombro a hombro con Han Shuo.

“¿Tienes algún medio para llevarme a esa estatua sin alertar a nadie?” Han Shuo transmitió.

El zombi no respondió inmediatamente. Después de que algo de tiempo paso, el zombi aún no transmitió ningún mensaje. Eso dejo a Han Shuo de alguna forma desconcertado.

¡De los cinco zombis de élite, aunque el zombi élite de agua llego relativamente tarde y no poseía un tesoro de atributo agua, después de evolucionar por tanto tiempo, él desde hacía mucho debería poseer inteligencia en lugar de ser tan torpe!

El confundido Han Shuo arrugo sus cejas. No pudo evitar girar su cabeza para mirar al zombi élite de agua para ver que estaba mal con él.

Él se sobresaltó por lo que vio.

Los ojos del zombi estaban destellando con una luz brillante y fuera de su cuerpo flotaron bocanadas de vapor de agua. De pie a su lado, él pudo sentir que la humedad en los alrededores incremento. Además, el zombi élite de agua parecía ser emocional, como si el repentinamente llegara a algo que le causo estar extremadamente emocionado.

Siguiendo la mirada del zombi, descubrió que él estaba mirando en blanco a la joven dentro de la estatua de la Diosa del Hielo. Sus ojos no pestañeaban en absoluto, como si se hubiera convertido en un idiota.

¡Oh vamos! Han Shuo estaba alarmado. Pensó para sí mismo, ‘no me digas que él se enamoró de la chica de allí’.

Su corazón se convirtió en un desastre, sin saber que estaba mal con la apariencia boba del zombi élite de agua.

“¿Qué ocurre?” Han Shuo gritó bastante fuerte. Deliberadamente lo hizo con el fin de sacar al zombi élite de agua de su aturdimiento.

Su grito fue en efecto efectivo. El zombi élite de agua se sacudió. Miro hacia Han Shuo algo perdido, pero poco después rayos de luz alegraban magníficamente sus ojos. Señalo excitadamente hacia la joven y le dijo, “¡Padre, la quiero!”

¡Ese granuja definitivamente había ido mal en su evolución! Él nunca podía fusionar su energía en la Formación No Muerta de los Cinco Elementos. Así que resultaba que él evoluciono deseos sexuales e incluso sus ojos crecieron maliciosamente. ‘¡Maldita sea! ¡Pequeño desvergonzado, cómo es que evolucionaste así!’

Han Shuo maldijo incesantemente en su corazón mientras miraba al zombi élite de agua con su imaginación corriendo salvajemente. Por un momento, no sabía qué hacer, con respecto a los cinco zombis de élite, él tenía sentimientos genuinos por ellos. Aunque esa petición del zombi lo asustaba un poco, mirando su excitación y urgencias impulsivas, no pudo rechazarlo.

Después de estampar su pie, apretó sus dientes y dijo, “Ve pequeño desvergonzado. Haz lo que desees. Pero por todos los medios, no debes alertar a nadie. ¡Maldita sea, incluso tus hermanos quienes llegaron mucho antes que tú no maduraron tan rápido como tú!”

Después de tener el asentimiento de aprobación de Han Shuo, el zombi élite de agua repentinamente salto con emoción. Paso directamente a través de las barreras y trampas de agua y aterrizo en los pies de la estatua en un parpadeo, todo sin activar ninguna barrera o trampa.

Mientras Han Shuo continuaba maldiciendo en su corazón, el zombi se fusiono a si mismo con la estatua de la Diosa del Hielo. Desde el interior de lo bajo de su pierna, flotando en las mezclas de agua helada, el zombi fue directamente a donde se encontraba la dama y emocionado abrazo a la joven sin vida de apariencia perfecta.