Capítulo 429: Nuevo estatus


Mientras Han Shuo seguía reprendiendo a Bollands, Sabakas y los otros se apuraron a llegar después de saber de su regreso.

“Bryan, ¿estás bien?” Fanny que lo miraba tiernamente fue la primera en hablar.

Han Shuo sonrió, sacudiendo su cabeza mientras respondía, “No te preocupes, estoy bien”.

Las miradas de Emily y Phoebe estaban fijas en el. Estaban regocijadas de ver al hombre que ellas amaban mostrando lo extraordinario que era y estaban incluso más felices si eran las que estaban en el foco. Así era la naturaleza más arraigada de la mujer, el estar orgullosa de los logros de su hombre.

“¡Mocoso, bien hecho!” Incluso Firenze felicito a Han Shuo. Sin embargo, inmediatamente añadió, “No importa que tan poderoso seas, si te atreves a intimidar a mi hija, yo nunca te dejare en paz”.

“Padre, ¿qué estás diciendo? ¡Bryan nunca me ha intimidado! Ja, yo aún soy considerada su maestra. Incluso a pesar de que ahora es tan poderoso, el aún es mi estudiante”. Después de esos días, Fanny claramente se había vuelto menos reservada, y parecía mucho más alegre y viva.

Cuando Firenze vio que ella revelaba una sonrisa tan pronto como vio a Han Shuo, entendió que sus sentimientos por él eran en efecto extremadamente profundos. Mientras observaba la sincera alegría de su hija, Firenze dio una risa aullante y no continuo hablando para evitar volverla infeliz.

“Bryan, no esperaba que tú fuerza en realidad fuera tan aterradora. Parece que no fuiste con todo en nuestro entrenamiento previo. Tú pequeño mocoso, ¿sentiste que no era merecedor de toda tu fuerza?” La expresión de Karel cambio mientras lo decía con algo de desprecio.

Han Shuo sonrió amargamente y dijo de inmediato, “Señor Karel, está malentendiendo. Hace un momento, sólo fui capaz de herir a Blount debido a que tome prestada energía externa. Mi fuerza actual es mucho más débil que la de él. Todos ustedes lo han visto. La nube de sangre que envolvía el cielo anteriormente era la energía que reuní”.

“La energía dentro de la nube sangrienta fue completamente liberada por mí. Mi fuerza ha regresado a su nivel original. Yo no me contuve durante nuestro entrenamiento, realmente no soy así de fuerte. Por favor no lo malinterprete”.

“Así que ese es el caso. Para que tú en realidad seas capaz de manipular la energía caótica dentro de la nube de sangre, tu técnica marcial es verdaderamente mística”. Karel estaba asombrado. Él sólo estaba pretendiendo ser infeliz. En realidad tenía algunas ideas sobre la verdad y simplemente quería que Han Shuo lo verificara personalmente.

Bollands ya se había puesto de pie, quedando en blanco siendo incapaz de encontrar la cabeza o la cola de la conversación mientras no tenía idea de lo que había ocurrido hasta ese momento.

Cuando Lawrence vio la expresión de duda en este, tomo la iniciativa de acercarse a él, sonriendo mientras le describía extensamente la fuerza que Han Shuo había mostrado. Lawrence estaba inefablemente excitado mientras describía lo ocurrido. Bollands estuvo incomparablemente asombrado cuando escucho la historia. Miro en fijamente a Han Shuo, sintiendo que estaba conociéndolo nuevamente. Esa no era la primera vez que se sentía de esa manera.

Sólo los expertos en el nivel de Bollands podrían entender que tan aterradores eran, el caballero sagrado Blount y el magus sagrado Dempus. Cuando escucho a Lawrence decir que los dos expertos en el rango sagrado habían escapado de Han Shuo en sucesión, y que Blount incluso fue herido al final, Bollands estuvo extremadamente asombrado.

Sin embargo, cuando el asombro bajo, su corazón se llenó de emoción. Para él, entre más fuerte fuera Han Shuo, más beneficioso para él. Esas noticias implicaban que la técnica marcial de este no tenía igual, fuerza mística. Bollands, quien estaba actualmente practicando el arte marcial impartido por Han Shuo, naturalmente sintió más expectación por este.

“Todo el mundo, la batalla en el distrito norte de la ciudad aún no ha terminado. Creo que deberíamos regresar a lo que debemos hacer”. Han Shuo sonrió mientras le decía al grupo que estaba zumbando con preguntas sobre su condición.

Como su anterior desempeño fue verdaderamente excesivo y la situación en el distrito norte ya estaba determinada, estos inmediatamente se habían lanzado allí cuando Sabakas dijo que había regresado al castillo, desesperados por saber que estaba ocurriendo. Estaban extremadamente curiosos, sus miradas eran peculiares mientras miraban a Han Shuo. Incluso Sabakas y Karel eran amables cuando hablaban con él, indicando su aprobación hacia la fuerza de este.

Firenze fue el primero en reaccionar cuando escucho la oración de Han Shuo. Resoplo y dijo, “Sólo estaba acompañando a mi hija para dar un vistazo. Bueno, aún tengo que comandar a esos idiotas para pelear, así que no los acompañare mucho más”.

Firenze se retiró tan pronto como termino de hablar.

“Lawrence, la situación en el distrito norte de la ciudad está bajo control. Resulta que necesito este tiempo para entrenar. Sin embargo, hay algo que quiero decirte”. Han Shuo dijo mientras miraba a Lawrence con seriedad.

Lawrence actualmente tenía una opinión extremadamente favorable de Han Shuo. Además, entendía en su corazón que él jugo una gran parte al ayudarlo a asegurar el control sobre Ciudad Ossen, y ganar la ventaja en la guerra. Por tanto, cuando escucho que este tenía algo que decir, inmediatamente sonrió cooperativamente y dijo, “Hey, no dudes y se directo conmigo. Sabes que no hay necesidad de ser cautelosos entre nosotros”.

Han Shuo se sintió más cómodo con lo que Lawrence dijo. Miro a las tres mujeres, Amyes y los otros y dijo, “¡Me gustaría discutir este asunto sólo contigo y los dos expertos de rango sagrado!”

“Muy bien, regresemos a nuestros propios asuntos. Todos, vamos a retirarnos”. Amyes, uno de los tres pesos pesados del Manto Oscuro, sonrió agraciadamente, tomando la iniciativa de retirarse.

Con él tomando la iniciativa de irse, los otros en el área partieron albergando sospechas. Incluso Emily, Phoebe y Fanny se fueron una tras otra con la petición de Han Shuo.

En un parpadeo, la gente importante dentro del castillo que había ido por curiosidad tomo la pista de Amyes y dejo el área. Sólo Han Shuo, Lawrence, el magus sagrado espacial Sabakas y el maestro de la espada sagrado Karel permanecían en la torre del reloj.

Después de que los otros se marcharon a cierta distancia de la torre del reloj, Lawrence miro a Han Shuo con asombro y pregunto, “Bryan, ¿qué ocurre?”

El magus sagrado espacial Sabakas agito su mano y coloco una barrera espacial que envolvía el área inmediata de la torre del reloj, previniendo que su conversación fuera escuchada. Él entendía lo que Han Shuo estaba a punto de decirle a Lawrence.

“Dado que derrotar a Ashburn y al príncipe mayor Charles es inevitable a menos que algo inesperado ocurra, tú definitivamente serás el nuevo Rey del Imperio Lancelot. Su Majestad previamente discutió algunas cosas conmigo en secreto. Siempre has tenido curiosidad de que fue lo que me dijo Su Majestad. Siento que ahora ya puedo revelártelo”. Han Shuo miro con firmeza a Lawrence y dijo con seriedad.

“¿Oh?” La curiosidad de Lawrence repentinamente se elevó, sus ojos brillaban mientras lo miraba y preguntaba, “Bryan, ¿qué fue lo que mi Padre te dijo? ¿Por qué después de que te fuiste del palacio, Su Majestad comenzó a apoyarme completamente?”

Han Shuo miro al magus sagrado espacial Sabakas, y dijo con una sonrisa, “Señor Sabakas, creo que ¿usted sabe sobre esto?”

Sabakas sonrió y asintió, respondiendo calmadamente, “Es cierto. En efecto estoy consciente del asunto”.

Cuando la mirada llena de dudas de Lawrence giro hacia él, este explico, “la vieja vidente la Señora Grace profetizo que al príncipe que Bryan apoyara se convertiría en el siguiente rey del Imperio Lancelot, y este traería una nueva era de prosperidad al Imperio”.

“Jeje, como esperaba, con la buena relación que tienes con Bryan, tú serias el afortunado. La Señora Grace hizo esas profecías para el Imperio Lancelot por muchos años y ella nunca le fallo a Su Majestad. Por tanto, Su Majestad creyó que tú serias su sucesor, y que traerías prosperidad al Imperio. Es por eso que él fue con todo al apoyarte”.

Cuando Lawrence escucho la explicación de Sabakas, este miro a Han Shuo con una expresión sobresaltada. Fue sólo en ese momento que se dio cuenta de que la razón de que él, un hijo ilegitimo se había vuelto el centro de atención fue debido a la asistencia de Han Shuo, en lugar de que Su Majestad pensara muy bien de él.

Para él a quien sólo le prestaba atención a los resultados, estuvo claramente sorprendido al escuchar las palabras de Sabakas. Miro fijamente a Han Shuo por un largo tiempo antes de finalmente tomar una respiración profunda diciéndole de todo corazón, “Así que eso fue lo que ocurrió. ¡Bryan, gracias!”

“Desde que somos amigos, jeje, yo naturalmente te iba a ayudar. Además, sólo contigo como Rey el Imperio Lancelot podrá ser más próspero. Conozco tus capacidades, y yo verdaderamente creo que traerás un nuevo futuro para el Imperio”. Han Shuo dijo con una sonrisa.

Lawrence dio una sonrisa irónica mientras sacudía su cabeza y decía, “Parece que necesitare depender de ti. Si yo hubiera escuchado esas palabras de Sabakas antes de este día, quizás no las habría tomado en serio. Sin embargo, después de haber atestiguado tu conducta imparable justo ahora, no puedo evitar admirar la increíble visión de la Señora Grace”.

“Bryan, verdaderamente hay un potencial ilimitado dentro de ti. Aún recuerdo tu fuerza cuando tú todavía eras un estudiante del departamento de necromancia. En aquel tiempo, actuaste como mi blanco de práctica por sólo unas monedas de oro, e incluso pude derrotarte en aquel entonces. Pero ahora, ¿Hace cuánto fue eso? En menos de cinco años, ¡tú ya estas parado en el pináculo! Oh, y sólo estas un poco encima de los veinte años de edad. ¡Tú futuro es algo que nadie puede predecir!”

“Tengo que decir que la profecía de la Señora Grace es extensamente acertada. Todo se ha ido desarrollando de acuerdo con sus predicciones. Parece que el Imperio Lancelot realmente podrá disfrutar de cien años de prosperidad gracias a la existencia de Bryan, justo como la Señora Grace predijo”. El maestro de la espada sagrado Karel también suspiro mientras lo remarcaba.

“Es difícil predecir lo que ocurrirá en el futuro. Jeje, el futuro no siempre es el mismo, al menos es así como lo siento”. Han Shuo dijo antes de rápidamente esconder su sonrisa y decir, “sin embargo, cuando su Majestad acepto a apoyarnos completamente, también me hizo aceptar una condición. Y creo que debería informártela ahora”.

“Bryan, eres demasiado educado. No importa que ocurra, ¡nosotros seguiremos siendo amigos! Además, habrá más ocasiones en las que yo necesitare depender de ti en el futuro. No hay necesidad de hablar en círculos entre nosotros”. Lawrence respondió.

De las palabras de Sabakas y Karel, él también entendió que tan importante era Han Shuo para el Imperio Lancelot. Como alguien que podría alterar a todo el Imperio, su trono seria extremadamente estable y el Imperio Lancelot crecería incluso más próspero.

Con Grace incluso sacrificando su vida para mostrar un camino del futuro, claramente entendió como debería tratar a este, el enorme apoyo en el que confiaría.

“Bien entonces, sólo lo diré. Su Majestad me hizo prometer que sin importar que ocurriera, ¡los otros tres príncipes deberían vivir!” Han Shuo miro a Lawrence y agrego, “Como un padre, Su Majestad no deseaba que sus tres hijos murieran de forma horrible por mi mano. Yo se lo prometí, pero aun así quiero escuchar tu opinión”.

“Su Alteza, esto es algo que Su Majestad también nos dijo”. Sabakas explicó, su mirada estaba fija en Lawrence.

Él quedo en blanco y estuvo en silencio por un tiempo antes de fruncir sus cejas y decir, “dado que es el último deseo de Padre, se lo que debo de hacer, pero aun así desterrare o aprisionare a Charles. En cuanto a los otros dos, mientras estos no se me opongan, los dejare continuar siendo príncipes y no los tratare vilmente”.

Si no hubiera sido por las palabras de Han Shuo, Sabakas y Karel, él definitivamente habría exterminado cruelmente a Charles. Después de todo, este le había causado el daño más grande. Lawrence en realidad había pensado en asesinar brutalmente a Charles con sus propias manos, haciéndolo pagar por la humillación que había sufrido previamente.

Sin embargo, ahora que Han Shuo y los dos expertos sagrados hablaron, y que también era el último deseo de su padre, dejaría vivir a Charles, a pesar de lo que verdaderamente deseaba, él dejaría vivir a Charles. Aun así, aparte de dejarlo vivir, no estaba claro si él también humillaría a Charles.

Con la garantía de este, Han Shuo dejo salir un suspiro de alivio. Sonrió y dijo, “Dado que aceptaste, puedo estar tranquilo. Muy bien, Ciudad Ossen actualmente contiene energía especial que necesito para mi entrenamiento. Creo que necesitare por lo menos tres días para entrenarme. Con los dos expertos de rango sagrado y Lord Firenze dentro de la ciudad, creo que Ashburn y los otros alcanzaran el final de sus caminos y que podre entrenar con tranquilidad”.

“Bryan, entrena bien. ¡Tú fuerza le permitirá a nuestro Imperio Lancelot volverse fuerte!” Lawrence inmediatamente sonrió y accedió.

Entendía lo que significaba para el Imperio el tener un experto sin restricciones. La aparición del semidiós Ayermike Cotton en aquel tiempo había permitido al Imperio Lancelot establecerse y disfrutar una era dorada por cien años. Si Han Shuo pudiera alcanzar el nivel de Ayermike Cotton, también elevaría al Imperio Lancelot a nuevas alturas.

“Muy bien, esta torre del reloj será mi área de entrenamiento. Ustedes deberían seguir con sus propios asuntos. Cierto, por favor díganle a Emily y a las otras damas que no me molesten por los siguientes días, ¡estos serán muy importantes para mí!” Han Shuo sonrió mientras enviaba a Lawrence y a los otros lejos.

Después de que los tres se retiraron, cerró sus ojos y sintió la energía residual de los muertos que envolvía completamente Ciudad Ossen. Con una expresión complacida, murmuro para sí mismo, “¡El que pueda romper a través del siguiente reino dependerá de los siguientes días!”