Capítulo 469: Ruptura


El hecho probó que ambos, el zombi élite de metal y el zombi élite de fuego, quienes habían obtenido tesoros de sus respectivos atributos, podían en efecto liberar una increíble cantidad de energía.

Bajo la manipulación del zombi élite de metal, el bastón dorado se convirtió en un enorme pilar que destellaba con rayos dorados. Llevando la fuerza de millones de millones de toneladas, este directamente aplasto el enorme pedazo de hielo que creo el Hielo Celestial Corey. Un aterrador sonido de algo quebrándose salió. Siendo el centro, Corey repentinamente sintió una energía vigorosa sin par acercándose, causando que su cuerpo temblara violentamente y su aura se volviera inestable.

El zombi élite de fuego inmediatamente lo siguió. Una tras otra, nubes de un ardiente infierno salían continuamente del Loto de Fuego en su mano y caían en el hielo que aún tenía que desintegrarse completamente. Un grueso humo se descargó violentamente de donde el fuego y el hielo hicieron  contacto.

Corey se puso pálido de miedo. Si hubiera sido una de esas técnicas milagrosas de artes marciales de Han Shuo la que hubiera destruido el escudo de hielo, él no habría estado así de horrorizado. Sin embargo, eran solamente dos guerreros zombis de apariencia extraña los que derrotaron el pedazo de hielo que contenía la energía divina de la Diosa del Hielo, algo absolutamente más allá de su imaginación.

“¡Qué demonios son esas cosas!” Corey estaba aturdido por el miedo hacia el zombi élite de metal y el zombi élite de fuego. Él sujeto con fuerza su espada larga que estaba cubierta con una capa de hielo tan duro como el diamante mientras miraba a los dos zombis élite con cierto desconcierto.

Fue en ese momento que como un espectro, Han Shuo repentinamente se escabullo desde el espeso humo. Sus Cuchillas Demoníacas causaban que las puntas de sus dedos en ambas manos crecieran dramáticamente un metro de largo. Mientras él agitaba sus manos en movimientos cruzados, rastros de una violenta luz demoníaca se disparaban, pareciendo tejer una enorme e intangible red para atrapar a Corey.

Corey estaba extremadamente nervioso. Ya era extremadamente difícil manejar solamente a Han Shuo. Ahora sumado a eso, estaba el zombi élite de fuego refinado con la energía elemental pura del fuego. Indistintamente, sentía que a través del Loto de Fuego en realidad lo estaba sometiendo, haciendo a Corey extremadamente incómodo. Cuando él vio a Han Shuo cargando, él disparo trozo tras trozo de hielo mientras él retrocedía en retirada.

¡Repentinamente, justo ante Corey, Han Shuo gradualmente se volvió más y más claro hasta que se desvaneció completamente! Aun así, esa sensación de peligro nunca disminuyo sino que en su lugar se amplió. Esto le causó un gran desastre.

Con él como el centro, pedazo tras pedazo de hielo se disparó ferozmente de la espada larga en su mano en cada dirección. Después de perder el rastro de Han Shuo, esa fue la mejor idea que se le ocurrió a Corey para atacarlo.

Después de que él lanzo el ataque de cobertura completa, la enorme red cayendo justo sobre su cabeza parecía estar destruida y ser disipada bajo el bombardeo de los trozos.

Sin embargo, Corey no se sentía para nada cómodo. Por el contrario, ese sentido de peligro que siempre rondaba su corazón creció más y más intenso. Corey había reunido toda su concentración, se revolvió rápidamente en el mismo lugar del suelo en su intento de localizar la fuente del peligro y aun así no pudo encontrar nada.

Cuando esa sensación de peligro se amaso hasta su punto más alto, una puñalada de dolor se disparó en sus suelas. Corey estaba visiblemente asustado y rápidamente se alzó en el aire, escapando del ataque oculto que repentinamente llego por debajo de sus pies.

Bajo el pie de Corey, Han Shuo quien utilizo al zombi élite de tierra para construir túneles subterráneos para montar un ataque sorpresa, con una mueca maligna alzo su cabeza para mirar al Hielo Celestial Corey. Mientras las heladas luces brillaban de las Cuchillas Demoníacas en sus dos manos, diez rayos como serpientes de las puntas de sus dedos, se lanzaron sobre Corey. Estas no sólo viajaban tan rápido como rayos, sus trayectorias eran incluso más truculentas e impredecibles.

‘¡Maldita sea!’ Corey maldijo su propia negligencia. En su apuro, él agito su espada larga hacia abajo.

De los diez rayos, seis fueron detenidos en sus caminos por los golpes defensivos con pánico de Corey, mientras los otros cuatro se acercaron a su cuerpo como si estos fueran sus propias sombras. Entonces, estos explotaron uno por uno en su cadera y cintura. Una cascada de sangre fresca broto de sus heridas y los aullidos miserables de Corey fueron escuchados.

¡Mientras está herido, dale el golpe final!

Han Shuo se alzó en el cielo. Parecía como si las luces demoníacas circularan constantemente dentro de las Cuchillas Demoníacas de un metro de largo en sus dos manos. Otros diez rayos nuevamente se acumularon en las puntas de sus dedos, listos para tomar la vida de Corey en cualquier momento.

Fuera de la anticipación de Han Shuo, ese Hielo Celestial Corey, uno de los incluso más honorables estatus que Tiana en el Santuario del Hielo, cuando su abdomen bajo fue abierto por esos rayos, él fue tan lejos como para sacar un rollo mágico. Antes de que Han Shuo se le acercara, él activo el rollo que era tan blanco como la nieve.

“¡Retirada!” Corey grito con el máximo de su fuerza. Los copos de nieve que llenaban el aire repentinamente se apresuraron hacia él. En sólo un segundo, Corey el Hielo Celestial se desvaneció en la nevada.

Cuando los aullidos miserables de Corey reverberaron, los copos de nieve que blanqueaban toda la región repentinamente se reunieron alrededor de cada uno de los pocos expertos del Santuario del Hielo. Los cinco parecían haberse derretido en los copos de nieve y milagrosamente desaparecieron ante los ojos de Han Shuo.

Incluso aunque él sentía sus presencias en la nieve con su consciencia sobresaliente, él no podía rastrear su localización exacta. Era como si ellos se hubieran derretido en la nieve. ¡Podía sentirlos, pero no tenía forma de atacarlos!

Cuando el grupo de seis desapareció, la tormenta de nieve que azotaba a toda la región desapareció. Han Shuo pudo sentir que las presencias de Corey  y su grupo desaparecían poco a poco. Cuando él ya no pudo sentir nada de sus presencias, aunque el helado frio que rodeaba a todo el cañón permanecía, ya no había copos de nieve flotando a través del aire.

Las criaturas no muertas que perdieron sus objetivos, sin saber que hacer, quedaron de pie aturdidas como si esperaran sus siguientes órdenes.

“¡Padre, han desaparecido!” El zombi élite de tierra le transmitió ingenuamente después de emerger lentamente del suelo frente a Han Shuo.

“¡Se las arreglaron para escapar! Su método de escape es verdaderamente milagroso. En realidad es logrado al mezclarse en el hielo y la nieve” Han Shuo murmuro para sí mismo. Instruyo al zombi élite de tierra, “abre el túnel subterráneo. ¡Trae al dragón oscuro Gilbert y la jaula afuera!”

“¡Está bien!” el zombi élite de tierra respondió sin rodeos. Justo después, el suelo frente a ambos repentinamente se dividió para formar una caverna. De allí emergió Gilbert y la jaula que apresaba a la raza de los dragones oscuros.

Gilbert estaba en la parte alta de la jaula, sus lágrimas caían constantemente en ella. No decía nada, pero lloraba incesantemente hacia el patriarca de los dragones oscuros, Gilges quien estaba justo bajo él. Los ojos de su abuelo eran rojos mientras las lágrimas caían de estos, sacudiéndose con sollozos mientras consolaba a Gilbert.

Después de ver a Gilbert y a los otros dragones oscuros en la jaula, Han Shuo tranquilamente abrió su distancia de ellos. Sabía que era mejor para ellos tener un tiempo juntos en semejantes momentos. Además, quizás Gilges quisiera decirle a Gilbert algo referente a ciertos secretos de los dragones oscuros. Parecía inapropiado para él permanecer allí.

Mientras la temperatura en ese pedazo de tierra regresaba a la normalidad, el hielo y la nieve que anteriormente cubrían la tierra gradualmente se derritieron. Han Shuo envió a las criaturas no muertas de regreso al inframundo una tras otra y luego reflexiono el objetivo del Santuario de Hielo para hacer presencia.

El Santuario del Hielo y la Iglesia de la Luz tenían relaciones muy amistosas y ambas poseían gran influencia por el continente. Aunque las dos religiones profesaban doctrinas diferentes, era un secreto abierto que eran aliadas entre ellas en privado. Por tanto, derivado del rencor de Han Shuo hacia la Iglesia de la Luz y sumando la traición de Tiana de la última ocasión, parecía normal que él pudiera ver al Santuario del Hielo como su enemigo.

Aunque Corey había escapado exitosamente a través de los copos de nieve que llenaban el cielo, sin embargo Han Shuo le dejo una marca eterna e inolvidable en su cuerpo. Pero sobre todo, dada la existencia de Tiana, esa enemistad que él tenía con el Santuario del Hielo sería imposible de resolverse pacíficamente. Él incluso comenzó a considerar como lidiar con el Santuario del Hielo.

Mientras continuaba reflexionando, recibió un mensaje de Gilbert, pidiéndole que fuera. Sin vacilar, él llego ante Gilbert. Vio que aunque este aún llevaba el mismo rostro miserable, su humor al menos se había estabilizado.

Con cada uno de la docena de dragones oscuros encerrados en la jaula viéndolo, el abuelo de Gilbert, Gilges, se inclinó hacia Han Shuo desde el interior de la jaula y le agradeció con sinceridad, “La última vez que Gilbert regreso, escuche algunos de tus logros pasados. Nunca espere que serias tú quien terminaría salvando a nuestra clase. ¡De parte de todos los dragones oscuros, gracias por el enorme favor!”

“¡De nada! La relación entre Gilbert y yo no es tan simple como imagina. ¡Ayudarlos era lo que debía hacer!” Han Shuo hizo un gesto con su mano, indicándole a Gilges que no necesitaba ser tan cortés.

“Entiendo. Ninguna persona ordinaria estaría dispuesta a arriesgar su vida por su mascota mágica. Para apresurarse aquí desde las partes distantes con el fin de ayudarnos a nosotros los dragones oscuros, eso por sí sólo es suficiente para explicar tu afecto por Gilbert. ¡Es en efecto su buena fortuna el que te haya seguido!” Gilges era definitivamente una persona atenta. Debido solamente al hecho que Han Shuo había ido a apoyar a Gilbert, él razono que Gilbert definitivamente siguió al maestro adecuado.

“¡Abuelo, deja de discutir semejantes cosas sin sentido!” Gilbert se quejó. Después de eso, miro impaciente hacia Han Shuo y pregunto, “maestro, ¿puedes abrir esta maldita jaula? ¡He intentado incontables métodos, pero nada ha funcionado!”

“¡Déjame intentarlo nuevamente!” Han Shuo respondió y procedió a desplegar varias habilidades marciales demoníacas. Sin embargo, esa jaula fue bendecida por la Diosa del Hielo como menciono Corey y en efecto contenía una energía divina exótica. Una multitud de ataques, sin importar que tan poderosos, eran todos congelados y desintegrados por la energía divina helada, incapaz de abrir la jaula.

Como el alma principal del Filo Cazador de Demonios se estaba fusionando con la energía del Cristal de la Destrucción, por ahora necesitaba estar completamente aislado. Con la asistencia del inconcebiblemente afilado Filo Cazador de Demonios, Han Shuo tenía la absoluta confianza que él podría romper esa jaula en trozos. Sin embargo, como el Filo Cazador de Demonios actualmente estaba incapacitado, le dio un gran dolor de cabeza.

Aunque el bastón dorado que el zombi élite de metal sostenía podía destruir cualquier cosa, si el bastón realmente bombardeara la jaula, la docena o más de dragones oscuros probablemente llegarían a sus muertes antes que la jaula se abriera.

Si esa jaula no hubiera sido encantada con la energía divina de la Diosa del Hielo, él tendría la certeza de poder abrirla. Pero la situación a mano lo dejo al final de su ingenio.

Mientras atormentaba a su cerebro, repentinamente recordó a alguien que podría ser usado. Dejo salir un pequeño grito una vez, “¡Quizás hay una manera!”