Capítulo 448: Documentos Clasificados


Los tomos y las pocas monedas de oro de la Iglesia de la Luz dentro del anillo espacial de Blount no llamaron la atención de Han Shuo y tampoco las pocas armas de los caballeros que claramente eran muy inferiores a la que Blount estaba llevando. Sin embargo, habían dos rollos mágicos que no dejo, uno era un rollo mágico espacial para escapar y el otro era un rollo mágico de tierra para crear una clase de escudo de tierra. Cada uno significaba el asegurar la supervivencia de uno.

Pero lo que fue una lástima fue que durante la batalla de hace unos momentos, las series de ataques sobre él lo dejaron sin fuerza para liberarlos. Con el bombardeo de Han Shuo sobre él con golpes de izquierda a derecha, no tuvo siquiera oportunidad de activar un rollo mágico y sólo fue liberado después de que los huesos a través de su cuerpo fueron pulverizados.

Los dos rollos mágicos quedaron para que Han Shuo los tomara. Aunque preciosos, sin embargo, estos no eran increíblemente raros. Fueron las pocas hojas delgadas de papel amarillo, o más específicamente sus contenidos, lo que habían captado su interés.

La Iglesia de la Luz, la auto proclamada iglesia más compasiva en el Continente Profundo, estaba de hecho conduciendo algunos negocios sombríos fuera del ojo público. De los delgados papeles amarillos, Han Shuo descubrió exactamente como Blount se las había arreglado para reunir tanta fuerza en los pasados tres años. Resultaba que ese milagro se debía a la ceremonia de bendición de la Iglesia de la Luz.

La organización religiosa con más influencia en el Continente Profundo, la Iglesia de la Luz se preocupaba más por dos cosas. Una, ganar una abundancia en seguidores creyentes del Dios de la Luz, y la otra el tener creyentes de almas puras dispuestos a ofrecerse en sacrificio. A través de esos registros oficiales, Han Shuo aprendió que una vez que los creyentes con almas puras se sacrificaban al Dios de la Luz, la bendición entonces adquiriría más poder divino de este.

Sin embargo, muchas de las almas puras no eran seguidoras de la Iglesia de la Luz. He incluso si lo fueran, incluso los creyentes más firmes de la Iglesia de la Luz repentinamente despertarían a la realidad de que ofrecer sus almas significaba una muerte segura y descubrirían que quizás no estaban dispuestos a darlo todo y rendir sus almas. Bien, en tiempos como esos la Iglesia de la Luz haría uso de ciertos medios para obligarlos.

La proporción de personas con almas incomparablemente puras era minúscula entre los humanos. La recuperación completa de Blount y el enorme incremento de fuerza fueron pagados por el sacrificio de ochenta y siete almas puras.

Esas ochenta y siete almas puras fueron capturadas secretamente en varios países por la Iglesia de la Luz con el uso de toda clase de medios deshonestos. Los delgados papeles amarillos eran las formas de solicitud del caballero sagrado Blount a la Iglesia de la Luz para llevar a cabo la ceremonia de sacrificio. En estos estaba la firma a mano involucrando al papa de la Iglesia de la Luz, además de otros miembros de alto rango.

“No me sorprende. ¡No es de extrañar que Blount poseyera semejante poder en tan corto periodo de tiempo! Claramente, la Iglesia de la Luz no es más ética que la Iglesia de la Calamidad. Desde fuera estos parecen respetables, promoviendo toda clase de virtudes y cosas semejantes, pero lo que hacen en las sombras no es diferente de los últimos”.

Después de hacer semejante salto en fuerza, Blount debió pensar de sí mismo que era inmortal, así que él guardo los documentos en su anillo espacial. Pero quien habría imaginado que estos ahora estarían en las manos de Han Shuo. Él entendió que los documentos contenían las firmas de más de la mitad de los miembros de alto rango de la Iglesia de la Luz y lo que eso significaba.

Sintiéndose aprensivo sobre estos métodos inusuales a través de los cuales la Iglesia de la Luz ganaba energía divina para sus miembros, Han Shuo también sintió un inmenso placer y emoción por haber obtenido semejante información que podía usar en contra de la Iglesia de la Luz.

“¡Jajaja, apuesto que la Iglesia de la Calamidad estará muy complacida de escuchar sobre esto! Este documento contiene las firmas del papa de la Iglesia de la Luz y los miembros de alto rango. Ellos darán a conocer los errores de la Iglesia de la Luz a través de sus propios medios”, Han Shuo rio para sí mismo por su victoria.

“¡Maestro, los otros miembros de la Iglesia de la Luz están muertos!” El rostro de Elizabeth sólo podía revelar emoción. Los cinco ciclones en su cuerpo estaban girando rápidamente mientras la energía entraba en su cuerpo hebra por hebra.

Han Shuo cuidadosamente guardo las hojas de papel amarillo en su mano y giro su atención a los alrededores. Justo como Elizabeth dijo, ese grupo de la Iglesia de la Luz, sin ningún gran magus de luz en su equipo, estaba completamente muerto por los ataques de los no muertos.

Él entrecerró los ojos y su consciencia dio una vuelta por el cuerpo de Elizabeth. Por sus estimaciones, ella había absorbido suficiente energía divina para permitir que su fuerza se duplicara. Sin embargo, incluso aunque ella había tomado la energía divina del caballero sagrado Blount, aún se encontraba a una enorme distancia del nivel de fuerza que este poseía.

Por un lado, era debido a que la poderosa fuerza del mismo no recaía solamente en su energía divina. Su aura de pelea jugaba un papel principal. Por el otro, después de pasar a través de los ciclos de conversión, la energía divina que Elizabeth podía realmente utilizar era reducida a sólo una fracción de la entrante.

Después de todo, ella no era una seguidora de la Iglesia de la Luz y no podía usar la energía sagrada. Eso era bastante parecido a la situación de Han Shuo, él necesitaba remover completamente la energía basura de la enorme aura asesina que absorbió, después de lo cual todo lo que quedo era sólo una pequeña parte de energía pura que él podría utilizar.

Después de absorber toda la energía sagrada, la fuerza de Elizabeth apenas y sería suficiente para alcanzar el nivel de un maestro de la espada sagrado. Incluso sin la sangre demoníaca en su cuerpo, la fuerza que ella poseía actualmente no representaba amenazas para Han Shuo. Después de examinarla a profundidad, asintió y dijo, “Muy bien. Has hecho un trabajo decente. Puedo ver que aún hay energía divina cruda en tu cuerpo. ¿Te gustaría un lugar tranquilo para digerirla?”

“Gracias al maestro por su preocupación. Mi cuerpo convertirá lentamente esta energía sin la necesidad de que la digiera deliberadamente” Elizabeth respondió inmediatamente.

Asintiendo, Han Shuo no siguió hablando, pero lanzo su mirada en otra dirección.

No mucho después, el Manto Oscuro arribo con la guía de Karey. Para entonces las criaturas no muertas invocadas por Han Shuo se habían desvanecido completamente. Sólo había cerca de una docena de cuerpos de los miembros de la Iglesia de la Luz permaneciendo alrededor de Han Shuo y Elizabeth.

Los discípulos de la Iglesia de la Luz murieron en un estado grotesco. El cuerpo del caballero sagrado Blount se convirtió en una pila de papilla después de que fuera roto y su cuerpo pisoteado. Los discípulos que habían sido parcialmente devorados por las criaturas no muertas murieron en una escena incluso más aterradora, con partes faltantes en sus cuerpos. El aroma metálico de la sangre flotaba en los alrededores.

Cecilia y su grupo dieron una mirada a la escena y sintieron que enfermaron del estómago. Afortunadamente el Manto Oscuro era un grupo bastante duro y resuelto, por lo que no hicieron nada para avergonzarse ante Han Shuo.

“Bryan, ¿qué ocurrió?” Evadiendo cuidadosamente las manchas de sangre en el suelo, Cecilia se dirigió hasta Han Shuo.

“Ellos son la razón por la que vine en esta ocasión. ¡Hmm, con Blount ahora muerto, parece que mis negocios aquí están terminados!” Han Shuo dijo con una pequeña sonrisa, alzando su cabeza para mirar el cielo. Estaba pensando en hacerle una visita a Wolf y llevarle algunos ‘recuerdos’ fascinantes.

Como una organización siniestra con influencia por todo el continente, era más apropiado para la Iglesia de la Calamidad el hacer esas cosas. Además, eran los enemigos mortales de la Iglesia de la Luz y nunca dejarían pasar la oportunidad de golpearlos. El documento en las manos de Han Shuo contenía las firmas de sus grandes líderes, incluyendo al papa. Una vez que la Iglesia de la Calamidad los expusiera, la limpia imagen de la Iglesia de la Luz seguramente sería ensuciada. Ese pensamiento le dejo cierta impaciencia.

“¿El caballero sagrado Blount está muerto?” La pequeña boca de Cecilia se abrió mientras ella lo miraba perpleja.  No podía creer lo que estaba escuchando.

“Aquí, justo bajo mi pie. ¡Este es su cuerpo sin cabeza!” Él dijo fríamente mientras señalaba al desagradable Blount. El charco de sangre fresca aún estaba caliente.

La expresión de Cecilia quedo en blanco mientras estaba de pie, totalmente sin palabras. “Lord Bryan, esa, esa vieja, ¿por qué está aquí?” Karey pregunto, señalando a Elizabeth quien estaba respetuosamente de pie detrás de Han Shuo. Karey casi fue asesinado por ella.

“¡Desde ahora en adelante ella será mi esclava!” Han Shuo respondió. Después de una pequeña pausa, él le dijo a Cecilia, “si no hay nada más ¡deberíamos despedirnos!”

Él no tenía mucho interés en el extraño fenómeno en las profundidades del Cañón Tarrag.

“Erm… Err… “, Cecilia miro como Han Shuo se retiraba, nuevamente sin palabras. Tartamudeo mientras pensaba en las razones para hacer que se quedara, pero no pudo pensar en una excusa.

De repente, un temblor vino de la lejanía, el sonido de una montaña colapsando en las profundidades del Cañón. El suelo dentro de un radio de diez millas del epicentro se sacudió como si fuera un terremoto.

Han Shuo, quien se estaba retirando, arrugo sus cejas y descubrió que manadas y manadas de criaturas mágicas del Cañón Tarrag estaba corriendo desesperadamente por las orillas. Entre estas había incluso algunas bestias mágicas de súper rango.

“¿Qué está ocurriendo? ¿Qué pasa?” Cecilia grito en shock mientras miraba en la dirección del sonido.

“Vino de las profundidades del Cañón. Algo debe haber ocurrido allí”, Karey dijo abruptamente.

“¡Vamos a dar un vistazo!” Han Shuo le dijo a Cecilia. Su curiosidad fue tocada, ya no tenía el deseo de irse.

“¡Gracias!” Escuchando eso, el corazón de Cecilia se tranquilizó. “No te preocupes por eso”. Han Shuo respondió. Luego se dio la vuelta y le lanzo una mirada a Elizabeth, instruyéndola, “¡Sígueme!”

“¡Si, maestro!” Elizabeth respondió rápidamente.