GDK – Capítulo 428

0

Capítulo 428: Ya es una conclusión inevitable


«¡Lord Kosse, Lord Kosse!” Un sacerdote blanco cerca de Kosse gritó repentinamente.

«¡Está muerto, Lord Kosse está muerto!» Otro Caballero del Templo gritó de pronto involuntariamente. Su grito fue extremadamente fuerte y la voz viajó muy lejos.

Cuando el caballero sagrado Blount, cuya garganta estaba llena de sangre, escuchó la noticia, vomitó la sangre que había estado reprimiendo. La armadura dorada originalmente brillante de este ahora estaba llena de grietas como el caparazón de una tortuga, pareciendo haber sido seriamente dañada por el último ataque.

«Cálmate, todo el mundo cálmese. ¡Rápido aseguren a ‘Revelación’!” Gritó Blount desde lejos.

Los rayos de la espada de luz color rojo sangre se agitaron mientras se disparaban como una lluvia de flechas. El resto de la nube de sangre envolvió a Han Shuo retorciéndose alrededor de la espada de luz descendente, aumentando su poder destructivo. Demostraron ser un arma letal, quitando las vidas de los seguidores de la Iglesia de la Luz bajo estos.

Aullidos miserables se podían escuchar continuamente. Bajo el bombardeo de la luz sangrienta, más de la mitad de los seguidores de la Iglesia de la Luz fueron asesinados en un instante. Sus cuerpos estaban en una condición horrible donde incluso la robusta armadura de los Caballeros del Templo era simplemente incapaz de resistir la luz sangrienta, colapsándose en charcos de sangre uno tras otro.

Blount exclamo en voz alta mientras salía del suelo. Vio que un sacerdote blanco ya había recuperado el arma divina de la Iglesia de la Luz, ‘Revelación’ y agitó la pica dorada en su mano para bloquear una luz sangrienta que se disparaba hacia el sacerdote blanco. Sus ojos estaban inyectados en sangre mientras miraba a Han Shuo, quien estaba imponente en el cielo, con su corazón lleno de un odio sin límites. Cuando la lluvia de sangre finalmente cesó, sólo había un poco más de treinta miembros que permanecían alrededor de Blount. Su operación en contra del Imperio Lancelot podría considerarse un fracaso total. Incluso el representante de la Iglesia de la Luz en el Imperio Lancelot, el Arzobispo Rojo Kosse, fue asesinado en la escena. Las pérdidas iban mucho más allá de las expectativas de Blount.

La gruesa nube de sangre en el cielo ya había desaparecido. Han Shuo, quien originalmente tenía sus ojos escarlata y una expresión malévola, ya había vuelto a la normalidad. En ese momento, miró desinteresadamente la desolación, pero no tomó ninguna medida adicional.

Sostenía un arma escarlata que brillaba con una espada de luz similar en su mano. El color rojo sangre provenía de dentro de la empuñadura del arma, como si se hubiera empapado en sangre durante millones de años. El creciente intento asesino emanaba del arma, dándole a la gente un sentimiento aprensivo.

«Blount, tú no esperabas esto, ¿verdad? Jeje, ¡este es el precio que la Iglesia de la Luz debe pagar! Todo este tiempo, la Iglesia de la Luz me ha estado atacando como un perro rabioso, y simplemente he actuado en defensa propia». Han Shuo resoplo hacia Blount, y continuó, «Sin embargo, no esperaré pasivamente por sus ataques. Desde hoy en adelante, yo buscare activamente y destruiré cada poder de la Iglesia de la Luz uno por uno. Lamentablemente, no vivirás para ver eso».

«Eres un hereje malvado, el Dios de la Luz no permitiría tu existencia en este mundo. Te garantizo que morirás muy pronto». Blount apretó los dientes antes de responderle a Han Shuo.

Este sonrió burlonamente mientras sacudía su cabeza, levantando a Filo Cazador de Demonios y se disparó hacia Blount, como si quisiera decapitarlo en el acto.

Pero antes de que pudiera acercarse a Blount, este ya había corrido hacia el miembro de la iglesia que sostenía ‘Revelación’ a la velocidad del rayo. Mientras agarraba el arma divina, su armadura dorada de repente estalló con una brillante luz dorada. Una energía divina lo envolvió, lanzándolo hacia el cielo y disparandose hacia el horizonte como un rayo dorado.

«¡Él escapó! ¡El caballero sagrado en realidad escapo!” Cecilia, quien había estado observando la escena a través de la bola de cristal, gritó con incredulidad.

«Blount resultó gravemente herido. Parece que Bryan debe haber impuesto una impresión inolvidable en él”. «El maestro de la espada sagrado Karel dijo afirmativamente.

«Dentro de la Iglesia de la Luz, un caballero sagrado al nivel de Blount, no estaría restringido por la gente común. Eso se debe a que la Iglesia de la Luz no permitiría que estos se pierdan. Si Blount quería irse, lo habría hecho desde hace mucho tiempo. Es sólo que quería proteger a Kosse y a los otros miembros, y confiaba en contener a Bryan, y esa fue la razón por la cual había retrasado su partida”.

“Desafortunadamente, todavía fue incapaz de obstruir a Bryan e incluso resultó gravemente herido. Sin embargo, nuestro Imperio Lancelot puede ser considerado como un enemigo de la Iglesia de la Luz a partir de este día. Habrá más asuntos problemáticos en el futuro. La Iglesia de la Luz tiene una enorme influencia dentro del Imperio Oden, el reino más poderoso del Continente Profundo. Nosotros podríamos enfrentar amenazas del Imperio Oden en esta ocasión”. Sabakas suspiró ligeramente, pareciendo estar algo preocupado por el futuro del Imperio Lancelot.

«Jeje, no puedes decir eso con seguridad. La Señora Grace profetizó que mientras Bryan permanezca en el Imperio de Lancelot, nuestro imperio disfrutará de una prosperidad duradera. Todo lo que sucedió este día está en línea con la profecía. Mira la situación actual del imperio, ¿están sucediendo todos estos cambios debido a la existencia de Bryan?”

“Tal vez él será como el semidiós Ayermike Cotton y traerá cientos de años de prosperidad al Imperio Lancelot. Jeje, a pesar de que no podemos decirlo con certeza, en realidad pienso muy en alto de él. Además, el Imperio Oden y el Imperio Lancelot están separados por una gran distancia. No creo que puedan atacarnos desde tan lejos», el estado de ánimo del maestro de la espada sagrado, Karel parecía bastante bueno, sonriendo mientras le respondía a Sabakas.

«¿De qué hay para tener miedo? Entonces, ¿Y qué pasa si viene el ejército del Imperio Oden? ¡Hmph, me encantaría conocer al ejército más fuerte del continente y ver qué tan fuerte es!” Firenze, el maníaco de la batalla, estuvo algo ansioso por probarlo, claramente feliz de ver que todo el mundo estuviera en el caos.

Escuchando los comentarios de Karel y Firenze, Sabakas reflexionó que el Imperio Oden y el Imperio Lancelot estaban separados por grandes distancias geográficas y su corazón se relajó levemente. Poco después, movió sus dedos, haciendo que la bola de cristal en su mano girara por un momento, y su brillo se desvaneciera lentamente, causando que las imágenes dentro de esta también desaparecieran.

En ese momento, Han Shuo estaba asombrado mientras miraba la dirección en la que había escapado Blount, pero se sentía aliviado en su corazón.

Contrario a la impresión de este, él tenía una apariencia fuerte pero era débil en la realidad. El poder que mostró anteriormente fue a través de la energía dentro de la gruesa nube de sangre y la energía negativa dentro del Filo Cazador de Demonios. Actualmente, la espesa nube de sangre que había estado envolviendo a Han Shuo ya había desaparecido e incluso la energía negativa en el Filo Cazador de Demonios comenzó a menguar.

Así, él ya no tenía una fuente de poder para tomar prestada y sólo tenía la misma fuerza que cuando montó un ataque furtivo en contra de Blount previamente. Si este no hubiera huido en pánico y estuviera decidido a luchar hasta la muerte, era posible que no perdiera contra Han Shuo.

Desafortunadamente, la actuación previa de este fue demasiado abrumadora. Las heridas de Blount causaron mella en su confianza, haciendo que llegara a ignorar a los otros miembros e invocara la habilidad especial de su armadura con energía divina para escapar rápidamente del campo de batalla.

Han Shuo dejó escapar un suspiro de alivio después de que se fuera. No pudo evitar volver sus ojos hacia los miembros de la Iglesia de la Luz restantes que estaban desesperados. Esos hombres habían visto a Kosse siendo asesinado, a Blount escapando y fueron intimidados por la exhibición previa de Han Shuo. Sus rostros estaban pálidos y ya no tenían ninguna esperanza de vivir bajo su mirada.

Después de experimentar a su zombi élite de tierra siendo herido, no tenía piedad para la Iglesia de la Luz. Entendió que la animosidad entre él y la Iglesia de la Luz sólo terminaría cuando uno de ellos muriera. Sólo cuando la Iglesia de la Luz desapareciera por completo del continente, él podría ser capaz de vivir una vida pacífica. La única forma de resolver el problema con semejantes seguidores fanáticos era matarlos a todos.

Después de que Blount escapara, las personas restantes eran tropas inútiles que Han Shuo podía manejar fácilmente con su fuerza original. Él resoplo mientras miraba a los miembros restantes de la Iglesia de la Luz. Justo cuando estaba por decir algo, un sacerdote blanco de repente cantó una canción alabando y adorando al Dios de la Luz en voz alta.

Después de que el sacerdote blanco terminó, gritó con pena, «El Dios de la Luz definitivamente purificará nuestras almas y vengará la humillación que recibimos este día».

Luego de eso, bajo la mirada de Han Shuo, el sacerdote blanco tomó la iniciativa y junto a los miembros restantes se suicidaron uno tras otro.

«Verdaderamente un grupo de personas cuyas mentes están corrompidas. ¡La religión en verdad envenena la mente!” Han Shuo no pudo evitar suspirar cuando vio a los seguidores de la Iglesia de la Luz, sabían que no podían escapar y se suicidaron uno detrás de otro frente a él.

Han Shuo alzo su cabeza y miró al cielo. Todavía podía sentir el intento asesino elevándose, envolviéndose en toda Ciudad Ossen. Aunque ya había absorbido una parte de este, el indiscriminado intento asesino seguía siendo tan rico como antes. Eso hizo que se sintiera extremadamente refrescado.

En ese momento, bajo el drenado de este al entrar al camino demoníaco, los dos tipos de energía dentro del Filo Cazador de Demonios habían regresado milagrosamente a la normalidad. La previa energía impura había sido transformada en energía negativa pura, goteando en el Filo Cazador de Demonios. Una vez más regreso a su estado natural, convirtiéndose en uno con la mente de Han Shuo.

La energía que él había absorbido previamente a través del vórtice gigante ya había sido almacenada dentro del demonio infante en su cuerpo, pero por el momento no había sido completamente asimilada. Pero en general, ahora se sentía increíblemente relajado después de liberar toda esa energía caótica. Ya no temía estar delirando y no necesitaba preocuparse por un trastorno entre el Filo Cazador de Demonios y su cuerpo de momento.

Ahora que estaba lúcido, rápidamente observó la situación a través de sus demonios místicos. La derrota de Ashburn y sus hombres era ahora extremadamente obvia, donde incluso ellos ya se habían dado cuenta y planeaban retirarse.

Las otras regiones más allá de Ciudad Ossen se habían ganado de manera similar bajo el liderazgo de Firenze y la cooperación de los otros dos príncipes. Parece que la repentina rebelión de ambos había fallado por completo.

Cuando un demonio místico rodeó el castillo, Han Shuo descubrió que la multitud estaba discutiendo animadamente sobre él. No sabía si reír o llorar porque de sus discusiones, descubrió que su estado se había elevado súbitamente a alturas asombrosas.

En la parte superior de la torre del reloj, Bollands estaba temblando de los pies a la cabeza, como si estuviera teniendo un ataque. Tenía el rostro sonrojado y parecía haber perdido el control de su cuerpo. Un intento asesino enloquecido también se podía ver en sus ojos.

Han Shuo quedo aturdido por un momento antes de regresar rápidamente a sus sentidos. Secretamente maldijo a Bollands por su imprudencia, mientras volaba hacia él a alta velocidad.

Una luz roja como sangre cruzó el cielo con un agudo silbido. Han Shuo llegó frente a Bollands, extendiendo su mano izquierda, contra su pecho presionando repentinamente. El tembloroso Bollands de pronto regresó a la normalidad. «Tos, tos…»

Era como una persona ahogándose que repentinamente podía respirar nuevamente. Su rostro estaba enrojecido mientras comenzaba a toser violentamente. El intento asesino en sus ojos se había desvanecido lentamente.

Han Shuo presionó su mano izquierda contra la espalda de Bollands, extrayendo una parte del caótico intento asesino antes de que pudiera siquiera reaccionar. Luego golpeó su mano en contra de la espalda de este.

Bollands dio un gemido ahogado y cayó en el suelo. Sus ojos habían vuelto a la normalidad, pero su rostro estaba pálido mientras se arrodilló ante Han Shuo diciendo, «¡Senior, gracias!»

Han Shuo resopló fríamente y dijo enojado, «Te dije antes de retirarme que tu cuerpo no puede resistir demasiado intento asesino y debías parar el vórtice dentro de tu cuerpo cuando sintieras que estabas llegando a tu límite. Sin embargo, no me escuchaste. Si no hubiera llegado a tiempo, tu cuerpo habría reventado en cualquier momento».

«Senior, lo siento. ¡Cometí un error!” Bollands se disculpó con terror y explicó apresuradamente, “yo fui demasiado codicioso. Nunca pensé que podría absorber este tipo de intento asesino para aumentar mi fuerza. Ahora que había encontrado esta oportunidad con gran dificultad, realmente no pude reprimir la emoción. Seguí diciéndome a mí mismo que sólo absorbería un poco más antes de parar, pero nunca había querido parar. Cuando sentí que mi cuerpo iba a explotar, me di cuenta de que ya no podía controlar mi cuerpo».

La tentación de mejorar enormemente la propia fuerza era algo a lo que Bollands no pudo resistirse. Esa era también la primera vez que pudo absorber esa clase de energía. Simplemente no pudo extinguir las llamas de la codicia, resultando en semejante consecuencia.

«Olvídalo. También es mi culpa por no recordarte cuidadosamente. Pensé que a tu edad debías tener un buen autocontrol. “Suspiro”, debes recordar, nuestra técnica marcial es muy diferente al aura de pelea y requiere que nuestro cuerpo sea extremadamente fuerte. Antes de que tu cuerpo pueda soportarlo, nunca absorbas precipitadamente la energía que tu cuerpo no puede absorber”. Han Shuo suspiró al decirlo.

«Senior, aprendí mi lección. Desde ahora, no seré tan imprudente nuevamente”. Bollands realmente reconoció su propia impulsividad, arrodillándose ante Han Shuo para disculparse.