GDK – Capítulo 365

7

Capítulo 365: La misteriosa matriarca


Cuando Han Shuo alcanzo el área donde vivían los hombres lagarto, la primer cosa que escuchó fue en realidad la cacofonía de una batalla. Mirando a su alrededor, Han Shuo vio todo el lugar lleno con elfos oscuros, cargando hacia las cuevas de los hombres lagarto dentro de la gran montaña de color marrón rojizo.

Los hombres lagarto escondidos dentro de las cuevas de la montaña de color marrón rojizo, utilizaban sus crudas armas para defenderse de los ataques de los elfos oscuros. Esos elfos oscuros vestían todos de diferentes colores, incluyendo violeta, negro, verde claro y varios otros colores. Claramente eran una alianza de diferentes clanes.

Había casi diez mil elfos oscuros, pero en realidad solo una pequeña porción atacaba la gran montaña. Casi siete mil de ellos estaban todavía observando afuera, esperando para participar en el ataque.

Había unos pocos jóvenes guapos entre los elfos oscuros. Cada uno de ellos tenía un olor particularmente antiguo saliendo de ellos, dándole a Han Shuo un dolor de cabeza. En virtud de esa esencia, Han Shuo podía decir que su verdadera edad no coincidía con su apariencia juvenil.

También había una tienda con velos púrpura en medio de los apuestos jóvenes. Han Shuo podía sentir una presencia monstruosa dentro de la tienda, malvada pero de cierta forma encantadora. Cuando intentó sondear la tienda con su conciencia, la persona dentro reaccionó al instante, enviando una ola de aura a lo largo de la ruta de la energía mental de Han Shuo.

Han Shuo se sorprendió, ocultando su propia aura apresuradamente. Abandonó la idea de irrumpir directamente, decidió usar el zombi élite de tierra para abrir un pasadizo secreto al centro. Han Shuo decidió reunirse con el líder de los hombres lagarto antes de planear su próximo movimiento.

Basado en el aura, Han Shuo sintió la vasta fuerza de la persona dentro de la tienda de velos púrpuras. Aunque la fuerza de esa persona no era tan monstruosa como la del Antiguo Rey Lagarto Dagassi, era mucho más fuerte que el típico gran maestro de la espada o gran magus. Han Shuo reflexionó cuidadosamente por un momento. El aura de esa persona se sintió más o menos tan fuerte como el maestro de Lawrence, el espadachín sagrado Karel Ascot. Cuando llegó a esa conclusión, estuvo horrorizado.

Han Shuo nunca pensó que se encontraría con un experto tan fuerte en el mundo subterráneo. Con la fuerza actual de Han Shuo en el reino demoníaco separado, el Filo Cazador de Demonios y el pequeño esqueleto, todavía podría manejar una pelea en contra de un experto. Sin embargo, ese experto también estaba acompañado por unos pocos jóvenes talentosos con auras particularmente fuertes. Aunque ellos no podían sostener una vela para el experto en la tienda púrpura, supondrían un gran problema para Han Shuo.

Además, todavía había más de siete mil elfos oscuros rodeándolos. Han Shuo no era pretencioso al pensar que podía luchar solo contra ese grupo de formidables elfos oscuros.

Usando al zombi de élite de tierra para crear un pasadizo, Han Shuo viajó hacia el centro de la gran montaña de color marrón rojizo. En el camino, él constantemente escuchaba oleadas de choques y ruidos de batallas. Parecía que justo encima de él debería estar donde los elfos oscuros y los hombres lagarto estaban peleando.

Cuando abandonó el mundo subterráneo la vez anterior, Han Shuo descubrió la ubicación de la zona núcleo del área de hombres lagarto, así como el método para contactar directamente con los hombres lagarto. Después de que Han Shuo se dirigiera apresuradamente a la zona central, usó el Filo Cazador de Demonios para cortar las duras rocas, y directamente se abrió paso al punto crucial de reunión en la montaña.

El punto de reunión crucial era una gran cueva en forma de anillo. Era casi tan grande como una cancha de básquetbol, y su techo estaba cubierto con brillantes piedras afiladas de color rojo que parecían poder caer en cualquier momento. Había pedestales de piedra repartidos por toda la cueva. Esos pedestales de piedra habían sido aplanados por los hombres lagarto hasta que fueran planos y adecuados para sentarse.

En ese momento, un gran grupo de hombres lagarto se había reunido. Parecía que estaban discutiendo la forma de tratar con los elfos oscuros. Cuando apareció Han Shuo, la cabeza de los hombres lagarto fue gratamente sorprendida. En la lengua de los hombres lagarto, se puso de pie y parloteó algunas frases, guiando al grupo de hombres lagarto a dar una reverencia hacia Han Shuo.

“Enviado del Verdadero Dios, debes estar aquí para salvarnos. Nosotros hemos estado esperando tanto tiempo por ti”. La cabeza de los hombres lagarto usó la lengua común de la manera más respetuosa posible.

Arrugando sus cejas, Han Shuo respondió, “El Verdadero Dios ya debe haber abandonado este lugar. ¿Cuál es el problema con todos esos elfos oscuros de fuera, por qué se atreverían a venir aquí?”

“Señor enviado, no mucho después de que el Verdadero Dios se retirara, todos los elfos oscuros en el mundo subterráneo inesperadamente detuvieron sus conflictos internos, después de haber sido sometidos por una elfa oscura llamada Adele. Se dice que esa elfa oscura puede comunicarse con su amada diosa malvada, Rose. Ella posee una fuerza malvada, unifico a todos los elfos oscuros del mundo subterráneo en un corto mes”.

El líder explicó apresuradamente más, “ella ha guiado a los elfos oscuros atacándonos constantemente a nosotros los hombres lagarto en los últimos días. Sin embargo, estos bastardos todavía no se atreven a confirmar si nuestro verdadero dios se retiró. Por lo tanto, ellos nos han sondeado incesantemente, pero no se atreven a abrirse camino por la fuerza”.

La elfa oscura llamada Adele apareció de repente después de que Dagassi se retiró. Ella había logrado unificar a los elfos oscuros dispersos en un corto mes, formando el poder más aterrador en esa capa del mundo subterráneo. Cuando Han Shuo escuchó la explicación del líder de los hombres lagarto, estaba un poco confundido. No sabía cómo había aparecido Adele repentinamente e incluso parecía saber un poco sobre el Antiguo Rey Lagarto Dagassi.

Sin lugar a dudas, el experto que había sentido las pruebas mentales de Han Shuo era la elfa oscura Adele. Si no fuera por temor a la presencia del Antiguo Rey Lagarto Dagassi, basado en la fuerte aura que Han Shuo sintió en su cuerpo y la fuerza de los antiguos elfos oscuros a su lado, hace tiempo que habrían atravesado ese lugar y esclavizado a todos los hombres lagarto.

En cuanto a cómo apareció la elfa oscura Adele, no era algo en lo que Han Shuo tuviera tiempo de pensar en ese momento. Llegar al mundo subterráneo en esa ocasión era precisamente para cumplir la promesa de Han Shuo a Dagassi de proteger a los hombres lagarto. Por lo tanto, una vez que el líder de los hombres lagarto le explicó la situación, Han Shuo inmediatamente sacó todas las armas que había llevado en el anillo espacial en esa ocasión, diciendo, “he traído estas armas para todos ustedes. No te preocupes, te ayudaré a repeler a los elfos oscuros”.

“¡Muchas gracias, Lord Enviado!” El líder de los hombres lagarto se postro agradeciendo amablemente.

Asintiendo con su cabeza, Han Shuo no tenía mucho que decir. Viendo como el líder de los hombres lagarto organizaba la mano de obra para distribuir rápidamente las armas, el después liberó a los doce demonios místicos recién refinados. Diez de los demonios místicos inundaron toda la cueva por completo, mientras que los otros dos volaron de la montaña de color marrón rojizo, volando sobre el cielo y espiando los movimientos de los elfos oscuros desde la distancia. En el campamento de los elfos oscuros, un apuesto joven preguntó, “Matriarca, han pasado cinco días. Los hombres lagarto son completamente incapaces de resistir, ¿deberíamos comenzar con nuestro ataque principal?”

“Esperemos un poco más, sentí un aura extraña hace un momento. En realidad trató de espiarme. Cuando quise buscar la fuente, el aura se desvaneció. Esto fue bastante extraño”. Una voz femenina perezosa pero escalofriante salió de la tienda. Cuando los pocos cientos de “jóvenes” elfos oscuros junto a la tienda escucharon esa voz, a todos se les seco un poco la boca. Una ola de inquietud surgió de sus corazones.

“Matriarca, ¿qué clase de existencia es esa gran lagartija? ¿No se ha ido ya? De lo contrario, ya habría salido y nos habría atacado”. Un guapo elfo oscuro tragó saliva antes de hablar respetuosamente.

“Me preguntas, ¿pero a quién debería preguntarle? Igual que tú, me escapé de ese lugar temido. ¿Crees que soy omnisciente? Sin embargo, ya escuché leyendas sobre él cuando estaba viva. Todos ustedes todavía son un poco jóvenes. Supongo que sus ancestros no se lo habían mencionado a ninguno de ustedes. En cualquier caso, todo lo que necesitas recordar es, que ¡él es un lagarto extremadamente fuerte!” La voz femenina dentro de la tienda de velos púrpuras parecía tener un poco de culpa, pero aún sonaba cómoda y tentadora para los oídos.

“Matriarca, realmente no puedo entenderlo, ¿por qué no ayudó a los hombres lagarto a despejar el mundo subterráneo cuando salió de abajo de la montaña calabaza? ¡Con una figura tan fuerte alrededor, los hombres lagarto podrían habernos erradicado a nosotros los elfos oscuros, sin mucho esfuerzo!”

“Los pocos de nosotros fuimos incluso encarcelados por esos dragones oscuros eternos en la capa de abajo en aquel momento. Él no debería tener ninguna dificultad en conquistar toda esta capa, entonces ¿por qué iba a retrasarse hasta ahora?” Otro apuesto joven también estaba desconcertado mientras hablaba.

“Idiota, ¡¿has estado preso por demasiado tiempo?! ¿No escuchaste las descripciones de los niños? Me temo que incluso la raza de dragones oscuros de la capa inferior no sería capaz de lidiar con ese lagarto gigante. ¿Crees que podemos obstruirlo solo con unos pocos de nosotros?” La voz de dentro de la carpa salió cargada con ira. Entonces, como si la ira nunca estuviera presente, una risa seductora acompañó a sus siguientes palabras, “En cuanto a por qué ese gran lagarto no ha tomado represalias en contra de nosotros, definitivamente no es porque nos tema. Con solo algunos de nosotros, definitivamente no estamos a la altura de una existencia tan fuerte como él”.

“Entonces, ¿a quién le tiene miedo?” El elfo oscuro que previamente había hecho la pregunta siguió.

“¡Todos ustedes son idiotas! Es debido a que tu fe en la diosa no es lo suficientemente sincera, que incluso después de vivir tanto tiempo, ¡todavía no puedes sentir su presencia en lo más profundo de tu alma!” La diosa dentro de la tienda lo regañó. Los anticuados elfos que estaban alrededor eran extremadamente sumisos, cada uno de ellos estuvo de acuerdo. Sin embargo, después de ser reprendidos por Adele, estos viejos pedos entendieron vagamente el significado de su respuesta. Parecía que la vacilación del poderoso lagarto debía deberse a su diosa, y no a causa de ellos.

“Bien, esperemos un poco más. Anteriormente, los hombres lagarto capturados dijeron que su verdadero dios ya se había ido y no regresaría a este lugar. Es por eso que estamos aquí. De lo contrario, definitivamente no me atrevería a traer a algunos de ustedes idiotas aquí para tirar sus vidas. Sospecho que la enorme lagartija realmente se fue. De lo contrario, hace tiempo hubiera cargado para matarnos”. Adele le explicó pacientemente a los viejos compañeros.

En ese momento, un elfo oscuro que sostenía un arco salió de repente de dentro de una cueva. Llegó al frente de la tienda púrpura, luciendo sorprendido mientras informaba, “Matriarca, esos hombres lagarto de repente han obtenido algunas armas afiladas. Esas armas parecen hechas a medida para los hombres lagarto. Ellos sostienen las armas con facilidad y pueden cortar a través de nuestros cuerpos. Además, por una alguna razón desconocida, de repente hay una afluencia de criaturas no muertas dentro de las cuevas. Esas criaturas no muertas han bloqueado los pasadizos, ayudando a los hombres lagarto a resistir nuestro ataque.

El grito de sorpresa de Adele viajó desde su tienda, haciendo que los elfos alrededor de ella se estremecieran con un silencioso placer. Después, hubo un período de silencio antes de que Adele respondiera, “Debe ser ese nigromante llamado Bryan, no puedo estar equivocada en eso. Parece que él fue el que acaba de tratar de espiar mi existencia. Sikong, haz un viaje. Ve si puedes encontrar a ese nigromante y tráelo ante mí”.

El elfo oscuro que continuamente le hacía preguntas escucho respetuosamente y asintió. Sin más retrasos, saltó hacia delante como una pluma y entró en la cueva. Sikong sacó una bola de cristal azul del tamaño de una cabeza humana y la sostuvo con ambas manos. Mientras viajaba dentro de las cuevas, la bola de cristal gradualmente absorbió la seda negra como el hilo que escapaba de su palma. Esos hilos flotaron lentamente dentro de la bola de cristal azul, formando una línea tras otra que representaban los pasadizos de la cueva.

Una columna de tenue y suave luz azul surgió de la bola de cristal como un pez, parecía que estaba sintiendo los complejos pasadizos dentro de la cueva. Un mapa de una gran porción de la cueva fue gradualmente representado dentro de la bola de cristal azul.

Han Shuo todavía estaba en la cueva central de los hombres lagarto. A través de los doce demonios místicos ilusorios, Han Shuo miro por encima de la elfa oscura, que la matriarca Adele, regañaba a los otros elfos oscuros y más o menos comprendió que habían escapado de la prisión del clan del dragón oscuro en la capa bajo de él. En cuanto a cómo escaparon, Han Shuo no estaba muy seguro, pero al escuchar la conversación de Adele, esos pocos elfos oscuros que habían aparecido repentinamente debieron haber vivido durante mucho tiempo.

Una vez que el elfo oscuro Sikong entró en la cueva, un demonio místico ya lo había detectado y claramente vio la actividad dentro de la bola de cristal que tenía. Han Shuo, quien estaba en medio de organizar la formación de los hombres lagarto para resistir a los elfos oscuros, le gritó de repente al líder de los hombres lagarto, “¡ayúdenme a cuidar de estos tipos por un tiempo, haré un viaje!”

Terminando su frase, Han Shuo voló fuera del área. Los demonios místicos habían estado flotando alrededor de los complejos pasillos durante bastante tiempo. Por tanto, Han Shuo hace tiempo que se había familiarizado con el terreno y había encontrado al elfo oscuro que había ingresado al sistema de cuevas en un período de tiempo muy corto.

“¿Me estás buscando?” Han Shuo repentinamente apareció desde el interior de una cueva lejana, enfrentando al elfo oscuro Sikong que aún sostenía la bola de cristal en su mano.

“Eh. Yo nunca pensé que aparecerías por tu propia cuenta. Nigromante, cuando anteriormente frustraste nuestros planes, ¡no esperaba que todavía te atreverías a aparecer esta vez!” Viendo a Han Shuo aparecer voluntariamente, Sikong se rio alegremente, iluminando con la bola de cristal azul en su mano el cielo.

De repente, todas las líneas absorbidas dentro de la bola de cristal brotaron. Las líneas azules comenzaron a cruzarse, formando rápidamente una red gigante que rápidamente encerró toda la cueva, con diez líneas enredándose alrededor de Han Shuo.

“Jaja, un mero nigromante en realidad se atreve a frustrar los planes de nuestros nobles elfos oscuros. ¡Debes estar buscando morir!” Sikong proclamó confiado hacia Han Shuo quien estaba atrapado en la telaraña azul. Completando el canto de un hechizo, la bola de cristal que había liberado innumerables líneas azules flotó lentamente y lo siguió volando fuera de la cueva.

Atrapado en la telaraña azul, aparte de sentir la fuerza invisible, Han Shuo también sintió una débil fuerza que se filtraba y que continuamente debilitaba su fuerza mental. Aunque ese elfo oscuro, Sikong parecía guapo y joven, él debía haber vivido durante incontables años.

La vida útil de los elfos oscuros era mucho más larga que la de los humanos. Mientras no fueran asesinados por otros, no era difícil para ellos vivir durante cientos de años. Aunque la fuerza de un elfo oscuro no se medía completamente en función de su edad, la mayoría de los elfos oscuros más viejos eran mucho más difíciles de manejar que los elfos oscuros más jóvenes.

Los elfos oscuros también tenían la ventaja de practicar algunos hechizos siniestros. Los elfos oscuros que habían vivido durante cientos de años a menudo eran todos magos oscuros que eran extremadamente difíciles de manejar. Además, como los elfos oscuros adoraban a la Diosa Malvada Rose, también podían poseer un tipo especial de fuerza y, por lo tanto, solían ser difíciles de combatir.

Al mirar a ese viejo y confiado elfo oscuro, Han Shuo no se preocupó en lo más mínimo, incluso se enredó en la telaraña azul. Después de que Sikong hubiera dicho su frase y planeara sacar a Han Shuo de la cueva, Han Shuo sonrió abiertamente hacia Sikong, mostrando una extraña sonrisa. Él luego silbó, y una niebla sangrienta salió disparada de él. El Filo Cazador de Demonios era como un dragón volador con un rastro de luz rojo sangre, cortando completamente la telaraña azul que estaba enredando a Han Shuo.

Cuando el viejo elfo oscuro Sikong vio el repentino estallido de aura violenta de Han Shuo que cortó su telaraña azul en un instante, comenzó a entrar en pánico. Cuando Han Shuo lo miró mientras se reía extrañamente, Sikong calculó rápidamente, de pronto se dio cuenta de que no tenía ninguna certeza de vencer a Han Shuo. El aura del cuerpo de Han Shuo lo hizo temblar, y se escapó sin decir ninguna otra palabra.