Capítulo 460: Alma homicida sin igual


Apenas llegando a Ciudad Brettel, Han Shuo presento a Elizabeth con Jack y los otros, dio algunas instrucciones e inmediatamente se dirigió a su cámara secreta y activo su matriz de transportación.

Una vez que entro en el Cementerio de la Muerte, fue abrumado con regocijo. Esa terrible presión que había estado colgando de él – como una sombra lo hace con un cuerpo – de desvaneció sin dejar ni un rastro.

“¡Se ha ido!” Él grito con sorpresa.

Desde que dejo el Cañón Tarrag, él pudo sentir una presión penetrante de huesos viendo del rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma. Pero una vez que entro en el Cementerio de la Muerte, esa pesada presión en su pecho ya no pudo ser sentida.

Camino fuera del salón, mirando hacia abajo en dirección de los huesos blancos como la nieve en sus pies, luego alzo su cabeza para mirar el oscuro y sombrío cielo. Repentinamente, se dio cuenta de lo que sucedió.

Al parecer la barrera que envolvía a todo el Cementerio de la Muerte lo estaba aislando del rastreo de su alma por el rey de seis cuernos. Mientras el permaneciera en el Cementerio de la Muerte, creía que el rey de seis cuernos nunca podría ser capaz de localizarlo.

Antes de llegar al Cementerio de la Muerte, él había trabajado a toda plenitud en sus planes de escape. Incluso se había preparado para usar el bastón esquelético para enviar su alma al inframundo para su seguridad una vez que llegara al Cementerio de la Muerte. Pero al parecer ahora ninguno de estos serían necesarios. La barrera del misterioso Cementerio de la Muerte, inesperadamente resolvió sus preocupaciones.

“Cementerio de la Muerte, oh Cementerio de la Muerte, ¿cuántos secretos más estas escondiendo?” Han Shuo no pudo evitar lamentarse.

Para ser capaz de bloquear el poder de rastreo del rey tribal de seis cuernos de la Raza Alma, por si solo era adecuado para explicar que tan milagrosa era la barrera que cubría el Cementerio de la Muerte.

‘Pobre Stratholme. Quizás ya has dejado el Valle Stranglethorn para cultivación aislada. Pero incluso si aún estas en el Valle, el Cementerio de la Muerte no es un lugar al que puedas entrar’. Han Shuo pensó para sí mismo.

Sin la amenaza del rey de seis cuernos colgando de su cuello, su humor de alguna manera se tranquilizó. Después de eso, se sentó con las piernas cruzadas en el lugar donde anteriormente había refinado a sus demonios místicos y de su anillo espacial, saco las tres esferas que había logrado conseguir.

Tres esferas. Uno de los Cristales del Origen contenía un intenso elemento de Muerte, uno contenía el elemento de la oscuridad y el último emanaba la energía de la destrucción que podía causar que uno palpitara – el Cristal de la Destrucción, uno con el que sólo un maniático esperaría fusionarse, de acuerdo con Stratholme.

A lo largo del camino mientras ellos escapaban de la Montaña Sagrada de la Iglesia de la Luz, él le pregunto a Stratholme sobre la técnica exacta para utilizar el Cristal del Origen. Y ahora, todo estaba en su sitio. Han Shuo dirigió sus ojos al Cristal del Origen que emanaba el elemento puro de la muerte.

Con el Cristal del Origen dispersando el puro elemento de la muerte en su mano, de forma constante entro en el Cristal con su fuerza mental y sintió la incomparablemente enorme y pura energía de la muerte almacenada dentro. A continuación, trato de actuar de acuerdo con el método que el viejo monstruo había descrito. Abrió su consciencia para que el Cristal del Origen se fusionara con ella.

Pero de repente, algo que él nunca hubiera anticipado ocurrió. Su fuerza mental podía sentir claramente la tremenda energía pura de la muerte. Pero cuando intento el método que Stratholme le describió, tratando de fusionar su consciencia con esa energía elemental, su consciencia inmediatamente se cerró, prohibiendo absolutamente que cualquier pizca de energía de la muerte entrara.

Su consciencia había rechazado completamente la energía del Cristal del Origen, por tanto lo dejo incapaz de formar el ‘Alma Elemental’ que Stratholme y Tiana mencionaron.

Su demonio infante tenía la habilidad fantástica de absorber cualquier rastro de energía maligna y transformarla. Sin embargo, su consciencia por el contrario era muy egoísta, al no permitir ni un poco de energía. Han Shuo pudo sentir claramente el rechazo de esta.

¡Quizás el Cristal de la Destrucción produzca mejores resultados!

Después de poner a un lado el Cristal del Origen de la Muerte, saco la esfera que emanaba la intensa energía de la destrucción e intento fusionar la energía de la destrucción en su consciencia usando nuevamente los mismos métodos.

¡La consciencia una vez más la rechazo!

Como antes, ni una pizca de esa enorme energía de la destrucción pudo entrar en su consciencia y naturalmente fue incapaz de fusionarla.

Han Shuo frunció el ceño. Con una mano sosteniendo el Cristal del Origen de la Muerte y en la otra el Cristal de la Destrucción, pensó, ‘tuve que hacer un enorme esfuerzo para obtener estas dos esferas y aun así, en un giro total, no puedo absorber ninguna’. Al parecer ese esfuerzo fue para nada.

Existían tres componentes importantes en el cuerpo su cuerpo. Uno era el demonio infante localizado en su abdomen bajo. El demonio infante era la fuente y la raíz del yuan demoníaco que era la base para desplegar las artes demoníacas. Los otros dos estaban localizados en su cerebro. Su consciencia, formada después de que sus tres almas etéreas de fusionaran y era la base de todo. Su importancia era evidente.

El último, igual que el demonio infante para las artes demoníacas, era la fuente y el almacenamiento de energía. Que estaba almacenado en su parte del cerebro donde estaba su fuerza mental. Era lo crucial para que Han Shuo, un gran magus nigromante, liberara su magia de necromancia.

De los tres, el más importante era por supuesto la conciencia, también conocida para los humanos ordinarios como el alma. La consciencia contenía todas sus experiencias y memorias, incluyendo sus descubrimientos, todo su conocimiento de las artes demoníacas y su comprensión de la magia de necromancia.

¡Esta era la única evidencia de que él estaba vivo!

Con sus artes demoníacas llevadas hasta semejante etapa, él nunca debía permitir ningún desliz en su consciencia, la base de sus artes demoníacas para avanzar en el futuro.

Sin embargo, basado en la explicación de Stratholme, sabía que si alguien quería convertirse en Dios en el dominio de la magia, su alma debía formar un Alma Elemental. Sólo con eso su alma podría ser perfectamente compatible con el elemento y poseer el conocimiento más profundo hacia esa línea de magia.

Pero aun así, el Alma Elemental era obviamente una evolución del alma y evolucionando el alma de uno significaría cambiarla. Que lástima que su alma previamente se había transformado en una consciencia, más adecuada para practicar las artes demoníacas. A menos que él involucionara su consciencia a su estado original, el Cristal del Origen no tendría ningún uso para él. Sin importar la perspectiva, las artes demoníacas, comparadas con la magia de necromancia, siempre serían más valiosas para él. Por tanto, nunca renegaría de su apego a las artes demoníacas. Además, no creía que no pudiera convertirse en Dios sin formar un Alma Elemental. Después de algo de consideración, se rindió respecto a fusionarse con los cristales.

Cristal del Origen de la Muerte, Cristal de la Destrucción y Cristal de la Oscuridad. No podía usar ninguno de los tres. Coloco las tres esferas ante él y comenzó a evaluar en como maximizar la utilidad de esos tres objetos que se había procurado con todo su esfuerzo.

Después de pensarlo un poco, un foco se encendió sobre su cabeza. Invoco al pequeño esqueleto del inframundo.

“Esto es para ti. Tómalo y fusiona tu alma con la energía de dentro. De esa manera podrás utilizar mejor el elemento de la muerte en el inframundo”. Han Shuo le entrego el Cristal del Origen de la Muerte al pequeño esqueleto cuando este apareció y le informo el proceso para fusionar su alma.

“¡Gracias, gracias padre! Puedo sentir que esta cosa me traerá ganancias inimaginables. Este debe ser el tesoro más valioso para una criatura no muerta. No sé en lo que me transformara, pero tengo claro que me volveré fuerte. ¡Ese será seguramente el caso!”. El pequeño esqueleto sostuvo el Cristal del Origen que emanaba el aura pura de la muerte con una cegadora luz explotando desde su Ojo de Demonio Púrpura. Han Shuo pudo sentir su inmensa emoción y regocijo.

“Bien entonces. ¡Creo que te volverás fuerte!” Han Shuo dijo con una ligera sonrisa mientras sentía la emoción difícil de restringir del pequeño.

“Padre, con esto, seré capaz de subyugar dragones de hueso. En mi mundo, calculo que seré más y más fuerte. ¡El alcance de mi influencia se expandirá cien veces!” el pequeño esqueleto dijo con una ambición exuberante.

“Está bien, adelante. ¡Fusiónate inmediatamente con el Cristal del Origen de la Muerte como te dije!” Han Shuo dijo sonriente y luego el pequeño esqueleto asintió, lo envió de regreso al inframundo con otro hechizo de necromancia.

En cuanto al Cristal de la Oscuridad, de aquellos junto a él, sólo Emily podía exhibir su uso con el mayor talento mientras que los otros no practicaban la magia oscura. Al parecer en esa ocasión, Emily seguramente se volvería loca de alegría Después de fusionar su alma con el Cristal de la Oscuridad, su fuerza avanzaría a pasos agigantados sin lugar a dudas.

Todo lo que restaba era el Cristal de la Destrucción. Después de atormentar su cerebro, él todavía no podía imaginar que hacer con el. Mientras él miraba el Cristal de la Destrucción, descubrió que este de alguna manera era diferente de los otros Cristales del Origen de los elementos. Una vez que el alma de alguien se fusionara con la interminable energía de la destrucción, este se convertiría en un lunático que sólo sabría como destruir.

Sostuvo el Cristal de la Destrucción, mirándolo por un largo tiempo y aun así no tenía idea de que hacer.

Repentinamente, un ilimitado anhelo por la despiadada masacre se alzó desde su cuerpo. Con un pensamiento, el Filo Cazador de Demonios de repente salío de su nuca y aterrizo en su palma. Inagotables resentimientos e intenciones asesinas rebosaban del Filo Cazador de Demonios, fluyendo por todo el Cementerio de la Muerte.

Una corriente de sangrientos rayos de una deslumbrante sangre fluyó del Filo Cazador de Demonios dando la impresión de que estaba vivo.

Han Shuo entendió que el arma homicida que era el Filo Cazador de Demonios había evolucionado y formo una verdadera alma principal. ¡Desde ese día en adelante, esta verdaderamente sería un arma demoníaca sin par!

Mientras Han Shuo estaba mirándolo con emoción, el Filo Cazador de Demonios repentinamente voló fuera de su mano derecha. Antes de que él pudiera reaccionar, su filo había atravesado la esfera que contenía la energía de la destrucción.

¡Mientras Han Shuo estaba aturdido, el alma principal que recién se había formado dentro del Filo Cazador de Demonios comenzó a fusionarse con la aterradora energía de la destrucción en el cristal!