GDK – Capítulo 386

3

Capítulo 386: Un poderoso experto oculto


Una vez que las tres criaturas no muertas accedieron en la participación de Han Shuo, este inmediatamente comenzó a comunicarse con el pequeño esqueleto. A medida que la distancia entre ellos se acortaba, Han Shuo podía transmitir fácilmente sus pensamientos hacia el pequeño esqueleto. El astuto pequeño esqueleto que estaba volando a gran velocidad sobre un demonio de hueso entendió completamente la intención de Han Shuo.

Cuando las tres criaturas no muertas vieron que Han Shuo había aceptado, ellos no trataron de recuperar la joya brillante serena en medio de la fuente negra. En lugar de eso, estos se dispersaron del frente de la fuente, ordenándole a las criaturas no muertas de bajo rango que dejaran de luchar y rodearan lentamente esa ubicación.

Había dos caballeros malvados en los alrededores que se dirigieron lentamente hacia el enorme caballero que blandía el espadón de dos metros, mientras unos pocos guerreros del odio se pararon por separado frente a la aparición y al señor de las momias. Ellos guardaron por completo esa área, con la intención de hacer de ese lugar el terreno de descanso del pequeño esqueleto que se acercaba.

Un silbido chillón se pudo escuchar acercándose gradualmente. Bajo el cielo oscuro, una gran sombra se acercaba lentamente. Las alas conectadas con el cadáver podrido del demonio de hueso variante tenían de cinco a seis metros de largo cuando estaban completamente extendidas. Además, todo su cuerpo estaba cubierto de temibles lanzas de hueso. Eso provocaba que el demonio de hueso que podía volar tuviera una amplia fuerza disuasoria.

Más de diez destellantes huesos blancos formaron un cojín en la parte posterior del demonio volador. Sentado allí estaba el pequeño esqueleto que sostenía una lanza larga y afilada de hueso. Su Ojo de Demonio Púrpura estaba lleno de un resplandor brillante mientras que su pequeño cuerpo emitía una presencia imponente.

El enorme caballero agitó su espadón oxidado de dos metros de largo en contra del pequeño esqueleto que volaba sobre el demonio de hueso, extendiendo su indignada conciencia, «¡En esta ocasión, no podrás escapar!»

«En la actualidad ya no eres un rival para mí. ¡Si tú te sometes a mí, te perdonaré la vida!” Cuando el pequeño esqueleto llegó, se mantuvo inmóvil en el aire, mirando hacia abajo mientras cabalgaba sobre el demonio de hueso, su digna conciencia era transmitida.

«Puedes olvidarte de que eso pase. ¡Prefiero dejar que mi alma sea borrada que ser tu esclavo!», rugió el caballero. Luego dio una orden a sus subordinados, «¡Maten a ese miserable esqueleto!»

Mientras el caballero gritaba sus órdenes, el señor de las momias y la aparición también les ordenaron a sus subordinados que atacaran. Cientos y cientos de criaturas no muertas eran como un enjambre de langostas mientras cargaban hacia el pequeño esqueleto y su montura de demonio de hueso. Entre ellos había gárgolas que podían volar que formaron grupos y atacaron en oleadas y fueron las primeras en cargar hacia el pequeño esqueleto sin miedo a la muerte.

Mirando hacia abajo a las diversas criaturas no muertas de bajo rango que se aproximaban, el Ojo de Demonio Púrpura del pequeño esqueleto emitió repentinamente halos de luz púrpura. Se extendieron como olas de agua corriente desde su Ojo de Demonio Púrpura, cubriendo gradualmente el área circundante alrededor del pequeño esqueleto. Toda el área estaba llena de un aura cruel e imponente.

Cuando las criaturas no muertas de bajo rango fueron atacadas por las olas de aura misteriosa, todos se sorprendieron repentinamente, aparentemente olvidando que ellos tenían que atacar al pequeño esqueleto. Incluso las gárgolas que no temían a la muerte habían pasado por alto al pequeño esqueleto y se alejaron en la distancia.

«¡Ustedes humildes y débiles existencias, ríndanse!», de pronto se transmitió una severa conciencia digna desde el pequeño esqueleto que se extendió en todas direcciones.

Todas las criaturas no muertas de bajo rango que fueron envueltas por la luz violeta del Ojo de Demonio Púrpura quedaron atrapadas en un aturdimiento. Estas vacilaron por un momento, como si temieran la fuerza del pequeño esqueleto y en realidad desobedecieron las órdenes suicidas del caballero y el señor de las momias, todos ellas abrieron voluntariamente un camino.

Solo los dos caballeros malvados parecieron resistir la corrosión de la luz brillante del Ojo de Demonio Púrpura en su conciencia. Después de estar aturdidos por un largo tiempo, en realidad cargaron hacia el pequeño esqueleto de nuevo. En el camino, los dos caballeros malvados agarraron convenientemente a unos pocos esqueletos guerreros por los costados, desmantelaron los huesos de los esqueletos guerreros y los dispararon hacia el pequeño esqueleto en el cielo.

«Bang, bang, bang…»

Sin siquiera esperar que las lanzas de hueso se cerraran, el pequeño esqueleto barrió con la larga lanza de hueso en su mano. Un qi de muerte capaz de sacudir la tierra emergió violentamente, causando que todas las lanzas de hueso disparadas hacia él explotaran.

El pequeño esqueleto no parecía poner a los dos caballeros malvados en sus ojos, mirando todavía en la distancia a las tres criaturas no muertas, así como a Han Shuo. Él transmitió otro mensaje a través de su conciencia, «Desde que no reconoces tu lealtad, ¡la única alternativa es la muerte!»

El demonio de hueso debajo de él de repente voló hacia adelante, en dirección al caballero de cinco metros de alto. El pequeño esqueleto sujeto con fuerza su lanza de hueso de tres metros de largo, una enorme cantidad de qi de muerte que portaba una densa intención asesina asaltó a las cuatro criaturas no muertas de abajo. El señor de las momias fue el primero en actuar, arrojando su sarcófago hacia el demonio de hueso bajo el pequeño esqueleto. Numerosos espectros volaron de la aparición una vez más, dirigiéndose hacia el pequeño esqueleto en una formación ordenada.

El enorme caballero guio a su caballo llameante, mirando al pequeño esqueleto entrante mientras cargaba hacia él. Bajo el impulso de su carga, arrojó el espadón de dos metros de largo, cortando hacia el pequeño esqueleto. Su lanzamiento poseía una fuerza impresionante, pareciendo extremadamente poderoso.

El pequeño esqueleto sacó la lanza antes de empujarla repentinamente hacia adelante. La lanza larga era como una esponja, absorbiendo el rico qi de la muerte en los alrededores antes de volar como un rayo hacia el espadón entrante. Con un «clang», el espadón del caballero descendió hacia el suelo. Al mismo tiempo, el demonio de hueso agitó sus alas, empujando a un lado el sarcófago del señor de las momias.

En cuanto a los espectros enviados por la aparición para atacar, ellos fueron obstruidos por los rayos de luz púrpura del Ojo de Demonio Púrpura incluso antes de que pudieran acercarse al pequeño esqueleto. Los rayos de luz violeta parecían haber formado de pronto una barrera invisible y los cientos de espectros simplemente no pudieron cargar a través de la barrera.

Han Shuo se coordinó con las otras criaturas no muertas y disparó dos filas de lanzas de hueso. Sin embargo, las lanzas de hueso fueron repelidas de manera similar por la barrera invisible creada a partir de la luz del Ojo de Demonio Púrpura que descendía desde lo alto. Eso hizo a Han Shuo aún más sorprendido. ¿Cómo controló el pequeño esqueleto el Ojo de Demonio de Datara que obtuvo de los trols del bosque para lograr un efecto tan milagroso?

Las lanzas de hueso conjuradas con la fuerza mental a nivel de gran magus de Han Shuo tenían una fuerte fuerza de penetración. A pesar de que estas no podian atravesar defensas físicas incomparablemente sólidas, la barrera teóricamente debería ser capaz de obstruir a los espectros sin forma, pero no debería ser capaz de bloquear las poderosas lanzas de hueso. Sin embargo, la verdad era en realidad tan inconcebible. Han Shuo sintió gradualmente que el pequeño esqueleto se volvía cada vez más y más misterioso.

Después de que el pequeño esqueleto bloqueó todos los ataques, guio al demonio de hueso a rodear al señor de las momias y a la aparición. El caballero que acababa de atrapar su espadón en descenso estaba a una cierta distancia del señor de las momias y de la aparición y no tuvo tiempo suficiente para ayudarlos.

Han Shuo era en comparación mucho más cercano al señor de las momias y a la aparición. Viendo las expresiones de pánico del señor de las momias y de la aparición, Han Shuo tomó la iniciativa de transmitir un mensaje, «¡Yo le ayudaré a los dos!»

Han Shuo inmediatamente corrió hacia el señor de las momias y a la aparición después de transmitir su mensaje. Tan pronto como envió el mensaje, Han Shuo corrió hacia ellos. Ya había preparado la magia Temblor del Alma y se había comunicado con el pequeño esqueleto. Una vez que el pequeño esqueleto atacara al señor de las momias, Han Shuo aprovecharía la oportunidad para desatar el Temblor del Alma en la aparición.

Independientemente de la forma de la criatura no muerta, su alma era la base de su existencia. Eso era lo mismo para la peculiar aparición. Si era tomado por sorpresa por el Temblor del Alma de Han Shuo, incluso si su alma no fuera destruida, sería severamente herida. En ese momento, Han Shuo y el pequeño esqueleto primero podrían matar fácilmente a la aparición.

Después de eso, con Han Shuo obstruyendo al señor de las momias y el pequeño esqueleto matando directamente al enorme caballero, serían capaces de controlar completamente la situación. Ninguna de las tres criaturas no muertas sería capaz de escapar de los planes de Han Shuo y el pequeño esqueleto.

El plan de Han Shuo era extremadamente bueno. Si la situación avanzaba según lo planeado, eso sería todo lo que él podría desear. Sin embargo, justo cuando la conciencia de Han Shuo se mantenía firme en la aparición y estaba listo para eliminarla en cualquier momento. Su conciencia de pronto sintió una ligera fluctuación desde las profundidades de la fuente tan negra como la brea.

La fluctuación era extremadamente leve, como si se hubiera filtrado accidentalmente debido a que un alma estaba siendo excesivamente excitada. Si la conciencia de Han Shuo no hubiera mejorado a su estado actual, tal vez habría sido difícil para él detectar esa débil fluctuación. Mientras que la fluctuación parecía contener un aura antigua, era obvio que había una formidable criatura no muerta escondida en la fuente. Esa formidable criatura no muerta no pudo ser detectada por el caballero cercano, la aparición e incluso el pequeño esqueleto, eso era suficiente para ilustrar su fuerza.

La conciencia de Han Shuo circuló apuradamente, comprendiendo atentamente esa aura filtrada involuntariamente con una mayor precaución. Han Shuo de pronto se alarmó, igualando momentáneamente esa aura con una formidable criatura no muerta registrada en libros de necromancia.

La existencia más fuerte conocida en general por los nigromantes era el dragón de hueso. ¡La fuente de un profundo negro realmente había contenido un dragón de hueso extremadamente astuto!

El dragón de hueso siempre había sido una criatura no muerta dominante en el inframundo. Aparte de algunas existencias más desconocidas y aterradoras, el dragón de hueso, el rey esqueleto y el rey zombi eran considerados las criaturas no muertas mejor clasificadas. En el Continente Profundo, los nigromantes tenían que alcanzar el rango de magus sagrado para poder invocar dragones de hueso.

El dragón de hueso siempre había sido conocido como la criatura no muerta más fuerte. Ese dragón de hueso que se había ocultado en la fuente de principio a fin había utilizado los jirones de humo que desbordaban la gema brillante serena sobre su cabeza para atraer criaturas no muertas fuertes a esa ubicación. Sus intenciones eran extremadamente claras para que todos las vieran.

Parecía que la gota de la gema brillante serena en medio de la fuente negra debía haber sido siempre el cebo del dragón de hueso para atraer a criaturas no muertas fuertes. El enorme caballero, el señor de las momias, la aparición y Han Shuo habían caído en la trampa del dragón de hueso. Si la conciencia de Han Shuo no hubiera percibido de pronto la ligera fluctuación que surgió de la excitación del dragón de hueso, él pensó que el que finalmente se beneficiaría habría sido el dragón de hueso.

Mientras él cargaba hacia la aparición, Han Shuo se comunicó rápidamente con el pequeño esqueleto, describiéndole todo lo que acababa de sentir al pequeño esqueleto antes de preguntar si poseía la fuerza para vencer al dragón de hueso.

«Padre, definitivamente podría ser capaz de matar y decapitar al dragón de hueso en el futuro. Sin embargo, no puedo hacer eso por ahora. ¡Todavía no tengo esa fuerza en este momento!” El pequeño esqueleto envió un mensaje, por un lado, afirmando que poseía la posibilidad de evolucionar infinitamente, mientras que por otro lado, afirmó que temporalmente no tenía el poder para lidiar con el dragón de hueso.

Cuando Han Shuo escucho que el pequeño esqueleto no era competencia para el dragón de hueso, su cerebro funcionó rápidamente. Cuando se acercó a la aparición, inmediatamente le dio una instrucción diferente al pequeño esqueleto.

El sarcófago del señor de las momias repentinamente se estrelló contra el pequeño esqueleto, mientras la aparición se retiraba erráticamente, desatando un encantamiento desconocido. Los espectros que habían emergido de su cuerpo se reunieron de repente en una gigantesca red de espectros, intentando atrapar al pequeño esqueleto.

Han Shuo materializó un escudo de hueso, el enorme escudo de hueso siniestro obstruyó repentinamente el camino del señor de las momias, estableciendo una defensa sólida para el señor de las momias y la aparición. Eso permitió que el señor de las momias y la aparición se relajaran, enfocándose soló en atacar al pequeño esqueleto.

Cuando el pequeño esqueleto que montaba al demonio de hueso vio que estaba a punto de quedar atrapado por la red de espectros de la aparición, el demonio de hueso cambió de dirección repentinamente, descendiendo hacia el manantial negro.

Mientras las criaturas no muertas aún tenían que reaccionar, las siete púas de hueso en la espalda del pequeño esqueleto se dispararon de repente hacia la planta de aspecto siniestro. También arrojó con firmeza su lanza de hueso de tres metros como una jabalina en medio de la fuente.

Un rugido aterrador de repente resonó desde las profundidades de la fuente sin vida. La fuente negra como la brea de repente hirvió, formando enormes olas.

Lanzas de hueso condensadas por el creciente qi de muerte de los alrededores repentinamente se disparó en las profundidades del manantial en ebullición, que parecían haber perforado al extremadamente astuto dragón de hueso, causando que el dragón de hueso no pudiera salir temporalmente de las profundidades de la fuente.

Justo en ese momento, las siete púas de hueso del pequeño esqueleto se dispararon hacia la planta de aspecto siniestro, cortando completamente los rizomas de la planta. Un tenue humo azul comenzó a filtrarse desde la gema brillante serena que parecía estar sostenida por numerosas ramas y hojas secas. Después de cortar la planta, las siete púas de hueso aprovecharon la oportunidad para congregarse y levantar la gema brillante serena que voló a la palma del pequeño esqueleto en un abrir y cerrar de ojos.

De repente, la lanza de hueso de tres metros de largo voló desde el suelo, parecida a un rayo mientras regresó a la mano del pequeño esqueleto. Después, el pequeño esqueleto instó al demonio de hueso para volar hacia Han Shuo sin siquiera mirar el manantial de tono negro que se estaba calentando rápidamente.

«Esqueleto traicionero y despreciable, yo, el dragón de hueso Zasika, ¡inevitablemente te exterminaré!” Se escuchó un fuerte rugido desde el subsuelo mientras un enorme dragón de hueso cuyo cuerpo entero estaba hecho de grandes huesos como de acero, surgió repentinamente de la fuente, emitiendo un formidable qi de muerte que se extendió por todo el valle.

El enorme caballero, el señor de las momias y la aparición que estaban a punto de atacar al pequeño esqueleto desde todas las direcciones, de repente se miraron con terror antes de huir frenéticamente por los alrededores del valle, ignorando el pequeño esqueleto. Los guerreros zombis de menor rango y los guerreros de odio parecían estar petrificados de miedo, instintivamente se sometieron y no se atrevieron a moverse de sus posiciones.