GDK – Capítulo 401

0

Capítulo 401: La alianza basada en beneficios


No le tomó mucho esfuerzo a Han Shuo entender la situación a través de los demonios místicos que husmeaban los alrededores. El que está detrás de esa hostilidad dirigida a Trunks y a los Destructores del Alma era Florida, de la banda mercenaria Hoz Arcoíris. Los otros participantes incluían la Casa de Menlo así como a Laureton de la banda mercenaria Cairo.

En ese mundo, no había amigos eternos, solo beneficios eternos. ¡Esas palabras habían resumido con precisión la situación!

En el pasado, cuando Laureton y Florida competían por el poder, Han Shuo y Trunks se pusieron del lado de Laureton. La noche en que este estuvo rodeado por los cuatro grandes poderes en el pequeño valle de la montaña, Han Shuo incluso lo ayudó a salir con vida.

Desde ese momento, la banda mercenaria Cairo y la banda mercenaria Destructor del Alma mantuvieron estrechas relaciones con Laureton y Trunks constantemente cooperando. A los ojos de los extraños, las bandas mercenarias Cairo y Destructor del Alma parecían haber formado una alianza.

Sin embargo, con el rápido desarrollo de los Destructores del Alma, además de la ardiente reputación de Han Shuo en el Imperio Lancelot, había empujado a la banda mercenaria Destructor del Alma a convertirse en el quinto gran poder en el Valle del Sol. En los últimos días, Trunks asesino al Carnicero Gustav y causó alarma en los residentes. Laureton y Florida quienes originalmente eran los dos contendientes más prometedores para el control del Valle del Sol, finalmente se dieron cuenta de que la situación era delicada.

Cuando el interés de uno mismo se veía amenazado, la amistad y alianza eran tan frágiles como los votos de los políticos. Florida y Laureton inmediatamente unieron fuerzas. Desde que Adam Menlo había sido gravemente herido previamente por Han Shuo, él estuvo extremadamente feliz de participar también en ese esquema insidioso planeado hace mucho tiempo.

El resultado fue Trunks siendo emboscado por Laureton y el resto mientras volvían del lugar de Janet y los mercenarios con él fueron completamente aniquilados. El propio Trunks había sido capturado vivo y encarcelado en una cueva oculta en el vientre del valle de una montaña. Los poderes mayores habían enviado a sus expertos para vigilarlo.

Ellos no lo mataron inmediatamente porque aunque Laureton y el resto codiciaban la riqueza de la banda mercenaria Destructor del Alma, no tenían mucha información sobre el diseño detallado de la base de la banda de mercenarios. Por tanto, ellos intentaron obtenerla de la propia boca de Trunks antes de hacer su siguiente movimiento, lo que también ayudaría a disminuir las pérdidas de su lado.

Sin embargo, la tenacidad de este estuvo más allá de sus expectativas. Bajo las rondas de tortura y extorsión, él todavía no había revelado ninguna información que ellos hubieran querido. Por lo tanto, su cuerpo fue atormentado del negro al azul hasta que estuvo al borde de la muerte.

Actualmente, en una mansión defendida por la banda de mercenarios Cairo dentro del Valle del Sol, los tres poderes estaban discutiendo cuando lanzar su ataque en contra de la banda de mercenarios Destructor de almas. Esta había existido en el Valle del Sol durante mucho tiempo. Laureton y los otros hace mucho tiempo que sabían su ubicación exacta, incluso sin que Trunks les dijera.

Si no fuera porque ellos no entendían cuán peligroso era realmente el terreno de esa área, ya se habrían unido para eliminar a la banda de mercenarios Destructor del Alma, en lugar de esperar hasta ese momento para hacer su movimiento. En los últimos días, los tres poderes constantemente habían enviado gente a esa región para explorar. Habían visto claramente el diseño defensivo en la superficie y estaban a punto de hacer un movimiento en unos pocos días.

Los principales poderes del Valle del Sol habían pasado por repetidas guerras, de las cuales todas las partes habían sufrido una gran pérdida en fuerza. Después de que Han Shuo asesinara al gran magus Ferguson, la relación entre Florida y la Iglesia de la Luz había sido algo frágil. Sin embargo, con la existencia de la mina secreta de plata en esa área, su relación nuevamente se estabilizó lentamente.

Debido a Han Shuo, el gran magus oscuro de la Iglesia de la Calamidad Edwin, naturalmente no lidiaría con la banda mercenaria Destructor del Alma. La Iglesia de la Calamidad y Edwin habían estado cooperando originalmente con Laureton, pero gradualmente se habían distanciado. Edwin había buscado a Trunks varias veces para ofrecer su ayuda, pero el último había rechazado su buena voluntad.

Siguiendo la desaparición de este, Edwin, de la Iglesia de la Calamidad en realidad puso mucho esfuerzo en descubrir la verdad de la situación. Sin embargo, con la alianza de los tres poderes en el Valle del Sol y la banda mercenaria Hoz Arcoíris respaldada por la Iglesia de la Luz, Edwin no se atrevió a actuar precipitadamente aunque él sabía la verdad.

Los doce demonios místicos se habían dispersado, escenas de lo que veían constantemente se reflejan en la mente de Han Shuo. Su cerebro que había sido expandido por la magia demoníaca metódicamente tomó esas imágenes, analizando el contenido de los discursos y acciones para descubrir gradualmente lo que estaba ocurriendo.

¡Finalmente, él encontró la ubicación exacta donde Trunks estaba encarcelado!

Mientras el dragón oscuro Gilbert flotaba sobre el cielo del Valle del Sol, bocanadas de nubes blancas flotaban a su alrededor. El glorioso sol brillaba sobre todo el valle de la montaña, causando que incluso el negro cuerpo del dragón oscuro brillara bajo la luz del sol.

Sentado con las piernas cruzadas sobre la espalda de Gilbert, que era mucho más ancha que un carruaje de caballos, Han Shuo tenía los ojos cerrados mientras recogía la información. Repentinamente, lentamente abrió sus brillantes ojos. Mientras miraba el exuberante bosque dentro del Valle del Sol, sus ojos se volvieron cada vez más brillantes.

“Debo resolver rápidamente los problemas en el Valle del Sol. ¡Mis pasos no pueden sólo simplemente detenerse en este lugar!” Han Shuo murmuró.

Los asuntos en Ciudad Brettel, los siete grandes ducados, la lucha interna en el Imperio, los incesantes disturbios de la Iglesia de la Luz, los secretos del Cementerio de la Muerte y el bastón esquelético, el estudio de la magia demoníaca y la magia de necromancia, la rivalidad de las mujeres. Demasiados asuntos se acumulaban constantemente, esperando que él lidiara con ellos. Han Shuo ahora tenía la sensación de querer ser capaz de usar la técnica doppelgänger.

La visión cada vez más elevada de Han Shuo era proporcional al crecimiento de sus ambiciones y fuerza. Ahora que miraba los varios disturbios en el Valle del Sol, sintió que no sería muy difícil tratar con todos ellos. Desde el momento en que se enteró que Trunks fue capturado, quiso tomar cuidado de todos los asuntos en el Valle del Sol de una sola vez.

“¡Ve, vuela hacia abajo!” Han Shuo instruyó al dragón oscuro Gilbert, mostrándole la ubicación exacta.

“Maestro, ¿has encontrado a Trunks?” Viendo que Han Shuo, quien había cerrado sus ojos y había estado en silencio durante un largo tiempo en el aire, de pronto le señaló una ubicación, Gilbert no pudo evitar preguntar con recelo.

“Por supuesto, la dirección hacia la que nos dirigimos es donde se encuentra a Trunks”. Han Shuo respondió antes de apurar, “¡Está bien, apúrate un poco!”

En las profundidades de una oscura y sombría cueva montañosa, el archimago de trueno Asa torturaba incansablemente a Trunks. Este había estado rugiendo con locura, pero después de que las violentas corrientes eléctricas atravesaran su cuerpo además de Asa presionando una pieza de un ardiente hierro rojo en su cuerpo, no pudo soportarlo más y cayo inconsciente.

Sin embargo, Asa claramente no tenía intención de dejar que lo tuviera fácil. Cada vez que se desmayaba, él se aseguraba de despertarlo rudamente. Después de algunas rondas, Trunks tenía una respiración agónica y ya no tenía fuerzas para rugir más. Sus ojos desenfocados tenían un odio profundamente arraigado mientras calmadamente miraba a Asa, sus ojos contenían una luz que asustó al último.

La conciencia culpable de este se revolvió de miedo a la profunda enemistad arraigada de Trunks. Sin embargo, ese sentimiento de culpa se convirtió rápidamente en una tortura aún más insana mientras el ardiente hierro rojo presionaba una vez más sobre el pecho de este. Trunks sólo podía estirar su boca en agonía, sin siquiera dejar escapar un solo gemido. Su rostro se retorció en una expresión terriblemente salvaje como un demonio salido desde el nivel dieciocho del infierno.

“¡Lord Asa, usted debería detenerse ahora, o él podría morir!” Un espadachín llamado Trulla se acercó con el ceño fruncido, extendiendo su mano para agarrar con fuerza el ardiente hierro que Asa había estado apretando fuertemente.

El rostro de Asa se oscureció, miró a Trulla y dijo de manera disgustada, “¡Trulla, mis asuntos no son algo que a tu Casa de Menlo le importe!”.

“Yo no tengo ningún interés en preocuparme por ti, pero la vida de Trunks debe mantenerse. Ésa es la decisión acordada por los tres líderes. No importa cómo hayas lo torturado, no tengo ningún problema siempre y cuando él no muera. Pero si lo matas, nosotros tendremos que cargar con la culpa de tú negligencia. ¡No nos causes problemas a nosotros!” Trulla no le temía a Asa, colocando el hierro en su lugar original mientras decía fríamente.

Algunas de las heridas en el cuerpo de Trunks empezaban a pudrirse, incluso había pus fluyendo desde su cuello y su pecho. Trulla quien estaba de pie cerca involuntariamente cubrió su boca cuando olió el aroma nauseabundo, disgustado mientras abanicaba con su mano, “Joder. ¡¿Tú aún puedes soportarlo?! Olvídalo por hoy. Espera hasta que su cuerpo mejore antes de jugar con él nuevamente. De lo contrario, todos se opondrán”.

Mientras Trulla decia eso, él ya había perdido la paciencia y se retiró. Algunos miembros de la banda de mercenarios Cairo miraron a Asa con fastidio. Una persona intervino, “Asa, tu Florida también accedió. Será mejor que te contengas más, no rompas las reglas”.

Las otras personas en la cueva de la montaña revelaron una expresión molesta. Incluso los miembros de la banda de mercenarios Hoz Arcoíris que estaban estacionados allí con Asa también lo persuadieron de no hacer un escándalo. Pensando por un momento, giró la cabeza para mirar al inconsciente Trunks que estaba al borde de la muerte, la furia en su corazón disminuyo un poco.

Con tanta gente disuadiéndolo, Asa tampoco se atrevió a actuar imprudentemente por propia cuenta, para evitar despertar la ira de los demás. Entendió que su posición en la banda mercenaria Hoz Arcoíris ya no era tan firme debido a la muerte de su padre Gustav. Lo que era más repugnante era que el grupo de bandidos se había separado después de la muerte de su padre y simplemente no se había quedado bajo su mando. De lo contrario, no habría tenido que permanecer en la banda mercenaria Hoz Arcoíris y sufrir humillaciones.

Mientras se ahogaba en odio, los sonidos de pesadas pisadas resonaban desde el exterior. Los sonidos fueron muy débiles al principio, gradualmente volviéndose más claros.

“¿Quién es?” El todavía infeliz Asa gritó en voz alta, “Desde que ya has venido, ¿no sabes reportar tu nombre?”

El sonido de las pisadas todavía se acercaba lentamente. Sin embargo, la persona no respondió. Asa no pudo evitar maldecir otra vez, “Joder, ¿eres mudo? ¿Qué no sabes cómo hablar?”

“¡Algo no está bien!” Trulla frunció el ceño, repentinamente sacó una espada larga mientras le decía a las personas a su lado.

“Solo nosotros sabemos sobre este lugar, ¿qué puede salir mal? Eres demasiado paranoico. ¿No es acaso cuando esos tipos siempre entregan nuestra comida a esta hora? ¡Deben ser ellos!” Asa aprovechó esa oportunidad para decirle unas palabras a Trulla.

Las pisadas aún se acercaban. El sonido de cada paso contenía un ritmo extraño, dando lugar a una sensación de terror en los corazones de las personas. Era como si un demonio se acercara lentamente, mientras su horrible boca enorme escondida en la oscuridad, estaba lista para morder en el cuello en cualquier momento.

Trulla le lanzó una mirada desdeñosa a Asa, pensando que el hijo de ese bandido no era un verdadero mercenario. Fuera la banda mercenaria Cairo o la Casa de Menlo, ambas eran organizaciones estrictas y bien disciplinadas. Absolutamente no habría tal conducta de llegar sin dar una señal.

“Hermanos, sean un poco cuidadosos. ¡La situación es un poco extraña!” Trulla agarró con fuerza su larga espada y le advirtió a la gente de su lado.

Algunos mercenarios experimentados de la banda mercenaria Cairo no necesitaban el recordatorio de este y ya se habían reunido con cautela. Incluso el grupo de Asa de la banda mercenaria Hoz Arcoíris también se había separado claramente de los otros dos poderes.

En ese momento crítico, mientras los tres poderes sólo habían unido sus fuerzas para obtener ganancias, ellos todavía confiaban verdaderamente solo en su propia gente en lugar de los aliados falsos que cooperaban a regañadientes por el bien de los beneficios. El Valle del Sol era precisamente ese lugar. Ellos eran enemigos, ya fuera en el pasado o futuro. Sin embargo, actualmente se mantenían unidos pacíficamente frente a un enemigo común.

Golpe… golpe… ¡Las pisadas se estaban acercando, volviéndose claras!

Trulla miró al mago adepto de fuego a su lado y dijo, “¡Lanza una llama!”

Cuando el mago adepto de fuego escuchó la orden de Trulla, una serpiente de fuego se abrió paso por el pasillo, la pared de color marrón oscuro se podía ver claramente mientras se deslizaba a través de ella.

En ese punto, incluso Asa supo que algo andaba mal. Miró embelesado hacia la única entrada. Los miembros de la banda de mercenarios Cairo tenían un entendimiento tácito entre ellos, mientras realizaban una formación cuadrada, listos para enfrentar los ataques de la persona que ingresara en cualquier momento.

Mientras todos estaban enfocando su atención en el único túnel, una secuencia de sonidos nítidos y crujientes resonó repentinamente desde la ubicación de Trunks a sus espaldas. Todos aquellos que tenían los ojos pegados al túnel se giraron para mirar, cuando estos de repente escucharon esos sonidos tan fuertes que rompieron el silencio.

Justo al lado de Trunks estaba Han Shuo con el Filo Cazador de Demonios en la mano y una expresión oscura mientras cortaba las cadenas de hierro en el cuerpo del primero. Las resistentes cadenas de hierro que se hicieron del mithril recientemente extraído se rompieron con cada sonido nítido. La delgada cadena que atravesaba el hombro de Trunks también fue cuidadosamente sacada.

El grupo de Trulla que repentinamente se había dado la vuelta no sabía cómo había entrado. Solo había un túnel en el que escucharon el sonido de unas pisadas dentro de la cueva y todos ellos habían puesto toda su atención allí. Aun así, ¡ellos realmente no habían visto a nadie entrar desde el túnel!

Sin embargo, Han Shuo apareció repentinamente de la nada, como si hubiera estado allí de pie todo ese tiempo. Su repentina llegada fue de una manera tan misteriosa que le dio a la gente una sensación extremadamente aterradora.

Viéndolo aparecer con un rostro sombrío, todas las personas que vigilaban a Trunks dentro de la cueva de la montaña sintieron que sus corazones temblaban momentáneamente. Ellos vieron que Han Shuo había actuado como si no los hubiera visto y sólo se concentraba en romper los grilletes con una expresión oscura. Sin saberlo, una sensación de terror no pudo evitar formarse gradualmente desde el fondo de sus corazones.

Aunque Han Shuo no había estado presente en el Valle del Sol, las historias de él siempre se estaban extendiendo alrededor del Valle. Las personas en la cueva de la montaña, incluyendo a Asa y Trulla, eran todos expertos de los tres poderes. Ellos no sólo sabían de él, algunos habían presenciado con sus propios ojos las acciones de este.

En ese momento, en el estrecho vientre de la montaña, Han Shuo había aparecido sin hacer ruido como un fantasma, solo quitando silenciosamente los grilletes de Trunks. La supresión invisible era tan pesada como una montaña, causando palpitaciones mientras ellos se ponian nerviosos.

Los labios de Asa se secaron. Una vez, su mano había sido cortada por Han Shuo. En ese momento en el valle de la montaña, había sido testigo de cada golpe de este cuando golpeo a Ferguson hasta la muerte. Cuando se retiró, las historias de él no desaparecieron y, en cambio se propagaron a través del Valle del Sol por los mercenarios que viajaban extensamente. En particular, la historia de este decapitando al caballero dragón Celt fue exagerada aún más rápidamente.

Asa conocía muy bien la relación entre Han Shuo y Trunks. Él miro mientras Han Shuo trabajaba en remover las ataduras del moribundo Trunks con un semblante sombrío, y un escalofrío helado se extendió bruscamente por todo su cuerpo. Su mente giró rápidamente y repentinamente tomó una decisión muy sabia después de mirar a Han Shuo por sólo una docena de segundos.

¡Whoosh! ¡Asa fue el primero en correr al túnel para salir de la cueva, huyendo sin luchar!

“¡Maldito bastardo!” Trulla se giró para echar un rápido vistazo, maldiciendo en voz baja ante la cobardía descarada de Asa. Poco después, él también se sintió un poco aterrorizado, agarrando con fuerza la espada larga en su mano mientras ponía un frente fuerte y miraba fríamente a Han Shuo, “Conde Bryan, esto no tiene nada que ver con usted. No puede dictar los asuntos en nuestro Valle del Sol. Si se va ahora, nosotros no lo detendremos. De lo contrario…”

“¿Ah? Asa, ¿por qué ya regresaste?” Sin esperar a que Trulla terminara, el mago adepto de fuego junto a él gritó de pronto sorprendido.

Trulla estubo aturdido. No reprendió al subordinado por cortar la amenaza en la que había invocado su coraje para decir. Rápidamente se giró para ver a Asa llevando una expresión amarga mientras realmente regresaba paso a paso. Golpe, golpe… ¡Las pisadas en la cueva todavía resonaban en los corazones de todos y se volvían más pesadas!