GDK – Capítulo 382

5

Capítulo 382: Arrebatar a un Subordinado


Cuando Bollands escuchó la declaración de Han Shuo. Las cicatrices como lombrices en su rostro parecían estar vivas debido a su excitación, causando que aquellos que lo vieran se asustaran como si hubieran visto un fantasma durante el día.

Incluso el actual maestro de Bollands el maestro de la espada sagrado Karel no tenía una forma de controlar el intento asesino en su cuerpo. Todo ese tiempo, Bollands había estado experimentando por sí mismo. Como la exploración a lo desconocido estaba llena de incertidumbre y peligro, incluso el maestro de la espada Karel no pudo proporcionarle ninguna forma de ayuda.

Para el maestro de la espada sagrado Karel Ascot, el meticuloso estudio del intento asesino de Bollands era completamente no ortodoxo. Él no creía en desperdiciar el tiempo en tales cosas y había persuadido previamente a Bollands para que volviera a entrenar en el campo ortodoxo del entrenamiento del aura de pelea. Desafortunadamente, Bollands ya se había profundizado más y más, gradualmente volviéndose obsesionado con la experimentación y le resulto difícil el liberarse. Karel fue incapaz de persuadir a Bollands y con su corazón sintiendo desdén, él naturalmente no era capaz de ayudar a Bollands en ese camino «no ortodoxo».

En el presente, él escuchó a Han Shuo mencionar que poseía una técnica que podía ocultar y controlar su intento asesino. Para Bollands que siempre había estado solo en ese campo desconocido, la declaración de Han Shuo eran como palabras del cielo, como si estuviera desgarrando los muchos años de soledad de Bollands. Bollands inmediatamente no pudo mantener su autocontrol.

«¿Tú… tú lo dices en serio?” Debido al estado de ánimo excitado de Bollands, su rostro tembló violentamente y su tono se llenó de incredulidad.

Anteriormente, Bollands había visto la batalla de Han Shuo en contra de Leah Cain de la Mercantil Brut, así como también los milagros que Han Shuo mostró la primera vez que Bollands lo vio. Estos le dieron a Bollands la sensación de sorpresa al reunirse con alguien similar a él. De lo contrario, él no habría permanecido ese día después de que Lawrence se hubiera retirado e intentara conversar a detalle con Han Shuo. Él quería ver si podía obtener alguna ganancia tan esperada de Han Shuo.

Asintiendo afirmativamente con su cabeza, Han Shuo respondió confiado, «No solo para ejercitar el intento asesino en tu cuerpo, también tengo una forma para absorber el aura de muerte en el campo de batalla. Heh heh, yo creo que en todo el Continente Profundo, soy el único que domina semejante técnica».

Con esa frase, el aura demoníaca de Han Shuo fluyó ferozmente, nubes de niebla rojo sangre repentinamente emergieron del cuerpo de Han Shuo. Contenido dentro de las nubes de niebla rojo sangre estaba un cruel intento asesino lleno de desesperación y resentimiento sin fin, causando que el espíritu de uno temblara. Bajo la manipulación mental de Han Shuo, las nubes de intento asesino se transformaron en cuchillas similares a agujas, formando los pétalos aparentemente corpóreos de una floreciente flor diabólica y siniestra de color rojo sangre.

Los ojos de Bollands botaron, su mirada se fijó en Han Shuo. Las numerosas cicatrices entrecruzadas en su rostro parecieron retorcerse, asemejándose a lombrices. El pesado olor a sangre en el cuerpo de Bollands no pudo contenerse mientras se extendía. Sin embargo, él era incapaz de emular la hábil manipulación de Han Shuo de esa extraña energía.

Bollands podía sentir el poder contenido dentro así como también la superficial urgencia del espíritu de lucha de una persona a través de ese poder. Sin embargo, él nunca había imaginado manipular ese poder con la sutileza que Han Shuo mostró. También fue por la exhibición de Han Shuo que Bollands finalmente entendió que al continuar practicando en ese campo, él sería capaz de mostrar una brillantez y destrucción que era más formidable que el aura de pelea.

«C-Conde Bryan, ¿es posible que usted me enseñe esa técnica marcial?” Normalmente con el estatus y el señorío de Bollands, él no estaría actuando de una manera tan informal. Sin embargo, él ya había soportado la sensación de impotencia y la pérdida de años de torpe desolación por mucho tiempo. Ahora que él veía un camino resplandeciente aparecer ante sus ojos, ese anciano que había explorado solitariamente lo desconocido todo el tiempo fue incapaz de contenerse por más tiempo.

Han Shuo se rio involuntariamente, sacudiendo su cabeza en señal de disculpa mientras respondía, «Jeje, Viejo Señor Bollands, debes estar bromeando. Sin mencionar esta misteriosa técnica, incluso la extensiva aura de pelea en el Continente Profundo, no es tan fácil para alguien que quiere practicar la técnica de aura de pelea de otra persona».

Los ojos de Bollands contenían una penumbra difícil de contener. Suspirando, Bollands sonó amargado cuando respondió, «Lo siento, fui muy grosero. ¡Sin embargo, yo verdaderamente deseo poder practicar esa técnica marcial, sin importar el precio que deba pagar! En este mundo, tal vez es el único que es capaz de guiarme en este solitario camino. Ya he experimentado demasiado el peligro y el sufrimiento de revolcarme indefenso en solitario».

Han Shuo, quien estaba mirando fijamente a los ojos del anciano, claramente vio cada rastro de emoción que se reflejaba en sus ojos. Cuando el arrepentimiento interno de Bollands quedó al descubierto, Han Shuo frunció sus cejas, pensando durante un rato. Luego él vaciló por un momento más, con sus cejas aún cerradas, mientras murmuraba para sí mismo, «En realidad cuando mi profesor dejó esta técnica marcial, él de hecho no declaró que no podía divulgarse a un extranjero». Bollands que recién acababa de llegar a su punto más bajo tenía una expresión de deleite cuando escuchó lo que Han Shuo dijo, mirando emocionalmente hacia Han Shuo mientras él probaba, «B… Bryan, tú… tú…»

Nervioso, Bollands habló incoherentemente. Sin embargo, Han Shuo sabía lo que Bollands quería transmitir. Pareciendo considerar seriamente por un rato, solo entonces Han Shuo de repente dijo, «No está fuera de cuestión que tú desees practicar esta técnica marcial. Sin embargo, debes volverte parte de nuestra secta. Esto puede ser considerado como yo sustituyendo a mi maestro fallecido al aceptar un discípulo. Sin embargo, tú siempre estás siguiendo al señor Karel e incluso te consideras a ti mismo como su sirviente. Creo que esto podría no ser muy apropiado. Parece como si esto fuera imposible».

«¡No, es posible, es posible!” Bollands gritó apresuradamente con alarma. Bajo la atónita mirada de Han Shuo, Bollands inmediatamente le explicó, «Hay un tiempo designado de cinco años para que yo siga al Maestro. Con el fin de pagar la amabilidad del Maestro, ya lo he seguido por siete años. Aunque yo aún estoy dispuesto a quedarme al lado de mi maestro por ahora, yo ya recuperé mi libertad. Mientras se lo haga saber a mi maestro, no debería ser un problema. Si no te importa, yo deseo ingresar a tu secta y recibir tus enseñanzas con esta misteriosa técnica».

Él no esperaba que Bollands, obviamente ya había recuperado su libertad, y sin embargo permaneció junto al maestro de la espada sagrado Karel. Parece que esa persona era extremadamente adecuada para ser su secuaz. En principio, ese asunto no debería tener ningún problema. Sin embargo, Han Shuo todavía estaba un poco preocupado por el maestro de la espada sagrado Karel, un tanto incómodo de que se convirtiera en enemigo de Karel debido a ese asunto.

Sin embargo, Han Shuo creía que con su fuerza actual, no necesitaba temerle al espadachín sagrado Karel. Además, Bollands era un candidato extremadamente adecuado para el camino demoníaco. Después de vacilar por un momento, Han Shuo le explicó a Bollands, «Es mejor si lo vuelves a pensar. Tú debes saber que una vez que comiences a entrenar conmigo, estarás bajo mis restricciones”.

“Además, nuestra secta tiene muchas reglas. Como tu mayor, tengo el derecho de ordenarte que hagas cosas que no estés dispuesto a hacer. Si tú te rehúsas, estarías violando las enseñanzas del maestro. Tengo el derecho de revocar las técnicas marciales que has aprendido. Además, primero debes avisarle al Señor Karel y luego considerarlo cuidadosamente por unos días. Una vez que tú hayas deliberado cuidadosamente y tomes una decisión genuina, siempre puedes buscarme una vez más para tener una conversación».

Cuando Han Shuo dijo eso, los ojos de Bollands gradualmente recuperaron su brillo. Habiendo vivido por muchos años, Bollands naturalmente no era una persona ignorante que no podía ver una situación con claridad. Aunque su mente estaba ligeramente aturdida debido a la técnica marcial de Han Shuo, cuando Han Shuo mencionó las reglas y restricciones, Bollands inmediatamente entendió el significado que Han Shuo quería transmitir, ¡Tú tienes que escucharme completamente, independientemente de lo correcto o incorrecto!

Eso era en realidad lo mismo que cuando atendía a su actual maestro Karel, tomando todos los asuntos de su maestro con el estado de un sirviente, ya fuera asesinando, incendiando o robando. Mientras el Maestro transmitía las órdenes, tenía que hacer todo lo posible por ejecutarlas. Lo que Han Shuo quería expresar era en realidad la misma idea.

Después de que Bollands aclaro sus ojos, comenzó a considerar sus opciones. Desde el cuerpo de Han Shuo, él pudo ver la ambición de Han Shuo. Además, podía sentir una intensa crueldad desde Han Shuo y definitivamente él no era una persona amable y afable como Karel, sin importar cómo lo viera. Una vez que siguiera a Han Shuo, parecía que definitivamente reanudaría su antiguo negocio y estaría involucrado en algunos negocios sospechosos.

Sin embargo, Karel era incapaz de darle lo que quería. Pero Han Shuo podía. Además, comparando al maestro de la espada sagrado Karel benévolo y de naturaleza buena y al vicioso joven, Han Shuo en su lugar parecía más de su agrado.

Bollands cuyas manos habían sido cubiertas de sangre recordó con cariño la maravillosa sensación de la matanza. Partiendo de su desenfrenado intento asesino, él se había vuelto adicto a la matanza, incapaz de liberarse a sí mismo. Incluso después de permanecer al lado de Karel por muchos años, Bollands todavía no podía olvidar esa sensación. La aparición de Han Shuo le presentó un camino alternativo, ¡un camino que él había estado anhelando!

Vacilando entre la racionalidad y la tentación, Bollands no pudo tomar una decisión inmediata. Al final, le dijo a Han Shuo, «consideraré cuidadosamente tu propuesta, yo te buscare cuando haya tomado una decisión».

«No importa lo que decidas, yo respetaré tu decisión». Han Shuo sonrió mientras le respondía.

Antes de que Bollands se retirara, repentinamente pensó en algo. Giró la cabeza hacia Han Shuo, preguntando, «¿cuál es el nombre de esta rama de habilidades marciales que practicas?»

«¡Puerta Demoníaca del Cielo!»

“¡Puerta Demoníaca del Cielo… Puerta Demoníaca del Cielo, lo recordaré!” Bollands murmuró para sí mismo, girando y saltando hasta el techo antes de desaparecer en un abrir y cerrar de ojos.

«Heh heh, una vez que tú entras en el camino de los demonios, nunca serás capaz de salir de mi control. Karel, Karel, no es que yo intencionalmente quiera arrebatarte a tu subordinado. En realidad, tú eres simplemente incapaz de instruir apropiadamente a semejante talento». Después de que Bollands se fuera, Han Shuo murmuró para sí mismo, sintiéndose inmensamente complacido.

Dentro de la mansión del Duque.

Ese día, el Duque Ashburn secretamente se reunió con algunos invitados especiales, un grupo de clérigos que pertenecían a la Iglesia de la Luz.

El Arzobispo Rojo de la Iglesia de la Luz Kosse, que se había establecido en el Reino Lancelot, así como algunos Caballeros del Templo y Sacerdotes Blancos conversaban alegremente con el Duque Ashburn y el príncipe Charles en la mansión del Duque Ashburn.

La Iglesia de la Luz era vista como la organización religiosa con mayor influencia en todo el continente. En el Continente Profundo, muchos países tenían varias clases de organizaciones militares. Cualquier país con un Templo de Luz tendría la protección de los Caballeros del Templo. El número de Caballeros del Templo variaba según el tamaño del templo.

Dentro del Reino Oden, donde se encontraba el cuartel general de la Iglesia de la Luz, el Templo de la Luz poseía un regimiento de diez mil Caballeros del Templo. En todos esos años, siempre existieron diez grandes regimientos de caballeros en el continente. Los Caballeros del Templo de la Iglesia de la Luz siempre habían tenido una reputación impresionante. Incluso se rumoreaba en el mundo exterior que el regimiento de los Caballeros del Templo era el regimiento de caballeros más fuerte de todo el continente.

Además, numerosas figuras en la Iglesia de la Luz tenían una fuerza asombrosa. Por ejemplo, un personaje como el Arzobispo Rojo Kosse, quien poseía un artefacto divino, era una pesadilla para cualquiera, especialmente para los magos oscuros y los nigromantes. Una vez que se encontraran con el Arzobispo Rojo Kosse, el artefacto divino, básicamente le permitía a Kosse proclamar el poder del Dios de la Luz, probando su humildad. La fuerza de la Iglesia en el Continente Profundo era insondablemente grande. La fe era lo más vago y difícil de entender. A menudo, podía hacer que una persona común se convirtiera en fanática y prejuiciosa y luego hiciera cosas irrazonables. La Iglesia de la Luz era una experta en explotar la fuerza de la fe, causando que tanto las masas ignorantes como la nobleza tuvieran prejuicios, no necesariamente sobre una orientación adecuada.

Dentro del Reino Lancelot, la fuerza de la Iglesia de la Luz tampoco debía subestimarse. Cada ciudad en el Reino Lancelot tenía un templo de la Iglesia de la Luz. Los lugares con un Templo de Luz naturalmente tenían las fuerzas armadas de la Iglesia de la Luz. Las fuerzas privadas que adoraban por completo al Dios de la Luz eran, de hecho, un factor de inestabilidad en cualquier reino.

Sin embargo, quizás se debía a que la influencia de la Iglesia de la Luz era demasiado grande, en cualquier país, las fuerzas privadas de la Iglesia de la Luz eran en realidad una existencia legal. Eso surgió de los pensamientos y demandas de la adoración al Dios de la Luz. Incluso el Rey Uhtred del Reino de Lancelot aceptó eso tácitamente.

Afortunadamente, la Iglesia de la Luz no era la iglesia principal en el Reino Lancelot, las personas también adoraban a la Diosa de la naturaleza, la Diosa del Hielo y la Nieve así como a otras deidades. Esas numerosas iglesias se distribuían en todas las ciudades del Reino Lancelot, pero eran incapaces de sacudir los cimientos del reino.

Ahora que el Reino Lancelot estaba atrapado en la lucha por el poder de los diversos príncipes, era inevitable que las religiones escogieran a un candidato para apoyar. La elección correcta traería beneficios inmediatos para su iglesia. Por la posibilidad de ser la única religión dentro del Reino Lancelot, Kosse había puesto su mira precisamente sobre el príncipe Charles. Por eso apareció en la residencia del Duque Ashburn.

El apoyo de la enorme Iglesia de la Luz era naturalmente un asunto alegre para el Duque Ashburn. El primer príncipe Charles estaba igualmente feliz. Como un caballero ortodoxo, él ya tenía una impresión favorable de la Iglesia de la Luz. Cuando la Iglesia de la Luz planeó apoyarlo, esa impresión favorable naturalmente incremento muchas veces.

Ambas partes estaban perfectamente satisfechas con la discusión de las promesas de poder y la provisión de asistencia, satisfechas con la colaboración. Mientras el Duque Ashburn y el príncipe Charles mostraban su hospitalidad a los clérigos, Kosse de pronto suspiró antes de decir, «¿Cómo ve el Señor Duque al Conde Bryan de Ciudad Brettel?»

«Es solo un tipo afortunado que gana el favor mientras intenta obtener beneficios. Además, ese tipo no tiene visión a futuro. Creo que sus días felices pronto estarán terminados”. El rostro del Duque Ashburn se ensombreció mientras sonreía ligeramente, dando su juicio sobre Han Shuo.

“El Señor Duque está equivocado. Esa persona definitivamente no es fácil de manejar. Esa persona tiene el respaldo de la Iglesia de la Calamidad. Siendo nuestros viejos adversarios que han luchado secretamente en contra de nuestra Iglesia de la Luz por cientos de años, somos plenamente conscientes de lo temible de la Iglesia de la Calamidad. Para ser honesto con usted, previamente actué personalmente, trayendo algunos Caballeros del Templo para apoderarnos de dicha persona. Sin embargo, regrese con un fracaso dos veces e incluso me hirieron». En ese punto, Kosse suspiró nuevamente, antes de continuar, «El pontífice ha instruido a nuestros miembros dentro del Reino Lancelot para que ignoren todos los costos para eliminar a esta persona. Espero que el Señor Duque sea capaz de ayudarnos».

Cuando Kosse mencionó a la Iglesia de la Calamidad, tanto el Duque Ashburn como la expresión del Príncipe Charles repentinamente se volvieron un poco antiestéticas. Un noble de alto rango como el Duque Ashburn naturalmente sabía de la existencia de la Iglesia de la Calamidad. Eran una guarida demoníaca que reunía a verdaderos demonios. El Duque Ashburn nunca podría haber pensado que Han Shuo realmente tenía semejante origen. Eso hizo que el Duque Ashburn estuviera un poco aprensivo.

Sin embargo, el Duque Ashburn y el príncipe Charles habían hecho un movimiento anteriormente. Ambos creían que Han Shuo ya estaba al tanto de ello. Sin importar si era el propio Han Shuo o la Iglesia de la Calamidad, ambas partes eran despiadadas y resolverían sus quejas. Por tanto, ambos entendieron que ellos ya se habían convertido en enemigos mortales de Han Shuo.

Aunque la Iglesia de la Calamidad era infame, la Iglesia de la Luz era capaz de suprimir a la Iglesia de la Calamidad en sus pocos cientos de años de batalla. Eso era suficiente para probar que la Iglesia de la Luz era una poderosa organización religiosa de forma similar. Cuando escuchó a Kosse mencionar su intención de eliminar a Han Shuo, Ashburn respondió de inmediato con franqueza, «Nosotros hemos intentado anteriormente, sin embargo, terminó en un fracaso. Esa persona apoya a ese hijo ilegítimo, creo que tarde o temprano estará a las puertas de la muerte. ¿La opinión del Señor Kosse es eliminarlo tempranamente?»

Asintiendo con su cabeza, el Arzobispo Rojo Kosse suspiró mientras decía, «Esta persona es la causa de la inestabilidad del Continente Profundo. Su existencia traerá un desastre para el Continente Profundo. La meta de la Iglesia de la Luz siempre es eliminar a todas las existencias dentro del continente que desafían la voluntad de Dios. Él es precisamente el blanco del que tenemos que deshacernos inmediatamente”. “En ese caso, Señor Arzobispo, ¿cuál es su plan?” El Duque Ashburn aprovechó el momento cuando Kosse terminó su emotiva declaración para interrogarlo de cerca.

«Tengo un plan. Sin embargo, necesito que ambos me ayuden…», el Arzobispo Rojo Kosse asintió mientras comenzaba a describir su intención con los dos.