Capítulo 475: Contraataque


Ante el recordatorio del pequeño esqueleto, Han Shuo inmediatamente volvió a sus sentidos y estabilizo el estado de su mente. Concentro su consciencia y sintió el alma aún por disiparse de Gilbert en un instante.

El Filo Cazador de Demonios repentinamente voló del cuerpo de Han Shuo y genero una intensa fuerza de succión. El alma ilesa de Gilbert fue succionada. En una fracción de segundo, él fluyó en el Filo Cazador de Demonios.

Aunque éste temporalmente no podía asistir a Han Shuo en la batalla, absorber una sola alma no era un problema. Como su maestro, Han Shuo incluso podía estabilizar una región dentro del Filo Cazador de Demonios especialmente para Gilbert, donde el pudiera tomar refugio.

Han Shuo disipó su pesar. Repentinamente recordó que las artes demoníacas y la magia de necromancia, su fuerte, eran artes siniestras que los piadosos detestaban. Ya fueran artes demoníacas o magia de necromancia, estas proveían al practicante con una extrema eficiencia hacia las almas.

Él sólo pensó para sí mismo por un pequeño momento antes de darse cuenta, ya fuera que él utilizara cualquiera de las dos, haciendo uso de la poderosa alma de Gilbert, él podría reconstruir su cuerpo físico y revivirlo. Mientras su alma permaneciera, él no se había ido por completo.

Con eso en mente, el dolor que Gilbert le trajo a Han Shuo se debilito en gran medida. Después de que el Filo Cazador de Demonios regreso a su cuerpo, él dio una mirada hacia el zombi élite de fuego y descubrió que éste casi se encontraba en el punto del agotamiento completo. Inmediatamente supo que no podía vacilar por más tiempo.

El aire helado en la Jaula de Jade Helado era tan frígido como de costumbre. En ese momento, el yuan demoníaco que llenaba su cuerpo de la punta de su cabeza hasta los dedos de sus pies fue drenado a sus rodillas. Aun así, la energía siendo liberada de la Jaula de Jade Helado aún parecía infinita y sin fin. Esto le dejo a Han Shuo con el descubrimiento de que el oponente definitivamente los había sobrepasado en términos de resistencia.

“¡Muévete!” Han Shuo gritó y descendió directamente hacia la estrecha gruta en la caída de lava.

Antes de que lograra acercarse a la grieta, todo el barranco repentinamente comenzó a temblar. Las abrazadoras altas temperaturas se alzaron más y más. El feroz magma se disparó como geiseres.

De pronto, un fuerte sentimiento de nostalgia lleno todo el barranco, como una madre afligida esperando amargamente el regreso de su hijo perdido y que finalmente lo encontraba en su puerta.

“¡Ella, ella sabe que regrese!” el zombi élite de fuego fue gratamente sorprendido y le transmitió a Han Shuo. Él también se regocijo.

Finalmente llego al hueco en la caída de lava. Desplegó un escudo protector, envolviendo a Elizabeth y la jaula y descendió a lo profundo.

Mientras bajaban, como el refinador del zombi élite de fuego, Han Shuo podía sentir claramente que el zombi élite de fuego se estaba comunicando con el Señor de las Llamas en el fondo. Al llegar a esa región, junto a las temperaturas alzándose, el exhausto zombi élite de fuego comenzó a restaurarse poco a poco.

Feroces llamas rugieron violentamente alrededor de ellos. Fieras burbujas estallaban desde el lugar extremo de fuego. Aterradoras altas temperaturas llenaron el área.

Repentinamente, un rugido estruendoso vino del lugar extremo de fuego. Cuando Han Shuo miro hacia abajo, descubrió que el enorme cuerpo del Señor de las Llamas estaba emergiendo lentamente desde allí. En las colinas cercanas, incontables Demonios Guerreros Abrasadores se estaban alzando desde un tiempo desconocido. Sus ojos rastreaban a Han Shuo y su grupo, quienes estaban descendiendo gradualmente.

De esa sensación Han Shuo estaba en alerta, el zombi élite de fuego rápidamente le transmitió, “Padre no te preocupes. ¡Ella va a ayudarme!”

“¡Está bien, ahora todo está en ti!” Han Shuo confiaba mucho en el zombi élite de fuego. Cuando éste le dijo que no habría ningún problema, inmediatamente dejo ir todas sus preocupaciones.

Justo después de que él dijo esas palabras, el zombi élite de fuego sosteniendo su Loto de Fuego, aterrizo en el cuerpo del Señor de las Llamas que justo había emergido del lugar extremo de fuego. Éste entonces se sentó en los amplios hombros del Señor de las Llamas. Hilos sin fin de energía repentinamente estaban liberándose del Señor de las Llamas. Una docena o más de hebras de magma incluso salieron de su boca. Como una seda ardiente, todos ellos se enredaron alrededor de la Jaula de Jade Helado.

Simultáneamente, el lugar extremo de fuego que había existido por quien sabe cuánto tiempo y que incluso nutrió el tesoro de atributo fuego – el Loto de Fuego – repentinamente pareció cobrar vida. Miles y miles de hebras de energía yuan de fuego fluyeron en el cuerpo del zombi élite de fuego. En nada de tiempo, el zombi élite de fuego había restaurado toda la energía que había agotado previamente.

El Loto de Fuego repentinamente exploto con rayos magníficos. Bajo su manipulación, éste movilizo la enorme energía yuan de fuego en el lugar extremo de fuego, enviando pequeñas nubes de llamas que flotaron todo el camino hasta la jaula.

Han Shuo inmediatamente sintió que la presión en él se reducía enormemente. Después de semejantes acciones por el zombi élite de fuego y el Señor de las Llamas, el penetrante frio de la Jaula de Jade Helada fue todo usado para resistir la arremetida de las llamas. Él ya no necesito continuar resistiendo con un uso excesivo de sus artes demoníacas. Incluso Elizabeth y los dragones oscuros cuyos cuerpos fueron casi congelados rápidamente se recuperaron por el calor.

A miles de millas de distancia en el Santuario del Hielo…

“¡No es bueno! Hay una intensa energía de fuego que se está vertiendo. ¿Qué está ocurriendo?” aquel magus de grado sagrado que había estado lamiendo el trasero del Hielo Celestial Corey, repentinamente hizo un enorme cambio de expresión y grito con sorpresa.

Los rostros previamente calmados y despreocupados de los expertos del Santuario de Hielo fueron remplazados con expresiones solemnes. Todos y cada uno de ellos lanzaron su mirada al Hielo Celestial Corey, su líder.

Incluso él recibió una sorpresa. A través de alguna misteriosa conexión, él sintió los cambios en la Jaula de Jade Helado localizada en el Bosque Oscuro. Esa energía que se intensifico de repente se revelo a sí misma para ser la más abrazadora energía de llamas.  Tanto como al Santuario del Hielo le preocupaba, semejante energía feroz era la más detestable y la más difícil de manejar.

El repentino surgimiento de esa incomparablemente poderosa energía destruyo completamente la calma del Hielo Celestial Corey. Bajo las atentas miradas de sus subordinados, él presiono su mente para idear una contramedida mientras trataba de determinar la fuente de la feroz energía que repentinamente apareció.

Después de algo de tiempo, él hablo nuevamente, “deben ser ellos haciendo un contraataque en las puertas de la muerte. ¡Mientras nosotros vayamos con todo para soportar esta ola de ataques, no tendrán ninguna energía más para resistir!”

“Lord Corey, si esto resulta no ser su último esfuerzo antes de sus muertes y nosotros no ejercemos toda nuestra fuerza para resistir esta ola de ataques, si y esto es completamente hipotético, por alguna razón sus fuerzas exceden las nuestras combinadas, será muy difícil para nosotros el retirarnos” otro magus sagrado del Santuario del Hielo de pronto intervino.

Después de dejar salir un rugido helado, el Hielo Celestial Corey dijo, “No hay errores en mis juicios. Incluso si otra entidad se entromete, con tantos expertos de nuestro Santuario del Hielo cooperando, ¿cuantos en el Continente Profundo pueden soportarnos? Estén tranquilos. ¡En esta ocasión yo estaré ejerciendo toda mi fuerza e indudablemente los congelaremos a todos hasta la muerte de una vez!”

Viendo que el Hielo Celestial Corey estaba algo disgustado, los otros no levantaron más objeciones. El ego de Corey era infame en el Santuario de Hielo. Él era un hombre quien nunca escuchaba las opiniones de otros. Una vez que hacia una decisión, todo lo que uno podía hacer era ejecutar de todo corazón sus planes sin preguntas sobre si su decisión estaba bien o mal.

Bajo las ordenes de Corey, los pocos más fuertes del Santuario del Hielo, usando la misteriosa matriz mágica, comenzaron a liberar energía divina de sus cuerpos con todas sus fuerzas, intentando destrozar a Han Shuo y los otros localizados lejos en el lugar extremo de fuego de una vez por todas a través de la Jaula de Jade Helado bendecida por la Diosa del Hielo.

De regreso en el Bosque Oscuro, en el lugar extremo de fuego.

“Maestro, ¿qué haremos? ¿Qué debería hacer?” Elizabeth, quien finalmente hablo, grito frenéticamente.

“Mantén ese estado y cállate. ¡En esta ocasión no seremos nosotros los que tendremos un dolor de cabeza!” Han Shuo insistió antes de dejar de responderle a Elizabeth.

La inagotable energía yuan de fuego en el lugar extremo de fuego, a través de las dos existencias del zombi élite de fuego y el Señor de las Llamas, se vertió en la jaula. Un calor abrasador lleno toda la región. El patriarca de los dragones oscuros Gilges, finalmente despertó de su desmayo debido al calor rostizante.

“Pequeño tonto, ¿dónde está Gilbert esa cosa tonta? ¿Dónde está mi nieto?” Después de que despertó, él ansiosamente miro a todas partes buscando a Gilbert.

“¡Patriarca, Gilbert está… él está muerto!” un dragón oscuro suspiro miserablemente con ojos llorosos.

“Ahhh…”

Con un ataque de dolor en su corazón,  Gilges dejo salir un bramido lastimoso.

En ese momento, el grupo del distante Santuario del Hielo lanzo un feroz contraataque. Frio, un aire helado incremento en tres y broto de las columnas en la Jaula de Jade Helada e hizo contacto con las altas temperaturas del lugar extremo de fuego que en un instante, produjo un grueso humo que cubrió a Gilges y los otros.

La frialdad extrema, como el agua de una presa colapsada, broto violentamente hacia el cuerpo de Elizabeth a través de sus dos manos. Han Shuo se sobresaltó y rápidamente concentró toda su atención, enviando salvajemente su yuan demoníaco restante a las dos manos de Elizabeth.

“¡Arhhh… Eso duele!”

Ella dejo salir un chillido agonizante que sonó como un puerco siendo masacrado. Luces rojas, blancas y verdes irradiaron de sus dos manos. En un momento, estas eran heladas por el frio y en otro serían terriblemente calientes.  Con esas dos energías opuestas chocando, ella sintió un dolor que nunca antes había sentido.

Previamente, como el cuerpo de Elizabeth estaba rígidamente congelado por el frio, el dolor no era difícil de manejar mientras su cuerpo estaba entumecido. Pero ahora, con el hielo descongelado, el dolor se volvió mucho más distinto y atormentante.

En ese momento, Han Shuo no pudo atender a Elizabeth. Como él desplegaba incesantemente su yuan mágico para coagular y formar llamas en las dos manos de ella, su consciencia repentinamente sintió algo ligeramente desde la Jaula de Jade Helado. Cuando él se concentró, su consciencia pareció sentir algunas presencias de un sitio extremadamente lejano. Era como si a través de alguna conexión milagrosa atara la jaula con alguna clase de energía de un lugar distante.

Repentinamente, se volvió claro para él. Las presencias que su consciencia sintió de la jaula era un rastro de las almas de Corey el Hielo Celestial y su grupo. Si ellos fueran a transmitir su energía en la Jaula de Jade Helado a través de ese método misterioso, su fuerza mental debía ser altamente concentrada. Por tanto, a través de esa conexión misteriosa, su poderosa consciencia pudo sentirlos ligeramente.

Justo cuando Han Shuo comprendido esos pensamientos, la jaula nuevamente exploto con diez veces la frialdad. Un grueso humo envolvía el aire de todo el lugar extremo de fuego. Incluso las feroces ataduras que el Señor de las Llamas lanzo fueron rápidamente solidificadas.

El Señor de las Llamas parecía que nunca se había encontrado con un problema tan difícil. Repentinamente, enojada, alzó su cabeza y dejo salir un rugido. Todo el barranco, incluyendo el lugar extremo de fuego, pareció reverberar con su rugido.

De pronto, el magma en ese lugar burbujeo. Con el contraataque del enfadado Señor de las Llamas, la energía yuan de fuego que estaba nutriendo ese lugar por decenas de miles de años se reunió y viajo a lo largo de la feroz línea disparada de su boca hacia la jaula.

El zombi élite de fuego se lanzó de cabeza al lugar extremo de fuego. El Loto de Fuego en su mano instantáneamente mostró la aterradora energía dentro del lugar. Este ya no dejo salir nubes de llamas, más bien con el lanzamiento del zombi élite de fuego cargo con una energía de fuego ilimitada y golpeo también hacia la jaula. “¡Padre, ten cuidado!” el mensaje del zombi élite de fuego llego subsecuentemente.

Han Shuo entendió que la batalla ahora había llegado a su momento más crítico. Reunió toda su atención. Incluso su poderosa consciencia que había estado meticulosamente escondida del rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma, sin ningún miramiento en nada, se extendió completamente para centrarse firmemente en las almas unidas a la jaula.

“¡Aguanten, estarán acabados en cualquier momento!” dentro del muy muy distante Santuario del Hielo, Corey el Hielo Celestial exclamo.

Todo mundo puso su esfuerzo hasta el máximo de sus fuerzas. La energía divina que ellos obtuvieron de la Diosa del Hielo por sus plegarias, como caballos corriendo se apresuró en la Jaula de Jade Helado a una gran distancia.

Temblores…

Cuando el Loto de Fuego bombardeo la jaula, un aterrador sonido pudo ser escuchado. Nubes de llamas salieron desde este y se pegaron por sí mismas en las columnas.

Los dragones oscuros dentro de la jaula tomaron una sacudida. La joven dama incluso escupió una bocanada de sangre. Ella parecía hacer sido lastimada por la repentina sacudida.

Cuando el Señor de las Llamas libero toda su fuerza, la ataduras enredadas en la jaula brotaron con lo que parecía ser una energía inagotable. Incluso más humo blanco se extendió a cada dirección.

“¡Son muy poderosos! ¡Lord Corey, no puedo resistir más!” el magus sagrado quien había estado alabando a Corey grito aterrado.

Con el zombi élite de fuego y el Señor de las Llamas cooperando para aprovechar la energía que había estado en el lugar extremo de fuego por millones de años, ellos destrozaron al extremo a aquellos del Santuario del Hielo. La Jaula de Jade Helado gradualmente comenzó a derretirse bajo el calor abrasador.

A través de las dos manos de Elizabeth, Han Shuo fue capaz de ver que Corey el Hielo Celestial y su grupo eran incapaces de soportar más. Su consciencia incluso sintió que algunas presencias que rodeaban la jaula se estaban desvaneciendo a cada segundo.

Fue en ese momento que él, quien había estado esperando por el momento adecuado, repentinamente hizo un movimiento. Mientras estaban frenéticamente resistiendo el contraataque de las llamas, toda la fuerza mental de Han Shuo, su consciencia incluida se vertió en esas almas como una espada afilada.

“Pff…”

El grupo de expertos en el Santuario del Hielo incluyendo a Corey el Hielo Celestial, rezumo hebras de sangre de sus bocas. Sintieron como si sus almas fueran cortadas en trozos y sufrieran daños pesados.

Con eso, ya no tenían la energía para resistir. La Jaula de Jade Helado se sacudió con un choque ruidoso. Después de eso, ningún rastro de energía helada podía ser sentido en ese lugar extremo de fuego.

Las dos manos de Elizabeth fueron liberadas. Han Shuo detuvo su caída sin molestias. Toda la raza de los dragones oscuros recién fue liberada de su incineración. Aunque ellos aún tenían que recuperarse completamente, aún eran capaces de mantenerse en medio del aire con un pequeño esfuerzo. Ninguno cayó en el lugar extremo de fuego.

A miles de millas de distancia en el Santuario del Hielo…

Corey y los otros, quienes aún estaban congelados como esculturas de hielo, explotaron del hielo y salieron disparados. El cuerpo del Hielo Celestial Corey fue lanzado en la distancia, escurriendo sangre fresca por todas partes.

El Santuario del Hielo, envuelto en un frio ártico todo el año, fue repentinamente asaltado por una onda de aire caliente. Su elevado y majestuoso santuario construido de cristales de hielo estaba comenzando a reducirse a un cuerpo sin vida de agua.

Discípulos que estaban practicando artes marciales y magia de agua en el Santuario del Hielo de pronto percibieron las altas temperaturas que ellos instintivamente odiaban y temían. Grandes ceños fruncidos estaban colocados en sus rostros mientras trataban de mirar la fuente del calor con alarma. Pronto, descubrieron que el enorme santuario que albergaba la escultura de su Diosa del Hielo para que ellos se consagraran también se estaba derritiendo lentamente.

Semejante cosa nunca había ocurrido en ese lugar en los últimos milenios. Ese fenómeno, para aquellos en el Santuario del Hielo, fue visto más amenazante que incluso demonios ascendiendo de las puertas del infierno. Estaban en un golpe de pánico y aterrados sin ninguna pista de que había ocurrido.

¿Podría ser que la Diosa del Hielo los había abandonado?

Mientras el Santuario del Hielo cayó en un tumulto que no se había visto por miles de años, Han Shuo dejo salir un suspiro de alivio. Pero él pronto recibió una sacudida, miro al Señor de las Llamas en el lugar extremo de fuego bajo él con una expresión inimaginable.

Todo lo que el vio fue que el enorme Señor de las Llamas, cuyo cuerpo estaba formado de magma, hierro y rocas estaba sufriendo una transformación desconcertante. Trozo tras trozo de roca como rojas marcas de hierro se erosionaron desde éste con un estruendoso rugido suyo. Una inconmensurable cantidad de energía estaba haciendo erupción de su cuerpo.

Gradualmente, mientras el titánico cuerpo se influía, su cuerpo creció en tamaño. La lava de todas partes del lugar extremo de fuego fluyo en ella como rápidos ríos, pareciendo proveerla con tremendas cantidades de energía nutrida por el lugar extremo de fuego desde el inicio del tiempo.

Justo ante los ojos de Han Shuo, el Señor de las Llamas primero creció salvajemente enorme, su cuerpo casi llenaba el lugar. Pero después de un tiempo, las rocas en su cuerpo fueron sacudidas rápidamente. Mientras la lava descendía, su cuerpo comenzó a encogerse poco a poco.

Han Shuo miró hacia el Señor de las Llamas sin pestañear. Sintió que mientras su cuerpo se volvía pequeño, la energía dentro de ella crecía incluso más poderosa. Poco después, hebras de feroces rayos explotaron de su cuerpo. Ella era como un sol en miniatura, irradiando luz cegadora la cual podría convencer a alguien de que sus parpados eran transparentes.

“¡Jajaja, finalmente he evolucionado! ¡Finalmente evolucione!” Con Han Shuo mirando atentamente, el Señor de las Llamas, brillando con una luz roja, liberando una carcajada. Gradualmente, la luz roja se apagó, revelando ante él a una mujer rolliza de mediana edad con una piel roja.