GDK – Capítulo 378

2

Capítulo 378: Una Cumbre de Dignatarios


Esa prueba no era diferente de la anterior, con la fortaleza mental siendo probada primero. Dado que Han Shuo realmente había alcanzado el nivel de gran magus, sin esfuerzo pasó la prueba de fuerza mental.

La siguiente prueba para un nigromante también era igual de simple. Dado que una técnica de invocación aún más poderosa era la representación más efectiva de haber alcanzado el nivel de gran magus nigromante, Han Shuo justamente hizo eso. Después del canto de Han Shuo, un viejo demonio sobrenatural descendió de otro mundo. La apariencia de ese viejo demonio sobrenatural probaba todo.

Sin ninguna duda, la aparición de la criatura no muerta demostró la fuerza de Han Shuo. Ares miró profundamente al viejo demonio sobrenatural y sintió una gran sensación de muerte siendo emitida desde su cuerpo. Asintió con su cabeza en asombro antes de decirle a Han Shuo, “Es verdad. ¡Realmente te has convertido en un gran magus nigromante! ¡Inconcebible!”

Los ojos de Carlos irradiaban con una chispa de asombro mientras miraba a Han Shuo. Después de un buen rato, suspiró sus emociones diciendo, “Tú reputación está verdaderamente justificada. Parece que los logros que has obtenido hasta ahora en verdad no solo han sido un golpe de suerte. ¡Felicidades Bryan!”

Han Shuo asintió cortésmente con su cabeza hacia Carlos, antes de reírse, “Muchas gracias”.

“Muy bien, no hay problemas. Solo espera un momento, inmediatamente me ocuparé de los trámites adecuados”. Ares se dirigió directamente después de decirle eso a Han Shuo. Lo más probable es que fuera a lidiar con los asuntos de Han Shuo y registrar su rango actual dentro de la Asociación Mágica.

Después de que Ares se retiró, Carlos miró a Han Shuo. Aunque vacilante, al final abrió la boca y dijo, “Bryan, tu relación con el Príncipe Lawrence es extremadamente estrecha ¿no?”

Han Shuo se sorprendió, incapaz de determinar el propósito de las palabras de Carlos. Pero él todavía asintió con su cabeza y miró a Carlos, sorprendido, “Si, ¿ocurre algo?”

“Tengo algunas palabras pero no sé si son apropiadas”. Carlos parecía renuente y vacilante.

“Jeje, no dolerá. Adelante y solo dilo”. Han Shuo se rio mientras se volvía cada vez más perplejo.

La complexión de Carlos de repente se hizo dura mientras miraba profundamente a Han Shuo, “Entonces, yo seré franco. Entre los cuatro príncipes, el Príncipe Lawrence es el más lastimero y probablemente no herede el título de rey. Además debido a la peculiar identidad de Lawrence, me temo que en el momento en que muera Su Majestad, Lawrence también será el primero en sufrir. Perdona mis palabras pero es mejor si no te vuelves demasiado cercano al Príncipe Lawrence. Solo manteniéndote separado podrás brindar la mayor ayuda a Ciudad Brettel”.

Han Shuo ya sabía de la situación de Lawrence gracias a la carta de Emily. Además, cuando Han Shuo conoció por primera vez a Lawrence y descubrió que era de origen y nacimiento ilegítimos, ya sabía que tarde o temprano llegaría ese día. Cándido también se lo había advertido una vez. Por lo tanto, Han Shuo naturalmente ya sabía que con la identidad de Lawrence, definitivamente sería un gran desafío para Lawrence heredar el título de rey en contra de los otros príncipes.

Sin embargo, Lawrence había tratado a Han Shuo con sinceridad y él una vez le había prometido que haría todo lo posible para ayudarlo. Incluso cuando Han Shuo tomó el control de Ciudad Brettel, Lawrence siguió ayudándolo lo mejor que pudo. Ahora que Lawrence realmente se había sumido en una difícil situación, Han Shuo no podía simplemente sentarse allí e ignorarlo sin importar nada.

“Gracias por tu advertencia, sin embargo, soy alguien que devuelve el favor con favor y agradece la gratitud. Dado que el Príncipe Lawrence me ayudó una vez, ahora que se ha encontrado con tiempos peligrosos, aun así lo ayudaré, sin importar cuán peligroso y cuán perjudicial sea para mí. Ese es mi código de conducta social e inmutable. Jeje, aun así, gracias”. Han Shuo le sonrió a Carlos, expresando claramente su postura.

Después de escuchar eso, Carlos suspiró decepcionado mientras asentía con su cabeza, “Bryan, admiro mucho tus métodos, pero aún debes reconsiderar esto con prudencia. Este asunto no solo te implicará solamente a ti. Una vez que Lawrence no pueda obtener el poder, tú, tu Ciudad Brettel y todos tus amigos también estarán implicados por este asunto. A veces, incluso si no es por tu propio bien, debes pensar en ello por los otros”.

Esa declaración era razonable. Sin embargo, Han Shuo no cambiaría su decisión solo por ese par de palabras. Por el momento, Ciudad Brettel era incomparablemente estable. Además, Han Shuo también podía contar con el Cementerio de la Muerte. Incluso si las palabras de Carlos se convertían en realidad, Han Shuo podía garantizar que podría llevar a todos los de su alrededor a un lugar seguro.

“Estoy extremadamente agradecido por tus buenas intenciones. Jeje. Sin embargo, cuando tomo una decisión, yo normalmente no me arrepiento. ¡Incluso si mi decisión es incorrecta, todavía la llevaré a cabo hasta el final!” La expresión de Han Shuo permaneció igual mientras respondía con calma. Obviamente, él no fue tentado por las palabras de Carlos.

Después de que Han Shuo dijo esas palabras, Carlos supo que sería inútil tratar de seguir persuadiéndolo. Carlos suspiró impotente antes de decir, “Yo realmente no deseaba ser tu enemigo. Sin embargo, si las cosas se desarrollan con normalidad, me temo que algunas cosas serán realmente inevitables. ¡Suspiro!”

“¿Qué están diciendo chicos?, ustedes dos son personajes raros y talentosos del Imperio Lancelot. Jeje. Parece que cada nación tiene sus propios magos talentosos. Bryan, solo tienes veinte años y en realidad pudiste convertirte en un gran magus nigromante. Verdaderamente un monstruo anormal”. Justo en ese momento, Ares vino desde arriba y se rio entre dientes hacia los dos.

“No es nada. Señor Ares y Bryan, todavía tengo algunas cosas que hacer. Adiós”. Carlos cortésmente se despidió de Ares y Bryan antes de dirigirse inmediatamente hacia abajo y marcharse.

Han Shuo miró a la figura de Carlos que se alejaba. Sabía que esa persona definitivamente apoyaba a uno de los otros tres príncipes. De lo contrario, no habría dicho aquellas palabras. Tal vez porque Carlos desconfiaba del poder de Han Shuo o quizás porque no quería enfrentarse a un adversario tan fuerte, intentó con todas sus fuerzas persuadir a Han Shuo.

Pero para Han Shuo, después de que su cultivo mágico entrara en el reino carnal, él no necesariamente perdería, incluso si se enfrentaba a un maestro de la espada sagrado. Carlos definitivamente no sería partido para Han Shuo ya que era alguien que recién acababa de avanzar para convertirse en un gran magus de viento. Por tanto, Han Shuo no colocó a Carlos en un pedestal demasiado alto en su corazón.

“Bryan, tus datos ya han sido reescritos. A partir de este punto, eres un gran magus nigromante. Como se promete, este es tu nuevo medallón y certificado. Ahora puedes pedir tu propia túnica mágica y bordar un símbolo que represente tu fuerza como gran magus nigromante. Ares se rio hacia Han Shuo antes de colocar el certificado que demostraba su nuevo rango en su mano.

“¡Gracias, señor Ares!” Han Shuo expresó su agradecimiento y luego abrió la boca para continuar, “Bien, entonces también retirare”.

“¡Espera un momento!” Ares sonrió sonoramente antes de abrir la boca y continuó, “soy muy buen amigo de la Decana de tu Academia, Emma. Ella ha erigido una estatua tuya dentro de la Academia y una vez vino aquí para verificar tu rango. Si no te importa, le entregaré la información más reciente sobre ti. Jeje. Eso mejorará en gran medida tu estado dentro de la Academia Babylon”.

Han Shuo estaba sorprendido. Luego sonrió y asintió con su mano, “Como desee. Jeje. No me molestará. Sin embargo, la Decana Emma ya sabe de mi nueva fuerza. Creo que si le informa o no, en realidad no importará”.

“Oh, es así. Jeje, entonces me olvidaré eso”. Ares se rio y después continuó, “Bien, adelante y haz lo que tengas que hacer. Espero que la próxima vez que nos veamos pueda verificar tu nuevo rango como un magus sagrado. Sería mi mayor honor si aún pudiera estar vivo para verificar ese rango para ti”.

Han Shuo rio alegremente, “Eso espero. ¡Pero usted deberá vivir unos días más, Señor Ares!”

Después de terminar esas palabras, Han Shuo no continuó en la Asociación Mágica. Bajó las escaleras y salió.

Carlos ya se había retirado desde hace un tiempo con su multitud de sirvientes. Por lo tanto, cuando Han Shuo comenzó a bajar las escaleras, esa joven obviamente ya sabía que Han Shuo había confirmado con éxito su nuevo rango. Ella emocionada miró a Han Shuo con adoración, “Tú eres realmente muy sorprendente. ¡He trabajado aquí durante varios años, pero anteriormente aún no había visto un gran magus tan joven!”

Han Shuo solo asintió con su cabeza con una expresión reservada y no dijo nada. Después de reír, salió por la puerta y se dirigió al Cuartel General del Manto Oscuro.

Monte Ordas. Cuartel General del Manto Oscuro.

En esa ocasión, Han Shuo fue recibido inmediatamente con gran fanfarria después de mostrar su medallón de identidad. Uno de los agentes llevó a Han Shuo hacia un edificio.

“Señor. Por favor, espere un momento. Entraré primero y les enviare un mensaje”. Ese agente del Manto Oscuro llevo a Han Shuo a una amplia puerta hecha de roca antes de informarle respetuosamente a Han Shuo

Aunque separado por la entrada ancha y gruesa, Han Shuo aún pudo sentir un par de poderosas auras desde adentro. Han Shuo siempre mantenía una impresión de todos los nuevos conocidos que hizo. Además, incluso si se separaba una gran distancia, aún podía distinguir entre ellos a través de sus auras. Después de que su cultivo mágico avanzó a un nuevo rango y su conciencia mejoró enormemente, Han Shuo pudo diferenciar aún más fácilmente entre las diferentes auras de cada uno. Por tanto, esa puerta de roca que estaba envuelta por complicados y complejos encantamientos mágicos era completamente incapaz de bloquear la exploración mental de Han Shuo.

“Mm, adelante”. Han Shuo asintió con su cabeza y le dijo al agente que lo guiaba.

El estado actual de Han Shuo ya era diferente de sus días anteriores, como Enviado del Sol Oscuro, definitivamente estaba en la cima de la escala social. La última vez, cuando Han Shuo arruinó la operación de Celt en el mundo subterráneo, ya había avanzado a un Enviado del Segundo Sol Oscuro. Dentro de toda la Organización del Manto Oscuro, no había muchos que fueran un Enviado del Segundo  Sol Oscuro como Han Shuo. Por lo tanto, ese agente naturalmente trató a Han Shuo con gran precaución y respeto.

De ese agente, Han Shuo descubrió que los tres pesos pesados del Manto Oscuro se habían congregado allí hoy. Además, incluso algunas figuras destacadas que se habían recluido se incluyeron en esa reunión. Parecían estar negociando sobre algunos asuntos importantes. Dentro de toda la enorme organización del Manto Oscuro, solo aquellos que estaban por encima de Enviados del Tercer Sol Oscuro podían participar en esa discusión. Sin embargo, esos agentes sabían que la identidad de Han Shuo era única e inmediatamente entraron a informar a los dignatarios.

Han Shuo podía sentir el aura de Cándido y Amyes en su interior, así como a la no tan amigable Cecilia. Además de estos, también había otra aura completamente desconocida. Dado que todas esas personas se habían reunido, definitivamente había asuntos importantes que debían discutirse. De eso era una certeza.

La sede central del Manto Oscuro tenía una defensa cerrada en el perímetro. Había encantamientos mágicos incluso aún más complicados y extraños establecidos en su interior. Por lo tanto, Han Shuo no libero sus demonios místicos para espiar y solo se quedó afuera, esperando.

Después de un tiempo, ese agente salió con otra persona. Esa persona era extremadamente robusta y también estaba en el mejor momento de su vida. Sus toscas palmas indicaban que probablemente era un usuario de armas pesadas. Sus patillas estaban conservadas en una pantalla exuberante. Después de llegar, asintió con la cabeza hacia Han Shuo y dijo, “Bryan, ¿cierto? Sígueme”.

Después de decir esas palabras, le dijo al agente que guio a Han Shuo, “de acuerdo, aquí no hay más asuntos para ti”.

Mientras se dirigía hacia adentro, ese hombre robusto abrió la boca para presentarse, “Soy lo mismo que tú. También soy un enviado del Segundo Sol Oscuro. Jeje. Los tipos superiores han dado órdenes verbales para llevarte a ellos”.

Ese era un pasadizo extremadamente espacioso. Había poderosos mecanismos de ballesta en las paredes, así como varios cañones mágicos y hechizos mágicos ocultos. Han Shuo se atrevía a garantizar que si uno no tenía los requisitos para ingresar pero aun así irrumpía, lo que le daría la bienvenida sería un camino hacia la muerte.

Después de pasar por el amplio pasillo, ellos llegaron a otra puerta que estaba protegida por otros dos agentes. El robusto agente que guio a Han Shuo indicó que abrieran la puerta y le dijo a Han Shuo, “Adelante, entra”.

Han Shuo se sobresaltó, le echó un vistazo a ese tipo y dijo, “¿No vas a entrar conmigo?”

Él sonrió tristemente y negó con su cabeza antes de responder impotente, “no tengo los requisitos para ingresar. Aunque ambos somos enviados del Segundo Sol Oscuro, solo tengo los requisitos para quedarme aquí en guardia. Jeje. Ellos te dejaron tener una buena guía, pero aquí es donde yo me detengo”.

Al escuchar eso, Han Shuo inconscientemente calló en silencio antes de reírse disculpándose. Luego, cruzó la puerta sin decir ni una palabra más.

En el momento en que los pasos de Han Shuo aterrizaron, una formación se movilizó repentinamente a la acción. Han Shuo noto que ya había aparecido en una habitación secreta, sellada y amplia de piedra

La habitación de piedra era aproximadamente del tamaño de una cancha de baloncesto. Había mesas y sillas de mármol blanco colocadas individualmente en los alrededores. Las mesas estaban llenas de refrigerios y frutas. Abarcando una de las grandes mesas en forma de rombo había trece sillas. Cada silla mantenía una persona. En ese momento, esos trece individuos miraron unánimemente hacia Han Shuo.

En una esquina de la mesa de rombo estaban sentados los tres pesos pesados del Manto Oscuro. Obviamente eran Cándido, Amyes y Cecilia. Emily se sentó erguida en un lado diferente mientras solo le disparaba a Han Shuo una mirada con sus ojos. Ella deliberadamente no lo hizo en exceso, probablemente para evitar despertar sospechas y dejar que otros descubrieran algo.

Esos trece individuos eran los verdaderos niveles superiores del Manto Oscuro. Entre ellos, incluso la Emily de menor rango había avanzado al Tercer Sol Oscuro, mientras que los más altos eran como Cándido y Cecilia del Quinto Sol Oscuro.

Sin embargo, después de que Han Shuo lanzó una mirada alrededor, de repente se dio cuenta de que los tres pesos pesados en realidad no estaban sentados en el asiento principal. En cambio, en los asientos más honorables estaban sentados dos ancianos de aspecto poco impresionante. Han Shuo había visto a uno de ellos una vez. Él era precisamente el anciano que reía todo el día mientras cuidaba una tienda de la fortaleza del Manto Oscuro en el Valle del Sol.