Capítulo 456: Consciencia sanada


Con esa decisión hecha, los tres ajustaron sus agendas individuales y comenzaron a ejecutar su gran plan con el objetivo de asegurar su propia supervivencia.

A pesar de que Han Shuo había perdido sus doce demonios místicos, su consciencia podía sentir la vitalidad entrante de toda clase de vida dentro de un rango. Sin embargo, no podía tener una vista clara de cada recoveco como con los demonios místicos.

Afortunadamente, Tiana y el viejo monstruo estaban bastante familiarizados con la geografía de allí, así que él sólo necesitaba seguir su guía.

A lo largo del camino, Tiana y Stratholme dejaron de discutir cualquier cosa significativa y él pudo obtener un poco de información útil de ellos. Desde luego, no los forzaría a hablar si ellos no lo querían, aunque él estaba planeado en lo profundo de su mente.

El Continente Profundo era vasto y extenso. Albergaba numerosas naciones, incontables montañas altas y profundos océanos, además de toda clase de razas, incluyendo la humana.

Nadie podía comprender completamente cuantas personas existían en ese continente con talentos extraordinarios y poderes incomprensibles. Basado en la conversación previa de Tiana y Stratholme, Han Shuo casi estaba seguro que incluso aquellos como esos dos quienes poseían la fuerza de semidioses, no eran ni de cerca los más fuertes del Continente Profundo.

Sin embargo, de lo que escucho, entendió que había sólo unos seres en todo el continente con una fuerza más aterradora que la de ellos. Tenía un perfecto sentido para él entre más lo pensaba. Dado que incluso él nunca había escuchado de ciertos seres semidioses, difícilmente era inesperado que no tuviera idea de lo que enfrentarían.

Como las dos organizaciones religiosas más ricas y poderosas en el Continente Profundo, la Iglesia de la Luz y la Iglesia de la Calamidad, sus capacidades para extender su influencia sobre cada región a través del continente era suficiente para ilustrar que tan poderosas eran. Para ser capaces de permanecer en lo alto y no caer por miles de años, quizás nadie creería que no existieran seres todopoderosos respaldándolos. Era una certeza razonable que cualquier ser más poderoso que Tiana y Stratholme estaría presente en los cuarteles generales de las dos organizaciones religiosas.

La preocupación creció en Stratholme. “Hermana mayor Tiana, cualquier camino que tome, parece que será un poco inapropiado. Cuando lleguemos a los cuarteles de la Iglesia de la Luz en el Imperio Oden, definitivamente causaremos inmensos daños en ella. Y desde luego, no creo que la Iglesia de la Luz nos vaya a dejar ir. ¿Entonces qué?” Los tres estaban por llegar a una ciudad en la Alianza Mercantil Brut llamada Tjaba y comenzaron a frenar.

“No hay nada que podamos hacer al respecto. La Iglesia de la Luz está cerca de aquí. Lo que es más, la Iglesia de la Luz siempre ha manejado sus negocios para entregar amabilidad en cualquier criatura viviente que sufra. Por eso tengo la confianza de que ellos nos perdonaran”, Tiana respondió con un tono recto. Después de pensarlo por un tiempo, agrego, “No hay necesidad de preocuparse tanto. El protector que salvaguarda los cuarteles generales de la Iglesia de la Luz no puede abandonar su lugar. Así que, siendo que no retiraremos tan pronto como este hecho, no debería ser mucho problema”.

“¡Entonces bien, si tú lo dices, puedo estar tranquilo!” El viejo monstruo asintió en acuerdo. Quizás se sintió tranquilo de que la piadosa Iglesia de la Luz no buscaría revancha o quizás estaba tranquilo de que el protector de la Iglesia no era capaz de dejar el cuartel.

Ciudad Tjaba no estaba lejos de Ciudad Tariq, ambas metrópolis por igual pertenecían a la Alianza Mercantil Brut. Los tres rápidamente hicieron su camino al edificio de la matriz de teletransportación de Ciudad Tjaba. Han Shuo frunció sus cejas y dijo, “¿Qué deberíamos hacer? En cada país, los guardias protegiendo las matrices de transporte no permiten que ningún personal no autorizado las use. Sólo ciertas figuras de gran importancia tienen acceso a las matrices, lo que incluso para un rico sería negado”.

“¡No te preocupes!” Stratholme el viejo monstruo dijo, sonriendo ligeramente. De alguna manera había una medalla sostenida en su mano. El viejo monstruo camino arrogantemente en dirección a la persona a cargo de la matriz mágica de transportación, mostró su medalla a esos hombres y dijo, “¡Vamos a ir a Ciudad Thea!”

Sin ninguna objeción, esa persona a cargo respetuosamente inicio la matriz y permitió que los tres entraran. Después de un destello de luz blanca, aparecieron en Ciudad Thea de la Alianza Mercantil Brut.

El viejo monstruo había vivido por incontables años y había atestiguado el ascenso y caída de naciones. No era de sorprenderse que él poseyera ciertos artefactos que le permitieran moverse libremente entre varios países. Después de llegar a Ciudad Thea, los tres dejaron salir un suspiro de alivio y continuaron su viaje, volando hacia el Imperio Oden.

Ciudad Thea de la Alianza Mercantil Brut era la más cercana de esas ciudades al Imperio Oden. Ninguna matriz de transportación entre dos países estaría interconectada, por lo tanto los tres tenían que continuar volando. Afortunadamente, los tres fugitivos temporalmente se habían sacudido la vigorosa persecución del rey de seis cuernos de la Raza Alma cuando usaron la matriz. En ese momento, no estaban tan tensos y ansiosos como lo habían estado previamente.

Como el trío poseía la fuerza de semidioses, sus velocidades de vuelo eran fenomenales. En menos de la mitad de un día, hicieron su camino hasta el más poderoso imperio en el Continente Profundo – el Imperio Oden.

Después de llegar, Stratholme el viejo monstruo saco otra medalla representando una identidad diferente. Y nuevamente, obtuvieron sin problemas el acceso a las matrices de transportación en el Imperio Oden. Después de tres teletransportaciones de gran rango consecutivas, finalmente llegaron a la ciudad más cercana a la Iglesia de la Luz.

Era una ciudad en el Imperio Oden llamada Ciudad Sandro. Justo después de salir de la matriz, vieron una gran cantidad de Caballeros del Templo y Sacerdotes de la Luz de la Iglesia de la Luz caminando en las calles.

La Iglesia de la Luz tenía una tremenda influencia en el Imperio Oden. Como la ciudad más cercana a la Montaña Sagrada de la Iglesia de la Luz, Ciudad Sandro era dirigida por oficiales del Imperio Oden así como por seguidores de la Iglesia. Han Shuo dio una rápida mirada a los alrededores y descubrió que la arquitectura tenía una fuerte influencia religiosa mientras que iglesias de la Iglesia de la Luz podían ser vistas en cada esquina.

Una mayoría absoluta de residentes que vivían en Ciudad Sandro era devotos seguidores de la Iglesia. Muchos de ellos venían de todo el continente, habiendo viajado desde lejos para migrar a esa ciudad, ya que ellos creían que esa ciudad era la más cercana al Dios de la Luz y les permitiría a ellos escuchar mejor sus enseñanzas.

“Muy bien, esa bestia necesitara por lo menos un día para llegar aquí. Mientras tanto, podemos tener un pequeño descanso. Sufrí bastantes heridas extensas, pero afortunadamente fuimos capaces de irnos a tiempo. ¡De lo contrario, me hubiera quedado allí para siempre!” Stratholme le dijo a Han Shuo y Tiana después de caminar fuera de la matriz y dejar salir un suspiro de alivio.

“¡Seguro! ¡Encontremos un lugar y descansemos un tiempo!” Han Shuo estuvo de acuerdo. Su consciencia también había recibido un severo daño sustancial. La aterradora Raza Alma posiblemente podría estar allí en sólo un día. Además, esa localización era el campamento base de la Iglesia de la Luz. Una vez que su identidad fuera expuesta, la Iglesia no lo dejaría ir. Entre más energía recuperara, mejores sus oportunidades de escapar con vida cuando el momento llegara.

Los tres ya no hablaron innecesariamente y Han Shuo escondió su aura en su cuerpo. Poco después, el trío encontró un pequeño y remoto hotel y pidieron tres habitaciones cercanas entre sí.

El rey de seis cuernos de la Raza Alma había tomado nota de sus almas, lo que significaba que los tres estaban en el mismo bote al enfrentar a ese enemigo. Aun así, Han Shuo permanecía vigilante. Inmediatamente después de entrar en su habitación, desplegó una formación mágica. Él estaría inmediatamente en alerta si hubiera el menor disturbio en sus alrededores.

Después de que todo estuvo en su sitio, se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a activar la esencia de sangre en su demonio infante para curar las pesadas heridas en su consciencia.

El ensordecedor zumbido del rey tribal de seis cuernos le infligió un dolor parecido a millones de dagas penetrando a través de su consciencia. De no haber sido por su propia respuesta de esconder inmediatamente su consciencia partiéndola en millones de hebras, hubiera habido una posibilidad real de que su consciencia hubiera sido completamente despedazada.

Pero, mientras que esta no fuera exterminada, él podría activar la esencia de sangre dentro de su demonio infante para liberar energía del yuan demoníaco y usarla para volver a unir la consciencia rota.

De hecho, él ya había comenzado a hacerlo a lo largo de su viaje a Ciudad Sandro. Y ahora, con su atención completamente concentrada para manipular su esencia de sangre, el tiempo en el cual su consciencia se recuperaría incrementaría inmediatamente.

Un alma humana constaba de tres almas etéreas y siete espíritus corpóreos, las tres almas etéreas eran Cielo, Tierra y Vida, mientras que los siete espíritus corpóreos eran Mente, Inteligencia, Fuerza, Eje Central, Vitalidad y Heroísmo.

Los siete espíritus corpóreos residían en el interior del cuerpo. Mientras las tres almas etéreas estén presentes, los siete espíritus corpóreos pueden volver a ser ensamblados y el alma no se dispersara entre el cielo y la tierra.

Las artes demoníacas de Han Shuo causaron que las tres almas etéreas – Cielo, Tierra y Vida se fusionaran en una, formando una consciencia. Esta no sólo tenía habilidades remarcables, incluso se podía separar en millones de hebras y esconderse armando los siete espíritus corpóreos. Cuando el rey de seis cuernos libero el ataque de alama, la consciencia de Han Shuo hizo eso sin desperdiciar ni un segundo, por eso fue capaz de escapar de la calamidad.

Las tres almas etéreas de una persona común requerirían de sus siete espíritus corpóreos para sobrevivir, lo que significaba que una vez que el cuerpo físico pereciera, sus tres almas etéreas se disiparían. Sin embargo, la consciencia de Han Shuo no estaba atada a semejante limitación. Incluso con su cuerpo físico convertido en un fino polvo y sus siete espíritus corpóreos totalmente destruidos, su consciencia aun sería capaz retirarse, escoger un nuevo cuerpo y renacer. Pero en ese caso, necesitaría gastar algunos cientos de años para cultivar su nuevo cuerpo físico con el fin de volver a ganar su fuerza original.

Aunque su consciencia no sería destruida junto a su cuerpo físico, él requeriría la energía de siete espíritus corpóreos para sanar su consciencia una vez que estuviera lastimada. Afortunadamente para él, como un practicante de las artes demoníacas, poseía una notable habilidad al controlar su cuerpo. Utilizo su esencia de sangre para generar energía yuan demoníaca, la cual sería inducida a sus siete espíritus corpóreos que residían en sus siete chacras. Hebras de energía de estos se asimilaron en su consciencia, sanándola poco a poco.

El proceso de recuperar su consciencia, con él dando todo de si no tomo mucho tiempo. Después de que su demonio infante consumiera una docena o más de gotas de esencia de sangre, la energía generada por los siete espíritus fue absorbida por su consciencia, con ello las pesadas heridas de su consciencia fueron completamente sanadas.

Si la consciencia de un practicante demoníaco fuera herida, mientras el cuerpo físico de la persona y el demonio infante no fueran destruidos, no sería difícil el recuperarse. Sin embargo, si los dos fueran destruidos, la consciencia no tendría más opción que elegir un nuevo cuerpo, gastando decenas o quizás centenas de años para cultivar un demonio infante en ese nuevo cuerpo. Y sólo entonces podrían iniciar el proceso de sanar la consciencia lesionada.

Tan pronto como su consciencia se recuperó, Han Shuo despertó de su estado de meditación. Su enorme consciencia comenzó a extenderse inmediatamente para darle un vistazo a la situación en Ciudad Sandro.