Capítulo 392: Admito la derrota


El campo de práctica número uno del departamento oscuro era extremadamente ancho. El combate entre Han Shuo y Crowley había atraído a numerosos profesores y estudiantes para ver. Entre ellos se estaban Amyes y la Decana Emma, quienes eran testigos de la batalla y responsables de garantizar la seguridad de todos.

Había una barrera desplegada dentro del campo de práctica para evitar que la fuerza de la magia se extendiera. Además de eso, Emma personalmente particiono un pequeño espacio separado para que la audiencia se escondiera mientras miraban la batalla. Se podría considerar que el reclutamiento en el exterior había cesado temporalmente.

“Decana, ¿por qué estás dispuesta a permitir que los dos se batan en duelo en tal ocasión?”, mientras Amyes y Emma estaban juntos, Amyes, que vestía una inmaculada túnica blanca que parecía refinada de otro mundo, tenía una sonrisa en su rostro mientras preguntó a la Decana Emma.

Emma miró a Amyes quien recién acababa de salir de la Academia de Magia y Fuerza Babylon. Anteriormente cuando él estudiaba en el departamento de la luz, ella ya era la maestra a cargo del departamento espacial. Emma también podía ser considerada como una de las personas mayores de Amyes dentro de la Academia Babylon. Por tanto, este era muy respetuoso con ella.

“Durante aquel tiempo, ese tipo Crowley era orgulloso y arrogante. Yo veo que en realidad no ha cambiado incluso después de tanto tiempo y aminorar su espíritu no es algo malo. Además, Bryan acaba de convertirse en un gran magus nigromante y probablemente todavía no es muy hábil para controlar parte de la nueva magia de necromancia. Un entrenamiento que no cause desarmonía realmente sería beneficioso para sus progresos”. Emma sonrió con benevolencia su rostro cubierto de arrugas mientras le explicaba a Amyes.

“En ese caso, ¿quién crees que ganará?” Amyes reflexionó por un tiempo, antes de preguntar.

“Jeje, ¿creo que tú deberías ser más claro que yo en esto?” Emma sonrió débilmente mientras miraba a Amyes, como si implicara algo.

Amyes se rio entre dientes cuando escuchó la respuesta de Emma, asintiendo con la cabeza sin responder. Como uno de los pesos pesados del Manto Oscuro, Amyes sabía de los logros de Han Shuo en los últimos días. A través de un bautismo de sangre y fuego, este como un nigromante quien entendía técnicas misteriosas, ya había hecho muchos movimientos ocultos a gran escala.

Aparte del líder de los Caballeros Redbud el jinete dragón Celt, Han Shuo también había luchado varias veces con el Arzobispo Rojo de la Iglesia de la Luz, Kosse. Amyes también estaba al tanto de otras noticias. Para poder ser capaz de matar al gran magus Ferguson antes de convertirse en un gran magus, independientemente de cómo lo viera, Han Shuo tenía más posibilidades de ganar.

La razón por la que Amyes estaba interesado en juzgar la batalla en esa ocasión era simplemente porque quería presenciar personalmente la mejora de Han Shuo. De hecho, él no se sorprendería de una victoria. Han Shuo derrotando a Crowley era algo que tanto Amyes como Emma consideraban inevitable.

Los miembros de cada facción estaban llenos de expectativas mientras veían a los dos gran magus en el centro. Los ojos de Fanny, Lisa y los otros estudiantes del departamento de necromancia eran aun más brillantes, sus miradas estaban fijas en Han Shuo, queriendo ver claramente cada movimiento de este.

“Dentro del Imperio Lancelot, no es que no haya gran magus nigromantes. Sin embargo, esas personas están absortas en la exploración del conocimiento mágico y raramente aparecen antes que otras. Quizás este, sea el único momento en que su generación podrá ser capaz de ver una batalla de un gran magus nigromante. No importa qué, ustedes tienen que mirar atentamente”.

Aunque Fanny estaba preocupada por Han Shuo, no había mucho que decir ahora que las cosas se habían desarrollado hasta ese punto. Como una instructora del departamento de necromancia, Fanny dio instrucciones a todos los estudiantes para que observaran cuidadosamente, y ella también centró por completo su atención en la pelea.

“Maestra Fanny, no se preocupe. Nosotros observaremos seriamente los movimientos de Bryan”. Lisa gritó emocionada, sus brillantes ojos se fijaron en la figura de Han Shuo desde el principio.

“Aunque es sólo un entrenamiento, Señor Crowley no debería contenerse. Jeje, soy un nigromante, si me das el tiempo para invocar criaturas no muertas, creo que eso sería una desventaja para ti”. Han Shuo sonrió con calma mientras le decía a su oponente Crowley que había sacado un bastón mágico verde.

Han Shuo tenía plena confianza al lidiar con Crowley. Como su fuerza mental había mejorado mucho una vez más después de regresar del inframundo, el estado mental de Han Shuo estaba sin precedentes. Habiendo alcanzado el reino demoníaco separado, Han Shuo podía monitorear cada movimiento de Crowley con la ayuda de algunos demonios místicos. La fuerza y la velocidad de su cuerpo también eran algo con lo que Crowley no se podía comparar. Mientras él superaba establemente a Crowley en todos los aspectos, parecía extremadamente seguro.

“En ese caso, yo no seré educado. Conde Bryan, por favor tenga cuidado”. Crowley, que había aprendido sobre la destreza de Han Shuo de Deo y Amyes justo antes de ingresar al campo de práctica, no lo subestimó debido a su edad. En cambio, consideró a Han Shuo como el oponente más fuerte en toda su vida. Una vez que Crowley, quien no se atrevió a relajarse un poco, terminó de hablar, el bastón mágico en su mano comenzó a emitir luz marrón grisácea siguiendo su encantamiento. Los elementos oscuros dentro del campo de práctica de repente parecían animarse como elfos. Mientras Crowley cantaba lentamente su hechizo mágico, seis enormes Manos de la Muerte se formaron de pronto alrededor de Han Shuo, aplastando ferozmente hacia este.

El gran magus clasificado Crowley era realmente sobresaliente, ya que uso las poderosas Manos de la Muerte como su primer movimiento. Además, él era capaz de formar seis a la vez, tratando claramente a Han Shuo como el oponente más formidable de toda su vida.

Las seis Manos de la Muerte eran mucho más reales que las que Emily había usado. Las seis gigantescas Manos de la Muerte incluso tenían finos patrones de venas en sus palmas, como si estas realmente pertenecieran a alguna criatura del mundo oscuro. Los dedos gruesos y largos también tenían uñas afiladas como garfios, y parecían extremadamente aterradoras.

Se podía ver que Crowley era extremadamente cauteloso y no atacó inmediatamente a Han Shuo con violencia. Él simplemente manipuló ágilmente seis Manos de la Muerte para acercarse gradualmente a Han Shuo. De esa manera, él lentamente causaría una presión aterradora sobre Han Shuo, pero aun así se atenía a los principios de un entrenamiento.

Cuando Han Shuo vio las seis Manos de la Muerte presionando uniformemente, entendió que Crowley en realidad no tenía la intención de disparar por su vida y estaba realmente de acuerdo con las palabras de Emma de un entrenamiento puro. Eso causó que Han Shuo, que estaba preparado para lidiar con los cambios repentinos tuviera una impresión favorable de Crowley.

Sacando su bastón de hueso blanco, Han Shuo recitó el encantamiento para la magia de necromancia del Vórtice del Alma. De repente, cientos de espectros aparecieron, girando rápidamente en el vacío frente a Han Shuo, formando un vórtice que absorbía los elementos mágicos circundantes. Las seis Manos de la Muerte que estaban presionando lentamente hacia Han Shuo de repente sintieron la intensa fuerza de atracción generada por el Vórtice del Alma, una tras otra siendo succionadas involuntariamente hacia el Vórtice del Alma frente a Han Shuo.

“Vórtice del Alma” era una magia de necromancia de gran magus que Han Shuo acababa de dominar. Esa magia de necromancia utilizaba el poder de los espectros. En el inframundo, la fuerza de un solo espectro era casi inexistente. Sin embargo, al controlar cientos de espectros con su energía mental y formar el “Temblor del Alma” de acuerdo con las leyes de necromancia, Han Shuo era capaz de generar una enorme fuerza.

En contra de esa magia peculiar que contenía elementos mágicos, ese “Vórtice del Alma” era capaz de crear una intensa fuerza de succión, tirando de esos ataques mágicos al vórtice y utilizando los numerosos espectros para desgastarlos poco a poco. Además, si las criaturas con almas fueran absorbidas por el “Vórtice del Alma”, los numerosos espectros podrían unir directamente el alma de la criatura y arrastrarla desde el Continente Profundo hacia el inframundo.

Para todas las criaturas vivientes en ese mundo, una vez que eran arrastradas al inframundo, su alma nunca encontraría el camino para regresar. Para las personas en el Continente Profundo, las criaturas que eran arrastradas al inframundo podían considerarse como muertas.

Después de que se formó el “Vórtice del Alma”, la energía mental como seda de Han Shuo entró en el hechizo, ayudando a la rotación de los espectros y el vórtice. La fuerza de succión aumentó gradualmente después de la inserción de la energía mental de Han Shuo y la rotación del vórtice. Las seis Manos de la Muerte que estaban presionando lentamente sobre Han Shuo de repente se volvieron extremadamente pesadas, como si se convirtieran en una corriente que fluía hacia el océano, entrando lentamente en el “Vórtice del Alma”.

Crowley y Han Shuo estaban separados por una gran distancia, por lo que Crowley no se vio afectado por el tirón del “Vórtice del Alma”. Además, la fuerza de succión formada por el “Vórtice del Alma” solo era efectiva para ataques formados por elementos mágicos y criaturas vivientes que poseían almas. No era efectivo contra objetos ordinarios y ataques físicos.

Cuando Crowley vio que las seis Manos de la Muerte en realidad estaban siendo absorbidas completamente, su expresión se hizo aún más pesada. Entendió en su corazón que la fuerza de gran magus nigromante de Han Shuo era realmente extremadamente formidable. La desaparición de las seis Manos de la Muerte hizo que Crowley temiera y simultáneamente se volviera aun más cauteloso.

Después de recitar otro hechizo, el bastón mágico verde en su mano comenzó lentamente a emitir luz sombría otra vez. Cuando Crowley terminó de recitar su hechizo, él apuntó con el bastón mágico verde a Han Shuo, lo que provocó que se formara misteriosamente un contrato entre él y Han Shuo.

Los densos elementos oscuros se condensaron repentinamente y se agruparon violentamente en el espacio alrededor de Han Shuo. El cuerpo de este repentinamente se tensó y en realidad era incapaz de moverse. No sólo sus extremidades estaban atadas, incluso su boca parecía estar cubierta, los elementos oscuros eran como una soga, constriñéndose lentamente alrededor de Han Shuo.

“Prisión de la Oscuridad” era una magia oscura avanzada que utilizaba la energía mental de uno para reunir el elemento oscuro y formar un contrato con el enemigo y aprisionar firmemente al enemigo, haciendo que el no pueda mover su cuerpo.

En un instante, aparte de su energía mental y energía demoníaca yuan que todavía podía circular, el cuerpo físico de Han Shuo había estado firmemente sujeto por los elementos oscuros. Durante ese proceso, Crowley agitó su bastón mágico verde una vez más y cinco Esferas de Destrucción se formaron lentamente y se acercaron a Han Shuo.

Crowley tenía una expresión ligeramente complacida. Ésa era su magia más competente y más confiable. Han Shuo acababa de avanzar para convertirse en un gran magus nigromante, por tanto, su fuerza mental definitivamente no debería ser tan resistente como la suya. “Prisión de la Oscuridad” era en realidad sólo una competencia entre la fuerza mental. Para un gran magus oscuro de alto rango como Crowley, podía usar “Prisión de la Oscuridad” para encarcelar por completo a los magos que tenían una fuerza mental inferior a la suya, lo que les impedía moverse.

Se había centrado específicamente en ese punto débil de Han Shuo, que recién avanzo para convertirse en un gran magus nigromante, creyendo que la fuerza mental de Han Shuo definitivamente no era tan abundante como la suya. Por eso había desatado repentinamente la “Prisión de la Oscuridad”. Cuando Han Shuo fue restringido por la “Prisión de la Oscuridad”, Crowley se sintió complacido consigo mismo, pensando en su corazón que una figura tan prominente estaba realmente restringida por la “Prisión de la Oscuridad”.

Emma y Amyes que estaban a un lado observando atentamente. Agregando que Crowley sólo había querido hacer uso de Han Shuo para hacerse famoso, él definitivamente no planeaba matar al mismo. Por tanto, cuando se formaron las mortales Esferas de Destrucción, Crowley no las lanzó inmediatamente sobre Han Shuo y las envió lentamente hacia este en su lugar.

“Conde Bryan, has perdido. ¡Concede antes de que las Esferas de Destrucción te golpeen!” Crowley tenía una expresión confiada, sonriendo mientras miraba al inmóvil Han Shuo.

Al escuchar esa frase, los espectadores de los alrededores estaban en un alboroto, evidentemente sin prever que tal situación sucediera. Aquellos estudiantes de necromancia que se habían unido debido a la reputación de Han Shuo mostraron expresiones vacilantes y dudosas. Lisa al ver sus expresiones de repente gritó con enojo, “Ustedes mocosos, qué tipo de expresiones son esas. ¿Cómo puede Bryan perder ante un tipo tan viejo?”

La apariencia como de demonio de Lisa realmente intimidó a los nuevos estudiantes, haciendo que involuntariamente volvieran la cabeza y no se atrevieran a mirar a la fiera Lisa, para evitar que ella desatara su ira en contra de ellos.

“Jeje, Crowley es de hecho Crowley. Una vez que vio la debilidad en la fuerza mental de ese mocoso, usó la “Prisión de la Oscuridad” para restringirlo antes de que pudiera invocar cualquier criatura no muerta. ¡Quién lo hubiera pensado parece que Crowley realmente va a ganar!” Deo, el maestro a cargo del departamento oscuro no pudo reprimir su felicidad, su voz sonó más feliz de lo habitual mientras les explicaba a los instructores y estudiantes del departamento oscuro que lo rodeaban.

Por el contrario, la Decana Emma y Amyes tenían expresiones tranquilas, como si no estuvieran ansiosos por Han Shuo en absoluto y lo miraban divertidamente, queriendo ver cómo respondería.

Después de haber absorbido una gema brillante serena, la fuerza mental de Han Shuo no era más débil que la de Crowley. Sin embargo, Han Shuo no usó su fuerza mental para resistir a Crowley y en su lugar incitó a su energía demoníaca yuan a fortalecer su cuerpo una vez más. Cuando Han Shuo repentinamente forcejeo, un “Pa” agudo y claro resonó.

“¡Eso no parece probable!” Han Shuo sonrió mientras respondía. La “Prisión de la Oscuridad” había sido rota y él agitó el bastón de hueso blanco, disparando hileras de lanzas de hueso, rompiendo las cinco Esferas de Destrucción que aún no habían alcanzado su cuerpo. Luego invocó a un viejo demonio sobrenatural para que cargara en contra de Crowley, antes de invocar unos pocos caballeros malvados y un ejército de no muertos para que emergiera.

“¡Crowley perdió!” Emma sonrió mientras decía, antes de mirar a Amyes y preguntó, “Sin embargo, ¿cómo rompió Bryan la “Prisión de la Oscuridad” de Crowley? Yo no detecté ninguna fluctuación en su energía mental. JeJe, Amyes, ¿tú notaste cómo lo hizo?”

Amyes se encogió de hombros mientras respondía agraciadamente, “Incluso la decana no lo vio claramente, cómo podría yo haberlo descubierto. Jeje, sin embargo, Bryan siempre ha estado siguiendo a Lord Cándido. Creo que basándote en tu relación con Lord Cándido, deberías estar más familiarizada con la situación de Bryan”.

Amyes previamente había centrado su atención en Han Shuo, precisamente para ver cómo reaccionaría. Nunca había dudado de la victoria de Han Shuo porque, como un personaje que pudo vencer tanto a Celt como al Arzobispo Rojo Kosse, Han Shuo era definitivamente alguien que Crowley no podría vencer.

Simplemente, lo que sorprendió a Amyes fue que incluso con toda su atención, no descifró cómo Han Shuo había logrado la victoria. Sin embargo, ¡lo único que Amyes pudo confirmar era que Han Shuo realmente no utilizó la energía mental!

Bien, definitivamente debe ser esa misteriosa técnica marcial. Ese tipo podría liberar tal fuerza sólo usando su técnica marcial. Con su fuerza como gran magus nigromante además de eso, parece que el Imperio Lancelot realmente sería suyo para controlarlo en el futuro. Tener una técnica marcial tan misteriosa, ¿quién es exactamente su maestro? ¿Por qué no he oído hablar de él y tampoco he podido ser capaz de averiguarlo? Esto es en efecto muy extraño. Amyes pensó en silencio mientras miraba a Han Shuo.

“¿Vieron eso, todos ustedes tontos, lo vieron?” Lisa estaba extasiada, gritándole a los jóvenes, vitoreando después de que Han Shuo neutralizara fácilmente la Prisión de la Oscuridad.

Cuando Han Shuo invocó a sus criaturas no muertas, todos esos jóvenes gritaron sorprendidos. Algunos de los jóvenes estaban incomparablemente emocionados al ver las siniestras criaturas oscuras, gritándole a sus compañeros, “Miren eso, eso se llama un caballero malvado. Es tan poderoso como un caballero tierra humano, pero su cuerpo físico es aun más duro”.

Las chicas tenían un miedo instintivo hacia esas feroces criaturas no muertas. Sin embargo, con la explicación de esos jóvenes, se volvieron extremadamente curiosas. En particular, los gritos de Lisa les permitieron relajarse y comenzar a evaluar tímidamente a esas criaturas no muertas.

Desde el momento en que Han Shuo abrió la boca para hablar, Crowley supo que había perdido. Cuando vio aparecer el enorme ejército de no muertos, Crowley había perdido por completo la confianza en lograr la victoria.

En el Continente Profundo, la ruina de los nigromantes eran los magos de luz. Además de ellos, en duelos entre magos del mismo rango, una vez que aparecían numerosas criaturas no muertas, significaría esencialmente la victoria del nigromante. Por ejemplo, solo el viejo demonio sobrenatural que había aparecido esa vez era suficiente para causarle un dolor de cabeza a Crowley. Sumando las numerosas criaturas no muertas, además de purificarlas rápidamente con magia de luz, los magos de otras especialidades parecerían estar sin opciones.

Efectivamente, incluso antes de que el viejo demonio sobrenatural hubiera llegado a Crowley, él suspiró abatido, dejando el bastón mágico verde en su mano, grito en voz alta, “¡Conde Bryan, admito la derrota!”