Capítulo 351: ¿Padre?


En un abrir y cerrar de ojos, había pasado más de un mes.

Un día, doce sonidos retumbaron consecutivamente en el siniestro Cementerio de la Muerte. Doce enormes banderas desplegaban las explosiones.

Han Shuo estaba sentado con las piernas cruzadas justo en el centro, sus ojos miraban fijamente las doce banderas en medio del pozo. El líquido dentro del pozo se había convertido en un charco negro, burbujas de diferentes tamaños surgían a la superficie. Una neblina negra se agito y se enroscaba en el, flotando alrededor del Cementerio de la Muerte sin dispersarse.

Cuando las burbujas explotaron y crepitaron, esa piscina de líquido negro fue gradualmente absorbida por los tres caballeros malvados y sus caballos de guerra respira fuego. Los caballeros malvados originalmente habían sido sumergidos profundamente en el líquido del pozo. Ahora ellos estaban succionando el líquido negro como si estuvieran muriendo de sed. Finalmente, los tres caballeros malvados y sus monturas habían absorbido completamente el líquido, revelando sus figuras. Ellos ahora eran negros como la tinta de los pies a la cabeza, solo los ojos de los jinetes y de las monturas brillaban levemente rojos con la luz de las llamas eternas.

Aparte de la viciosa aura mortal que flotaba a su alrededor, ahora había otra presencia funesta acumulándose a su alrededor. Sintiendo los enormes cambios ocurriendo dentro de sus cuerpos, los tres silenciosamente echaron hacia atrás sus cabezas y aullaron al cielo, las lanzas de hueso en sus manos bailaban locamente.

Debido a que ellos ya no podían soportar la profunda agonía en sus almas, los tres caballeros malvados una vez más trataron de atacar el poder del contrato tan pronto como sus cuerpos se liberaron del líquido en el pozo. Ellos querían escapar de Han Shuo y de la esclavitud.

“¡Hmph! Las criaturas no muertas de alto rango de hecho son un poco molestas. ¡Al menos ustedes entienden el concepto de resistencia!” Han Shuo resopló con frialdad, abruptamente levantándose de su postura sentada con las piernas cruzadas. Después envió su fuerza mental a estrellarse contra los tres caballeros malvados, forzándolos a obedecer mientras revolvía las artes secretas de la magia demoníaca.

Los aullidos tristes y miserables de los tres caballeros malvados fueron bruscamente detenidos. Ambos los jinetes y los caballos miraron con horror a Han Shuo, las llamas en sus ojos se volvieron débiles y diluidas como velas en medio de una tempestad. Sus cuerpos y almas parecían listas para disiparse a la menor provocación.

El líquido dentro de la cueva que realzaba sus cuerpos contenía la esencia de sangre de Han Shuo. Dado que los tres caballeros malvados y sus caballos de guerra de fuego la habían absorbido, la esencia de sangre de Han Shuo ahora fluía dentro de sus cuerpos. Eso significaba que era completamente capaz de convertirlos en polvo sin dejar ningún rastro.

Por lo tanto, cuando Han Shuo castigó y torturó a los tres caballeros malvados y sus monturas usando su propia esencia de sangre, el miedo que los golpeó era el más primario para ellos. Los tres caballeros malvados habían estado listos para hacer todo lo posible por escapar del contrato de Han Shuo, pero ahora todos se arrastraban por el suelo, todos sus seres enteros temblaban.

Han Shuo podía sentir la sensación de temor y pavor desde las profundidades de las almas de los tres caballeros malvados. Él resopló con frialdad, caminando frente a los tres caballeros malvados que ya no se atrevieron a resistirse, y colocó tres “Sellos Oscuros” en cada uno de ellos. Con esa magia, podía invocarlos directamente desde la otra dimensión.

Si Han Shuo no hubiera impreso los “Sellos Oscuros” en ellos, no sería capaz de llamarlos en su próxima invocación una vez que los enviara de regreso a la otra dimensión. Sin una marca de identificación en sus cuerpos, la próxima invocación habría elegido un conjunto aleatorio de caballeros malvados. En la vasta e ilimitada extensión de la otra dimensión, había una cantidad incontable de esas existencias de bajo nivel. Necesitaría un milagro para invocar el mismo conjunto una vez más.

Sin embargo, siempre y cuando un “Sello Oscuro” fuera estampado en sus cuerpos, Han Shuo podía encontrarlos en cualquier parte de la otra dimensión a través de sus marcas. De allí, él podría traer a los refinados caballeros malvados directamente a ese plano.

Después de marcar a los caballeros malvados y sus caballos de guerra de fuego uno a uno, Han Shuo intento enviarlos de regreso a la otra dimensión. Sin embargo, de repente recordó cómo había visto criaturas no muertas, incluidos al pequeño esqueleto, y los zombis élite de tierra, fuego y madera, que habían prosperado en ese refugio de necromancia durante su viaje de la última vez.

Han Shuo entendió que el pequeño esqueleto y su grupo estaban llevando a cabo una invasión en esa dimensión. Como su fuerza mejoraba constantemente, Han Shuo era muy consciente de las fuertes criaturas no muertas en la otra dimensión, y de cómo el señor de las momias tampoco era la criatura más fuerte en la otra dimensión.

Cuando alcanzó el rango de gran magus nigromante, Han Shuo podría recurrir a criaturas no muertas como los señores de las momias, demonios de hueso y viejos demonios sobrenaturales. Sin embargo, había razas más allá de las criaturas no muertas, por encima de los señores de las momias. Esas criaturas no muertas de súper rango incluían a los dragones de hueso, los reyes de esqueleto y reyes zombis. Solo los nigromantes del rango de magus sagrado eran capaces de invocarlos.

De acuerdo a la leyenda, los nigromantes más allá del rango de magus sagrado podían incluso invocar criaturas no muertas con la fuerza de semidioses desde el mundo extraño. ¿Qué tan poderosas eran esas criaturas no muertas? ¿En qué tipo de forma aparecerían? Incluso Han Shuo no estaba seguro…

En la infinitamente vasta otra dimensión, Han Shuo no sabía si existían o no criaturas no muertas con el poder de semidioses. La fuerza del pequeño esqueleto mejoraba constantemente, pero Han Shuo todavía estaba algo preocupado por él. Esa era la razón por la que quería que el pequeño esqueleto llevara a los tres caballeros malvados a la otra dimensión, aumentando así su fuerza nuevamente.

Cuando sus pensamientos llegaron a ese punto, Han Shuo sacó el bastón esquelético y comenzó a cantar un encantamiento. Desde su última entrada accidental a la otra dimensión, hubo un período de tiempo en que Han Shuo tuvo cierta aprensión hacia ese bastón mágico. Sin embargo, después de unos días de estudiarlo, él no encontró ninguna diferencia cuando comenzó a usarlo nuevamente en el canto de encantamientos. Han Shuo no sabía cómo ocurrió realmente el asunto previo, y así decidió no preocuparse demasiado por eso.

Una luz negra destello desde el vacío. El pequeño esqueleto aterrizó, aún encima de la criatura espinosa no muerta. Cuando ellos llegaron, los tres caballeros malvados instantáneamente sintieron el aire familiar de la muerte de esa dimensión. Cuando vieron claramente que era solo un pequeño esqueleto dándoles ordenes, los tres caballeros malvados emitieron el poder de una criatura no muerta de alto rango, como si quisieran aterrorizar al pequeño esqueleto.

El pequeño esqueleto echó un vistazo a los tres caballeros malvados, el ojo púrpura en su cuenca destello con luz. Golpeó ligeramente la lanza de hueso de tres metros de largo en la espinosa criatura no muerta. Ese último de repente se giró hacia los tres caballeros malvados y dejó escapar un rugido silencioso. Una oleada de intento asesino se extendió abruptamente.

Los tres caballeros malvados, que habían planeado mostrar su fuerza frente al pequeño esqueleto, de repente sintieron la poderosa fuerza de esa extraña criatura no muerta. De repente se sacudieron en shock, su miedo instintivo a las criaturas no muertas en niveles más altos causaron que retrocedieran unos pasos.

“¡Padre!” Después de asustar a los tres caballeros malvados, el pequeño esqueleto saltó de su criatura no muerta. Corrió directamente a Han Shuo, transmitiendo alegremente ese mensaje.

Han Shuo se sorprendió. Miró al pequeño esqueleto que había vivido con él desde la Academia de Magia y Fuerza Babylon. El pequeño esqueleto lo había ayudado secretamente a tirar basura en medio de la noche. Ahora que Han Shuo escuchó al pequeño esqueleto llamarlo así, tuvo una repentina pérdida de palabras.

“Padre, has estado en mi hogar natal, ¿verdad?” El pequeño esqueleto clavó la lanza de hueso de tres metros de largo en el suelo mientras caminaba hacia Han Shuo. Miró hacia arriba, parpadeando su ojo púrpura hacia Han Shuo para transmitir ese mensaje.

La palabra “padre” con la que el pequeño esqueleto lo llamó había aturdido a Han Shuo. De repente se encontró cada vez más incapaz de ver a través del pequeño esqueleto. Desde una simple comunicación a una conversación, ese cambio había sucedido en solo dos años. Mirando al pequeño esqueleto frente a él con una brillante cuenca ocular púrpura, Han Shuo fue sacudido al extremo.

Finalmente salió de su estado de shock después de un rato, asintiendo, “Es correcto. Visité la otra dimensión la última vez”. Haciendo una pausa por un momento, Han Shuo preguntó con cierta vacilación”, ¿Finalmente tienes completa tu propia conciencia? ¿Por qué me llamas padre? ¿Qué está pasando?”

“Tú me creaste. Tú sangre corre dentro de mi cuerpo, y tú también siempre me has considerado tu hijo. Tú eres mi padre”. El pequeño esqueleto parpadeó su ojo púrpura y continuó enviando mensajes, “Padre, no solo tengo una conciencia completa, también tengo algunos poderes milagrosos. Todos estos me fueron dados por ti”.

Han Shuo había visto originalmente el pequeño como un niño pequeño. La demostración de comportamiento infantil de ese último siempre había reforzado esta ilusión, especialmente después de abandonar la Academia de Magia y Fuerza Babylon. Tal vez por eso Han Shuo inconscientemente consideraba al pequeño esqueleto su hijo. En cuanto al pequeño esqueleto, podía sentir el profundo sentimiento de amor a través de la conexión espiritual con Han Shuo y gradualmente tomó a Han Shuo como su padre.

La mente de Han Shuo estaba un poco caótica después del repentino y estruendoso llamado de “padre” del pequeño esqueleto. Su corazón estaba lleno de preguntas, pero Han Shuo no sabía por dónde empezar. Se quedó en silencio por un momento antes de decir, “He mejorado los tres caballeros malvados así que su poder ha aumentado bastante. Llévalos contigo, deberían ser de ayuda”.

“¡Gracias, padre! Los disciplinaré bien”. El pequeño esqueleto exclamó con deleite. No tenía la arrogancia frente a Han Shuo que le permitiera mirar abajo al mundo como cuando había estado en la otra dimensión. En su lugar, él actuaba más como un niño travieso.

El pequeño esqueleto sacó la lanza de hueso de tres metros del suelo antes de caminar hacia los tres caballeros malvados. Cuanto más se acercaba a ellos, más violentamente se elevaba el aire de muerte a su alrededor. Todo el aire mortal del Cementerio de la Muerte parecía agitarse como un remolino, con el pequeño esqueleto firmemente en el ojo del huracán mientras avanzaba.

Los tres caballeros malvados de pronto temblaron. Las llamas en sus ojos destellaron mientras miraban al pequeño esqueleto con siete púas detrás de su espalda. Ellos parecían haber descubierto el extraordinario origen del pequeño esqueleto.

Las criaturas no muertas de alto nivel tenían una fuerza que cualquier criatura no muerta de rango inferior era simplemente incapaz de resistir. El pequeño esqueleto caminó con orgullo hacia los tres caballeros malvados, golpeando su enorme lanza de hueso en cada uno de ellos incluyendo a los caballos de guerra de fuego, aparentemente emitiendo una orden.

La lanza de hueso sonó claramente mientras golpeaba a los jinetes y monturas. Las llamas en sus ojos parpadearon intensamente cuando sus posturas se volvieron sumisas. Parecía que todos habían cedido ante el poder del pequeño esqueleto.

Han Shuo observó al pequeño esqueleto domar a los tres caballeros malvados, sintiéndose bastante incrédulo. Incluso el propio Han Shuo tuvo que usar su esencia de sangre para someter a los tres caballeros malvados cuando lidio con ellos. No esperaba que el pequeño esqueleto no necesitara nada. Había usado su identidad como una criatura rango alto hasta el punto en que no se atrevieron a levantar sus cabezas.

Ya fuera por diferentes métodos de refinación o porque el pequeño esqueleto, los zombis élite de tierra, madera y fuego habían comenzado a un nivel bajo, todos habían aceptado a Han Shuo sin ninguna resistencia durante el proceso de refinación de la magia demoníaca.

Cuando refinó al pequeño esqueleto, Han Shuo sintió que sus almas se interconectaban. Se atrevía a decirlo porque ese último había heredado una parte de su memoria además de algo de su poder. De lo contrario, sería absolutamente imposible para el pequeño esqueleto mostrar hábilmente la Ley de Activación Mágica usando las siete púas de hueso en su espalda.

En cuanto a los zombis élite de fuego, madera y tierra, ellos se habían perfeccionado a través del proceso secreto de refinación de zombis. Además de Han Shuo recolectando minuciosamente los materiales, también absorbieron los cinco elementos extremos de los lugares extremos de su elemento respectivo. ¿Quién sabría cuánto poder había almacenado en esas ubicaciones? La enormidad y rareza de ese poder era inconmensurable.

Tal vez fue debido a esas razones por las que las cuatro criaturas no muertas, el pequeño esqueleto y los zombis élite de tierra, madera y fuego, podían comunicarse directamente con Han Shuo a través de sus mentes. Para empezar tenían habilidades extraordinarias, así como la sorprendente capacidad de evolucionar. Por el contrario, para esos tres caballeros malvados o incluso criaturas no muertas de rango superior, Han Shuo solo podía darles órdenes, no comunicarse mentalmente con ellos.

Fin de la primera parte del capítulo

También carecían de las oportunidades fortuitas del pequeño esqueleto y una parte de los recuerdos de Han Shuo. Tampoco habían absorbido una enorme cantidad de elementos del cielo y la tierra como los otros tres zombis. Además, debido a que su rango inicial ya era mucho más alto que los zombis y esqueletos, incluso habían intentado resistir el esfuerzo de Han Shuo para mejorar sus cuerpos físicos. Tal vez por esas razones a pesar de ser fuertes, todavía estaban muy lejos de los cuatro del círculo interno del pequeño esqueleto – las criaturas no muertas que Han Shuo había templado primero.

“Padre, van a escuchar obedientemente a partir de ahora”. El pequeño esqueleto señaló a los tres temblorosos caballeros malvados, diciéndole a Han Shuo que reflexionaba en silencio,

“Heh heh, puedes llevarlos de regreso. Mi mente está un poco desordenada en este momento”. Han Shuo sonrió con el pequeño esqueleto. Luego, cuando estaba a punto de lanzar el hechizo, Han Shuo de repente miró a la criatura no muerta que era el corcel del pequeño esqueleto y le preguntó, “Cierto, ¿qué es este tipo extraño? ¿Por qué nunca lo había visto antes?”

“Oh, él originalmente era un demonio de hueso. Padre me encontró montones huesos buenos la última vez. Desmonté a este demonio de hueso y usé algunos de esos finos huesos para crear sus alas, así que resultó lucir así. Padre, ¿lo hice feo?” Después de responder, el pequeño esqueleto le preguntó a Han Shuo, algo avergonzado.

“No, luce muy bien”. Han Shuo respondió antes de enviar al pequeño esqueleto y tres caballeros malvados de vuelta al extraño mundo. Con su conexión con el pequeño esqueleto, Han Shuo envió a los tres caballeros malvados al territorio del pequeño esqueleto. A partir de ahora, esos tres estaban destinados a convertirse en sus subordinados, a ser su vanguardia.

“¿Desde cuándo tienes la habilidad para refinar criaturas no muertas?” Después de que el pequeño esqueleto y tres caballeros malvados desaparecieron, Han Shuo murmuró con un corazón lleno de sorpresa.

Aunque la mejora del pequeño esqueleto en ese demonio de hueso era un simple desmontaje y reensamblaje de huesos, Han Shuo podía ver por esa acción que el pequeño esqueleto era simplemente increíble. Estaba seguro de que el pequeño esqueleto había recibido ese método de mejoramiento de su memoria. De lo contrario, el pequeño esqueleto ciertamente no habría tenido esa habilidad.

Que el pequeño esqueleto hubiera crecido inconscientemente en esa existencia fue una enorme sorpresa agradable para Han Shuo. Para alguien que había creado personalmente ese milagro, el rápido desarrollo del pequeño esqueleto había asombrado a Han Shuo al principio. Ahora se había transformado en excitación y éxtasis. Cuanto más pensaba en ello, más satisfecho estaba con su obra maestra.

En el fondo de su corazón, Han Shuo había considerado al pequeño esqueleto como su propio hijo, por lo que estuvo sumamente emocionado cuando ese último lo había llamado “padre”. Tuvo algunas dificultades para adaptarse al inicio, pero después de que el pequeño esqueleto se fue a la otra dimensión, Han Shuo sintió una especie de anhelo. Han Shuo de pronto se dio cuenta de que había visto al pequeño esqueleto como su hijo desde mucho tiempo atrás. ¡Sus afectos y preocupaciones por ese último eran de hecho los comportamientos de un padre para su hijo!

“Ahh, niño. ¡Finalmente tengo un hijo!” Un tiempo después de que el pequeño esqueleto se fue, dentro del Cementerio de la Muerte, Han Shuo echó hacia atrás su cabeza y soltó una loca risa hacia el cielo. Su risa estaba llena de alegría y emoción.

Los tres caballeros malvados habían surgido, pero los doce demonios místicos todavía necesitaban más tiempo para tomar forma. Los caballeros malvados solo necesitaban absorber algo de energía, por lo que ese proceso naturalmente no tomaría mucho tiempo, sin embargo, los doce demonios místicos eran una evolución a otra forma. Ese proceso era mucho más complicado que un simple proceso de absorción de energía. Como consecuencia, el tiempo tomado era más largo.

Después de que el dragón oscuro Gilbert se tragara el núcleo mágico del dragón verde, anidó en el Cementerio de la Muerte y cayó en hibernación. Su enorme cuerpo se acurrucó en una bola, sus escamas y piel a veces rebosan de líquido apestoso y algunas luces comenzaban a destellar en lo más profundo de su cuerpo.

La evolución de Gilbert podría tomar bastante tiempo y Han Shuo no continuó estudiando la magia de rango archimago nigromante. Viendo que todo avanzaba en una buena dirección en el Cementerio de la Muerte, regresó una vez más a Ciudad Brettel.

Después de haber dejado Ciudad Brettel por un tiempo, Han Shuo se sorprendió al ver que la vida repentinamente se había vuelto mucho más bulliciosa de cuando se había ido. Las calles estaban patéticamente desiertas en el pasado, y era prácticamente imposible ver a alguien caminando de un lado a otro.

Sin embargo, cuando Han Shuo liberó al demonio yin para formar un rápido círculo a su regreso, de pronto vio que muchos cambios habían ocurrido sin saberlo en la Ciudad Brettel. Como señor de la ciudad, esos cambios lo complacieron mucho.

Debido a que la gente de la montaña de las montañas circundantes había emigrado a Ciudad Brettel, la población de la ciudad había aumentado. Además, los comerciantes de afuera habían inundado la ciudad en busca de ganancias. No solo trajeron varias necesidades diarias, algunos de los audaces comerciantes incluso abrieron tiendas en Ciudad Brettel.

Después de satisfacer la demanda de alimentos, esos comerciantes comenzaron a vender ropa lujosa junto con las necesidades diarias. La población de Ciudad Brettel no era alta, pero los jóvenes que se habían unido a la guardia de la ciudad habían ganado un buen salario mensual.

Todos los meses, los honestos jóvenes en la ciudad recibían monedas de oro que se usaban para mejorar la vida originalmente pobre de sus familias. Mientras que cada familia tuviera un joven en la edad adecuada, toda la familia podría vivir con estilo en Ciudad Brettel. El entusiasmo por alistarse en el ejército no tenía precedentes. Algunos hombres jóvenes en Ciudad Niebla Marina incluso se arriesgaron a ir allí para alistarse como la última oportunidad de su vida.

Sin saberlo, el número de los guardias de la ciudad había aumentado a cinco mil desde los tres mil originales. Con el loco por guerra Dorcas estacionado allí, Jack no necesitaba gastar monedas de oro para forjar equipo para los soldados. Dorcas estaba presionando a sus hombres para competir con los caballeros élite de Faulke, viendo quién hacia lo mejor para castigar a los bandidos alrededor de Ciudad Brettel.

Dorcas y Faulke eran extremadamente efectivos como pareja. No solo habían aniquilado a dos organizaciones de bandidos, las monedas de oro que vinieron de sus botines de batalla eran suficientes para equipar a los soldados. Ciudad Brettel había pasado de su pasiva lentitud, sufriendo humillaciones aquí y allá, a atacar activamente, visitando a los bandidos por retribución. La ciudad se había levantado gradualmente en el lapso de algunos meses, atrayendo la atención de los siete grandes ducados. Los siete grandes ducados que originalmente se enredaron en el caos de las pequeñas guerras de repente llamaron una tregua.

Los siete grandes ducados tenían la misma sensación – ¡el lobo está llegando!

Después de que el demonio yin terminó de recorrer Ciudad Brettel, Han Shuo escuchó un reporte de la situación actual de la ciudad de Dick y Chester. Dorcas y Faulke todavía lideraban personalmente a miles de guardias de la ciudad en un barrido a través de algunos de los grandes grupos de bandidos de los alrededores.

Dorcas tenía una excelente estrategia militar y se mantuvo como la cabeza de los militares, mientras que Faulke y sus caballeros tenían todo el poder y el equipo de una brigada de caballeros estándar. Su furioso ritmo de ataques en contra de los campamentos bandidos cercanos parecía casi una competencia para ver quién podía eliminar a más bandidos. Los soldados fueron forjados en el crisol de la constante guerra, volviéndose cada vez más expertos en la batalla.

“Bryan, la cantidad de comerciantes que llegan a la ciudad no es pequeña. De acuerdo a la situación actual, Brettel definitivamente se convertirá en una gran ciudad y atraerá más inmigrantes”. Jack rio, sus mejillas se tambalearon ante el esfuerzo, y continuó, “Ya puedo ver que la gente de la montaña bajara pronto. Ahora que los beneficios y tratamientos en Ciudad Brettel son tan buenos, es mucho más rentable que su trabajo de minería”.

“No tenemos que esperar mucho. Los cinco jefes de las montañas ya tomaron esa decisión. A excepción de Adleman que carece de ambición en su vejez, los otros cuatro jefes quieren llevar a sus subordinados para convertirse en el ejército oficial de Ciudad Brettel”. Dick miró a Han Shuo y sonrió con ironía, “Esos cuatro compañeros han estado insistiéndome ya tantas veces. Ellos querían que le dijera eso a Su Señoría, pero Su Señoría no había estado en la ciudad. Así que este asunto se retrasó”.

La mente de Han Shuo corrió cuando escuchó las palabras de Chester. Preguntó con una expresión aparentemente muy interesada, “¿De qué se trata esto? ¿No les está yendo muy bien con la extracción de mineral?”

“Eso depende de con quién lo comparemos. Para los civiles nativos, sus ingresos mineros son bastante buenos. Pero comparados con los beneficios de los guardias de la ciudad, su dinero de la minería no es suficiente para cubrir los gastos diarios de sus subordinados”.

“Hasta ahora, a la gente de la montaña no le había ido tan mal, pero desde que ha llegado Su Señoría, eso ha tomado un giro rápido. El ingreso de un soldado ahora es mucho mejor que el ingreso de la minería. Además, Dorcas y Faulke han recolectado una gran cantidad de armas, armaduras e incluso oro de eliminar a los bandidos. Ese ingreso suplementario de los ataques supera por mucho a la minería”.

“Los siete grandes ducados están enzarzados en batallas caóticas, lo que lo convierte en un lugar de fácil ganancia. Ya sea vendiendo armas, caballos de guerra o robando directamente a los bandidos, todos ellos son los medios más rápidos para acumular riqueza. Mi Señor, que Ciudad Brettel desarrolle eso rápidamente también se debe a esta razón – saquear la riqueza de otros”.

“Jeje, para la gente de la montaña, seguir a Su Señoría es obviamente mucho más prometedor que la minería. Sin mencionar que Dorcas y Faulke también trajeron a algunos bandidos para ser esclavos. Con estos esclavos, las minas no necesitan mucha mano de obra. Los habitantes de las montañas son buenos luchadores con sus fuertes cuerpos. Es una cuestión de rutina que tengan la idea de unirse al ejército”. Dick le explicó a Han Shuo.

Cuando Dick terminó de hablar, Han Shuo sonrió y dijo, “Parece que todo es por el ‘beneficio’. Sin embargo, ¿cómo es la lealtad de estas personas de las montañas?”

“Mi Señor, con usted aquí en Ciudad Brettel, ¿crees que se atreverían a ser desleales?”. Chester preguntó de repente con una sonrisa.

La lamida de botas de Chester fue en el momento perfecto. Han Shuo sonrió y reflexionó por un momento, diciendo, “la cantidad de gente de las montañas capaces de luchar de las cinco montañas es de alrededor de diez mil. Ese número duplicará la cantidad de guardias de Ciudad Brettel. Si deciden unirse, todos los carruajes de guerra y las catapultas lanza rocas a las puertas de la ciudad pueden ponerse en funcionamiento”.

“Ciudad Brettel actualmente está rebosante de capital, así que las perspectivas de desarrollo futuro son obvias. ¡Este asunto de expandir el ejército es imperativo! Diez mil gentes de las montañas serán realmente buenos soldados. Han estado enfrentándose con los bandidos por muchos años, por lo que no hay dudas sobre sus habilidades de lucha. Creo que esto es muy interesante, pero simplemente no sé si la gente de la montaña es realmente sincera”.

“Mi Señor, con respecto a su ilustración de sinceridad, creo que ellos son sinceros”. Dick inmediatamente garantizo.

“Oh, ¿cómo lo sabes?” Han Shuo sonrió arrogante, mirándolo y preguntándole nuevamente, “¿Puedes tomar la decisión en su lugar?”

Dick estaba a punto de decir que era un hombre de la montaña, pero al escuchar a Han Shuo agregar la pregunta al final, no pudo evitar sonreír con ironía, “Mi Señor, aunque no puedo tomar decisiones por ellos, yo sé cómo piensan. Mientras Su Señoría actúe con moderación, con su nivel actual confianza y gratitud hacia Su Señoría, ellos definitivamente estarán dispuestos a escuchar sus órdenes”.

“¿Es eso así?” Han Shuo se quedó en silencio un tiempo antes de hablarle a Dick con una sonrisa, “Bueno, ayúdame a pasar mis palabras a la gente de la montaña, también me alegra dejarlos unirse al ejército, pero sus escuadrones deben dividirse, y sus líderes originales ya no serán sus comandantes”.

“Además, todos los líderes del ejército de montaña comenzarán desde el rango de capitán, y solo pueden regresar a su rango original a través del servicio meritorio en batalla. Por ahora, toda la gente de la montaña debe estar bajo nuestra dirección. Les permitiré unirse al ejército si aceptan estas condiciones, compartiendo el mismo trato que nuestros soldados”.

Han Shuo también estaba pensando en sí mismo. Teniendo en cuenta las cinco montañas, había alrededor de diez mil luchadores de las montañas. Si aún quedaran bajo el control de sus líderes originales, podría provocar un daño insoportable si alimentaran la idea de rebelión después de entrar a Ciudad Brettel mientras ellos superaban en número a los guardias de la ciudad.

Uno absolutamente necesitaba defenderse en contra de los corazones de las personas. Incluso si no estuviera pensando en sí mismo, la posición de Han Shuo era una que exigía que él actuara con responsabilidad hacia la gente de la ciudad. Aunque creía que los jefes de las montañas no se atreverían a rebelarse, no había garantía absoluta en nada. Todos podían tener ese tipo de salvaje ambición. Han Shuo no quería arriesgar la vida de los civiles.

Además, los jefes de las montañas todavía eran jóvenes. Si eran o no adecuados para comandar a tantos soldados necesitaba ser juzgado a través de sus verdaderas habilidades. En la baja probabilidad de que esos jóvenes jefes fueran unos inútiles buenos para nada, Han Shuo no solo perdería su oro, sino que podría crear un peligro latente para Ciudad Brettel.

Desde que se convirtió en el señor de la ciudad de Ciudad Brettel, la actitud y el porte de Han Shuo también se desarrolló junto a él asumiendo su posición. Él se estaba volviendo cada vez más cuidadoso y maduro. Ya no había una mente únicamente cruel como la que tenía en el pasado.

“Bien, yo definitivamente transmitiré las palabras de Su Señoría”. Dick no se atrevió a garantizar nada más después de escuchar las palabras de Han Shuo, debido a que sus condiciones eran de hecho duras.