GDK – Capítulo 394

0

Capítulo 394: La promesa de Han Shuo


Después de dejar la Academia de Magia y Fuerza Babylon, Han Shuo había decidido originalmente regresar a su residencia. Sin embargo, él descubrió a través de su demonio místico que Emily y Phoebe estaban saliendo de su habitación.

Contrario a las expectativas de Han Shuo, Emily tenía los ojos enrojecidos, como ella hubiera estado llorando. Phoebe, quien originalmente fue a amonestar a Emily no era tan autoritaria como él había imaginado y en cambio persuadía repetidamente a Emily.

Tomadas de sus manos, su amistad se había profundizado desde el momento en que ellas estuvieron en el Valle del Sol. Los ojos de Emily estaban rojos mientras ella tomaba continuamente pañuelos para secarse las esquinas de sus ojos, su aspecto miserable causaba que otros sintieran lástima por ella. Phoebe apoyaba gentilmente a Emily mientras suspiraba, “Hermana mayor, yo fui grosera. No sabía que tu vida había sido así”.

“Déjalo pasar Phoebe, ya es difícil para ti el ser capaz de perdonarme. De hecho yo soy culpable con respecto a este asunto. Una combinación inesperada de factores ocurrió”. Emily se secó suavemente las esquinas de sus ojos mientras ella le confiaba a Phoebe.

“Muy bien, muy bien. Casi hemos llegado a tu puerta, debes regresar y no dejar que los demás te vean en este estado. Es todo culpa de ese tipo, no tuya. Ajustare cuentas con él y no debería haberte causado ningún problema a ti”. Phoebe persuadió a Emily, instándola tercamente a que regresara a su habitación.

“Phoebe, gracias. Tú eres una buena mujer, no es de extrañar que le gustes tanto”. Después de entrar en su habitación, Emily tomó la mano de Phoebe y le dijo sinceramente.

“Haiz, yo no hubiera esperado que la vida de la Hermana fuera peor que la mía. Siempre pensé que como nuera de la familia Betteridge y que también teniendo un hermano que ejerce una gran autoridad, tu vida seguramente sería más bendecida que la mía. Vamos a olvidarlo, yo me iré primero. Ya es bastante tarde, deberías descansar un poco”. Después de que ella terminó de hablar, Phoebe liberó las manos de Emily y partió de la residencia de Emily.

Han Shuo había escuchado toda la conversación a través de su demonio místico, causando que él momentáneamente se sintiera desconcertado. Originalmente había creído que incluso si las dos no causaban un alboroto, ellas se estarían ridiculizando y abusando la una de la otra. ¿Quién hubiera pensado que el asunto daría un giro de esa manera?

Alterando su dirección, Han Shuo se dirigió hacia la Familia Betteridge. Emily quien acababa de llorar necesitaba precisamente su cuidado en ese momento. No importaba la situación, Han Shuo no deseaba que Emily fuera lastimada. Habiendo tomado esa decisión en su corazón, él se apresuró.

Después de haber estado ocupado en la Academia de Magia y Fuerza Babylon durante mucho tiempo, el cielo ya se había oscurecido cuando Han Shuo se fue. En la actualidad había muy pocas personas en las calles mientras la noche descendía tranquilamente. Han Shuo era como un demonio en la noche, navegando silenciosamente por las calles vacías hacia la Familia Betteridge.

Han Shuo no se preocupó por Phoebe que se había ido en un carruaje, solo envió a un demonio místico para observar y garantizar su seguridad. Había observado durante la conversación entre las dos chicas que las emociones de Phoebe parecían estar bajo control y que no debería haber ningún problema. Actualmente, solo la Emily de ojos rojos necesitaba su consuelo. Por tanto, Han Shuo era capaz naturalmente de distinguir a quién debía priorizar.

Aunque la seguridad de la familia Betteridge era estrecha, no significaba nada para Han Shuo, que tenía a los demonios místicos. Evitó fácilmente a los guardias y silenciosamente llegó frente a la habitación de Emily.

La barrera mágica de Emily todavía estaba activa alrededor de su habitación, por tanto, Han Shuo no se abrió paso por la fuerza, por miedo a las represalias erróneas de Emily. En cambio, golpeó suavemente la puerta.

“¿Quién es?” Emily preguntó mientras se dirigía lentamente hacia la puerta.

“¡Soy yo!” Han Shuo dijo en voz baja.

Emily apresuró sus pasos y llegó a la puerta dentro de una respiración. Al abrir la puerta, Emily vio que efectivamente era Han Shuo y sus ojos rojos repentinamente se iluminaron. Mirando a su alrededor para asegurarse de que no hubiera nadie alrededor, ella después lo llevó a su habitación.

“¿Por qué estás aquí? Esta es la familia Betteridge, ¿qué pasaría si tú fueras visto?” Después de empujar a Han Shuo, Emily rápidamente cerró la puerta y puso una barrera a prueba de sonido antes de interrogarlo.

“Estaba preocupado por ti”. Han Shuo de repente abrazó a Emily con fuerza mientras respondía tiernamente.

“Estoy bien. Phoebe se acaba de ir, ¿la viste?” Sostenida fuertemente por Han Shuo, Emily sintió que su corazón se calmaba y preguntó suavemente.

“No, después de que se enteró de este asunto hoy, yo tenía miedo de que ella hiciera una escena. Por tanto, no me dirigí también aquí. Sin embargo, yo estuve vigilando la situación todo el tiempo. ¿Phoebe te hizo algo? ¿Tú, tú lloraste?”. A Han Shuo le dolió el corazón mientras estiraba su mano para recorrer las esquinas de los ojos de Emily mientras respondía con ternura.

“Jeje, es suficiente para mí siempre y cuando sepa que estás preocupado por mí. Phoebe es una chica buena, ella no vino a causar una escena. En cambio, nosotras descubrimos nuestros corazones la una a la otra y hablamos. Phoebe incluso me consoló constantemente. Tienes buen ojo para las mujeres”. Sintiendo la ternura de Han Shuo, ella de pronto sintió que todos sus sufrimientos previos lo valieron.

Han Shuo no habló más y en su lugar abrazó a Emily y le dio un beso. En ese momento, lo que Emily necesitaba era precisamente el consuelo de Han Shuo. Ella no pudo evitar responder con entusiasmo, incluso tomando la iniciativa para ayudarle a Han Shuo a desnudarse. Mientras se besaban intensamente, condujo a Han Shuo a su recamara interior.

Han Shuo pudo sentir la ardiente pasión de Emily. Con pensamientos de expiación, Han Shuo fue más deliberado en complacerla. Sus grandes manos comenzaron a pasear tiernamente por el cuerpo de Emily mientras sus labios se unían continuamente con los de ella. Cuando Emily estuvo sin aliento, le susurró dulcemente a sus oídos en su lugar.

“Bryan. Oh… Bryan…” Emily gimió suavemente, pareciendo extremadamente excitada.

Mientras las grandes manos de Han Shuo acariciaban el redondo y satinado trasero de Emily, ella ya había ayudado espontáneamente quitándose completamente su ropa. Ella repentinamente cayó hacia atrás sobre su cama de color rosa suave, mostrándole su cuerpo desnudo a Han Shuo. Sus ojos almendrados miraron con anhelo a Han Shuo, jadeando mientras decía en voz baja, “¡Bryan, yo no necesito que seas gentil, sé más rudo conmigo!”

Han Shuo se sobresaltó por un momento, pero poco después gruñó mientras se abalanzaba hacia Emily. Descartando todas las nociones de ser gentil, él en su lugar trató a Emily violentamente.

La Emily de ese día era más salvaje que nunca, complaciéndose intensamente con Han Shuo hasta el punto en que su delicado cuerpo ya no pudo resistir el tempestuoso asalto penetrante de Han Shuo. Al final, se cayó dormida inmediatamente, sin ningún rastro de energía en su cuerpo.

Mientras Han Shuo miraba a Emily mientras ella dormía después de su placer, después de haber sido exprimida completamente, de pronto sintió una sensación de culpa. Emily era en realidad su primera mujer. Él la había violado al principio y sólo la había visto como una herramienta para saciar su lujuria por mucho tiempo.

Solo siguiendo los silenciosos esfuerzos de Emily hacia Han Shuo, él gradualmente desarrolló sentimientos por ella. Sin embargo, debido a su identidad única, él era incapaz de darle un estado adecuado. En principio, Phoebe debería ser a la que el debería denunciar. Emily, quien se había convertido en su mujer con una identidad inusual era la verdadera víctima.

Desde que Emily y Han Shuo estuvieron juntos, ella siempre había considerado sus necesidades y había dado todo en hacer cosas por él. Mientras él miraba a la mujer profundamente dormida frente a él, Han Shuo comenzó a recordar inconscientemente el pasado. Cuanto más recordaba los eventos pasados ??entre ellos dos, más culpable se sentía.

“Ai, yo te debo demasiado, ha sido duro para ti”. Han Shuo suspiró, murmurando para sí mismo mientras acariciaba suavemente el rostro de Emily.

“Todo fue por mi propia voluntad, yo nunca te he culpado. Además, sé que me tratas bien, no hay nada de qué sentirse culpable”. El lado de los labios de Emily repentinamente se curvó en una sonrisa de felicidad, mientras abría los ojos después de terminar su frase.

“¿Oh? ¿Por qué te has despertado tan rápido y no has dormido un rato más?” Viendo que Emily despertaba, Han Shuo no pudo evitar fruncir el ceño mientras la regañaba gentilmente.

“Está bien. Después de tener sexo contigo, yo pude sentir la misteriosa energía que dejaste dentro de mí. Esa energía me ha ayudado a mejorar mi cuerpo, por lo que puedo recuperarme tan rápido. Bryan, todo fue realmente por mi propia voluntad. Sé que tu corazón actualmente duele por mí, pero mientras tú me ames, no espero nada más. Después de todo, mi identidad ha sido arreglada”. Emily estiró su mano para acariciar el rostro firme de Han Shuo, sonriendo mientras ella hablaba en voz baja.

“Tú definitivamente obtendrás un estado formal pronto. ¡Te juro que yo te lo daré, esto es algo que tú te mereces!” Han Shuo miró a Emily quien había hecho mucho por él y le prometió resueltamente.

“Bryan, ¿quieres saber cuál es la postura de Phoebe con respecto a nuestra relación?” Emily tenía una expresión feliz, besando su pecho antes de sonreír mientras ella preguntaba.

“No importa cuál sea la postura de Phoebe, eso no afectará nuestra relación. Incluso si ella no está firmemente en desacuerdo, eso no cambiaría nada. No te preocupes, hablaré con Phoebe sobre esto”. Han Shuo una vez más, decidido a no dejar que Emily sufriera ningún agravio.

“Jeje, ¡tus palabras realmente me hacen feliz!” Emily se rio entre dientes y continuó, “¡en cualquier caso, Phoebe accedió!”