GDK – Capítulo 415

0

Capítulo 415: Milagrosa velocidad de recuperación


Cuando el caballero sagrado quien había herido a Han Shuo vio a este darse la vuelta para volar hacia Lawrence, vacilo por un momento pero no lo persiguió ni lo atacó.

Además del maestro de la espada sagrado Karel, también estaba el magus sagrado espacial en la dirección en que Han Shuo voló. Con dos expertos sagrados y el magus sagrado de tierra Dempus aún sin recuperarse, claramente sintió cierta aprensión.

Con el caballero sagrado sin atreverse a actuar ciegamente, los expertos de la Iglesia de la Luz así como también los que estaban bajo Ashburn y el Príncipe Charles naturalmente no se lanzarían tontamente a sus muertes. Por tanto, todos ellos miraron impotentes como Han Shuo gritaba palabras viciosas antes de volar rápidamente hacia el lado de Lawrence.

A partir de ese momento la residencia de Lawrence había quedado completamente destruida por la lucha entre los dos expertos sagrados y el hechizo de “Despedazamiento de Tierra”. Todo lo que podía verse eran edificios derrumbados y desolación.

Los sirvientes, trabajadores y doncellas en la residencia de Lawrence habían sido masacrados desde hacía mucho tiempo. Actualmente sólo había menos de diez ayudantes de confianza al lado de este. Por el contrario, incluso después de las pérdidas en el hechizo “Despedazamiento de Tierra”, el enemigo todavía tenía casi cuatrocientos expertos con una fuerza asombrosa de varias profesiones. Los sonidos de los cascos de hierro podían ser escuchados acercándose gradualmente, pareciendo que aún había tropas de refuerzo dirigiéndose hacia ellos.

El magus sagrado de tierra Dempus exhaló levemente mientras hebras de manchas púrpuras flotaban fuera de su cuerpo. El aura helada que penetraba los huesos se diseminaba con las manchas púrpuras.

Dempus era después de todo, un magus sagrado y era extremadamente hábil en la manipulación de la energía mental. Aunque la invasión del aura helada fue capaz de enfriar e incluso congelar su cuerpo, una vez que recobró sus sentidos y usó su energía mental para disipar la frialdad, el aura helada fue claramente incapaz de amenazar su vida.

Además, cuando el aura helada del Filo Cazador de Demonios entró en su cuerpo, fue después de que él había resistido dos veces con magia. Solo unas pocas hebras del denso veneno helado pudieron entrar en su cuerpo. Un mago a su nivel naturalmente, no sería asesinado tan fácilmente por unas pocas hebras de veneno helado.

Después de que Dempus disipó el aura fría dentro de su cuerpo, aún tenía algunos temores que persistían. Afortunadamente, había reaccionado prontamente y había muchos expertos protegiendo su lado. De lo contrario, si Han Shuo tuviera la oportunidad de atacar después de que Dempus se vio afectado por el veneno helado, su vida verdaderamente podría haberse perdido.

¡Semejante técnica marcial tan aterradora! Dempus se sintió horrorizado, mirando hacia el lejano Han Shuo quien estaba herido de pies a cabeza pero que aún parecía malévolo mientras se dirigía hacia Lawrence. Pensó en su corazón acerca de la profecía de la vidente Grace de que esa persona traería prosperidad al Imperio Lancelot. ‘¿Podría ser verdad?’

“Bryan, ¿tú estás… estás bien?” Phoebe luchó con todas sus fuerzas para escapar del agarre de Karel, corriendo llorosa hacia Han Shuo, sus delicadas manos temblaban mientras ella acariciaba las terribles heridas en el rostro de este.

“¡No es nada, no necesitas preocuparte!” Han Shuo sonrió desagradablemente mientras consolaba a Phoebe quien lloraba desconsoladamente. Extendió su mano para sujetar la mano de Phoebe que estaba acariciando las heridas en su rostro y caminó hacia Lawrence.

La expresión de este estaba llena de preocupación mientras preguntaba apuradamente, “Sanador, ¿dónde está el sanador?”

“¡Muerto, muerto desde hace mucho tiempo!”. El gran magus Crowley quien le había jurado lealtad a Lawrence suspiró suavemente y luego sacó una botella de medicina, pasándosela a Han Shuo mientras decía, “¡Aplica esto rápidamente en tus heridas!”

“¡Mayor!” El viejo asesino Bollands quien había estado mirando a Han Shuo todo el tiempo gritó suavemente.

Bollands ya no era joven y había visto todo tipo de situaciones como un asesino. No expresó deliberadamente su preocupación frente a él, pero el intento asesino en su cuerpo se hizo aún más fuerte, obviamente sin ser dirigido a la gente al lado de Han Shuo.

“¡Estoy bien!” Han Shuo sonrió y se rehusó. Sin embargo, cuando su sonrisa fue mostrada en ese rostro aterrador, no hizo que las personas se sintieran tranquilas. Por menos decir que Phoebe comenzó a llorar amargamente nuevamente.

“Yo realmente estoy bien, ya no estoy sangrando de mis heridas. La técnica marcial que yo practico es especial. Las lesiones pueden parecer extremadamente serias, pero estas no tienen un efecto sustancial en mí”. Cuando Han Shuo vio a todos tratando ansiosamente de aplicar medicamentos en su cuerpo, no pudo evitar explicarles de nuevo.

Escuchando la declaración de Han Shuo, todo el mundo no pudo evitar sentirse lleno de dudas al evaluarlo seriamente. La expresión de todos cambió repentinamente.

Las heridas que cubrían todo su cuerpo previamente tenían el tamaño de un dedo y goteaban sangre. Toda la sangre se había congelado como el hielo. Las fibras musculares escarlatas comenzaron a retorcerse como gusanos y las heridas originalmente del tamaño de un dedo realmente se redujeron por un pliegue.

El maestro de la espada sagrado Karel quien había estado en calma dudaba de sus ojos, inconscientemente cerró sus ojos antes de abrirlos nuevamente, estos brillaban mientras los fijaba en las heridas en el cuerpo de Han Shuo.

¡Realmente se habían encogido por un pliegue!

Karel fue tocado, sus ojos como antorchas vieron claramente que las heridas de Han Shuo eran del tamaño de un dedo meñique y rezumaban con sangre escarlata. Sin embargo, no sólo se había detenido el sangrado, incluso las heridas eran solamente del tamaño de palillos.

Han Shuo había cargado desde el suelo, envió a esa peculiar criatura no muerta de vuelta al inframundo y luego voló hacia ellos. ¡Todo eso sólo tomo al menos dos minutos!

Dos minutos eran apenas equivalentes a la duración en que uno podía estar en trance. ¡Semejante cambio tan escandaloso en tan poco tiempo, Karel no pudo evitar sentirse indescriptiblemente aturdido!

La expresión de Bollands era ardiente, sus ojos destellaban mientras miraba los cambios en una herida en el vientre de Han Shuo. Esa herida que estaba cerca del demonio infante, actualmente tenía el ancho de un mondadientes y estaba lejos de ser la aterradora visión del inicio.

‘¡Artes demoníacas! ¡Ese era precisamente el poder de las artes demoníacas!’ Bollands gritó en su corazón. Él quien estaba a punto de cultivar las artes demoníacas secretas sintió que los latidos de su corazón repentinamente aumentaban en ese momento. La excitación se volvió algo incapaz de ser contenida.

“Muy bien, todos ustedes no necesitan cuidarme, yo seré capaz de recuperarme muy pronto. ¡Actualmente, nosotros deberíamos estar pensando en cómo obstruir el ataque de esas personas y luchar por tiempo suficiente para el Señor Sabakas!” Han Shuo giró su cabeza para mirar a los inquietos enemigos y dijo calmadamente.

Con su recordatorio, todo el mundo descubrió las anomalías en su cuerpo. Cuando ellos lo escucharon hablar con su habitual expresión tranquila, de pronto se dieron cuenta de la situación desfavorable y miraron al enemigo. Repentinamente se dieron cuenta de que el caballero sagrado y el magus sagrado de tierra Dempus estaban cargando imprudentemente.

El magus sagrado espacial Sabakas fue el único que no se giró para mirar a Han Shuo. En ese momento, sostenía un bastón mágico puntiagudo, tallando una complicada matriz mágica espacial en el terreno liso de la roca.

La matriz mágica de tres metros de largo tenía la forma de rombo irregular. Con cada golpe del bastón mágico de Sabakas, aparecía una línea delgada y hebras de energía elemental fluían a través de la punta afilada del bastón mágico y entraban en cada línea de la matriz mágica.

El concentrado Sabakas se había sumergido totalmente. En sus ojos, no había nada más que la matriz mágica bajo sus pies. Simplemente había ignorado toda otra actividad, como si él ni siquiera arrugaría sus cejas si el cielo cayera y la tierra se despedazara.

Como un magus sagrado espacial, nadie podía detenerlo, si quería irse por sí solo. Si Sabakas lo deseara, incluso podría llevar a algunas personas. Desafortunadamente, había mucha gente importante allí. Incluso él era incapaz de actuar sin preocuparse por las vidas de los demás y, por lo tanto, sólo pudo utilizar una matriz de transporte mágico.

El caballero sagrado y el magus sagrado de tierra que estaban atacando, apuntaban claramente para impedir que completara su matriz mágica. Teniendo la superioridad de los números, planearon deshacerse de todos allí de una vez por todas, para evitar dejar atrás un sinfín de problemas.

Mientras Dempus estaba volando, otro bastón mágico apareció en su mano mientras comenzaba a cantar un largo hechizo mágico nuevamente. Sus ojos estaban fijos en Han Shuo, como si fuera su mayor enemigo.

“¡Presten atención, definitivamente no podemos permitir que nadie moleste a Sabakas!”. El maestro de la espada sagrado Karel dejo su asombro hacia Han Shuo de lado e instruyó apresuradamente.

La persona más fuerte en un equipo generalmente era el líder. Las palabras de Karel hicieron que Lawrence centrara su atención, yendo de inmediato a una formación cuadrada con Sabakas en el medio, con la intención de obtener suficiente tiempo para este.

“¡Vamos!” Cuando todo mundo se preparó para luchar por el tiempo para Sabakas quien se había concentrado por completo en desplegar la matriz de magia espacial, este gritó de repente.

La expresión de todos se relajó cuando bajo sus instrucciones, Lawrence y los que eran los más débiles tomaron la delantera para pararse en la matriz de transporte mágico.

“¡No dejen que se escapen!” grito el caballero sagrado mientras cargaba.

“¡Lluvia de Meteoros!” Dempus, quien había estado cantando constantemente magia de tierra, actualmente había completado su conjuro. De pronto aparecieron sonidos retumbantes sobre todos, mientras varios cientos de meteoritos se estrellaban repentinamente hacia abajo.

Era obvio lo que semejante Lluvia de Meteoros tan concentrada podía causar cuando cayera en un área tan pequeña.

El bastón esquelético apareció de pronto en la mano de Han Shuo mientras numerosas lanzas de hueso volaban hacia el cielo como una lluvia de flechas. Un hermoso escudo de hueso blanco floreció con una belleza malévola mientras cubría las cabezas de todos.

Varios magos simultáneamente comenzaron a lanzar hechizos de defensa. El maestro de la espada sagrado Karel sostuvo su espada larga mientras miraba fríamente por encima de él, preparado para obstruir el ataque descendente en cualquier momento.

Zhi, zhi… Cuando los meteoritos retumbaron hacia abajo, se pudo escuchar un sonido peculiar en el cielo.

Han Shuo miro hacia arriba, dándose cuenta de que el cielo se había abierto repentinamente y formo un agujero negro, como un demonio abriendo su gigantesca boca, similar a rasgar un saco negro en el cielo. Mientras la poderosa Lluvia de Meteoros era tragada poco a poco por el enorme agujero negro, las medidas defensivas de Han Shuo simplemente no se tocaron.

“¡Está bien, es su turno!” El magus sagrado espacial Sabakas señaló la matriz mágica frente a él y le dijo a los restantes Han Shuo, Karel, Crowley y Phoebe. Tenía una expresión tranquila, sin el menor nerviosismo al enfrentarse con el peligro, ¡lo que era realmente sorprendente!

Han Shuo quedo en blanco mientras miraba con sorpresa al magus sagrado espacial. El actual Sabakas no tenía su habitual sonrisa amable, su expresión concentrada daba una sensación solemne. El anterior agujero negro que se había tragado la Lluvia de Meteoros fue en efecto lanzado por ese anciano.

Sin embargo, Han Shuo no lo escuchó cantando ningún encantamiento. Eso hizo que se sorprendiera y se diera cuenta de que Sabakas ya era capaz de lanzar magia silenciosamente. Parecía que a pesar de que ambos eran magos sagrados, la comprensión de este de la esencia de la magia debía ser mayor que la de Dempus.

“¡Vamos!” Mientras Han Shuo estaba aturdido, Phoebe se sujetó a él, empujándolo con fuerza hacia la matriz de transporte de Sabakas.

Incluso antes de que Han Shuo pudiera reaccionar, Sabakas ya había activado la matriz mágica. Un rayo de luz blanca repentinamente brilló mientras Han Shuo y el resto desaparecían.

Solo estaba el magus sagrado espacial Sabakas en toda el área. El extremo afilado de su bastón mágico perforó hacia abajo, causando que la matriz mágica que había desplegado minuciosamente se rompiera repentinamente y ya no se pareciera a su apariencia original.

“Dempus, yo no esperaba que alguien en tu reino podría en realidad actuar de alguna manera contra el futuro del Imperio Lancelot. ¡Cómo tu amigo por muchos años, siento pena por ti!” Después de que Sabakas destruyó la matriz de magia espacial, suspiró al mirar a Dempus ante él.

“No creo en las profecías vagas. Permitir que ese hijo ilegítimo se convierta en el rey del Imperio Lancelot es simplemente una absurda blasfemia. Aparte de mí, muchos nobles dentro del imperio no permitirían que tal cosa suceda”.

“Yo no tengo más remedio que actuar de esta manera precisamente por el futuro del Imperio. Ustedes son los que son obstinadamente persistentes. No deberías creer las palabras de una vidente confundida y apostar por el futuro del reino en una herejía. Él es un vicioso discípulo de la Iglesia de la Calamidad. ¿Por qué iba a traer la prosperidad al Imperio Lancelot en el futuro?” Dempus reprendió a Sabakas, claramente no era alguien que creyera en el destino.

“Señor Sabakas, yo respeto mucho a su personaje y también he escuchado muchas historias sobre usted. Sin embargo, aún tengo que decir que incluso si salvas a Lawrence y al resto, aún serás incapaz de cambiar su destino. Actualmente, toda Ciudad Ossen está bajo el control del Duque Ashburn y el príncipe Charles. Lawrence y los otros finalmente serán incapaces de escapar”. El caballero sagrado se rio a carcajadas, mientras le decía a Sabakas.

“¡Ese no es necesariamente el caso!” Sabakas miró tranquilamente al caballero sagrado y dijo, “¡Hay al menos una región que no podrás controlar fácilmente!”

El Cuartel General del Manto Oscuro tenía una defensa más dura que el palacio real. Incluso aunque ellos se habían apoderado del palacio real, el Cuartel General del Manto Oscuro no sería fácilmente conquistado. Como el jefe anciano del Manto Oscuro, Sabakas fue quien organizó las medidas defensivas en el Monte Ordas. Él entendía claramente las formidables defensas de este.

“¡Es innegable que el Cuartel General del Manto Oscuro es realmente difícil de ser atacado desde el exterior!” el caballero sagrado tenía una expresión seria mientras hablaba. Nuevamente reveló una sonrisa mientras decía, “Sin embargo, si comienza a haber un desorden interno, la situación sería totalmente diferente”.

La expresión del magus sagrado espacial Sabakas cambió cuando escuchó las palabras del caballero sagrado. Ya no hablo palabras superfluas con ellos, blandió apuradamente su bastón mágico y desapareció con un rayo de luz.