Capítulo 468: Corey el Hielo Celestial


Los tres caballeros malvados que habían sido reformados por Han Shuo todos llevaban armaduras que brillaban como espejos, sosteniendo lanzas de hueso extremadamente largas que portaban una intensa aura de muerte. Contrario a lo que pudiera parecer los tres cargaron en la línea de más al frente.

Montados en enormes caballos de guerra que arrojaban fuego y llevando enormes lanzas de hueso en sus manos, los geniales caballeros malvados exudaban un aura de muerte inextinguible mientras estos cargaban hacia Corey y su grupo.

Detrás de los tres caballeros malvados había cinco caballeros malvados adicionales que no fueron reforjados por la magia demoníaca y detrás de estos se encontraban el señor de las momias y el demonio de hueso. En cuanto a los cinco zombis élite de cinco elementos de apariencia extraña, zombi élite de tierra y zombi élite de madera, utilizaron sus habilidades innatas, escondiéndose profundamente en la tierra y en las frondosas plantas respectivamente. Los zombis de fuego, agua y metal estaban mezclados entre los zombis guerreros restantes que sobrevivieron por pura suerte y lentamente rodearon a Corey y los otros.

Corey sosteniendo la espada larga cubierta con una capa de hielo tan dura como el diamante que emanaba un aire frio que hacía temblar los huesos, antes de que los tres caballeros malvados se le acercaran, repentinamente dejo salir un gruñido helado y blandió la espada larga en su mano. Un aura de pelea incolora mezclada con una aura congelada fue lanzada de la espada larga y se dirigió directamente hacia los tres caballeros malvados en los caballos de guerra que respiraban fuego.

El gélido aire encontrado entre el cielo y la tierra que podía congelar cualquier organismo viviente se congrego inmediatamente con el aura de pelea incolora. El aura de pelea originalmente incolora y sin forma exploto con una brillante luz y se asimilo con el aire helado, formando un colosal trozo de hielo que brillaba con una luz fria. El trozo de hielo mezclado con la indestructible aura de pelea se disparó hacia los tres caballeros malvados.

Han Shuo, quien estaba de pie a un lado del dragón oscuro Gilbert, sonrió y se desvaneció en el aire. Cuando su cuerpo fue nuevamente visible, estaba de pie en lo alto del aire frente a los caballeros malvados y lanzo un feroz puño al frente.

Fue como si un dragón rojo fuera disparado de su mano, bajo la propulsión del Mystical Glacial Spellfire, las llamas rojas bailaron alrededor de su puño. Llevando una luz y calor abrasadores que se extendieron justo al medio del colosal trozo de hielo.

¡Grieta!

Un sonido crispante resonó de la roca de hielo. Bajo el efecto de la feroz fuerza de Han Shuo, una fina y larga flama demoníaca primero hizo un enorme agujero en el trozo de hielo, sólo entonces desde dentro este libero el intenso calor que llevaba, evaporando el trozo de hielo que contenía el aura de pelea incolora de Corey.

“¡Tú oponente soy yo!” Paso a paso sin tocar el suelo, Han Shuo marcho hacia el Hielo Celestial Corey del Santuario del Hielo. Mientras llamas ardientes quemaban en ambas manos, el inmenso calor interactuó con el aire helado encontrado en los alrededores, produciendo unas finas gotas de agua que cayeron en lluvia.

“¿Quién, quien demonios eres tú?” Corey grito, su corazón palpitaba con miedo. Después de ese golpe de Han Shuo, ese Hielo Celestial del Santuario del Hielo había probado que tan abrumadora era su fuerza.

Incluso sin probar activamente a Corey con su consciencia, a una distancia tan corta, Han Shuo aun así podía sentir la fuerza de Corey. Este sin embargo, a pesar de poseer una fuerza extremadamente extraordinaria, no tenía esas milagrosas artes demoníacas. Por tanto, desde el inicio, Corey fallo al darse cuenta que Han Shuo era un oponente del mismo rango.

Después de todo, era extremadamente extraño encontrar un semidiós en todo el Continente Profundo. En su defensa, Corey había ido preparado. Casi toda la crema de la cosecha de expertos en el Santuario del Hielo, aparte de Tiana, se encontraban allí. No pensaba que alguien al azar que fue a través del territorio de los dragones oscuros podría poseer semejante fuerza para contender en su contra.

Más significantemente, como las artes demoníacas que Han Shuo practicaba eran diferentes como podrían ser de las artes marciales de ese mundo, Corey no sintió ninguna circulación de aura de pelea en su cuerpo, por eso dejo de lado la posibilidad de que él fuera un practicante de las artes marciales. Sólo después de que Han Shuo saco el bastón esquelético fue que Corey se dio cuenta de que era simplemente un nigromante. Cuando vio que él no invoco a un dragón de hueso, incluso lo subestimo.

Un simple gran magus era nada ante sus ojos. Cualquiera de sus cinco subordinados podría terminar con él fácilmente. ¡Por tanto, él nunca había anticipado que Han Shuo podría ser alguna amenaza!

Sin embargo, cuando descubrió que él podía aplastar su trozo de hielo con un golpe, supo que había cometido un grave error en su juicio. Esa era la razón por él que nuevamente interrogo por el origen de Han Shuo con gravedad.

“De todas maneras tú no serás más que un cadáver, ¿por qué molestarte en preguntar?” Han Shuo miro al Hielo Celestial Corey con ojos asesinos. Las dos bolas de fuego en sus manos, formadas al coagular la energía del yuan demoníaco, se lanzaron hacia Corey mientras este terminaba de hablar.

¡Quizás sólo los personajes del rango de ese Hielo Celestial podrían verdaderamente entender la energía contenida en esas aparentemente ordinarias bolas de fuego! Él rugió y su espada larga aleteo, enviando destellantes y translucidos aires frios hacia las dos bolas de fuego demoníacas.

En contra de las expectativas de Corey, las ardientes bolas de fuego que estaban volando hacia el en línea recta, evadieron la descarga entrante de su espada larga con extrañas y sinuosas maniobras. Como dos seres vivientes autónomos, las bolas de fuego con sus trayectorias impredecibles nuevamente volaron hacia él.

Detrás de las dos bolas de fuego diabólicas estaba Han Shuo, llevando una sonrisa incluso más helada que ese mundo de hielo y nieve en el que se encontraba, envió la orden al zombi élite de tierra, entonces le dijo al dragón oscuro Gilbert desde la distancia, “¡Vas a tener que ir a ver a tu abuelo en un momento!”

El hechizo liberado simultáneamente por dos magus de rango sagrado llenaron toda la región con un intenso aire gélido, una mezcla de copos de nieve y virutas de hielo flotaban por donde quiera, como si fuera la montaña congelada donde el Santuario del Hielo estaba localizado.

Quizás debido a que su energía se encontraba confinada, todos y cada uno de los dragones oscuros apresados temblaban de frio. La chica de piel oscura cubierta de cortes y heridas, posiblemente debido al aire helado o quizás fueron las migas de hielo que cayeron en ella. Su piel parecía tener una palidez significativa de varios tonos.

Después de que Han Shuo hablo, el suelo en el que la jaula descansaba repentinamente cayó en una cueva oscura. Mientras los dragones oscuros gritaban con miedo, toda la cueva se hundió en el agujero oscuro.

Al mismo tiempo, bajo los pies de Gilbert el suelo se abrió. Él volvió a sus sentidos en un instante y se lanzó al túnel.

Después de que ambos, la jaula y el dragón oscuro descendieran, los dos agujeros que aparecieron extrañamente, bajo la atenta vigilancia de los expertos del Santuario del Hielo, nuevamente se cerraron milagrosamente. Antes de que se dieran cuenta de lo que ocurrió, los dos agujeros habían desaparecido completamente. El suelo se restauró a su suave forma original.

“¡Lord, Lord Corey! ¡La Jaula de Jade Helado desapareció!” Repentinamente, uno de los magus que había cantado, grito con sorpresa.

Corey quien estaba portando su espada larga para resistir el truculento ataque de las diabólicas bolas de fuego, encontró el tiempo de dar una mirada hacia abajo. Su rostro se convirtió en una expresión fea. Corey el Hielo Celestial había estado en defensa en contra de esas bolas de fuego diabólicas todo ese tiempo, pero de pronto, un tornado de aire mortalmente gélido salío de su cuerpo.

Repentinamente, el aire helado se reunió rápidamente con él como el centro y el espacio a su alrededor comenzó a congelarse, produciendo un enorme bloque de hielo en medio del aire.

Las dos bolas de fuego diabólicas constantemente agitadas por la manipulación de Han Shuo fueron congeladas dentro del enorme bloque de hielo. Antes de que Han Shuo pudiera reaccionar, una docenas o más de hebras heladas de aire se unieron en un hielo sólido que comenzó a rodearlo rápidamente dentro como serpientes plateadas, con estas convergiendo hacia las bolas de fuego atrapadas en el hielo.

Un denso humo blanco inmediatamente emano de las dos bolas de fuego confinadas. Han Shuo sintió que la energía del yuan demoníaco contenida dentro de las dos bolas de fuego se extinguía poco a poco bajo el asedio de las hebras de aire frio.

En el centro del enorme pedazo de hielo estaba sentado Corey. Como el lanzador, este no era afectado por el aire helado. Con sus helados ojos sobre Han Shuo, repentinamente voló hacia él a una gran velocidad. El enorme pedazo de hielo que congelo completamente el espacio a su alrededor, como si no pesara, voló junto a Corey hacia Han Shuo.

Mientras tanto, el grueso humo dejo de emanar de la superficie del hielo sólido. La docena o más de hebras heladas de aire finalmente habían agotado lo último de la energía demoníaca yuan en las dos bolas de fuego diabólicas congeladas y ya no había rastros de sus presencias.

A las órdenes de Han Shuo, las criaturas no muertas de alto rango que no sufrieron efectos bajo la anterior ola de ataques mágicos de hielo, evitaron a Corey y cargaron en contra de los cinco expertos del Santuario del Hielo. Los cinco zombis élite rápidamente llegaron a los alrededores, preparándose para liberar la Formación No Muerta de los Cinco Elementos.

Viendo a Corey volando hacia él en ese enorme bloque de hielo, sus dos manos comenzaron a agitarse rápidamente, toda clase de magias demoníacas indescifrables de pronto salieron con esos sonidos silbantes. Cuando las hebras de luces demoníacas imparables se encontraron con el hielo sólido, estas produjeron hermosos sonidos de crujidos.

Sin embargo, ese enorme pedazo de hielo sólido que constantemente absorbía el aire helado del área parecía estar hecho de una sustancia muy dura. Cuando los ataques demoníacos únicos de Han Shuo bombardearon el trozo de hielo, el daño más profundo que estos produjeron fue de apenas un metro, absolutamente incapaz de penetrar a través del hielo sólido y tocar un sólo cabello de Corey.

¡El Hielo Celestial Corey en efecto era un sobrenombre justificado! Han Shuo lo elogio en su corazón. Él había estado, por una parte ocupado liberando toda clase de ataques destellantes en el hielo, y por la otra evadiendo rápidamente, presionándo a su mente con las maneras de romper el hielo.

Como el Filo Cazador de Demonios aún tenía que fusionarse con el Cristal de la Destrucción y era incapaz de encontrar una manera de romper el hielo a tiempo, no tuvo otra opción que esquivar a alta velocidad. Afortunadamente, cuando se trataba de velocidad, él siempre tenía una ventaja. Persiguiendo a Han Shuo en un colosal pedazo de hielo, aunque se movía rápidamente, Corey no era no de cerca tan rápido como él y no podía acercársele.

Uno no podía romper a través del hielo, uno no podía atrapar al otro, los dos estaban encerrados en un predicamento.

“¡Padre, déjame hacerlo!”

“¡Padre, déjame hacerlo!”

Fue en ese momento que Han Shuo recibió mensajes del zombi élite de fuego y el zombi élite de metal. Los dos desbordaban confianza y parecía que enviaron mensajes telepáticos hacia él simultáneamente. Ambos comenzaron a cargar en contra de Corey.

El zombi élite de metal y el zombi élite de fuego. Uno sostenía el tesoro invencible del atributo metal – el Bastón Dorado, el otro sostenía el tesoro destructivo incendiario de atributo fuego – el Loto de Fuego. Han Shuo repentinamente volvió a sus sentidos. ¡Su humor se suavizo y comenzó a planear en como golpear despiadadamente a Corey cuando estuviera caído!