GDK – Capítulo 373

6

Capítulo 373: Contragolpe


Al final Han Shuo no permaneció en Ducado Helon por mucho tiempo. Él permaneció exactamente dos días, tal como él había dicho. Corrió directamente hacia el Ducado Narsen después de separarse de Helen y llegó a la residencia del Duque Benedict Sackville dentro de la noche.

El antiguo maestro del estado, Stratholme de la Corte Imperial Verdun, había dejado una honda y profunda impresión en Han Shuo. Gracias a Helen, Han Shuo se dio cuenta de que ese maestro del estado aún estaba vivo. Según estándares normales, cuando un experto avanzaba al nivel de un magus o espadachín sagrado, su esperanza de vida en consecuencia se extendería. Stratholme había roto para ser una existencia a nivel sagrado hace mucho tiempo. Habiendo sido un maestro de la espada sagrado durante tanto tiempo, el reclusivo Stratholme probablemente todavía estaba viviendo saludablemente, de acuerdo a la lógica.

Ese maestro del estado de la corte imperial también era la única existencia a nivel sagrado de los siete grandes ducados. Si Han Shuo quería apoderarse de los siete grandes ducados para sí mismo, entonces este Stratholme sería una amenaza. Afortunadamente, esa persona ya se había recluido desde hace mucho tiempo y Han Shuo solo necesitaba usar a sus demonios místicos para unirlos a los grandes duques antes de convertirlos lentamente en sus marionetas personales, uno tras otro.

Han Shuo creía que ese método definitivamente sería más confiable que la anterior invasión a gran escala del Imperio Lancelot. Stratholme no detectaría nada mientras permaneciera recluido dentro del Valle Stranglethorn. Han Shuo reconoció que para cuando él hubiera asumido por completo los siete grandes ducados en secreto, su fuerza definitivamente habría mejorado otro paso más. En ese momento, Han Shuo podría incluso ser capaz de hacer algo sobre Stratholme incluso si el último llegara.

Durante esa noche, se podía ver una vista espléndida dentro de la mansión de Benedict Sackville. Dentro del patio central, parecía que se estaba celebrando un banquete mientras las sombras se movían de un lado a otro. Muchos caballeros completamente vestidos con armadura defendían fuertemente el área. Una linterna de cristal colgaba del techo en el salón principal, mientras que abajo, todos y cada uno de los nobles del Ducado Narsen vestía indumentaria formal y exudaban un porte agraciado. Ellos sostenían copas de vino y conversaban alegremente unos con otros.

Benedict Sackville era naturalmente la figura más deslumbrante entre ellos. Los nobles Ducado Narsen rodeaban a Benedict, mientras constantemente trataban de sacar alguna información de su boca de una manera directa e indirecta.

La reunión anterior de los siete grandes ducados en Valle Sakamimir había terminado con una nota agria. Cuando la guerra entró en su estado más caótico, varios de los grandes ducados sufrieron bajo el intento de asesinato. Como resultado, esos ducados se habían debilitado en su fuerza militar. El Ducado Narsen tampoco era una excepción ya que muchos de sus generales de alto rango fueron asesinados durante la batalla. Ahora que Benedict Sackville había regresado al ducado, la primer cosa que quería hacer era, naturalmente, llenar los vacíos que habían ocurrido debido a la pérdida de sus sobresalientes generales.

Después de escuchar esa noticia, todos los nobles del Ducado Narsen comenzaron a recomendar a la generación más joven de sus propias familias con el máximo esfuerzo. Ellos esperaban que su generación más joven pudiera llenar el vacío y convertirse en personajes con un verdadero poder dentro del Ducado Narsen. Benedict Sackville también entendía claramente las intenciones de esos nobles y también entendía que era el momento perfecto para reclutar. Por tanto, estaba celebrando ese banquete dentro de su mansión con la intención de entender los pensamientos de todos y al mismo tiempo obtener algunos beneficios personales.

Después de enviar a sus demonios místicos, Han Shuo tuvo una visión clara de la situación dentro de la mansión de Benedict Sackville. Él sabía cuántos expertos estaban ocultos dentro de la mansión, y que un encantamiento mágico había sido establecido en un rincón particular. Nada podía escapar de sus curiosos ojos.

Mientras se escondía fuera de la mansión del Duque, Han Shuo parecía como un cazador en la noche, mirando tranquilamente a su presa y buscando pacientemente la mejor oportunidad de enviar sus demonios místicos dentro del cerebro de Benedict Sackville.

Aunque los demonios místicos tenían una habilidad mágica, tratar de insertar el demonio en el cerebro de alguien no era tan fácil. Primeramente, Han Shuo tenía que estar junto a Benedict Sackville. Cuando él comenzara a usar sus demonios, tendría que actuar prontamente de acuerdo con el método demoníaco secreto sin detenerse. Si cometía el más mínimo error, Benedict Sackville podía morir trágicamente de inmediato o incluso convertirse en un idiota, un resultado que se estrellaría con los deseos de Han Shuo.

Durante esa intrusión, Benedict Sackville no podía poseer ni una onza de resistencia, mientras que su mente tenía que mantener un estado tan inocente como el de un niño recién nacido. Solo así el demonio místico sería propenso a invadir exitosamente el cerebro de alguien.

Hablando generalmente, el momento más perfecto era durante el sueño. Por tanto, Han Shuo solo descendería junto a Benedict Sackville cuando ese último entrara en una profunda pesadilla. Entonces, aprovechando su estado confuso, Han Shuo implantaría exitosamente el demonio místico en su cerebro.

Todo mundo soñaba. Sin embargo, los sueños no eran una ocurrencia nocturna y en ocasiones una persona no soñaría durante días. Han Shuo tenía que esperar hasta que Benedict Sackville finalmente soñara. Afortunadamente, cuando una persona soñaba, estaba lo suficientemente relajada hacia su entorno que le permitiría a Han Shuo llegar silenciosamente junto a su objetivo.

Han Shuo continuó demorándose en las cercanías de la mansión del duque durante los siguientes cinco días. Sus demonios místicos monitoreaban incesantemente a Benedict Sackville, particularmente por noche. Se mantuvo despistado a través de esa estrecha vigilancia.

Benedict Sackville solo estuvo completamente agotado una vez en los siguientes cinco días debido a su negocio oficial en el tercer día. Ese día, se hundió profundamente en su pesadilla porque estaba excesivamente cansado. Sin embargo, Benedict Sackville tenía una protección incomparablemente estrecha alrededor de la habitación de su mansión en ese día. Había expertos entre expertos que protegían la habitación por fuera, mientras que todo tipo de encantamientos mágicos de advertencia estaban presentes dentro de su habitación.

Ese día, Han Shuo estaba seguro de poder cargar por la fuerza y asesinar a Benedict Sackville. Él no podía garantizar que sus demonios místicos pudieran introducirse en su cerebro sin previo aviso.

Han Shuo incluso había considerado cuidadosamente sus ganancias y pérdidas. Al final, él sintió que incluso si mataba a Benedict Sackville, habría otro noble que se convertiría en el nuevo duque del Ducado Narsen. En lugar de perder el tiempo de esa forma, él también podía tomar el control de Benedict Sackville.

Precisamente debido a eso, Han Shuo abandonó su idea de asesinar a Benedict Sackville esa noche y continuó esperando por la próxima oportunidad.

En la sexta noche. Han Shuo inesperadamente notó a través de sus demonios místicos que Benedict Sackville había dejado su mansión por primera vez. Aunque sorprendido, Han Shuo usó sus demonios místicos para mirar atentamente a Benedict Sackville por un lado y silenciosamente alcanzarlo por el otro. Tenía la intención de ver exactamente lo que Benedict Sackville estaba haciendo.

Las cosas fueron contrarias a la expectativa de Han Shuo. En lugar de ir a algún lugar para algún asunto oficial, Benedict Sackville obviamente se dirigió a otro lado. Después de caminar por las calles dentro de la Ciudad Noroeste del Ducado Narsen, Benedict finalmente llegó a una mansión serena y elegantemente tranquila desde la puerta de atrás.

Doce demonios místicos se diseminaron dentro de la mansión. En solo unos minutos, Han Shuo ya había descubierto el tipo de lugar que era esa mansión serena y elegante. Era como el Jardín Rosa que Lawrence había presentado a Han Shuo en la parte norte de la Ciudad Ossen. Esa mansión era el lugar especial para los nobles para actividades licenciosas.

Esa mansión era sin duda el lugar más famoso del Ducado Narsen y era incluso un poco más grande que el Jardín Rosa de Ciudad Ossen. En el interior, todo tipo de atroces negocios sombríos ocurrían de manera innumerable. Después de que los doce demonios místicos rodearan el lugar, Han Shuo adquirió una familiaridad más profunda del comportamiento licencioso y corrupto de los nobles.

Benedict Sackville era el dueño de ese lugar. Han Shuo todavía fue capaz de aprender de ese hecho muy rápidamente cuando simplemente usó dos de sus demonios místicos para observar a Benedict Sackville con atención. Como uno de los hombres más influyentes del Ducado Narsen y como el dueño de ese lugar, Benedict Sackville no necesitaba desperdiciar gran parte de su energía mientras controlaba secretamente ese lugar. Benedict Sackville primero escucho un informe sobre los asuntos financieros actuales en una habitación fuertemente custodiada. Después, él comenzó a caminar hacia una pequeña casa delicadamente serena y elegante con una sonrisa.

Una pareja de madre e hija estaba esperando dentro de esa casa. Han Shuo ya había visto la impresionante pareja de madre e hija cuando Benedict Sackville había celebrado un banquete personal en su mansión la última vez. Eran la esposa y la hija del Conde Delbert. La esposa de Delbert tenía más de cuarenta años. Sin embargo, debido a que ella había mantenido adecuadamente su aspecto, ella apenas parecía tener treinta años.

Mientras la esposa de Delbert y su hija Deyali estaban allí juntas, estas no parecían una madre y una hija. Parecían más como hermanas mientras sus rostros brillaban con sonrisas, recibiendo a la persona que controlaba el Ducado Narsen, Benedict Sackville.

Han Shuo quedó atónito a través de los ojos y oídos de los demonios místicos. Aparentemente, la pareja de madre e hija anteriormente había servido a Benedict Sackville, y en realidad era con la aprobación de Delbert. Fue precisamente por el aliento de Delbert que actualmente estaban allí de pie. Ellas sirvieron conjuntamente a Benedict Sackville en un intercambio en la cama por el único y más joven hijo de su familia para que se convirtiera en capitán caballero bajo Benedict Sackville.

Después de descubrir esta situación por sus demonios místicos, la comprensión de Han Shuo de las acciones secretas y asquerosas de los nobles aumentó a un nivel aún más profundo. ¿Quién habría esperado que el Conde Delbert realmente permitiera que su propia esposa e hija le sirvieran a Benedict Sackville para que su hijo pudiera avanzar? Mientras Han Shuo sintió que eso era inconcebible, también sintió que eso realmente le había abierto los ojos.

Ese par de madre e hija eran en efecto de la mejor calidad. La madre era seductoramente madura con amplias curvas redondas, mientras que la hija estaba llena de una energía juvenil, que poseía un olor de encanto hermoso. Mientras las dos permanecían juntas, era realmente una escena para el pervertido. Cuanto más se violaran las éticas y los tabúes, más vigoroso se volvería un hombre. Cuando un par de madre e hija simultáneamente acordaban servir a la misma persona, eso aumentaba el vigor del macho diez veces más.

Incluso Han Shuo se estaba sintiendo inquieto, sin mencionar a Benedict Sackville. Han Shuo apenas pudo evitar que su caña se disparara cuando él imaginó ese tipo de servicio de una pareja de madre e hija. Viendo que la esposa de Delbert continuaba sonriendo de forma encantadora mientras decía algunas palabras buenas sobre su hijo, los ojos de Han Shuo se sintieron un poco pegados a su encanto distintivo, a su elegante y madura mirada de mujer noble.

“¡Mi Dios! ¡No puedo dejar que esta vieja cosa Benedict Sackville, disfrute de estos beneficios!” Han Shuo tragó en secreto un sorbo de saliva mientras comenzaba a pensar sin piedad. Su cerebro comenzó a considerar diferentes ideas a la velocidad de la luz.

Han Shuo sintió como si gradualmente estuviera perdiendo algo de control sobre sí mismo mientras seguía viendo la espléndida y palpitante escena que hacia palpitar su corazón. Él no sabía si estaba a punto de entrar en el reino carnal o no, pero tenía ese tipo de deseo impulsivo de atacar implacablemente a las mujeres a cualquier precio. Mientras la encantadora pareja de niña y mujer continuaba parada allí, Han Shuo comenzó a pensar en la agradable y prohibida situación, volviéndose incluso más agitado.

Cuando Han Shuo comenzó a pensar en semejantes cosas tabú, el demonio infante dentro de él repentinamente comenzó a desbordar un poder extraño. Esas hebras de poder que venían del demonio infante comenzaron a liberarse a un ritmo cada vez más rápido. Han Shuo pronto descubrió que era aún más difícil controlarse a sí mismo cuando su piel se ruborizó con un rojo intenso.

Alarmado, Han Shuo reaccionó repentinamente, recobrando sus sentidos. La hebra de poder que venía del demonio infante estaba circulando con un poder extraño que acarreaba un aura excesivamente nefasta. Esa clase de aura era la energía que Han Shuo había absorbido previamente de la elfa oscura, la matriarca Adele.

“¿Qué está ocurriendo? Claramente había removido el residuo de energía la última vez y esa aura de energía nefasta ya debería haber sido expulsada de mi cuerpo. ¡¿Cómo es que en realidad todavía hay hebras de esta energía circulando dentro del demonio infante?! ¿Hm? ¡Eso no está bien! ¿Por qué no hubo un movimiento tan dramático la última vez cuando yo me enfrenté a Helen?” No importa qué tipo de cambio inusual experimentara el demonio infante, Han Shuo aún podía aclarar todo con su conciencia. Sin embargo, cuando él notó que el demonio infante estaba rotando rápidamente y que la energía excesivamente nefasta se estaba volviendo más y más rápida, Han Shuo se sintió perplejo.

Sabía que aún no había entrado en el reino carnal. De acuerdo con la lógica, cuando él entrara en el reino carnal, quizás se volviera más lujurioso, pero eso no solo afectaba su lujuria, sino también otros aspectos. ¿Podría esa hebra de energía excesivamente nefasta ser la razón de que se volvió tan alegre debido a la absorción del poder de Adele?

Aunque Han Shuo se sintió algo desconcertado, comenzó a notar gradualmente que la intensa lujuria dentro de su cuerpo se volvía cada vez más difícil de controlar a medida que circulaba la energía nefasta energía dentro del demonio infante. Han Shuo siempre había hecho lo que él haría al ser un cultivador demoníaco. Además, nunca rechazaría ese tipo de lujuria que lo llevaría a desbordarse gradualmente con el deseo de seguir sus deseos.

“¡No puedo permitir que Benedict Sackville tenga este beneficio! ¡Debo pensar en un plan!” Mientras Han Shuo ignoraba su creciente lujuria, su cerebro estaba girando a gran velocidad.

Debido al hecho de que ese lugar actual no era la mansión de Benedict Sackville, las defensas eran mucho más inferiores. Solo había algunos guardias personales alrededor de la elegante y refinada habitación en la que se encontraba, tampoco había complicados encantamientos mágicos que se hubieran sido instalados dentro.

Después de vacilar por solo un momento, Han Shuo de repente libero una niebla oscura y densa y aprovechó la situación para flotar lentamente en la habitación en la que estaban Benedict Sackville y la esposa e hija de Delbert. Los tres aún seguían bebiendo vino en este punto. Cuando Han Shuo se acercó, fue incapaz de controlar los puntos azules de luz mientras salían lentamente de su cuerpo.

Los puntos de luz no eran tan obvios mientras Han Shuo estaba envuelto en una niebla oscura y densa. Benedict Sackville y la pareja de madre e hija lentamente inhalaron la luz azul por la nariz y la boca. Durante todo ese tiempo, no solo Han Shuo comenzó a entrar gradualmente en un estado de debilidad mental y comenzó a respirar de una manera más grosera, incluso también la pareja de madre e hija y Benedict Sackville.

Incluyendo a Han Shuo entre ellos, los cuatro individuos dentro de la habitación estaban envueltos por los brillantes puntos azules de luz que contenían una energía nefasta, que lentamente se desplazó por el aire para cubrir toda la habitación. Mientras Han Shuo accidentalmente permitió la liberación de dicha energía, él incluso se volvió algo sobrio, ganando algo de razón. Sin embargo, los otros tres individuos se volvieron completamente aturdidos.

El par de madre e hija que habían estado sentadas juntas en ese momento fueron las primeras en ceder al deseo de su corazón debido a sus débiles voluntades. Las dos comenzaron a abrazarse una a la otra revelando sus pechos, gimiendo juntas. Justo cuando Benedict Sackville repentinamente rugía en voz baja e intentaba abalanzarse sobre ellas con sus ojos rojos, el relativamente sobrio Han Shuo lo noqueó con un golpe de su pierna. Entonces, Han Shuo se abalanzó sobre la pareja completamente delirante de madre e hija como una bestia.

Un sonido difícil de suprimir surgió repentinamente desde la habitación cuando ese par de madre-hija se retorcieron juntas con Han Shuo. No había sentido de vergüenza ya que las dos le sirvieron juntas a Han Shuo. Por el contrario, ellas le sirvieron a Han Shuo con el mayor fervor entusiasta bajo el nefasto poder de Han Shuo.

… Fuera de la elegante y refinada sala, los expertos que Benedict Sackville había llevado con él comenzaron a mostrar una expresión de envidia mientras escuchaban los hermosos, agudos y suaves gemidos. Ellos discutieron discretamente y en secreto entre ellos, un poco despistados del hecho de que su gran duque ya había sido noqueado.

Después de un largo tiempo, los gemidos dentro de la habitación se calmaron gradualmente mientras la ventana se abría repentinamente sin viento. El rastro de un ligero humo pasó flotando mientras el cuerpo de Han Shuo desaparecía de allí como un fantasma. El humo negro rápidamente floto lejos bajo la noche. Desapareció sin dejar rastros en un abrir y cerrar de ojos.

Después de que Han Shuo se retiró, él voló a gran altura hacia el desierto mientras soportaba los monstruosos cambios que ocurrían en su cuerpo. Él invoco al zombi élite de tierra para abrir un espacio dentro del abismo subterráneo. Mientras Han Shuo gritaba con aullidos agonizantes, sacó la matriz de transportación y llegó al Cementerio de la Muerte.

Después acostarse con Adele y absorber su energía, Han Shuo repentinamente recibió un contragolpe de parte de la energía excesivamente nefasta. Solo tenía un poco del poder original, pero ahora parecía más como agua hirviendo mientras ardía dentro de su demonio infante. Cuando el demonio infante, el cimiento del cultivo demoníaco de Han Shuo, repentinamente fue enjuagado de repente con un aura tan funesta y caótica, en realidad este se volvió incontrolablemente violento y feroz.

Profundamente dentro de Han Shuo, parecía haber una hebra adicional de energía que provenía de un lugar ilimitado y distante que estaba penetrando en él. Esa hebra de energía apuraba la energía que Han Shuo absorbió de Adele, quien la había recibido de la diosa araña Rose, causando que Han Shuo sintiera una enorme cantidad de dolor.

Dentro del Cementerio de la Muerte, Han Shuo emitió gritos capaces de desgarrar los corazones mientras su cuerpo se partía. Han Shuo sentía que la extraña energía dentro de él se estaba volviendo más y más difícil de controlar. Al final, Han Shuo movilizó la enorme e ilimitada cantidad de poder colérico del Filo Cazador de Demonios para que luchara en contra del poder que crecía dentro de él.

Dentro del cuerpo de Han Shuo, una enorme cantidad de energía yuan demoníaca pura, más el Filo Cazador de Demonios, que había absorbido a decenas de miles de criaturas y varias clases de energía negativa, se combinaron para formar un poderoso ataque que estallo como una inundación torrencial. Después de eso, su cuerpo interior se convirtió en un cruel campo de batalla mientras el poder de su demonio infante y la fuerza en las almas de su Filo Cazador de Demonios lucharon hasta la muerte en contra del poder restante de Adele, así como la repentina energía que se había infiltrado en su cuerpo.

Sin saber cuánto tiempo había pasado, el cultivo mágico de Han Shuo y el poder del Filo Cazador de Demonios gradualmente comenzaron a ganar la ventaja. Solo después de desperdiciar una cantidad de tiempo interminable Han Shuo finalmente extinguió sin dejar ningún rastro la perjudicial energía dentro de él.

“¡Pft!” Dentro del lejano mundo subterráneo, una elfa oscura estaba haciendo ofrendas a la diosa araña Rose dentro de un templo. Un templo negro con forma de araña tenía a una joven en su centro, quien repentinamente había escupido una bocanada de sangre. La joven estaba frente a la estatua de la diosa araña Rose mientras murmuraba, “Ejerciendo semejante poder oscuro e inagotable. ¿Por qué no pude encarcelarlo y reducirlo a convertirse en mi cautivo, incluso con sus poderes divinos?

“¡Pft!” Otra bocanada de sangre fue escupida mientras el rostro de la joven temblaba de miedo. Ella miró aterrorizada a la estatua de la diosa araña Rose, y se postro, mientras se apresuraba a decir, “Lo siento, yo no debería haber cuestionado su poder. Debido a que usted tiene que sufrir las poderosas leyes de restricción, usted de hecho no puede transmitir ni siquiera una en milésima de su verdadero poder. Tu creyente más piadosa desea aceptar tu castigo…”

Mientras la joven dama murmuraba para sí misma una oración, su hermosa piel repentinamente se partió mientras la sangre voló por todas partes. Parecía como si un látigo invisible la hubiera azotado. Sin embargo, la joven dama no se atrevió a emitir ni un sonido mientras continuaba orando sinceramente en el lenguaje de los elfos oscuros.