GDK – Capítulo 388

10

Capítulo 388: La declaración de Su Majestad


Un anciano que había pasado su mejor momento se sentó en el trono, viviendo los últimos vestigios de su vida. El aura de vida parecía alejarse de su cuerpo a cada momento. Él sólo podía mantener su frágil cuerpo derecho apoyándose en el trono, sus ojos originalmente brillantes también habían sido cubiertos por una capa de gris.

Han Shuo siguió a Cándido dentro. Echando un vistazo al decaído Uhtred, Han Shuo entendió que su muerte era inminente. No era de extrañar que los príncipes del Imperio Lancelot fueran tan descarados en sus intentos de tomar el poder.

«¡Su Majestad, el Conde Bryan ha venido a verlo!” Cándido dijo respetuosamente después de saludar al emperador.

Uhtred tosió violentamente, sus ojos grises gradualmente mostraron una pizca de vitalidad. Se obligó a sí mismo a ponerse de pie, él miró a Cándido y Han Shuo, finalmente fijó su mirada en Han Shuo mientras preguntaba débilmente, «Bryan, Cándido ya me ha mencionado tus logros en Ciudad Brettel de los últimos meses, tú lo has ¡hecho bastante bien!»

«Su Majestad me halaga, ese era mi deber». Han Shuo había discutido con Cándido a lo largo del camino y comprendió que era mejor que cuidara su boca cuando hablara con una persona así, y sólo respondiera a cualquier pregunta hecha.

«Yo escuche noticias circulando fuera sobre ti teniendo algún tipo de relación con la Iglesia de la Calamidad. Jojo, eso es bastante interesante. Con tus orígenes limpios y las contribuciones que hiciste para el Imperio Lancelot, ¡cómo podrían ellos implicarte con una iglesia siniestra como ellos!” Murmuró Uhtred, como si pensara que él hablaba para si mismo.

«Su Majestad debe darse cuenta de que esos son puramente rumores fabricados por los enemigos», Han Shuo respondió. «En ese caso, ¿tú sabes quién invento tales rumores y cuáles son sus intenciones?» Uhtred miró a Han Shuo y le preguntó.

Han Shuo respondió sacudiendo su cabeza, «Yo no lo sé».

«Cándido, puedes retirarte primero. Tengo algo de lo que quiero hablar con Bryan a solas”. Uhtred no cuestionó ese asunto a detalle, mirando a Cándido y dándole instrucciones con voz suave.

Cándido no respondió, inclinándose cortésmente hacia Uhtred antes de darse la vuelta para salir del salón principal. Solo le dio a Han Shuo una mirada significativa al pasar, para insinuar que Han Shuo no debería decir cosas que no deberían decirse.

Después de que Cándido se retiró. Uhtred de repente suspiró y dijo, “Entre mis hijos, yo siento que le debo más a Lawrence. Yo escuché que Lawrence y tú son muy cercanos, ¿es eso cierto?»

Han Shuo se sobresaltó, incapaz de captar realmente las intenciones de Uhtred. La mayoría de los nobles de Ciudad Ossen conocían la relación entre él y Lawrence, por lo que no era extraño en absoluto que Uhtred supiera de su relación con Lawrence. Han Shuo vaciló por un momento, después asintió honestamente y respondió, «¡Sí, Su Majestad!»

«¿En ese caso, tú definitivamente estás apoyando a Lawrence?” Uhtred preguntó una vez más.

«¡Sí, Su Majestad!” Han Shuo respondió una vez más.

Uhtred guardó silencio por un largo tiempo, sus dos pupilas se fijaron intensamente sobre Han Shuo. Fue sólo cuando Uhtred vio a Han Shuo un poco incómodo que habló, «Bryan. Hay algunos asuntos que yo quiero discutir contigo”. “Su Majestad, siéntase libre de decirme cualquier cosa. Como su súbito, yo naturalmente estaré dispuesto a compartir algunas de sus preocupaciones”. Han Shuo respondió nuevamente.

Uhtred suspiró. Él de pronto miró a Han Shuo, diciendo, «Bryan, espero que me puedas prometer una cosa. Sin importar cómo te traten mis otros tres hijos, por favor perdona sus vidas».

Han Shuo quedó momentáneamente sin palabras, mirando sospechosamente hacia Uhtred mientras preguntaba, «¿Por qué ha dicho Su Majestad semejante cosa?»

«Bryan, si tú aceptas mis términos, yo le entregaré el trono a Lawrence y ayudaré a los dos a consolidar el poder del Imperio Lancelot». Uhtred miró fijamente a Han Shuo hablando prudentemente.

Han Shuo se sintió extremadamente agitado, asombrado mientras miraba a Uhtred, momentáneamente inseguro de qué le pasaba a Uhtred para haber dicho una frase tan inefable. Simplemente le miró aturdido, olvidando responder.

«Siempre y cuando aceptes mis términos, te ayudaré a ti y a Lawrence. ¿Qué piensas?» Uhtred siguió de inmediato, pareciendo algo ansioso, tanto que contenía una pizca de súplica.

Como el verdadero gobernante del Imperio Lancelot, mientras Uhtred no hubiera fallecido, incluso si estaba extremadamente enfermo, él todavía era la persona que tenía el poder máximo en el Imperio Lancelot. Sin embargo, en ese momento, el tono de Uhtred mientras hablaba con Han Shuo inesperadamente tenía un extraño indicio de súplica. Eso era algo que Han Shuo nunca podía haber esperado.

En semejante momento, Han Shuo incluso pensó que si la enfermedad de Uhtred era demasiado severa, eso causó que este dijera distraídamente cosas tan ridículas. Sin embargo, cuando Han Shuo observó cuidadosamente a Uhtred, descubrió que aunque su cuerpo era incomparablemente débil, su espíritu no estaba confundido en absoluto. Eso demostraba que el estado emocional de Uhtred era realmente normal.

Mientras Han Shuo todavía seguía extremadamente asombrado, Uhtred preguntó nuevamente. Han Shuo rápidamente atormentó su cerebro y después sondeó a Uhtred, «¿Mientras perdone las vidas de los tres príncipes?»

Uhtred tuvo una expresión de deleite mientras rápidamente asintió con su cabeza, diciendo apresuradamente, «eso es correcto, siempre y cuando tú perdones sus vidas. Puedes despojarlos de todo su poder e incluso encarcelarlos en una celda pequeña, siempre y cuando ellos sean capaces de sobrevivir».

«¡En ese caso, yo aceptaré sus términos, Su Majestad!” Han Shuo ya no vaciló, respondiendo de inmediato.

El verdadero gobernante del Imperio Lancelot, Su Majestad Uhtred realmente suspiró con alivio. Su débil expresión dio una leve sonrisa mientras agitaba su mano mientras decía, «Bryan, ahora te confiero el título de Marqués. Además, yo le ordenaré al mago sagrado espacial el Señor Sabakas que ayude a establecer una matriz mágica de transporte en la Ciudad Brettel y te ayudare a eliminar las noticias desfavorables sobre ti. También…»

Uhtred repentinamente narró una serie de promesas, causando que Han Shuo quedara atónito, mirando inexpresivamente mientras se preguntaba qué estaba pasando con Uhtred ese día. Cuando él terminó de narrar sus promesas, entonces dijo, «Bryan, puedes retirarte. Yo espero que no le menciones el asunto de hoy a nadie más, ni siquiera a Cándido o Lawrence».

«Su Majestad, yo se lo prometo. Sin embargo, ¿podría decirme el motivo? Yo realmente soy incapaz de comprender por qué tomaría esta decisión». Han Shuo miró estupefacto a Uhtred mientras preguntaba.

Uhtred sacudió su cabeza, riendo amargamente mientras respondía, «Es mejor si no estás enterado. Esto es para tú beneficio. ¡Puedes irte marcharte!»

Han Shuo no pudo encontrarle sentido al asunto, mirando desconcertantemente a Uhtred. Él quedo en blanco por un momento antes de fruncir su ceño, inclinándose ante Uhtred antes de salir. Se sentía muy desconcertado, pero no sabía a quién podía refutarle.

Cuando Han Shuo se retiró, Uhtred pareció envejecer aún más, suspirando mientras decía, «Como padre, he hecho todo lo pude por ustedes tres. Afortunadamente, todos ustedes ahora serán capaces de sobrevivir después de que yo muera».

El magus sagrado espacial Sabakas y la antigua vidente la Señora Grace aparecieron abruptamente ante Uhtred. La Señora Grace estaba extremadamente pálida, pareciendo más propensa que Uhtred a morir. No parecía haber mucha vitalidad en todo su cuerpo.

Cuando Uhtred vio a los dos aparecer, suspiró nuevamente. Miró a la antigua vidente la Señora Grace y dijo, «Señora, nunca he dudado de su juicio en todos estos años. ¿Usted dijo que Bryan realmente ayudaría al Imperio Lancelot a prosperar?»

Grace movió sus labios, como si quisiera apartar las gruesas arrugas de su boca, respondiendo con una voz débil, «Su Majestad, a petición suya he consumido mi vitalidad para hacer una adivinación. Solo sé que a quien sea que esa persona asista, esa persona podrá convertirse en el nuevo rey. Mientras esté presente en el Imperio Lancelot, el Imperio Lancelot no perecerá. ¡Eso es todo!»

«Eso ya es suficiente. Yo no esperaba que la persona que influiría en el futuro de mi imperio Lancelot sería realmente semejante tipo tan joven”. Uhtred murmuró para sí mismo, antes de mirar hacia Grace y Sabakas, diciendo de repente, «mis días están contados. Espero que me prometas una cosa después de que yo muera».

«Su Majestad, usted no necesita exhortarme, creo que podría dejar este mundo antes que usted. También he estado extremadamente cansada en los últimos años, finalmente mi vida también debe llegar a su fin». La antigua vidente Grace suspiró débilmente mientras le respondía impotente a Uhtred.

«Señora, lo siento. Usted ya había consumido su vitalidad para el Imperio Lancelot”. Uhtred entendía que cada vez que la antigua vidente la Señora Grace hiciera una adivinación, eso consumiría su vitalidad. Cuanto más complicado fuera el asunto, más vitalidad se consumirá.

La adivinación esa ocasión se refería al destino de todo el Imperio Lancelot y había agotado por completo su vitalidad. Se podría decir que su muerte fue causada directamente por Uhtred. Sin embargo, en lo que concernía al futuro del Imperio Lancelot, Uhtred no tenía otra opción y sólo podía hacer que la vieja vidente Grace le diera algo de claridad.

Incluso sin la vieja vidente la Señora Grace, las cosas aún podrían progresar a lo largo de la misma trayectoria. Sin embargo, la lucha por el poder entre los príncipes indudablemente daría como resultado un daño irreversible a la fortaleza general del Imperio Lancelot. En esa situación, incluso si Lawrence logrará apoderarse del trono, la fortaleza del Imperio Lancelot estaría lejos de la anterior.

Uhtred precisamente tenía miedo de que ocurriera semejante situación. Por tanto, prefería que la vieja vidente Grace consumiera su vitalidad para ver el futuro. Eso era para poder minimizar la pérdida en la fuerza del reino de modo que cuando Lawrence sucediera el trono, el Imperio Lancelot aún sería tan próspero como antes.

«Usted no necesita disculparse. Mi maestra también agoto su vitalidad y murió por el Imperio Lancelot. Tal vez éste es precisamente el destino para nosotros los videntes. Ai…“ La antigua vidente la Señora Grace suspiró sin poder hacer nada, antes de mirar hacia Sabakas y decir, «En el tiempo limitado que me queda, espero que puedas enviarme a lugares que nunca antes haya visto».

«No te preocupes, no importa a dónde quieras ir, yo soy capaz de llevarte allí». Sabakas sonrió amablemente mientras respondía, él luego giró su cabeza hacia el Rey del Imperio Lancelot, Uhtred y preguntó, ‘Su Majestad, ¿qué es lo que quería decirme hace un momento?’

«Si Bryan no cumple su promesa, espero que tú puedas ayudarme a matarlo». Uhtred vaciló un momento antes de responderle a Sabakas.

«Su Majestad, solo puedo prometerle que intentaré lo mejor posible. Si llega el día en que no sea capaz de tratar con él, espero que me perdone”. El magus sagrado espacial Sabakas lo pensó cuidadosamente antes de responderle a Uhtred.

Cuando uno alcanzaba un reino similar al de Sabakas, hace tiempo que se consideraba que habían superado la autoridad. Incluso el rey del Imperio Lancelot no tenía la autoridad para ordenarle que hiciera cosas que no estuviera dispuesto a hacer. Sabakas sabía vagamente algunas cosas de la profecía de la vidente Grace y por eso le respondió a Uhtred de esa manera.

Uhtred asintió, sonriendo mientras decía, «En ese caso, yo sólo puedo agradecerte».

«Muy bien, Su Majestad probablemente tiene muchos asuntos que atender, entonces no los seguiremos molestando», Sabakas respondió, ni arrogante ni humilde. Miró hacia la vieja vidente Grace mientras una luz blanca envolvía a los dos. Luego ellos desaparecieron en un instante. El Rey del Imperio Lancelot, Uhtred, comenzó a ayudar a Lawrence a preparar el camino hacia el trono.

Cuando Han Shuo regresó a su residencia del palacio, descubrió que Lawrence y Phoebe no habían aguardado hasta el anochecer y que ya estaban esperándolo. Parecía que ellos estaban extremadamente ansiosos por encontrarse con Han Shuo.

Los ojos de Phoebe estaban brillando, su línea de visión nunca dejo a Han Shuo de principio a fin. Cuando Han Shuo envió a sus sirvientes y llevó a los dos a una sala de estar interior, Phoebe protestó coquetamente con una pizca de rabia, «¿Qué clase de tipo eres? Habiendo regresado a Ciudad Ossen y nunca viniste a buscarme, ¿ha sido tu tiempo en Ciudad Brettel tan satisfactorio que te has olvidado de esta vieja yo?»

Por el camino, Han Shuo estuvo algo confundido, reflexionando continuamente sobre lo que el Rey Uhtred le había dicho. Él era incapaz de entender lo que estaba pasando con Uhtred, para haber hecho una propuesta tan extraña.

Han Shuo sólo reaccionó cuando escuchó a Phoebe protestando coquetamente, no pudo evitar sonreír amargamente mientras respondía, «Mi señora, de todas las personas por olvidar yo nunca te olvidaría a ti. Debes saber que cada vez que obtengo algo bueno, la primera persona en la que pienso es precisamente en ti. Si no, ¿por qué Cielo estrellado llegaría a tus manos tan rápido?»

Escuchando la respuesta de Han Shuo, la hermosa expresión de Phoebe tuvo un deleite adicional y su voz se hizo mucho más suave al preguntar con ternura, «En ese caso, ¿qué hechos vergonzosos has hecho desde que regresaste a Ciudad Ossen? He venido varias veces pero el mayordomo siempre me dijo que no estabas dentro de la residencia».

«Eso era porque tuve que manejar algunos negocios propios. La mayoría del tiempo lo pasé en la sede del Manto Oscuro participando en reuniones. Yo también acabo de visitar el palacio. En resumen, yo no he estado inactivo». Han Shuo le explico a Phoebe.

«Muy bien, muy bien. Ustedes dos pueden conversar lentamente después de que yo me retire”. Lawrence bromeó antes de mirar hacia Han Shuo y le preguntó, «Bryan, tú acabas de regresar del palacio, ¿sobre qué te habló mi padre real?»

Cuando Lawrence habló, Phoebe se sonrojó mientras que pensó que una vez que Lawrence se fuera, ella se encargaría de asuntos maravillosos con Han Shuo. Ella repentinamente se quedó en silencio mientras su rostro se ponía rojo.

Han Shuo sabía sobre lo que Lawrence estaba preocupado, recordando su reciente acuerdo con Su Majestad. No pudo evitar sentir una sospecha nuevamente. Después él sonrió amargamente mientras sacudía su cabeza, respondiendo, «Lawrence, le he prometido a Su Majestad que no divulgaría nuestra conversación a nadie más. Su Majestad me exhorto especialmente antes de que me retirara para no contarte sobre nuestra discusión».

Lawrence se volvió solemne y distraído, vacilando por un momento antes de preguntar, «Entonces, ¿podrías decirme si yo fui mencionado en su conversación y si lo que discutieron fue para mi beneficio?»

Han Shuo pensó por un momento antes de asentir y responder, «Lawrence, yo definitivamente puedo decirte, el centro de mi conversación con Su Majestad fue precisamente sobre ti. Simplemente, fueron todas las cuestiones que son ventajosas para ti. Creo que la probabilidad de que obtengas el trono aumentará drásticamente».

«¿Es… es eso de verdad? Bryan, ¿estás diciendo la verdad?” Escuchando la respuesta de Han Shuo, Lawrence estaba claramente indescriptiblemente exaltado, en la medida en que repentinamente se paró de su silla. Lawrence, quien era incapaz de contener el éxtasis en su corazón, directamente se paró frente a Han Shuo, presionando los hombros de Han Shuo, preguntando con impaciencia mientras miraba a los ojos a este.

Han Shuo dio su afirmación, asintiendo repetidamente con su cabeza mientras decía, «Eso es correcto. Aunque no puedo divulgar los detalles de nuestras conversaciones, puedo garantizar que tú padre real definitivamente allanará el camino para ti. ¡Lawrence, tu fortuna ha llegado!»

Lawrence se rio sin fin en el contenido de su corazón, su lado salvaje se reveló después de experimentar un largo período de opresión. Él se rio de buena gana cuando dijo, «Gracias, Bryan. Tú eres mi suerte. No importa de lo que hayan hablado tú y padre real, creo que definitivamente jugaste un papel importante. Yo nunca olvidaré tu amabilidad».

La mente de Lawrence era extremadamente ágil, dándose cuenta de que Han Shuo era la persona clave sólo por sus palabras. De lo contrario, ¿por qué Uhtred no buscaría a otros con quienes hablar, solo buscándolo a él?

«Bryan, ¿no estarás bromeando verdad? ¿No me digas que Su Alteza planea apoyar al hermano mayor Lawrence?” Phoebe reaccionó de su encantador y gentil sueño, teniendo una expresión de sorpresa mientras miraba a Han Shuo, como si no creyera lo que él estaba diciendo.

«No me preguntes sobre los detalles. Hablando honestamente, incluso ahora yo todavía no puedo creerlo. Sin embargo, la verdad es así. Tú lo sabrás muy pronto”. Han Shuo extendió los brazos en una postura impotente mientras le explicaba a Phoebe.

Lawrence aún no se había calmado de su sorpresa, diciendo animadamente, «Muy bien, en ese caso, me retirare temprano para prepararme. Si resulta como tú dijiste, necesito hacer los arreglos de inmediato».

«Adelante, tú deberías hacer los preparativos adecuados». Han Shuo estuvo de acuerdo.

«Hermano mayor, solo recuerdas tus propios asuntos, ¿tú olvidaste lo que acabamos de discutir? Bryan actualmente está en gran peligro. ¡Si tú no lo ayudas ahora, Charles y los demás lo etiquetaran como un miembro de una iglesia malvada!” viendo que Lawrence quería retirarse, Phoebe resopló ligeramente, incapaz de resistir el regañarlo.

Lawrence palmeo su propia cabeza. Ésa era la razón por la que estaban allí. Primero sonrió disculpándose hacia Han Shuo antes de decir con una expresión grave, «Bryan, actualmente hay algunos rumores que son extremadamente dañinos para ti. Creo que deberíamos encontrar una estrategia para manejar esto. Este asunto fue difundido por Kosse de la Iglesia de la Luz y Charles. Su objetivo es arruinar la reputación y la imagen que has establecido exhaustivamente en Ciudad Brettel».

«Nosotros no deberíamos preocuparnos por estos asuntos. Su Majestad ya ha accedido a ayudarme a aclarar este asunto». Han Shuo le respondió calmadamente a Lawrence.

Lawrence y Phoebe se miraron el uno al otro, ambos teniendo expresiones atónitas. Viendo la expresión de Lawrence, Han Shuo no pudo evitar sonreír mientras decía, «Muy bien, tú deberías irte primero y ocuparte con tus propios asuntos. No hay necesidad de preocuparse por estos asuntos, tu padre real nos ayudará con ellos».

«Está bien entonces, no los molestaré más a ustedes dos». Lawrence entendió, guiñándole un ojo a Han Shuo y Phoebe, riendo mientras se retiraba.

«Hey, ¿qué pasa con tu expresión? ¡Maldita sea, Bryan te ha descarriado!” El encantador rostro de Phoebe era cautivadoramente rojo mientras ella llovía con maldiciones hacia la vista posterior de Lawrence.

Una vez que Lawrence se fue, Han Shuo sonrió mientras caminaba hacia Phoebe, estrechándola en su abrazo, llevando a Phoebe directamente a su habitación. En el camino, él acarició con sus manos de arriba hacia abajo sin descanso a lo largo del cuerpo de Phoebe. Un rato después, Phoebe se acurrucó perezosamente en el ancho pecho de Han Shuo, su cuerpo entero no tenía la más ligera fuerza. Sin embargo, Han Shuo todavía estaba de un espíritu alto, sin ningún signo de agotamiento. Él en su lugar convenientemente sacó un libro de necromancia, estudiándolo asiduamente.

Phoebe no había usado nada del aura en su cuerpo, su agotamiento era puramente desde su cuerpo físico. Mirando a Han Shuo quien estaba con un espíritu alto, Phoebe tenía una dulce expresión sonriente. Sus quejas de esos pocos días habían desaparecido, incapaz de ocultar sus sentimientos extremadamente amorosos y contentos. Ella obviamente estaba extremadamente complacida.

Un hilo de energía misteriosa fluyó dentro del cuerpo de Phoebe, circulando lentamente a través de las extremidades y huesos de Phoebe, nutriendo su cuerpo. Le daba a Phoebe una sensación extremadamente cómoda, como si ese hilo de energía estuviera reponiendo su cuerpo, ayudando a su cuerpo a recuperarse gradualmente e incluso a fortalecerse.

Phoebe examinó con delicadeza el refinamiento y la nutrición de esa hebra de energía, reaccionando repentinamente. Esa energía misteriosa venía desde Han Shuo. Previamente cada vez que ella había experimentado placer con Han Shuo, Phoebe parecía sentir la existencia de tal energía incluso estando aturdida. Las pocas veces anteriores Phoebe había estado extenuada y se había quedado dormida inmediatamente y nunca antes la había sentido tan claramente.

Sin embargo, Phoebe podía sentir que su cuerpo estaba mejorando. Previamente cuando ella refino su Píldora del Renacimiento, su cuerpo también parecía estar siendo purificado. El entrenamiento de su aura había sido mucho más fácil en comparación con el pasado. También parecía que los cambios en su cuerpo eran la razón por la cual Phoebe pudo convertirse una gran espadachín tan rápidamente.

Sintiendo lentamente por un momento, Phoebe no pudo evitar mirar ferozmente a Han Shuo, que estaba estudiando solemnemente el libro de necromancia. Ella de repente entendió en su corazón que cada vez que ellos se habían entregado al placer, Han Shuo enviaba un hilo de energía desconocida a su cuerpo, ayudándola a remodelar su cuerpo, haciendo que el estado de su cuerpo se volviera mejor.

«¡Bryan!” Phoebe de pronto susurró en voz baja, alzando su cabeza para mirar a Han Shuo.

Han Shuo, que estaba estudiando las características del demonio de hueso, gruñó ligeramente en respuesta, sonriendo mientras miraba a Phoebe, su gran mano convenientemente golpeo el trasero bien formado y redondo de Phoebe mientras le preguntaba bromeando, «¿Sí? ¿Quieres más?»

El rostro increíblemente hermoso de Phoebe se enrojeció, sonrojándose de vergüenza mientras levantaba la fina colcha para cubrir su cuerpo, escondiendo su nariz, induciendo curvas perfectas, diciendo en voz baja, «¡No, todo mi cuerpo ya no tiene fuerza, tú tipo maldito!

«Jeje, ¿qué es lo que quieres decir entonces?” Han Shuo dejó el libro de necromancia en su mano, su mano izquierda la ayudó tiernamente a tirar de la colcha para ocultar su piel de jade, sonriendo mientras preguntaba.

«¿Siempre has dejado algo especial dentro de mi cuerpo cada vez que nos complacemos mutuamente?” El rostro de Phoebe era rojo mientras preguntaba en voz baja.

«Desde luego, yo de hecho he dejado algo especial. Heh heh. Esas son las semillas de vida, la esencia original en la creación de humanos. Simplemente ellas no han sido capaces de germinar. ¿Por qué preguntaste sobre eso? ¿Podría ser que quieres preguntar por qué tu estómago no se ha vuelto grande? Oh, tú no puedes culparme, ¿quizás tú no has trabajado lo suficiente?” Han Shuo sonrió maliciosamente mientras le respondía a Phoebe.

Cuando Phoebe vio la sonrisa malvada de Han Shuo, ella supo que él debía haber malinterpretado su pregunta. Ella no pudo evitar avergonzarse reprochándole, “No esa cosa. ¡Yo me refiero a la energía que me ayudó a alterar mi cuerpo!»

Cuando Phoebe dijo eso, Han Shuo fue iluminado repentinamente, respondiendo, «Así que te estabas refiriendo a eso. Jeje, no te preocupes, esa energía sólo es beneficiosa para tu cuerpo y absolutamente no causara ningún daño. No deberías preocuparte demasiado por eso. En cualquier caso, tú sólo necesitas saber que puede hacer que tu cuerpo mejore».

«Lo sé, por supuesto que sé los beneficios que la energía le trae a mi cuerpo. ¿Solo estoy preocupada de si eso dañará tú fuerza?” Phoebe naturalmente entendió los cambios en su cuerpo. Sin embargo, como una joven gran maestra de la espada, Phoebe sabía que no importaba qué clase de energía dejara el cuerpo principal, esa tendría un efecto en la persona involucrada. Lo que le preocupaba era si Han Shuo fuera lastimado.

«Heh heh, tú no necesitas preocuparte. Esto se llama cultivación dual. Cuando yo transmito energía en ti, yo en realidad también estoy obteniendo algo de energía de tu cuerpo. Es sólo que tú no eres consciente de eso. De lo contrario, ¿por qué te haría realizar tantas posiciones inusuales? Esto es realmente una clase de técnica marcial. Pensar que tú todavía tienes pensamientos salvajes». Han Shuo sonrió mientras le explicaba a Phoebe.

Escuchando la explicación de Han Shuo, el rubor de Phoebe se extendió desde su cuello hasta todo su cuerpo. Ella no pudo evitar golpear el pecho de Han Shuo, diciendo, «¡Tonterías! Desde cuando existe una técnica que se practica de esta manera. Tú querías que asumiera tantas posiciones embarazosas simplemente para satisfacer tú inusual pasatiempo. Tú persona malvada. ¡Aun así todavía quieres mentirme!»

Sin esperanzas encogiendo sus hombros, Han Shuo sonrió amargamente mientras explicaba, «Mi señora, yo realmente no te estoy engañando. Hay innumerables técnicas marciales sobre las que tú no sabes nada. Sin embargo, esta técnica de hecho existe. Las posiciones que quiero que tú asumas realmente también tienen propósitos especiales. Es sólo que tú no lo has experimentado cuidadosamente y, en cambio, te has perdido en el placer. Si tú puedes comprenderlo cuidadosamente la próxima vez, sabrás que te estoy diciendo la verdad».

Phoebe estaba algo convencida por la explicación de Han Shuo, quedando en blanco hacia este por un momento, dándose cuenta de que Han Shuo no parecía estar bromeando. Ella entonces dijo en voz baja, «Bryan, tú estás diciendo la verdad. ¿Eso es verdaderamente un tipo de técnica marcial?” Asintiendo con su cabeza, Han Shuo sonrió mientras respondía, «Por supuesto. Es precisamente a través de este método que nuestro placer puede ayudarnos a aumentar nuestra fuerza. No te preocupes, la energía dentro de tu cuerpo no me hará ningún daño».

Mientras Han Shuo explicó, aunque Phoebe todavía estaba asombrada, no continuó cuestionando ese asunto. Ella en cambio frunció sus cejas, mientras meditaba. Después de un rato, Phoebe de pronto recordó algo, mirando intensamente a Han Shuo mientras ella le preguntaba, «Bryan, hay una pregunta que he retenido durante mucho tiempo, tú debes responderme este día».

«Habla, ¿cuál es tu pregunta?” La enorme mano de Han Shuo acariciaba la suave espalda de Phoebe, sus ojos se entrecerraron mientras decía perezosamente.

«¿Cuál es el asunto con Emily? No me digas que no tienes una relación con ella. Hmph, la he visto algunas veces, su piel y el estado de su cuerpo son simplemente idénticos a los míos. Bryan, yo espero que puedas decirme honestamente sobre la relación entre ustedes dos y que no me mientas”. Phoebe miró fijamente a Han Shuo mientras ella lo interrogaba con abnegación.

Cuando Han Shuo escuchó el nombre «Emily», él inesperadamente se estremeció. Cuando Phoebe terminó su pregunta, su mente de repente se convirtió en un desastre. Después de considerarlo apresuradamente por un tiempo, Han Shuo suspiró y dijo, «Dado que ya lo sabes, yo no te lo ocultaré por más tiempo. La vez anterior en el Bosque Oscuro, debido a que mi técnica marcial fue sometida a una desviación de cultivación, yo la violé mientras estaba inconsciente…»

Ya que las cosas habían llegado a ese punto, Han Shuo sabía que ninguna cantidad de discreción sería efectiva, por lo que él sistemáticamente describió los asuntos entre Emily y él mismo.

«Como esperaba, tú realmente tuviste una aventura con ella. Yo siempre me he estado preguntando por qué su piel era tan blanca y brillante como la mía. Genial, resulta que había sido nutrida por ti. Bryan oh Bryan, tú eres realmente increíble, para realmente atreverte a violar a la hija en ley de la Familia Betteridge…“ por un lado, Phoebe estaba mirando enojada a Han Shuo mientras ella clamaba, y por otro lado, quería ponerse su ropa y retirarse a pesar de la obstrucción de Han Shuo.

Han Shuo abrazó con fuerza a Phoebe, explicando apresuradamente, «bajo esas circunstancias, yo no tenía otra opción. Tú debes saber que eres lo más importante para mí. Haber estado junto a Emily fue sólo una coincidencia…»

«Yo no creo que sea así de simple. Esa Emily tiene semejante apariencia seductora. ¿Es ella muy buena en la cama? ¿Ella te tentó hasta que tú estuviste confundido y desorientado? ¿Sabes que ella es la nuera del Señor Han? ¿Qué su hermano es el aterrador Amyes?»

Han Shuo asintió y después explicó, «Sin embargo, cuando yo la violé, ¡solo la tomé como una espía del Imperio!»

Sacudiéndose de Han Shuo, Phoebe rápidamente se puso su ropa, mirando con odio a Han Shuo, su expresión estaba llena de resentimiento mientras gritaba, «Yo ya había sentido que había algo sospechoso entre tú y Emily anteriormente en el banquete del padre de Lawrence. Parece que ustedes dos se conocían desde hace mucho tiempo. Emily ha ido demasiado lejos, para en realidad seguir realmente tu mal ejemplo al engañarme».

Cuando ella terminó su frase, Phoebe ya había terminado de vestirse y estaba saliendo furiosamente.

«¿A dónde vas?» Han Shuo estaba en shock, vistiendo su ropa rápidamente.

“Voy a encontrar a esa coqueta desvergonzada, Emily. No me sigas, quiero hablar con ella a solas». Phoebe respondió con una oración antes de salir corriendo de la residencia de Han Shuo.