GDK – Capítulo 434

0

Capítulo 434: Derribado desde Dentro


En términos de la masa corporal, incluso con la capacidad de volar disponible del demonio de hueso, el pequeño esqueleto no era partido para la criatura del Mar Muerto, Tumoja. Sin embargo, cuando este cargo hacia él, su conducta era increíblemente formidable, y eso causo que Han Shuo estuviera muy sorprendido.

Cuando el pequeño esqueleto cabalgo el demonio de hueso con Han Shuo y cargo hacia Tumoja, el ejército de no muertos, liderado por el zombi élite de agua y el zombi élite de fuego, choco con las criaturas de extraña apariencia que le pertenecían a Tumoja del Mar Muerto. Para el zombi élite de agua quien tenía la habilidad de manipular el poder del Mar Muerto, pelear en semejante localización era pan comido con una enorme letalidad. El agua del mar constantemente se alzaba y rodaba, por lo tanto, no sólo era el agua de mar era incapaz de acercarse al ejército de no muertos, incluso causo algunos daños visibles en Tumoja.

Siguiendo de cerca por detrás al zombi de agua estaba el zombi élite de fuego, sosteniendo el Loto de Fuego. Uno por uno, nubes de llamas feroces florecían de el. Esas llamas ardientes parecían fuera de ese mundo, el inframundo que era brumoso y helado a través de todo el año. Era algo aterradoramente destructivo en contra de los no muertos.

Era especialmente efectivo en contra de aquellos no muertos que habían vivido constantemente en las profundidades del Mar Muerto y que habían crecido acostumbrados a las temperaturas congelantes de las aguas marinas oscuras. Donde quiera de las ardientes llamas se acercaran, sus cuerpos se debilitarían y estos sentirían temblar sus rodillas. Y para el tiempo en que las llamas rostizantés del Loto de Fuego entraban en sus cuerpos, esos no muertos eran como cubos de hielo en una cacerola caliente, derritiéndose rápidamente y evaporándose.

La razón por la que el pequeño esqueleto llevo al zombi élite de agua y al zombi élite de fuego a la batalla en esa ocasión era debido a que los dos poseían grandes ventajas en contra de los no muertos en el Mar Oscuro. El zombi élite de agua, era capaz de manipular el elemento agua, y el zombi élite de fuego, contenía una asombrosa cantidad de calor, ambos tenían ventajas superiores sobre esas criaturas.

Con sólo un pequeño esfuerzo del zombi élite de agua y el zombi élite de fuego trabajando juntos, los no muertos allí sufrieron enormes perdidas y se retiraron derrotados poco a poco. Con ambos como generales peleando en las fuerzas del pequeño esqueleto, este no tenía necesidad de preocuparse por la guerra bajo él. Este puso toda su concentración en el jefe de esas criaturas marinas, Tumoja.

La lanza de hueso de tres metros de largo en su mano la cual contenía una enorme cantidad de aura de muerte, se disparó hacia Tumoja en un pestañeo, algo parecido a un relámpago plateado.

La criatura no muerta parecía estar en alerta de lo aterrador que era la lanza de hueso en la mano del pequeño esqueleto. Cuando vio que la lanza estaba cerca de llegar a su cuerpo, el cual estaba flotando más de la mitad en la superficie del mar.

La lanza de hueso que el pequeño esqueleto arrojo como un relámpago destellante hacia el área donde Tumoja estaba, se disparó hacia lo profundo. De pronto se dispararon chorros de agua en la región hacia el cielo, y series de explosiones le siguieron, pareciendo que esas explosiones eran bajo el agua.

“Auu…”

El rugido de enojo de Tumoja pudo ser escuchado venir desde las profundidades del Mar Muerto. Juzgando desde la voz extremadamente resentida, Han Shuo pudo decir que fue herido por el pequeño esqueleto. De lo contrario, ese grito no estaría lleno con tanta rabia.

“Esta criatura no muerta no pertenece a nuestro mundo. Su alma fue destruida en una manera inusual, y por lo tanto apareció en nuestro inframundo. Absorbió grandes cantidades de aura de muerte en nuestro mundo y luego formo su cuerpo en este Mar Muerto”.

“Conocí la presencia de este tipo desde temprano. Lo he retado en tres ocasiones previas, pero debido a que mi fuerza era muy débil, tuve que dejarlo en todas esas ocasiones. Pero ahora, estoy confiando en que puedo acabarlo, todo debido a que su mejoramiento no es tan rápido como el mío”, el pequeño esqueleto le explico lentamente a Han Shuo mientras él concentraba su audición en el rugido de Tumoja desde el abismo.

“¿No vino de forma natural de este mundo?” Han Shuo quedo en blanco pero rápidamente pregunto después.

“Sip, igual que tú, Padre. Algunas existencias con poderosas almas de otros planos de existencia pueden venir a este mundo debido a algunas razones muy extraordinarias. Sin embargo, es muy raro encontrar cualquier persona que pueda viajar libremente entre dos mundos como Padre. El alma de este compañero no pudo regresar a su mundo después de venir aquí, y por eso vive en el Mar Muerto”.

“Pero su alma anteriormente debe haber sido muy poderosa. Después de venir a este mundo, formo un nuevo cuerpo por sí mismo después de fusionar la energía encontrada aquí. El cambio no sólo ocurrió en él solamente. Aquellas criaturas que permanecen en los alrededores del Mar Muerto, fueron tentados por su energía y todos se convirtieron en extrañas criaturas no muertas vivendo aquí con él”, el pequeño esqueleto le explico a Han Shuo.

Poderosos seres de otros planos de existencia, debido a algunas razones extraordinarias, sus almas llegaron a ese mundo. Luego absorberían la energía en el inframundo para forjar su cuerpo y se convertirían en algo parecido a existencias no muertas. Han Shuo pensó por un momento y pronto se dio cuenta de algo.

De la explicación del pequeño esqueleto, aprendió que el inframundo contenía no sólo criaturas no muertas que venían naturalmente del aura de muerte, resultaba que también había algunos extranjeros que mutaban allí y tomaban sus territorios. Ese parecía ser el caso. Quizás si Han Shuo no pudiera entrar y salir libremente del inframundo, dado el poder de su alma, había una posibilidad de que él se convirtiera en una formidable criatura no muerta en ese mundo.

“Whoosh…”

La criatura no muerta en el Mar Muerto llamada Tumoja, mientras Han Shuo aún estaba pensando, repentinamente emergió de este con su enorme cuerpo completamente revelado.

Su cuerpo en efecto lucia como un pulpo según el conocimiento de Han Shuo. Un cuerpo ovalado, con tentáculos alrededor. La única diferencia con un pulpo era que la criatura llamada Tumoja era mucho más asquerosa y de apariencia más feroz. Afiladas púas de hueso, una firma característica de las criaturas del inframundo, parecían llenar cada superficie posible en su cuerpo.

Su cuerpo de forma ovalada, estaba cubierto con una armadura de color negro que brillaba con una luz del mismo color. La armadura parecía extremadamente dura y poderosa. Justo en el centro de su cuerpo de forma ovalada había dos pupilas al tamaño de alrededor de unos cuantos puños. Bajo los ojos había una enorme boca llena de densos dientes blancos como los de un tiburón. Los afilados dientes de tiburón parecían ser capaces de partir cualquier objeto sin importar que tan duro fuera.

“¡Tú cosa retorcida! ¡Este día te destruiré completamente!” Tumoja rugió. Su enorme cuerpo lleno el cielo y sus tentáculos comenzaron a agitarse. Inesperadamente, poco a poco comenzó a flotar desde la superficie del Mar Muerto, cargando en contra del pequeño esqueleto.

“¡Tú idiota! ¡Dejando el Mar Muerto en este momento sólo asegura tú muerte!” El pequeño esqueleto grito levemente. Pero su frase sólo pudo ser escuchada por Han Shuo.

Un relámpago blanco de pronto voló desde las profundidades del océano y aterrizo en la mano del pequeño esqueleto en un abrir y cerrar de ojos. Era la lanza de tres metros de largo que él usaba regularmente.

Después de eso, sin esperar por las palabras superfluas de Tumoja, el pequeño esqueleto y el demonio de hueso cargaron hacia él. Las siete púas de hueso como alas en la espalda del pequeño esqueleto se agitaron por todas partes en el cielo. Cuando estas se movieron, las pupilas de Tumoja rápidamente parpadearon. Parecía estar consciente del aterrador poder de ellas y quería regresar a las profundidades del Mar Muerto.

“¡Ahora que has venido, no pienses en regresar!” Los pensamientos del pequeño esqueleto se extendieron a través del área.

Las siete púas de hueso silbaron hacia Tumoja. Este rugió enojado, y agito desordenadamente sus tentáculos con púas, tratando de derribar las siete púas que de pronto volaron de la espalda del pequeño esqueleto.

Pero como él había aprendido como manejar las siete púas de hueso con la Ley de Activación Mágica, era incluso más fluido y adepto al controlarlas. Esos enormes tentáculos agitándose en los alrededores constantemente, simplemente no podían interceptar ninguna de las siete púas de hueso disparadas hacia ellos.

Brillantes destellos coloreados de negro salieron de la parte alta del cuerpo ovalado de Tumoja, causados por las siete púas de hueso penetrando en el cuerpo como armadura de este. Montando en el demonio de hueso, el pequeño esqueleto lo llevo bajo el enorme cuerpo de Tumoja y juntos, atacaron el abdomen justo abajo de sus cabezas.

Por lo tanto, si quería entrar en el Mar Muerto nuevamente, Tumoja primero debía eliminar la amenaza de aquellos bajo su abdomen, de lo contrario su abdomen vulnerable estaría expuesto a los enemigos.

“Despreciable cosa siniestra, ¡cómo puede existir una existencia como tú en el inframundo!” Tumoja rugió sonoramente. Luego extendió sus tentáculos hacia el pequeño esqueleto y el demonio de hueso, esperando cualquiera, estrangularlos o apuñalarlos hasta la muerte.

Unas series de encantamientos mágicos fueron recitados, y lanzas de hueso una por una se materializaron en medio del aire. Estas volaron del lado del pequeño esqueleto hacia el cielo, sorprendiendo a esos tentáculos extendidos a su alrededor. Al mismo tiempo, Han Shuo reunió su fuerza mental, un hechizo mágico de Temblor del Alma fue liberado. Tumoja rugió salvajemente mientras sufría por el pesado golpe. Después de un gruñido aburrido, su enorme cuerpo comenzó a caer violentamente.

“¡Gracias, Padre!” El pequeño esqueleto dijo y le dio al demonio de hueso una palmada. Su cuerpo se disparó hacia el cielo y en realidad alcanzo la pesada armadura en el cuerpo ovalado de Tumoja en un abrir y cerrar de ojos.

Este tenía su espíritu y alma de cabeza gracias al hechizo de Temblor del Alma de Han Shuo. El pequeño esqueleto tomo ventaja de su estado actual al repentinamente sujetar la lanza de hueso y apuñalar el ojo de Tumoja. Cuando este abrió su boca para otro estruendoso rugido, el pequeño esqueleto hizo su movimiento. Durante los aterradores gritos de este, él se disparó a su abdomen como electricidad, desapareciendo.

El demonio de hueso, que había sido palmeado por este, voló hacia abajo mientras cargaba a Han Shuo en su espalda. Sin embargo Han Shuo pudo ver claramente al pequeño esqueleto arrojarse dentro del cuerpo de Tumoja, mientras llenaba su corazón con asombro. No tenía idea de por qué este iría dentro del cuerpo del enemigo.

¡Mientras Han Shuo aún seguía perplejo, algo incluso más peculiar repentinamente ocurrió!

El Tumoja al que el pequeño esqueleto entro, repentinamente sacudió su cuerpo violentamente. Esas púas de hueso que el pequeño dejo clavadas en la superficie del cuerpo oval, todas violentamente atravesaron hacia dentro, y la perforación causo que un humo negro como la tinta saliera.

“¡Maldita sea! ¡Sal! ¡Sal de allí!” Mientras Tumoja forcejeaba violentamente, rugió incesantemente como era usual.

Sin embargo, Han Shuo claramente pudo sentir que el vigor de este se volvió más y más débil. Incluso su enorme cuerpo lentamente se encogió y se marchito.

Por el contrario, para el pequeño esqueleto dentro de su cuerpo, Han Shuo sintió que su presencia crecía más y más fuerte. Era debido a que la energía en el cuerpo de Tumoja estaba siendo tomada toda por él.

Ese proceso continuo por una duración de tiempo muy corta. Justo cuando Han Shuo se distrajo un poco, el cuerpo en sacudida de pronto escupió una bola que parecía estar llena de aire. Aquellas púas de hueso que habían atravesado su cuerpo, destellaron con una Luz Purpura Demoníaca ante Han Shuo. Hilos de una extraña energía fueron sacados del cuerpo de Tumoja por las púas de hueso.

“Chapoteo…”

El cuerpo de este rápidamente se inflo alcanzando sus límites antes de repentinamente explotar. Sus tentáculos llenos de púas que una vez se agitaban en el cielo, cuatro de los cinco cayeron a los lados cuando su cuerpo estallo. El pequeño esqueleto dentro del cuerpo estaba bañado con una capa de tinta. Sus traslucidos huesos blancos lucían como cristales negros.

“Me rindo. ¡Estoy dispuesto a jurarte lealtad!” El Tumoja al cual le había explotado el cuerpo en pedazos, finalmente se rindió en poner resistencia. Transmitió sus pensamientos de rendición desde su cuerpo ovalado desintegrado.

“Tú cuerpo ha sido destruido en pedazos. En tú condición de ahora, ¡ya no tienes más uso para mí!” El pequeño esqueleto le respondió su mensaje de rendición. Luego atravesó el cuerpo interno de Tumoja con sus siete púas de hueso y atravesó las conexiones como las venas y arterias, él succiono toda la enorme energía de alma de este.

El descomunal cuerpo de Tumoja rápidamente se derritió a una velocidad invisible para el ojo. Con sólo un momento de esfuerzo, la energía en el cuerpo de Tumoja fue succionada por el pequeño esqueleto, sin dejar nada atrás. Ni un rastro de su alma quedo en el inframundo. Se había desvanecido completamente de ese mundo.

Después de destruir a Tumoja, las siete púas de hueso regresaron a la espalda del pequeño esqueleto. Cuando estas se reunieron a su espalda, inesperadamente, una membrana tan delgada como el ala de una cigarra creció entre las púas. Nadie supo porque, pero quizás fue cuando estas fueron usadas como canales para transferir la energía y el flujo de esta causo mutaciones en las siete púas de hueso. Si Han Shuo no prestara una atención especial a eso, él habría pasado por alto la nueva característica añadida al pequeño esqueleto.

Con la existencia de la delgada membrana, y las siete púas de hueso unidas en su espalda, estas lucían más como sus alas. El pequeño esqueleto, que recién asesino a Tumoja, comenzó a caer con su cuerpo negro hacia el Mar Muerto. Las siete púas de hueso en su espalda se habían endurecido por un momento e inmediatamente recobraron su balance. De una manera constante cayo en el agua del Mar Muerto.

Después de haber caído en las profundidades por un momento, el pequeño esqueleto repentinamente emergió de las aguas del mar. La tinta negra en su cuerpo fue lavada, restaurando la apariencia del blanco puro de su esqueleto. Su textura era extremadamente deslumbrante. Su actitud creció incluso más fuerte y pesada. Incluso Han Shuo quien estaba a una gran distancia de él, pudo sentir que dentro de la región, la fuerza de ese pequeño estaba por encima de cualquier otra criatura no muerta de allí.

Después supo, que en toda la parte Este del Mar Muerto, ya no había ninguna criatura no muerta tan fuerte como el pequeño esqueleto.