Capítulo 447: Implantando la Sangre Demoníaca


Qué pena para el caballero sagrado Blount. Él había esperado que esos tres años de esmerada cultivación le permitirían obtener su venganza sobre Han Shuo y finalmente limpiara su rencor. Es lo que él había esperado, sin embargo que terminara incluso más patéticamente que la última ocasión era algo que nadie imaginaria.

Si no fuera por la armadura dorada y la energía divina protegiendo su cuerpo, el caballero sagrado quizás no tendría que haber sufrido demasiado dolor. Después de todo, ningún hombre ordinario que fuera pisoteado por el zombi élite de tierra podría en efecto morir instantáneamente, con un dolor considerablemente menor.

Blount sin embargo estaba protegido por la armadura en su cuerpo, además de su aura de pelea y energía sagrada. Por tanto, no murió instantáneamente cuando el zombi élite de tierra lo pisoteo repetidamente, sino que en su lugar dejo salir chillidos espantosos mientras moría. Con el dolor de ambos su cuerpo físico y espíritu abatido amortajándolo al mismo tiempo, Blount ni siquiera tenía la fuerza de matarse a sí mismo.

Fue en ese momento que esa vieja anciana se lanzó hacia él con excitación. Con miedo en los ojos de Blount, Elizabeth lo ataco como un espíritu maligno, sus afilados dedos atravesaron directamente en su cuello expuesto y desarmado.

Toda la energía divina que él había recibido a cambio de su devota convicción, broto de su cuerpo como agua desde la presa caída hasta la siniestra Elizabeth. Ella que anteriormente había sido golpeada hasta los huesos por Han Shuo, estaba restaurando toda su energía.

Hilos de humo verde una vez más se deslizaron dentro y fuera de sus siete aperturas como delgadas serpientes verdes. Sus ojos verdes brillaron con un vigor retorcido y una apariencia viciosa adorno su rostro, como un desquiciado de una prisión mental. Sus órganos internos que eran diferentes a los de una persona común, corrían como una maquina nueva recién salida de fábrica al máximo, absorbiendo y rompiendo la energía divina del cuerpo del caballero sagrado y convirtiéndola en una extraña energía que ella era capaz de utilizar.

Mientras Elizabeth desquiciada y emocionada, tomaba la energía divina, Han Shuo apareció detrás de ella sin ninguna advertencia. Con un sólo pensamiento su conciencia tomo por objetivo el cuerpo de esta, tomando un claro destello en cada uno de sus movimientos.

La composición del cuerpo de Elizabeth era tan diferente como podía ser comparada con una persona común. De no ser por su apariencia humana, con un aura y una estructura corporal como esa, Han Shuo nunca la consideraría una humana. Además de las diferencias en su estructura ósea y meridianos, había cinco ciclones del tamaño de un puño en su cuerpo. Mientras ella digería la energía divina del cuerpo de Blount, esos cinco ciclones se agitaban rápidamente. Estos debían jugar un papel crucial en el proceso.

Gracias a la existencia de esos cinco ciclones, ella podía absorber la energía divina en el cuerpo del caballero sagrado. Pero en cuanto al aura de pelea cultivada laboriosamente por Blount, los cinco ciclones no parecían tener otro efecto. Parecía que la única cosa que estos hacían era actuar en el poder divino en él, que aparentemente obtuvo a través de las plegarias al Dios de la Luz.

Han Shuo estaba muy curioso en su corazón, nunca había escuchado de un cuerpo del favor divino que pudiera digerir el poder sagrado. No era de extrañar que la Iglesia de la Luz quisiera matarla. Él creía vagamente que ese cuerpo dotado de ella era muy diferente de cualquier cuerpo del favor divino común. Quizás había algunos secretos escondidos dentro de Elizabeth que incluso ella misma no entendía.

Y pronto, la energía divina fue completamente extraída del cuerpo de Blount. Con semejante poder, incluso después de haber perdido toda su energía sagrada, él simplemente no murió. Su rostro era sombrío, con una sombra sepulcral de gris mientras miraba en blanco, esperando la muerte.

Elizabeth rio con una satisfacción maníaca. Retirando sus dos manos del cuello cubierto de sangre de Blount, ella hizo un gesto hacia Han Shuo y le agradeció, “¡gracias, gracias!”

“¡De nada!” Han Shuo rio grotescamente. Se acercó a Elizabeth por la espalda y extendió su mano derecha. Su dedo medio apuñalo dentro de su nuca. En la punta de su dedo, una gota de esencia de sangre roja oscura agrieto a través de su piel y se disparó en los vasos sanguíneos en su nuca. Ella chillo mientras la esencia de sangre del demonio infante de Han Shuo hizo su camino hasta su cerebro.

Su mano izquierda libre presiono gentilmente su espalda. Una ráfaga de una fuerza de atracción malvada fue liberada. Las hebras de energía que recién había purificado a través de sus cinco ciclones hacia un momento brotaron de su espalda. Un momento después, Han Shuo había absorbido más de la mitad de estas.

“Maestro, por favor soy su devota sirvienta. ¡Por favor, perdone mi vida!” Su voz se desvanecía mientras rogaba. Estaba aterrada. La energía que ella había absorbido de los miembros de la Iglesia de la Luz era necesaria para mejorarse. Nunca había atravesado su mente que esa misma energía siniestra en su cuerpo podía ser absorbida por otro. No había forma en que ella pudiera suprimir el terror en su corazón.

Para su gran sorpresa, todas sus suplicas por piedad parecieron tener algo de efecto. Después de que Han Shuo extrajo una porción de energía que ella parcialmente había convertido con sus cinco ciclones, él comenzó a chillar, la dejo ir y dejo de tocarla.

Después de remover la punta de su dedo de la nuca de Elizabeth, Han Shuo toco su frente y dijo con una ligera sonrisa, “humano y bestia mágica pueden formar un contrato de esclavo maestro, pero entre humanos es algo inconveniente. Jajaja, debes tener la pequeña sensación de algo extra en tú cerebro ¿no es así?”

“Si… Si, maestro. ¿Qué me ha hecho?” El mayor hereje del Continente Profundo tenía incontables trucos bajos su manga. Quien sabría si ese ser era en realidad humano o un demonio. Él era indescifrable.

“No es nada, en serio. Al igual que el poder de atadura de ciertos contratos, mientras no trates de traicionarme, no necesitas preocuparte de esa cosa en tú cerebro. Sin embargo, ¡si tienes semejantes pensamientos, jaja tú cerebro acabara así!” Han Shuo sonrió retorcidamente y su pie se estampo sobre la cabeza del caballero sagrado Blount.

¡Crujido! Como un melón reventado, sangre fresca roja oscura exploto en el suelo, mezclada con fluidos cerebrales, blancos y rojos.

“Maestro, tú más humilde sirvienta nunca hará nada para traicionarte. Tú atestiguaras la lealtad de su sirvienta. ¡Lo juro!” Mientras ella miraba hacia la cabeza destrozada del caballero sagrado, parecía ver su propio estado inhumano a través de él. Sin la más pequeña duda de la veracidad de las palabras de ese joven malvado, se arrodillo ante él y se sometió a este sin ninguna objeción. No le prestó atención a las materias rojas y blancas que cubrían el suelo.

“Muy bien. Veo tu entendimiento”. Han Shuo dijo con satisfacción. Después de una pequeña pausa, continuo, “puedes absorber energía divina de los miembros de la Iglesia de la Luz. Eso es algo muy bueno”. Él sonrió satisfecho. “Mientras me sigas, creo que tú fuerza definitivamente progresara a una velocidad incluso más alta”.

“¡Esta vieja esclava recordara la bondad del maestro por el resto de su vida!” Elizabeth profeso.

“Está bien, levántate. Aún hay algunos cuantos miembros de la Iglesia de la Luz por allí que aún no han muerto. ¡Debes ir y también absorber toda la energía sagrada en sus cuerpos!” Han Shuo le instruyo a Elizabeth y comenzó a hablarle de una manera gentil.

Sin otra palabra, ella se retiró de los pies de él como un rayo. Hilos de una monstruosa energía verde brotaron de sus orificios y comenzó a lidiar con los miembros de la Iglesia de la Luz que aún no habían muerto.

Viendo la concienzuda ética de trabajo de esta, Han Shuo se sintió tranquilo. Después de difundir una gota de sangre demoníaca en su cuerpo, si ella tenía cualquier pensamiento de traicionarlo, él sería el primero en saberlo y podría movilizar la sangre demoníaca en su cuerpo para asesinarla instantáneamente.

Sin embargo Han Shuo quien era capaz de absorber directamente la energía del cuerpo de Elizabeth, naturalmente no permitiría cualquier oportunidad de poseyera un nivel de fuerza que sobrepasara el suyo. Semejante esclava digna de confianza y sin embargo con un interesante cuerpo del favor divino, era de mucho uso para él. El zombi élite de tierra miro hacia la pila de papilla que una vez fue el cerebro del caballero sagrado Blount y sin comprender él le transmitió a Han Shuo, “Padre, ¿está muerto?”

“Sí. En efecto está muerto. Sin embargo aún permanece la energía de su alma, ¡poder que probara ser útil para mí!” Han Shuo grito. Poco después, con un solo pensamiento, el Filo Cazador de Demonios voló desde su nuca. El alma de Blount que aún tenía que disiparse y la cual ninguna persona ordinaria podría sentir, fue repentinamente succionada por el Filo Cazador de Demonios.

Durante la última rebelión armada en Ciudad Ossen, este había absorbido demasiada energía negativa. Incluso entonces este podía considerarse como un ser en estado de hibernación y aún tenía que pacificar completamente la energía negativa. Sin embargo, Han Shuo entendió en su corazón que eso era crucial para el Filo Cazador de Demonios. En cuanto a si podría volverse o no una excepcional arma homicida, eso dependía en sí podría digerir completamente la energía y formar un alma feroz.

Quizás la poderosa alma de Blount, después de entrar en el, podría actuar como un alma fundamental y ayudar a la velocidad de este para evolucionar un alma feroz.

Después de que el alma de Blount fue tragada por el Filo Cazador de Demonios, nuevamente se ocultó en el cuerpo de Han Shuo. Poco después, su atención giro a la armadura en el cuerpo de Blount, el arma en su mano y su anillo espacial. ‘Un caballero sagrado de la Iglesia de la Luz debería tener una abundancia de costosos tesoros en él, ¿cierto?’ Han Shuo pensó.

Sin el más mínimo respeto, despojo la armadura y la lanza dorada del cuerpo de Blount y las coloco en su propio anillo espacial. Las dos piezas de equipo eran el trabajo de los mejores alquimistas de la Iglesia de la Luz y uno debería tener energía sagrada para usarlos con sus mayores efectos. Desde luego, Han Shuo no tenía aliados en la Iglesia de la Luz, pero si vendiera esos objetos, sin lugar a dudas recibiría un buen trato.

El anillo espacial de Blount fue penetrado a la fuerza por Han Shuo. Dentro había varios libros gruesos de la Iglesia de la Luz, algunas cuantas monedas de oro, un par de armas de bajo grado, rollos mágicos de aspecto simple y un delgado papel amarillo.

Cuando termino de hurgar a través de las pertenencias de Blount, y vio el contenido del delgado papel dorado, la expresión de Han Shuo dio un giro.